VIAJE PIRINEOS (7): COL DU TOURMALET, LOURDES Y CAUTERETS

DÍA 06-JULIO-2009 (LUNES) COL DU TOURMALET, LOURDES Y CAUTERETS:

A las 10:30 salimos del Camping Toy y aparcamos en el Parking del exterior. Queremos dar una vuelta por el pueblo esta mañana porque vemos la plaza muy animada, con mucha más gente que el día anterior. El día es buenísimo, entre sol y sombra y con una brisa leve. La Furgo marca 22º. Nos entretenemos un rato más porque hoy es día de mercado en Luz-St.-Sauver y está muy animado. Compramos algunas cosas (Pan, Brioche…) y en un puesto de vinos nos hacemos con una botella pequeña de Armagnac, que por cierto resultó buenísimo. Según la Guía del Trotamundos, el Armagnac es el resultado de añadir aguardiente y destilar, un vino que había salido malísimo, pero el resultado fue la obtención de uno de los reyes de los vinos franceses. El encargado del puesto se esforzó por hacernos entender que el Armagnac ni es vino ni es cognac, es Armagnac, pero no nos quedaron muy claras las explicaciones. El Armagnac resulta de la destilación de vinos blancos producidos a partir de unas cepas determinadas y una producción casi artesanal. La cantidad de alcohol oscila entre el 8 y el 10%, mezclado en un sistema de destilación continua que se utiliza desde el siglo XVIII, obteniendo una bebida con una media de entre 52 y 72º de volumen. Lo que más claro nos quedó es que debe consumirse muy frío.

Después de trastear un buen rato por aquí, vamos por la D-918 hacia el Col du Tourmalet. La sorpresa fue mayúscula cuando lo vemos ¡¡todito cubierto de nubes!! En lo alto del Puerto no se ve absolutamente nada, para desesperación de los ciclistas que siguen subiendo hasta aquí y más que susto para algún conductor. Decidimos esperar un poco, por aquello de que se puede despejar de un momento a otro. Mientras, vemos un par de Gorriones Alpinos, a los que podemos fotografiar. Decidimos tomarnos un Café dentro del Bar Tourmalet, donde entran casi todos los ciclistas a degustar una Sopa de Cebolla que desde luego tiene un aspecto más que apetitoso. El bar está totalmente decorado con motivos ciclistas, con bicis de todos los tiempos, accesorios y carteles de todo tipo, incluidos unos preciosos del Tour de 1908. También hay fotografías de ciclistas, banderas y toda clase de insignias. Muy bonito, pero no nos atrevemos a hacer fotos aquí dentro.

A la salida decidimos que nos iríamos porque el tiempo no mejora. Justo en la puerta un ciclista español nos pide que le hagamos una foto. Es un chico de Pamplona que ha decidido pasar los Sanfermines subiendo puertos con su bici. Sigo insistiendo en que el ciclismo mueve muchísima y sana afición. Por cierto que no había dicho que estas carreteras están llenas de nombres de ciclistas escritos en el asfalto.

Bajamos por el otro lado del Tourmalet, en dirección a La Mongie, para ver si allí se puede hacer la subida al Pic du Midi. Pero el camino ya anuncia que no iba a ser posible, pues las nubes son cada vez más bajas y  cubiertas. Llegamos a la Mongie a las 13:10 (Km. 1063,0) y no se ve absolutamente nada de nada. Está tan cubierto que ni siquiera vemos la carretera y nos damos cuenta de que aún seguimos en la zona de aparcamientos cuando intentábamos seguir hacia delante. Es realmente peligroso circular por aquí, pues no hay señales en el asfalto (seguramente lo estén cubriendo de nuevo). Durante un buen rato lo pasamos casi mal, hasta que al descender se va aclarando y ya podemos ver algo.

Decidimos que ya que el tiempo está así por arriba, nos acercaremos a Lourdes, que está en un llano. No era una etapa prevista, es más, queríamos evitarlo, pero estamos tan cerca que se nos ha ocurrido visitarlo. Después, si el tiempo mejora, queremos subir al Hautacam o al Luz-Ardiden, pero nos tememos que no va a ser posible, ya que el tiempo es distinto a lo que veníamos viendo hasta ahora. Antes eran tormentas que iban y venían, con nubes sueltas, pero esto es una borrasca en la que el cielo está totalmente cubierto y muy gris. Tendremos que dejarlo para próximos viajes. A las 13:40 estamos ya en la D-935, atravesando el Valle de Campan, y acompañados de lluvia.

El Valle de Campan www.campan-pyrenees.com es abierto, pero muy bonito también, aunque más bajo. El pueblo de Campan nos ofrece unas imágenes curiosas, con muñecos de trapo por todo el entorno en diversas actitudes, incluso un grupo de ciclistas. Muy curioso. Y varios Camping por todas partes. Atravesamos Bagnères-de-Bigorre, un pueblo de aguas termales, que también recibió visitas ilustres como George Sand y Montaigne, y a las 14:10 estamos en la D-937 camino de Lourdes, a donde quedan 12 Km.

A las 14:32 (Km. 1109,8) paramos en el medio de Lourdes www.lourdes-infotourisme.com, a donde hemos llegado siguiendo una indicación que decía “La Groute”, pero estamos en una plaza con mucho tráfico y sin ningún encanto, y no tenemos ni idea de donde estará el famoso monasterio. Vemos a lo lejos un torreón con bandera, y lo seguimos. El torreón que veíamos ha resultado ser la Fortaleza-Castillo de Lourdes www.chateaufort-lourdes.fr, una fortaleza milenaria, jamás vencida, cárcel durante el siglo XVIII y que alberga desde 1920 un Museo de los Pirineos, pero no nos vamos a entretener en visitarlo, pese a que se anuncia como sumamente interesante, como una ciudad dentro del castillo, con escaleras, pasillos, plazas… El museo tiene una sección zoológica (Quebrantahuesos, Urogallo, Sarrio, etc.) y otra paleontológica (con muelas de mamut y tallas de animales prehistóricos), así como salas típicas del Bigorre, como la cocina bearnesa, la sala del vino, muebles, utensilios, vajillas, vestimentas… También cuenta con una sala pirenaica donde admirar, entre otras muchas cosas curiosas, bastones, piolets e instrumentos de escaladores famosos desde el siglo XVIII. En una de las explanadas del castillo, se pueden ver maquetas, realizadas en piedra, de iglesias y pueblos pirenaicos.

El camino hacia el Monasterio de Lourdes que nos marcan las señales nos hace ir en zig-zag por todas las calles de tiendas, lo que nos desespera un poco. Después de atravesar infinidad de tiendas y hoteles, y de cruzarnos con gentes que iban al mismo sitio (pero con un aspecto “atontado”, cerril y mojigato) nos encontramos en la puerta que marca el inicio del camino hacia el Monasterio. Aquello fue peor de lo que pensábamos. Si beato fue lo de Fátima, peor era esto (el Monasterio, por cierto, tiene un aire muy parecido, casi son iguales), con innumerables colas de gente dirigiéndose hacia el centro de la campa, curas, monjas, y toda clase de vestimentas clericales por todas partes. Y lisiados. Muchísimas gentes impedidas o lisiadas de todo tipo que se dirigían a la campa con escapularios y colgantes al cuello, a pie o en carritos tirados por monjas y voluntarios (suponemos) con trajes azul y blanco. También había grupos de gentes (algunos Scouts) que se preparaban para ir en una especie de procesión, precedidos por un abanderado con la insignia y lugar de su procedencia.

Así que visto lo visto hicimos unas fotos, buscamos las fuentes, llenamos las garrafas y nos volvimos por donde habíamos venido, tratando de que nuestro escepticismo no se notara mucho entre tanto integrista y fanático catolicismo (mal entendido, manipulado y materialista).

De momento vamos por la D-821 en dirección Argelès-Gazost (en el mapa esta carretera la llama D-921), capital de la hermosa región del Lavedan, ciudad termal y comercial, con calles y casas (en la ciudad vieja) de los siglos XVI y XVII. Desde aquí hay infinidad de rutas para poder realizar por los alrededores, descritos en guías que se adquieren en la Oficina de Turismo (“Paseos y Senderos” y “Paseos a Pie”). En ellas se describe como llegar al Monte de Gez, o el Pibeste, la cumbre más bonita del Valle de Lavedan, así como caminos para visitar pueblos encantadores de la zona, o lugares como el Torreón de las Águilas o el Castillo del Príncipe Negro. También desde aquí puede iniciarse la ruta que por la carretera D-102 nos llevaría al Alto del Hautacam, pero no está el día para ello, pues las nubes siguen sobre nuestras cabezas como si una boina cobertora se tratase. Queremos llegar a Cauterets, la última etapa de nuestro viaje, dado que no hemos podido ver algunas de las cosas que teníamos previstas en jornadas anteriores (como el mismo Hautacam, el Luz-Ardiden, o el Pic-du-Midi de Bigorre, en fin…). En la rotonda cogemos la N-21. A la altura de Soulom, un pueblo bastante grande, cogemos la D-920 que transita paralela a la Gave de Cauterets, una carretera de muchas curvas, pero con vistas impresionantes.

A las 17:27 (Km.1145,80) paramos en el Parking de Cauterets www.cauterets.com población situada a 932 mt. de altitud. El día está muy cubierto aunque no hace malo. Solo que vemos un Telecabina al que seguramente no podremos acceder (otra vez) porque ni se ve el final del mismo. Ni siquiera se ve la cima de los picos y montañas que nos rodean. Damos una vuelta por este pueblo, que nos parece muy bonito, muy señorial y decimonónico, no en vano fue una Estación Termal muy concurrida en el siglo XIX. Compramos unos caramelos, llamados Berlingots, típicos de aquí y elaborados artesanalmente, en una tienda de la plaza, donde todo el entorno olía a limón (el caramelo que estaban haciendo en ese momento, al día siguiente olía a menta). En la Oficina de Turismo nos dicen que mañana hará un poco mejor y que el miércoles mejor todavía.

Hemos visto que había varios Camping aquí, incluso un área de ACs (el último día vimos otra al otro lado de la ciudad). Dudamos un momento si quedarnos en uno u otra, pues con este tiempo no sabemos muy que vamos a poder hacer aquí. Como no vemos servicios en el Área de ACs (es de pago, y con posibilidad de conectar electricidad, pero no vemos ni fuente ni servicios), nos decidimos por el Camping. A las 19:00 (Km. 1147,0) elegimos el Camping Les Gleres www.gleres.com que está justo al lado del Parking, y por lo tanto al lado del pueblo. Tiene muchas casas fijas prefabricadas, pero aún hay parcelas estupendas, como la que pillamos, justo enfrente de los Servicios. Es el mejor Camping que hemos visto en este viaje, y el Edificio de los Servicios es precioso, muy bien decorado y equipado, con baños, lavabos y duchas comunes, secadores de pelo, lavadoras y secadoras y hasta una sala de plancha. También tiene a cubierto (y con calefacción) los fregaderos de vajilla y ropa. En la parte de arriba hay una sala de uso comunitario con cocina, nevera, microondas, cubiertos y vajilla, mesas y sillas y televisión, para el invierno, ha merecido que le saquemos unas cuantas fotos. Este edificio se cierra a las 23:00 y se abre a las 7:00 de la mañana, pero hay un baño de uso nocturno en la entrada. Es un Camping precioso y muy cuidado, al lado del río, que tiene incluso una Barbacoa de uso público. Nos alegramos de quedarnos aquí, y aprovechamos para poner una lavadora. Con las fichas de lavadora y secadora nos dan un paquete de jabón. Decididamente este sitio es magnífico.

Como sigue lloviendo, una lluvia finísima que más bien parece la humedad que desprenden unas nubes tan bajas, hacemos la cena debajo del portón y cenamos dentro de la Furgo. Mañana será otro día…

 

DÍA 07-JULIO-2009 (MARTES) CAUTERETS:

Nos hemos levantado pronto, a eso de las 8:30 de la mañana y el tiempo sigue igual. Pero hemos decidido quedarnos un día más aquí, en el mismo Camping Les Gleres, a ver si es posible que el tiempo mejore como nos han informado. Pasamos la mañana con mucha parsimonia. El tiempo no ha cambiado nada de nada, aunque algún claro se ve de vez en cuando. La temperatura es buenísima, para una chaquetita y nos decidimos a dar una vuelta por el pueblo. Pasamos por el Telecabina (por cierto que ascendimos por el camino largo, el de coches, en lugar de un atajo que teníamos justo enfrente) y nos dicen que en lo alto no se ve nada de nada, y que no es buena idea subir. Nos hacemos con horarios y rutas por si acaso mañana…

Luego nos vamos por el pueblo, que nos parece cada vez más bonito, según vamos descubriendo edificios más señoriales de balconadas de reja y puertas de mármol. Por lo visto su fama data del siglo XVI, cuando la Reina Margarita, hermana de Francisco-I, acudía aquí con su Corte. Luego acudirían a sus baños desde Richelieu hasta la reina Hortensia. En 1843, Victor Hugo lo visitó y comentó al llegar a Cauterets: “Vengo del mar y estoy en la montaña. Solo es, por decirlo así, cambiar de emoción. Las montañas y el mar hablan al mismo lado del espíritu. Este valle es apacible, el escarpamiento es silencioso. El viento calla. De repente, en un recodo de la montaña aparece un torrente. Es el ruido de la pelea y tiene su aspecto”. Pasamos por una calle donde encuentro una placa que dice que en esa casa se alojó Chateaubriand en Julio de 1829. En una revista de viajes leí antes de salir que fue aquí en Cauterets donde se conocieron por primera vez Chateaubriand y la dama Leóntine de Villeneuve, después de mantener durante dos años relaciones epistolares. No se sabe que impresión le causaría a la dama el poeta, pero no quiso volver a relacionarse con él, según cuentan, después de su encuentro en este lugar.

Cauterets es un Centro Termal que alcanzó cierta importancia en el siglo XIX. Se calcula que circula un volumen diario superior al millón de litros de aguas sulfurosas y alcalinas calientes que surgen a través de 11 manantiales desde las entrañas de las montañas, brotando a una temperatura de entre 36 y 53º (lo que no pensamos en ningún momento es en hacer uso de esos servicios, algo de lo que nos arrepentimos justo el día que nos marchábamos). Por sus aguas han pasado personajes de la talla de George Sand, Claude Debussy, Gustave Flaubert, Luís Napoleón y su esposa, Eduardo-VII de Inglaterra y hasta Alfonso-XIII. Con tales visitantes ilustres alcanzó aires aristocráticos y burgueses, con hoteles y palacios lujosos, y hasta un Casino que hoy se está rehabilitando. Aún se puede respirar parte de ese aire romántico y neoclásico al pasar por su Termas del César www.thermesdecauterets.com en pleno centro de la ciudad, por sus calles, o por la antigua Estación de Ferrocarril, hoy Estación de Autobuses, totalmente de madera. Los primeros años del siglo XX marcaron los comienzos del esquí y el auge de los deportes de invierno en los Pirineos y por supuesto en Cauterets.

Además de Estaciones Termales, Balnearios, y Pistas de Esquí, Cauterets cuenta con varios Museos: La Maison du Parc National (www.parc-pyrenees.com), gratuito en julio y agosto, con documentales y exposiciones sobre los Pirineos; el Musée 1900, instalado en el fastuoso Hôtel d’Angleterre, muestra una colección única de trajes populares y elegantes; Le Pavillon des Abeilles (www.ballot-flurin.com), donde se puede contemplar una colmena viva acristalada y degustar distintos productos antes de decidirse a comprarlos. Pero no visitamos ninguno de ellos.  Lo que si hicimos es visitar la Église de Notre Dame, que contrariamente a las españolas, está siempre abierta. Es un recinto sencillo y austero, pero encontramos cosas que nos sorprenden. En la misma entrada hay expuestos un montón de objetos que se venden de segunda mano para sacar beneficios para no se que reconstrucción. No hay nadie que lo vigile, solo una hucha y la indicación del precio de cada objeto. También se venden postales que reproducen el Vía Crucis del Templo, realizado en una técnica moderna por el taller de Pierre Baldi. Me gusta mucho el que ha realizado de la Última Cena, pero ese precisamente no está en las postales. No obstante compro algunas, porque los cuadros son realmente bonitos. Al fondo de la Iglesia hay un Belén hecho de piedras, con todas las figuras y un increíble alarde de imaginación. Y al otro lado un espacio con bancos, pinturas y dibujos de niños, con toda clase de utensilios para ello. Imaginamos que para sesiones de catequesis. Pero todo estaba allí, sin que nadie lo vigilase, y sin que nadie lo tocase. En la entrada, fuera, hay un centro de flores y enfrente un monumento a los soldados de Cauterets caídos en la Primera Guerra Mundial. Muchos apellidos coinciden. Murieron familias enteras…

Concluimos nuestro paseo matutino para comer tranquilamente en el Camping. Por la tarde decidimos dar otro paseo por los alrededores. Hemos visto un cartel que habla de varias rutas que se pueden hacer desde el pueblo, pero queremos un paseo tranquilo y sin intención de “marcha”. Así que comenzamos por subir a la parte más alta que aún no habíamos visitado, a través de un parque enorme que se situaba por encima de nosotros, justo al lado de la Estación del Telecabina. Hay muchas posibilidades de juegos para jugar niños y jóvenes, incluida una pista para skate. Después seguimos subiendo y nos encontramos en una zona de apartamentos y chalets de vacaciones que cuenta con su propio Balneario en el Hotel Aladín www.hotelbaneoaladin.com. Algunas personas bajaban de allí con su toalla al hombro. Nosotros seguimos nuestro paseo por la parte más alta y fuimos a dar a una zona de chalets individuales, a cual más bonito y más cuidado, en calles que seguían y seguían interminablemente. Si mirábamos hacia nuestra izquierda veíamos el otro lado de la carretera donde igualmente salpicando la montaña entre praderas se encontraban montones de chalets. Cuando encontramos un sitio por donde bajar, nos encontramos en una de las sendas de Cauterets. Es un camino que lleva hasta Pierreffite, en un recorrido de más de 18 Km. señalizado. El tramo que recorremos casi nos ha sacado de Cauterets y ahora volvemos al pueblo por esta senda que al parecer es una antigua vía de tren recuperada como camino verde.

Durante la cena, hemos pensado que la vuelta la haremos por el mismo sitio que la ida. La vuelta a casa me refiero. Es decir, que volveremos a España por el Portalet y desde allí a Sabiñanigo, Huesca y Zaragoza. Nos parece mejor idea y así nos quedaremos aquí el miércoles, para ver si podemos hacer alguna ruta de montaña (si mejora el tiempo queremos visitar el Cirque du Lys y el Pont d’Espagne), el jueves iniciamos el camino de vuelta y el viernes iremos ya tranquilamente a casa.

Por cierto, hoy es San Fermín.

Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s