NOVIEMBRE TAMBIÉN ES UN MES CRUEL

NOVIEMBRE TAMBIÉN ES UN MES CRUEL

 

Aparecías en la ingrávida noche,

como llanto del agua.

 

Llegué a ti en la espesura del tiempo,

caminando entre ciénagas y cenizas.

 

Llovía en tu cabello

y en el roce húmedo de tus ojos entreabiertos.

 

Tus cuerpo era frágil como el deseo.

 

Un deseo ahogado en el brillo que exhorta

este silencio lapidario, parecido al rumor

de los astros en otoño, parecido al templo

que elevo –mudo y eterno- en tu ausencia.

 

Y que tú, cuerpo infinito, deseo y sombra,

acaso desconoces.

 

José Manuel Martínez Sánchez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s