LA CIUDAD DE WORMS

LA CIUDAD DE WORMS

Worms, pertenece al estado alemán de Renania-Palatinado. La ciudad, situada a orillas del Rin, en la región vitivinícola del Rheinhessen, cuenta hoy con unos 80.000 habitantes y es la heredera de una historia singular.

Este lugar estuvo ocupado por la tribu germánica de los Vangiones, hasta que fueron expulsados por los romanos que lo bautizaron como Borbetomagus, y construyeron una fortaleza hacia el 14 a.C. En el 412 la ciudad, llamada Augusta Vangiorum, fue transferida a los Burgundios, otra tribu germánica, quienes la convirtieron en la capital de su reino.

Los Burgundios, originarios de Escandinavia, entraron en el Imperio alrededor del año 200 instalandose en Pomerania (Polonia) y Alemania, hasta que se asentaron en esta zona a orillas del Rin, entre Francos y Alamanes, como pueblo Federado (fœderati) de los romanos. No obstante parece que mantuvieron una relación tormentosa con sus anfitriones, ya que irrumpieron en las regiones fronterizas y extendieron su influencia cuanto les fue posible, arrebatando incluso Mogunticum (Maguncia) al Imperio.

Este estado de cosas, fue el que propició que el general y Magister Militum romano, Aecio, enviara contra ellos a mercenarios Hunos de Atila que terminaron invadiendo el Reino Burgundio del Rin. Su Rey Gundicar murió en una de estas batallas en el año 436, y su capital y su reino desaparecieron.

Las leyendas heroicas que cuentan la defensa de los Burgundios frente a los Hunos, fueron recopiladas en el siglo XIII para formar el “Cantar de los Nibelungos”, la mayor narración épica en lengua alemana.

Las viejas historias nos cuentan muchas maravillas
 de héroes admirables, de grandes trabajos,
 de alegrías, de fiestas, de llantos y de quejas;
 ahora escucharéis prodigios de los combates de arrojados guerreros.

—/—

Como la clara luna que, al surgir de las nubes,
 borra la luz de las estrellas,
 así estaba Krimhild entre las mujeres,
 alegrando el corazón de los guerreros.

—/—

No puedo referir qué pasó después.
 Caballeros, mujeres y nobles escuderos lloraron
 a sus queridos amigos muertos.
 Aquí la historia tiene su fin: éste es el Pesar de los
 Nibelungos.

 

En el 486, Clodoveo-I, el gobernador de los Francos-Salios construyó aquí una nueva ciudad a la que llamó Wormatia y pronto se convirtió en Sede Episcopal. Sus Obispos fueron adquiriendo gran importancia política hacia los siglos X y XI. La ciudad se alió entonces con los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico en su lucha contra el Papado y en el siglo XII, Worms se convirtió en Ciudad Imperial Libre, cuando en 1122 el Papa Calixto-II y el emperador Enrique-V firmaron aquí el famoso Concordato de Worms, por el que las investiduras eclesiásticas recaían en el Papado, poniendo fin a la llamada “Querella de las Investiduras”.

Desde fines del siglo XV, Worms fue sede de ocho Dietas Imperiales (asambleas legislativas), del Reich, en las que, bajo la égida del Emperador, se congregaban Príncipes, Condes y representantes de las ciudades libres del Imperio. La más célebre fue la Dieta de Worms de 1521, entre el 28 de enero y el 25 de mayo, en la que el emperador Carlos-V convocó a Lutero para dirimir el problema protestante.

Del 16 al 18 de abril, Lutero habló delante de la Asamblea pero, en vez de abjurar, defendió con energía su Reforma. El año anterior, el Papa León-X, había emitido la Bula “Exsurge Domine” requiriendo a Lutero para que se retractase de 41 de las 95 tesis que criticaban a la Iglesia. Lutero fue convocado por el Emperador para comparecer delante de la Dieta Imperial, y el Príncipe Federico-III, Elector de Sajonia, obtubo para él un acuerdo por el cual si Lutero se presentaba le sería concedido un salvoconducto seguro desde y hasta el lugar del encuentro.

Lutero se negó a retractarse con la siguiente argumentación:

Al menos que no esté convencido de testimonios de las escrituras o de razones evidentes – puesto que no confío en el Papa, ní en su Concilio, dado que ellos han errado continuamente y se han contradicho a sí mismos – Me mantengo firme en las escrituras por mí adoptadas, y mi conciencia es prisionera de la palabra de Dios, y no puedo ni quiero revocar ninguna, viendo que no es seguro o justo actuar contra la conciencia. Dios me ayuda. Amén.

El Nuncio Papal de la Dieta redactó y propuso violentas denuncias contra Lutero, y Carlos-V promulgó el Edicto de Worms el 25 de mayo, donde se condenaba formalmente el Luteranismo. El Edicto declaraba a Lutero como un bandido y prohibía la lectura y posesión de sus escritos. Permitía a cualquiera matar a Lutero sin sufrir consecuencias penales y provocó mucha agitación incluso entre los más moderados. Pese al acuerdo que garantizaba el regreso seguro de Lutero, se incluyó que pronto sería arrestado y castigado. Para protegerlo, el Príncipe Federico-III lo capturó en el camino a casa y lo escondió en el Castillo de Wartburg, donde Lutero inició su traducción de la Biblia al alemán. Lutero continuó con la Reforma hasta su muerte en el año 1546.

No obstante el Edicto de Worms no llegó a ser obedecido y en 1525 los habitantes de la ciudad lo adoptaron, por lo que sufrió duras represalias durante la Guerra de los Treinta Años (1618-1648). En 1689 fue prácticamente destruida por el ejército francés durante la Guerra de la Liga de Augsburgo y en 1801, durante las Guerras Napoleónicas, se le privó de sus derechos de ciudad libre y fue anexionada al Ducado de Hesse-Darmstadt.

Por último, Worms resultó también muy dañada durante la Segunda Guerra Mundial, pero en la segunda mitad del siglo XX se reconstruyó el centro de la ciudad y varios monumentos fueron restaurados. Hoy en día la Historia se mantiene presente en sus calles.

 

·                          

 

·                          

·                          

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s