VOCABULARIO ARAGONÉS

VOCABULARIO ARAGONÉS DE LABUERDA – A BUERDA (SOBRARBE)

Mariano Coronas

 

Las palabras no son solamente conjuntos de letras que vemos escritas en un papel. Mucho antes de ser escritas fueron pronunciadas, lo que nos remite a la oralidad, como primer escalón de ese maravilloso proceso de aprehensión del lenguaje.

Desde que nacemos, nos envuelven las palabras; con ellas nos ecunan, nos duermen, nos enseñan a comer, aprendemos a jugar, expresamos el amor, nos marcan los límites, nos animan a superar las metas que nos pone la vida o nos recuerdan las prohibiciones… Las palabras son como una segunda piel, pues envueltos en ellas hemos crecido, vivido y llegado hasta donde estamos.

Las palabras, según como se mire, se comportan como seres vivos; viven mientras las pronunciamos o cuando al evocarlas nos recuerdan algo, nos transportan en el tiempo, nos acercan significados olvidados o personas o instantes de nuestra vida. Y con el paso del tiempo se van renovando y algunas dejan de pronunciarse… Luego, una vez muertas, de vez en cuando se las recuerda y vuelven a ser pronunciadas y permanecen ya para siempre en ese estado de vida virtual e intermitente que tiene reservada cualquiera que muere.

Hace unos veinte años empecé a anortar enun pequeño cuaderno aquellas palabras aragonesas que conocía y que escuchaba decir a personas de mi pueblo. Aún ahora, veinte años después sigo anotando términos que no había oído antes, a un ritmo mucho menor que al principio.

En Labuerda, desde mi “alcordanza” se ha hablado castellano, pero también es cierto que había muchas personas (y todavía las hay) que utilizaban muy frecuentes giros, expresiones y palabras en aragonés.

 

He aquí una muestra de esas palabras ordenadas alfabéticamente en el libro. Con todo el cariño hacia la mucha gente aragonesa que conozco.

 

Alcagüetiar – Curiosear, chismear.

Alcordanza – Relacionado con el recuerdo y la memoria.

Aventada – Tozudería. Se utiliza para referirse a una persona que muestra comportamientos raros en cuanto a carácter y toma de decisiones: “Jodo, Pericon, ¡ties unas aventadas…!”.

 

Bachocas – Referido a persona, poco cuidadosa con el aspecto personal, pero llanote y de buen temperamento.

Baldragas – Persona de comportamiento poco refinado y de aspecto descuidado.

Bandoliar – Dar gritos.

Bimbola – Hacer algo de cualquier manera, “a la bimbola”.

Bomboloniar – Refunfuñar.

 

Caganiedo – El más pequeño de una manada. El último en nacer en una familia.

Capucete – Siesta corta.

Catantán – Se aplica a personas poco serias.

 

Chemecar – Lamentarse y quejarse.

 

Desustanciau – Persona con poca gracia o que dice tonterias. A veces, como sinónimo de soso (referido a persona o alimento).

Dondiar – Andar sin ton ni son, vagar: “No vas á estar canso…, no has paru de dondiar to’l día”.

 

Empelingar – Enmerdar, ensuciar. Verse implicado en algún trabajo sin haberlo buscado.

Entriparrar – Llenarse por completo por exceso de comida y bebida. Empacharse.

Esgarramanta – Persona de poca valía.

Esparabán – Se emplea en frases referidas a personas grandes, altas: “Ye grande com’un esparabán”.

 

Figo – Higo. En sentido figurado, bobo.

Forniguilla – Sensación de picor que hace que alguien no pueda estarse quieto.

 

Galbana – Modorra, “murria”.

Garriar – Patalear, mover las piernas: “No m’he puesto garriar” (no he podido moverme).

Guarán – Mujeriego.

 

Ixulufrar – Curiosear.

 

Jopar – Salir corriendo de un sitio.

 

Leliar – Decir o hacer tonterias.

Librichon – Libro pequeño.

 

Maciello – Solterón.

Malcarau – Antipático.

Matapán – Tonto, gandul

Menancio – Simple.

Mingorra – Miembro viril.

 

Ombrizo – Hombre grande. Hombreton.

Osmaneta – Sin significación propia: “¡¡Me cagüen la osmaneta!!”

 

Pampirol – Referido a persona, despistado, poco centrado en lo que hace: “Paices un pampirol”.

Pepear – Lelear, chochear, irse de la cabeza.

Petoste – Persona u objeto que estorba.

Pifolo – Borracho.

 

Quemesió – Es posible, tal vez, yo que sé.

 

Recachudo – Pequeño y recio.

Recristianau! – Expresión de disgusto.

Refinallo – Alguien que se mueve con rapidez, con agilidad: “Ixe zagal paice un refinallo”.

Romancero – Que se queja mucho. Protestón.

 

Salsarico – Persona que  le gusta meterse en todos los asuntos.

 

Torrullón – Alocado.

Totón – Persona poco comunicativa. Figuradamente, coco, fantasma.

Tringoleta – Familiarmente, pene.

Turruntera –Manía: “No  sé qué turruntera te s’ha puesto…”

 

Zaborras – Descuidado.

Zorriar – Beber alcohol en exceso.

 

 

 

Cada zapo echa su brinco

(cada uno tiene su opinión o sus manías o su forma de hacer las cosas)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s