HISTORIA: LA SELVA NEGRA Y LOS RELOJES DE CUCO

HISTORIA: LA SELVA NEGRA Y LOS RELOJES DE CUCO

 

La Selva Negra ( www.blackforest-tourism.com ) se extiende en unos 150 km de norte a sur, y por término medio, unos 50 km de oeste a este. Es la montaña de media altura más alta de Alemania y en ella se encuentran hermosos miradores, beneficiosas fuentes termales, numerosos lagos de cráter y altos pantanos, todo ello enclavado, desde 1999 en el Parque Nacional de la Selva Negra (en dos secciones: Sur y Centro/Norte). Además de constituir, con dos tercios de bosques en sus 6.000 Km2 de superficie, el mayor territorio forestal continuo de Alemania, es la más extensa región turística del país.

Los romanos llamaron “Silva Nigra” a la impenetrable selva virgen que cubría los montes de esta zona, y se limitaron a colonizar la planicie y los Valles del Rin. En el siglo III llegaron los Alamanos que echaron a los romanos, destruyeron sus asentamientos y levantaron granjas en las que, más tarde, surgieron pueblos. En los siglos VI y VII los Francos dominaron el territorio y trajeron el cristianismo, llegando misioneros procedentes de Irlanda y Escocia. Estos ermitaños se internaron en la selva virgen y fundaron celdas de monjes y pequeños conventos. Pronto los nobles del entorno les concedieron esas tierras, situadas en regiones forestales poco practicables, pero que con el tiempo (a partir del siglo IX) desarrollaron poblados, muchos de los cuales llevan, aún hoy, el nombre de su santo fundador, como St. Gallen, St. Peter, St. Blasien, o St. Märgen. La nobleza acabó por instalarse en la Selva Negra al sacar provecho de las minas de cobre, plomo, hierro y plata que se encontraron. Familias como los Zähringer, los Staufer,  o los Urach-Fúrstenberg, adquirieron gran poder hasta que los Habsburgo los derrocaron en el siglo XIII.

La Guerra de los Treinta Años (1618-1648) causó muchos daños en las ciudades situadas en las carreteras de paso, y durante la Guerra de Sucesión Austríaca, cien años después, los soldados volvieron a arrasar a fuego muchas poblaciones de la Selva Negra. Pasó entonces a depender del Electorado de Baden y más tarde del Gran Ducado de Württember. Hoy, y desde 1952, la región forma el Estado Federal de Baden-Württemberg.

                                                                 cucos

 

Al pasar por Furtwangen, la Guía de la Selva Negra nos informa de que de aquí parecen datar los Relojes de Cuco más antiguos, del siglo XVII, aunque en realidad no se sabe desde cuando se fabrican.

Al principio se construían simples relojes de pared de madera que solo tenían una aguja horaria, que eran los que tradicionalmente vendían por los caminos los “Portadores de Relojes”. Mas tarde y a lo largo de la historia, los modelos variaron mucho: Trompeteruhren, relojes que dan la hora con música de trompetas; Flötenuhren, relojes con mecanismo abierto o cubierto en forma de flauta; Bilderuhren, o relojes pintados, por lo general para la torre de una iglesia; Rahmenuhren, relojes con un marco de oro, u otro metal noble, alrededor del cristal; Relojes de Control; Relojes de Péndulo; Despertadores de doble campana… y muchos otros.

                                               

 

En el siglo XVIII el mercado de Relojes de Cuco era ya floreciente en la Selva Negra. Muchos campesinos los construían como complemento económico, pero fueron los monjes de los conventos los que avanzaron en su técnica. Con el tiempo los Relojes de Cuco lograron ofrecer trabajo a carpinteros, torneros, pintores, cristaleros… además de a los maestros relojeros que se encargaban de la maquinaria.

El “cuco” al principio solo era un pajarito de madera que salía por medio de un resorte y emitía un sonido aflautado. El aporte musical no llegó hasta el siglo XIX, cuando Furtwangen era el centro de la industria relojera alemana. Y en este mismo siglo, en 1850 se fundó aquí la Escuela de Relojería Gran-Ducal de Baden, siendo su director, Robert Gerwig, quien tuvo la idea de crear también el Museo Alemán de Relojes, que hoy cuenta con más de 8.000 obras expuestas, además de una amplia documentación sobre la historia de la medición del tiempo y los distintos usos horarios mundiales. Su principal muestra es un Reloj Universal Astronómico de 1787.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s