BREVE HISTORIA DE SARLAT-LA-CANEDA

SARLAT-LA-CANEDA

Sarlat-la-Caneda es una ciudad medieval que alcanzó su apogeo en el siglo XIII, cuando llegó a contar con 5.000 habitantes. El Origen de la Abadía Benedictina se pierde en las leyendas. Existen en el siglo IX, como parte de seis grandes Abadías del Périgord (Paunat, Belvès, Saint Front de Périgueux, Brantôme, Terrasson). La Abadía Carolingia de Sarlat es la única que quedó a salvo de los Vikingos, situada en un lugar apartado de la Dordoña y de sus afluentes. En el 937 pasó a formar parte de la Orden de Cluny. Se reconstruyó entre 1125 y 1160 y en 1153 estuvo bajo la protección directa de la Santa Sede de Roma. En 1298 se emancipó de los Abades y obtuvo, mediante juramento de fidelidad al Rey Luís-VIII de Francia, el derecho de administrarse por sí misma y de elegir Cónsules. En el 1318, la Abadía fue la sede del nuevo Obispado creado por el Papa Juan XXII y la iglesia Abadía pasó a ser Catedral de la Diócesis de Sarlat. Los Obispos, que sustituyeron a los Abades, iniciaron su transformación arquitectónica que concluyó a finales del siglo XVII.

Cuando se convirtió en Ciudad Episcopal (la Iglesia Abacial se convirtió en Catedral de San Sacerdos y se construye la Iglesia Parroquial de Sainte Marie), Sarlat desempeñó un papel prominente en la Guerra de los Cien Años. Reserva de hombres de armas, de municiones y de víveres, la ciudad fortificada fue también defendida por los Castillos situados en los alrededores y pudo llevar auxilio a otras ciudades asediadas por los ingleses: Belvès, Domme, Montignac… No obstante, se convirtió en inglesa tras la firma del Tratado de Brétigny en 1360, en la mitad de la Guerra. Se alió al Rey de Francia diez años más tarde, cuando el Condestable Du Guesclin expulsó a los ingleses. Aunque la ciudad siguió desempeñando el mismo papel que anteriormente, debió rendirse en dos ocasiones y sufrió exacciones del Capitán de Vivans y del Vizconde de Turenne. A partir del siglo XIV, Obispos y Cónsules se repartieron el poder hasta la Revolución. En 1453, tras la victoria de Castillón (que puso fin a la Guerra de los Cien Años), las guerras de religión causaron muchos estragos en la ciudad. El reinado de Enrique-IV permitió a Sarlat conocer días apacibles, numerosos palacetes se edificaron entre el fin del siglo XV y el principio del siglo XVI. El principio del siglo XVII se señala con la construcción del Ayuntamiento, de la Iglesia de Recollets y del Présidial (antiguo Tribunal). La Fronda puso fin a este periodo favorable en 1652. Sarlat fue ocupada de nuevo por las tropas de Condé. Fue cedida con sangre.  Guerras, epidemias de peste e inundaciones causaron daños episódicamente en la ciudad, cuando contaba entre 5.000 y 7.000 habitantes.

La desaparición de la Diócesis (unida a la de Périgueux), en la Revolución, le arrebató su prominencia. Pasó a ser Subprefectura y se adormeció durante cerca de 150 años, para volver a la vida más tarde, hace unos 40 años, gracias a la Ley Malraux promulgada el 4 de agosto de 1962, que se aplicó por primera vez en Sarlat. En 1965, las dos comunas de la Canéda y Sarlat, se fusionaron bajo el nombre de Sarlat-la-Canéda. “Esto es el paraíso de los franceses”, dijo Henry Miller cuando la visitó.

Sarlat-la-Caneda es la ciudad europea que posee un mayor número de edificios declarados monumentos históricos por kilómetro cuadrado.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en HISTORIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s