VEINTE AÑOS SIN MONTES Y MARTÍN BARÓ

Veinte años sin Montes y Martín Baró

Asesinato de seis jesuitas en El Salvador en 1989 (Archivo Histórico)

 http://www.rtve.es/swf/v2/RTVEPlayer.swf?assetID=381426_es_videos&location=embed

En la madrugada del 16 de noviembre de 1989, el sacerdote español José María Tojeira escuchó 20 minutos de disparos, y creyó que se trataba de uno más de los tiroteos entre militares y la guerrilla, que desde días atrás había iniciado una ofensiva para tomar la capital Cuando se levantó, algunas horas después, halló muertos en un patio de la Universidad Centroamericana a cuatro de los principales sacerdotes españoles de la institución, uno de ellos el rector, y a otros dos en sus cuartos. Casi todos tenían el rostro desfigurado por los balazos y también había sido asesinada el ama de llaves y su hija.

Inmediatamente nos dimos cuenta de que tenía que ser el Ejército. Era imposible que hubiera habido un tiroteo tan fuerte y que el Ejército no se hubiera hecho presente y no hubiera más muertos que los padres, que no estaban armados, evidentemente

El próximo 16 de noviembre se cumplirán dos décadas del asesinato de los jesuitas de origen español Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín Baró, Segundo Montes, Amando López, Juan Ramón Moreno, del salvadoreño Joaquín López y López, del ama de llaves, Julia Elba y su hija Celina Meredith Ramos.

En septiembre de 1991, catorce militares fueron enjuiciados por este crimen, pero sólo dos fueron condenados y puestos en libertad gracias a la Ley de Amnistía aprobada por la Asamblea Legislativa. Los jesuitas decidieron querellarse en el año 2000 contra el ex presidente Alfredo Cristiani y los autores intelectuales del asesinato.

La persecución de los jesuitas en El Salvador empezó años antes del brutal crimen, tal como explica el libro Una muerte anunciada” de Martha Doggett. En junio de 1977, un escuadrón de la muerte “amenazó con matar a todos y cada uno de los 47 jesuitas que estaban en el país si no lo abandonaban antes de un mes”. Tres meses antes habían asesinado al jesuita Rutilio Grande. Para los sectores derechistas más fanáticos “la guerrilla del FMLN no hubiera existido sin la presencia de los jesuitas”.

El general retirado René Ponce, señalado por una Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas como quien dio la orden de matar a los jesuitas, dijo que abrir el caso en otro país atenta contra la soberanía de El Salvador, que ya realizó dos juicios donde no se probó su responsabilidad en el crimen.

En ningún momento al coronel Benavides, nadie le dio ninguna orden de asesinar a jesuitas”, aseguró Ponce, uno de los militares protagonistas de la cruenta guerra civil que dejó 75.000 muertos entre 1980 y 1992.

Monseñor Oscar Romero y otros jesuitas habían denunciado atrocidades cometidas por el Ejército en medio de la guerra, principalmente contra comunidades campesinas, así como las acciones de los temidos escuadrones de la muerte. Tojeira cree que, más importante que militares como Ponce vayan a prisión, es lograr que el Estado pida perdón por los asesinatos, algo que no ha ocurrido porque en El Salvador gobierna “la derecha más radical y repugnante” dijo, refiriéndose a la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Tumbas de los jesuitas asesinados                                              Monumento Vallisoletano

La ciudad de Valladolid recuerda la muerte, asesinados por militares, de los dos jesuitas vallisoletanos, Segundo Montes e Ignacio Martín Baró, con unas jornadas de homenaje que se celebrarán el próximo día 23 de Noviembre.

Hoy, 20 años después de los terribles acontecimientos, la memoria sigue viva y lo demuestra el ramo de flores que abraza el monolito erigido en 1991 en la calle Francisco Javier Martín Abril. El Ayuntamiento también les dedicó una calle en el barrio de Arturo León; en Parquesol está el colegio Ignacio Martín Baró y en la calle Núñez de Arce tiene su sede la Fundación Segundo y Santiago Montes.

Hoy, 20 años después, la herida sigue abierta porque la Justicia aún no se ha decidido a cerrarla. Un jurado compuesto por cinco personas elegidas por sorteo acordó el 29 de septiembre de 1991 absolver a siete de los nueve militares acusados del asesinato porque el Ejército salvadoreño “no aportó pruebas suficientes”. Dos años después, la Comisión de la Verdad, hizo público un informe (entregado a la ONU) en el que concluía que René Ponce, el ministro de Defensa, dio la orden de matar al rector de la Universidad Centroamericana, Ignacio Ellacuría, “sin dejar testigos”. No sirvió de nada, la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó una amnistía general y los dos únicos condenados quedaron en libertad. Hoy son empresarios, jubilados, altos cargos del Ejército. Y libres.

El 13 de enero de este año, Eloy Velasco, juez de la Audiencia Nacional de España, se declaró competente para investigar a 14 militares a los que imputa los delitos de asesinato terrorista y contra el derecho de gentes. Entre ellos hay cuatro ex generales entre los que destaca el que fue ministro de Defensa, Humberto Larios, y el jefe del estado mayor del Ejército, René Emilio Ponce (que también alcanzó el puesto de ministro de Defensa), dos coroneles, tres tenientes, dos sargentos, un cabo y dos soldados. El ex presidente Alfredo Cristiani no será juzgado por un delito de encubrimiento, que no tiene “persecución universal”.

La querella fue presentada por la Asociación Pro Derechos Humanos de España y el Centro de Justicia y Responsabilidad, con sede en San Francisco, en base al principio de Justicia Universal que permitió en 1998 el arresto del dictador Augusto Pinochet en Londres, tras una orden de detención del juez Baltasar Garzón.

 

Ignacio Martín-Baró

Biografía: Nació en Valladolid el 7 de noviembre de 1942 y residía en Centroamérica desde 1962.

Formación: Era el vicerrector de la Universidad Centroamericana (UCA) en el momento de su asesinato y director del departamento de Psicología. Sus estudios y obras estaban encaminados a responder a la dura represión política que se registraba en la zona, el menosprecio a los derechos humanos y la creciente exclusión sociosocial y económica en América Latina. Entre 1988 y 1989 trabajó además como párroco de la comunidad de Jayaque, pueblo campesino incrustado entre las fincas cafeteras. Dicen que su voz fue la única escuchada por los testigos. Gritó a sus asesinos: «Esto es una injusticia, ustedes son carroña».

Ignacio Ellacuría

Biografía: Nació en Portugalete en el año 1930. Hijo de un médico oftalmólogo, era el cuarto de cinco hermanos. Curso, estudios de Humanidades y Filosofía en Quito (Ecuador) y Teología en Innsbruck (Austria). En 1967 fue destinado a El Salvador. Rector de la Universidad de los jesuitas desde 1979 hasta el momento de su muerte. Quienes lo conocieron destacan su capacidad de entrega a los más débiles.

Segundo Montes

Biografía: Nacido en Valladolid el 15 de mayo de 1933, vivía en Centroamérica desde 1949. Era el superior de la residencia y director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana, institución que investigaba y denunciaba las violaciones de los derechos humanos cometidos en el país.

Formación: Ingresó en el noviciado de la Compañía de Jesús en Orduña, el 15 de agosto de 1950. Continuó su formación en Santa Tecla (El Salvador), Quito (Ecuador) e Innsbruck (Austria). Regresó a El Salvador en 1966 y fue rector del colegio Externado San José entre 1973 y 1976. Desde 1970 colaboraba con la Universidad Centroamericana, donde fue trasladado definitivamente en 1976 como profesor de Sociología

 

El pasado día 16 de Noviembre, el Gobierno de El Salvador entregó su máxima condecoración a título póstumo a los Jesuitas asesinados, por “Los servicios extraordinarios prestados al país y sus aportes a la paz y a la construcción de la democracia”. Fue recogida por sus familiares. La Fundación Segundo y Santiago Montes (Tef.983 304979), el Instituto Fe y Desarrollo y el Comité Oscar Romero de Valladolid, organizan unas jornadas de Recuerdo y Homenaje a los jesuitas asesinados en El Salvador desde el 23 de Noviembre al 4 de Diciembre de este año 2009.

Anuncios

2 Replies to “VEINTE AÑOS SIN MONTES Y MARTÍN BARÓ”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s