RECURSOS LITERARIOS CREATIVOS

RECURSOS LITERARIOS CREATIVOS

Hace un tiempo leí en algún sitio que la mentira no existe. La mentira, decía aquel  escrito (no  recuerdo donde lo leí), es una aseveración creativa. Lo que en aquel momento me pareció una gran perogullada, eso sí de enorme creatividad, cobra hoy de nuevo importancia, ya que acabo de escuchar una afirmación de Fernando Sánchez Dragó que decía que los insultos son Recursos Literarios Creativos. El tema, que viniendo de un personaje como Sánchez Dragó podría simplemente obviarse, no es nada baladí, si nos ponemos a analizar el verdadero alcance de tal afinación de significados. Veamos.

Si la mentira no existe, si no se miente, no hace falta pedir perdon por ninguna falta cometida. No existe tal falta, puesto que no existe el causante, la mentira. Por lo tanto no existe juicio moral ni posibilidad de perdon, ni cumplimiento de penitencia, ni por lo tanto, justificación alguna para la existencia de religión de ningún tipo. Pero es que tampoco se necesita justicia, ni jueces, ni abogados, puesto que nadie puede incurrir en el delito de cometerr una falta que no existe (Mentira), ni  a nadie le cabe temer ser acusado de proferir insultos contra otros, puesto que tales insultos no son sino Recursos Literarios Creativos.

Es una suerte que esto sea así. Sobre todo para gente como Sánchez Dragó, quien calificó a los Cooperantes Españoles secuestrados en Mauritania de “gorrones sin fronteras”, además de “pijos, caraduras y gilipollas” (esto al alimón con su señora, que también le da al Recurso Literario Creativo con asombrosa facilidad). No se le podrá juzgar ni moral, ni judicialmente por insultar, porque ni la mentira ni el insulto existen.  En todo caso, alguna autoridad literaria podría indicarle si el recurso estilístico están bien empleado. Pero claro, Sánchez Dragó es suficiente autoridad académica para Sánchez Dragó.

Solo espero que a esos cooperantes no les ocurra nada y vuelvan sanos y salvos a casa, porque de lo contrario, es muy posible que ignorantes como yo, piensen que las palabras del Sr. Sánchez Dragó podrían ser constitutivas de delito. Claro que para mí si que existen la mentira y el insulto, no como para otras personas.

Tambien es una suerte que ni la mentira ni el insulto existan para gente como Hermann Tertsch. Mejor dicho. Es una suerte que la justicia y la moral (religion) hayan perdido toda su capacidad de actuación al no existir ni la mentira ni el insulto. Porque de no haber sido así, una persona (pública, o sea, un periodista con un cargo directivo en una Televisión Autonómica), que públicamente declara que mataría a otra persona,  podría ser considerada sospechosa de asesinato o, cuanto menos, culpable de un delito de apología del asesinato. Aunque esa persona a la quisese matar fuese miembro de un grupo terrorista como Al-Qaeda. Recordemos que por ese motivo, por organizar un grupo que matase (asesinase) a miembros de un grupo terrorisa como ETA, se juzgó y encarceló, a policías y políticos vinculados con los GAL. Pero claro, ahora no. Ahora no existe esa posibilidad. Ahora no existe ni la mentira ni el insulto.

Claro que si alguien se atreve a criticar la postura del Sr. Tertsch, si que es rapidamente calificado como “instigador de delitos”, como le ha pasado al Sr.Wyoming. Menos mal que no existe la mentira, y que gracias a esta “no existencia”, las acusaciones tanto del Sr.Tertsch como de personas de su entorno, incluida la presidenta de la Comunidad de Madrid, la Sra. Aguirre (¿”O la cólera de dios” como el titulo de aquella película?), contra el Sr. Wyoming, no pasarán de ser una curiosidad literaria, un Recurso Literario Creativo en boca de paganos de la literatura, en boca de políticos y periodistas metidos a “literatos”. Y menos mal que literatos de pro, como el propio Sr.Sánchez Dragó está ahí para apoyar el uso de ese Recurso Literario Creativo por parte de esas personas. Menos mal. Ya no necesitarán limpiar moralmente sus conciencias y podran dormir tranquilamente sabiendo que solo “moros, antifascistas, actores modernos, y miembros de la SGAE”, pueden ser acusados ante los tribunales de contribuir con su sola existencia a que alguien, posiblemente con algunas copas de más, propinase, no se sabe bien si una patada o un puñetazo, al Sr.Tertsch.

Bueno, y también puede ser acusado ante los Tribunales el Sr. Wyoming, que al fin y al cabo ha tenido la desfachatez de llamar las cosas por su nombre y decir que ellos mienten e insultan, cuando lo único que hacen es utilizar, muy habilmente eso sí, Recursos Literarios Creativos.  

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SENTIMIENTOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s