ANÉCDOTAS-31: CRÓNICA DE UN EXAMEN ANUNCIADO

ANÉCDOTAS-31: CRÓNICA DE UN EXAMEN ANUNCIADO.

 

Imaginen una asignatura de enjundia, como puede ser “Curso Monográfico de la Segunda República y la Guerra Civil Española”. Tema interesante, polémico, difícil, aún coleando y con heridas abiertas. Un “temazo”, en suma.

Pero imagínense a la vez, unas clases planas, mero relato de acontecimientos, siguiendo un guión previamente establecido en un libro escrito por la propia persona que las imparte. Una persona que expresamente dice en clase que “no quiere entrar en puntos que puedan originar una polémica”; que profusamente emplea términos como “pudiera ser”, “es posible”, “no exactamente”, “no se sabe”…..

Imagínense una persona que imparte las clases con un, excesivamente bajo, tono de voz, salpicado de vez en cuando, y sin que el relato de los acontecimientos lo traiga a cuento, con una subida de tono que te hace como mínimo, trazar una raya en el papel, cuando no botar directamente en el pupitre.

Imagínense, por último, las innumerables ocasiones en las que yo falté a esas clases, que no me ofrecían mucho más de lo que me proporcionaba leer el libro. Cosa que hice por cierto varias veces, porque, aunque parezca imposible, el estilo empleado en su redacción era idéntico al de las clases, con lo que se hacía necesario releer párrafos y hasta páginas enteras en más de una ocasión para saber claramente qué decía.

Aún con el libro delante, pasé los apuntes a ordenador. La mayoría simplemente resumiendo el texto del libro, pues lo que llevaba escrito a casa era eso literalmente. Después hice un resumen a mano. Y por último lo volví a escribir, pero de una forma que a mi me hiciera entender más claramente los diferentes capítulos. En realidad mi forma de estudiar es escribiendo, pero nunca, hasta ahora, había escrito por tres veces los mismos apuntes.

Era tal la confusión que me asaltaba, que terminé por preguntar a un compañero y amigo, que había cursado esa asignatura, y con esa persona como docente. ¿Qué clase de examen puede realizar con unos apuntes semejantes? Muy fácil me dijo. Siempre pregunta una de estas tres cosas, una sola pregunta, sobre todo “Esta”. En una hora lo has terminado, seguro. Y tomé nota.

Pero una, que no se fía ni de la Virgen, y menos en lo que se refiere a cuestiones universitarias, me empeñé en seguir con mi plan de estudios:

Dediqué muchas horas a aprender todos los Gobiernos, Presidentes y Ministros importantes de la República (18 según mi profesora, 26 contando con las renovaciones ministeriales, según encontré en Internet).

Dediqué muchas horas a aprender sus programas de gobierno, leyes más importantes, oposiciones que se encontraron, logros y fracasos.

Dediqué muchas horas a aprender el marasmo de Partidos Políticos, Asociaciones, Confederaciones, Sindicatos y demás grupos y grupúsculos que pulularon, se unieron, se separaron, se confederaron y continuaron o desaparecieron en la España de entre 1930 y 1939.

Dediqué muchas horas a estudiar la conspiración militar que dio lugar al Golpe de Estado perpetrado el 18 de Julio de 1936 contra el Gobierno Republicano; la evolución política y socioeconómica de ese Gobierno Republicano durante la Guerra; la evolución de los sublevados durante el mismo periodo; las ayudas internacionales a uno y otro bando; la evolución militar del conflicto (esto no estaba en el programa de la asignatura, pero yo me lo miré por si acaso) y las consecuencias del mismo (esto sí estaba, pero al final me enteré de que no se dio en clase).

Total, que dediqué muchas horas a estudiar.

Era necesario. Además de porque a mi no me sale hacer otra cosa, porque en el Programa de la asignatura constaba expresamente que para aprobar el examen se tendría en cuenta no solo la prueba escrita, sino también la asistencia a clase. ¡¡Ostras!! ¡¡Y yo faltando!!

Claro que teniendo en cuenta lo que había visto en las clases, no me extrañaba nada de nada que se exigiese asistencia, de otro modo no se cuanta gente iría….

 

El día del examen acudo a la hora señalada al aula asignada. Se reparten los folios de examen y nos disponemos a escuchar y tomar nota de la pregunta: ¡¡¡¡”Esta”!!!!

La cuestión que me había adelantado mi compañero y amigo. Esa misma cuestión fue la que tuvimos que contestar. Y efectivamente en una hora entregué mi examen.

Que muchas veces los exámenes se tomen como un simple trámite por parte de los profesores, es algo sabido. Que muchas veces los alumnos se lo tomen como un simple trámite, y cuanto más fácil mejor, pues si, está claro que eso sucede mucho, incluso algunos copian y todo (me he encontrado en la Facultad casos realmente flagrantes).

Pero no debería ser así. Al menos en el caso del Profesor, para quien un examen debería ser no sólo una prueba evaluativa del alumno, sino de sí mismo.

En este caso, a mi me dejó con las ganas de contestar más cosas, cosas que sabía y que no pude hacer constar. Pero también dejó a esa persona que me dio clases con un nivel bajísimo de profesionalidad y calidad docente.

Esta tarde sabré la nota, a ver como he quedado yo en cuanto a nivel de alumna……

 

Anuncios

5 Replies to “ANÉCDOTAS-31: CRÓNICA DE UN EXAMEN ANUNCIADO”

  1. Te compadezco, yo estoy cursando esa asignatura y a pesar de las buenas expectativas que me hice en un principio, me está decepcionando bastante, ¿qué mérito tiene contar lo que viene en un libro escrito por ella misma de la misma manera? Por cierto, ¿no te acordarás de las tres posibles preguntas que podrían caer? De ser así me salvarías el pellejo jeje 😀
    Un saludo!!!

    Me gusta

    1. ¡Hola!
      La asignatura puede ser apasionante. Y el mérito de un buen profesor es que convierta en apasionantes hasta asignaturas que no lo son. Pero que una asignatura apasionate, se convierta en tediosa por el profesor, es el colmo del estudio.
      No recuerdo las preguntas, pero miraré a ver si las guardé con los apuntes. En ocasiones lo hago. Si las encuentro te escribo.
      ¡Gracias por pasarte por HELICON!
      Besos.AlmaLeonor

      Me gusta

  2. ¡Hola!
    He intentado en varias ocasiones enviar un correo a Héctor para contarle lo del exámen, pero me dice el sistema que ese correo no existe. Así que no puedo decírselo.
    Héctor, si quieres que te cuente lo que nos preguntó, deja un comentario con tu correo y te lo digo. Fue una sola pregunta a desarrollar.
    Besos.AlmaLeonor

    Me gusta

  3. Hola de nuevo! He tenido problemas con esa cuenta de correo electrónico, pero no esperaba que no dejasen enviar correos =S, de todas maneras tengo otra, es: h.hurtado45@hotmail.com
    Cambiaré la dirección ahí abajo para que se pueda enviar.
    Muchas gracias por las molestias 🙂
    Un abrazo!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s