JOVENES PAPALES Y JOVENES INDIGNADOS.

JOVENES PAPALES Y JOVENES INDIGNADOS.

 

El Próximo día 18 de Agosto, el Papa Benedicto XVI visitará España, en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud que se celebra durante esa semana en Madrid. La web oficial del evento,  no deja lugar a dudas: Es una reunión de jóvenes católicos que “arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe” (consigna de las Jornadas, frase de San Pablo), quieren mostrarse como la única juventud posible. El Alcalde de Madrid, invita a todos los madrileños a dar la bienvenida a los jóvenes y al Papa……

…….Y de la misma forma, pero un poco menos “amistosa”, da la despedida a los jóvenes… del 15M y Democracia Real ¡Ya!, a los Indignados que había conseguido desalojar del campamento permanente de Sol, pero a los que no ha logrado desalojar de la vida pública española. Ni siquiera con la bárbara intervención policial del pasado 5 de Agosto, destinada a evitar que los Indignados (y no “antisistema” como gustan llamarles el Alcalde y la Presidenta de la C. de Madrid), volvieran a hacer siquiera acto de presencia en la Plaza del Sol madrileña. Distinto rasero para la misma franja de edad…… para unos se pide que toda la vecindad les salude, para otros se busca que toda la vecindad les repudie.

Conozco a mucha gente católica y muy practicante, para quien el Papa es un personaje importante. Lo respeto. Y no critico que como representante de los católicos, Benedicto  XVI viaje por donde quiera para estar cerca de sus feligreses. Ni siquiera criticaría que en los países receptores (como España en este caso) se gasten dineros públicos en medidas de seguridad tanto para el personaje como para la multitud de gente que se congregaría en el evento. Esa es una práctica habitual para cualquier tipo de visita de este calibre, desde la visita papal a la visita triunfal de la Copa del Mundo de Futbol….

Para aquella ocasión también se organizó un fasto acontecimiento para recibir a los héroes futboleros que hicieron posible uno de los triunfos deportivos más importantes del panorama español. ¿Es eso criticable? A mí no me gusta el futbol ni me emocioné de las maneras que hicieron otros por esa victoria, pero no por ello me parece que deba ser un acontecimiento prescindible, innecesario o criticable, pese a que, me imagino, se tuvieron que gastar dineros públicos en seguridad y acondicionamiento del entorno.

La visita del Papa tiene otros y mayores gastos. Costará un dinero público que no se tiene, y que además nos lo están escatimando y restando directamente de nuestras nóminas y ayudas sociales a todos los españoles. Se estima que esta visita papal costará alrededor de 50 millones de euros, y que una parte será sufragada por empresas, entre las que se encuentran Telefónica, Banco Santander y El Corte Inglés (ver todos los patrocinadores aquí ), empresas que además de sus ingresos directos por la gestión del acontecimiento (ninguno trabaja gratis pese a lo que digan), desgravarán de su declaración a la Hacienda española por esta “labor altruista” . También se ha dicho que serán los peregrinos quienes paguen los gastos de la visita del Papa, pero eso no se sostiene, ni siquiera con la compra de “recuerdos”, que será en lo único en lo que se gasten dineros en Madrid. 

Benedicto XVI no acudirá a España como Jefe de Estado, sino en calidad de sumo pontífice a una visita de carácter semiprivado dentro de los actos de la Jornada Mundial de la Juventud (Nada que ver con el Festival Mundial de la Juventud del Forum Barcelona 2004 ). Gracias a esta visita-reclamo la convocatoria de la JMJ ha sido todo un éxito y se han inscrito más de 450.000 jóvenes (al parecer la cifra se eleva ya a un millón y medio ). La estancia en Madrid para ellos durante una semana con alojamiento y pensión completa es de 210€ y si solo pueden acudir el fin de semana son 90€ (hay otras modalidades), a lo que hay que sumar la cantidad de 10€ por persona como “fondo voluntario (es obligatorio) de solidaridad”. Incluye seguro de accidentes, transporte público, mochila del peregrino, entrada al Festival de la Juventud y acceso prioritario a los actos centrales (el acceso es libre). Todo esto se paga a través de ¿lo adivinan? Si, el Banco de Santander (¿altruistamente?). Muy barato para la estancia en una capital de España que ha aumentado entre un 15% y un 25% el precio de los hoteles… no parece que los jóvenes de las jornadas paguen un plus por la visita papal. Es más, ese “alojamiento sencillo”, que según se anuncia en el “paquete”, se lleva a cabo en “escuelas, gimnasios, parroquias o familias” (los que quieran alojarse en un hotel tienen que gestionar su reserva a través de ¿se imaginan? Si, El Corte Inglés, ¿altruistamente?), pero es que es la Comunidad de Madrid, esa que quiere devolver las competencias de Educación porque le salen muy caras, es la que cederá 206 colegios públicos (otras informaciones hablan de 800 centros) para alojar a estos peregrinos. ¿En qué quedamos? Una visita y jornada religiosa para católicos devotos que dicen que “pagarán” y ¿es el dinero público el que les sirve de alojamiento? ¿No hay protestas de los establecimientos hosteleros madrileños por la “competencia desleal” que suponen estos “alojamientos sencillos”?

Durante la visita del Papa a Santiago de Compostela y Barcelona en el 2009, el PapaMovil, ese artefacto ideado para salvaguardar la integridad física del Papa después del atentado que sufriera Juan Pablo-II (“el taxi más caro del mundo”, como le califican por ahí), fue traído desde el Vaticano a España por un Avión Hércules del Ejército español.  Miento. Trajeron dos. Con dinero público. Cada hora de trayecto del vehículo cuesta la friolera de 800.000€ ¿Quién lo pagará en esta ocasión? No se responde. Pero sí que hay quien, postulándose como un nuevo Madoff mago de las finanzas, el Presidente y Consejero Delegado de la COPE Fernando Giménez Barriocanal,  afirma sin pudor que “la JMJ ayudará a reducir el déficit público español” (en la web oficial de las JMJ). Lo que ayudará a reducir es el déficit presupuestario de las diócesis y episcopados españoles que se frotan las manos con este evento. Por lo visto muchos de los elementos eclesiásticos (vestimentas, paños…) que se utilizarán en esta ocasión y muchos de los objetos que servirán como recuerdo de la visita, han sido elaborados por manos de voluntarios en las parroquias y monasterios. Negocio redondo. No se han hecho contratos. No hemos reducido el paro.

Circula por facebook  un mensaje que dice aproximadamente lo siguiente: “PEGA ESTO EN TU MURO SI ESTAS DE ACUERDO CON QUE BENEDICTO XVI SE QUEDE EN CASITA Y SE ENVIEN A SOMALIA TODOS LOS MILLONES QUE CUESTA SU VISITA A ESPAÑA…”. Hay quien se molesta por esta comparación y pide que se exija también a los musulmanes que colaboren en labores humanitarias. ¡Cuán equivocados están los que consideran a todos los musulmanes unos terroristas insensibles! Los países musulmanes son los que más inmigrantes y refugiados reciben en todo el mundo. Con la desgracia de Somalia, países como Kenia y Etiopía están soportando el mayor peso de las riadas de refugiados que llegan desnutridos desde el vecino país. Justificar la falta de ayuda porque otros no lo hacen es de una bajeza increíble. Utilizar los medios puestos al servicio del tercer mundo para otros fines ¿tendría alguna justificación moral? Pues para el Vaticano parece que sí, porque en su reciente visita al Reino Unido (septiembre pasado) permitió que este país utilizase parte de la ayuda destinada al desarrollo para financiar la visita papal “el Gobierno lo justifica por la labor social de la Iglesia en el Tercer Mundo”. Justificar lo injustificable. Gastar lo de otros, lo de quienes menos tienen y lo de quienes sufren recortes salariales por una crisis internacional (¿Está el Vaticano sufriendo esta crisis en sus finanzas? ¿Qué dicen las Agencias de Calificación?)

Y a cambio de este apoyo económico, Rouco Varela, el inefable, “se compromete” a reducir las críticas al Gobierno. Tráfico de influencias que no le ha servido de nada a Rubalcaba ni a Camacho porque el Papa es mucho Papa y él “usará la JMJ para atacar las leyes españolas”  . ¡Ay! quién no recuerda ahora a los Reyes Católicos y su poder de convicción para con los pontífices.

LA VISITA DEL PAPA ¿Negocio divino o Proyección mediática?

La visita del Papa y la Jornada Mundial de la Juventud no constituyen sólo un negocio “divino”.  Es también un acontecimiento de indudable y altísimo alcance mediático. No hay que olvidar que a quien más beneficia la publicidad de estos eventos es a la propia Iglesia y a un sector católico radical que lleva tiempo queriendo eliminar a uno de sus más acérrimos enemigos. ¿El islam? ¡No, hombre no…! Contra ellos dejaron los asuntos terrenales en manos de personajes como Bush hijo que tenía “comunicación directa con Dios”, y les salió tan mal que ahora la Iglesia ni se molesta en hablar del “mal” de los seguidores de Alá. Su mayor enemigo ahora y siempre, ha sido la laicidad. O al menos, eso dicen en España, donde muchos afirman sentirse “perseguidos”. Muy al contrario, ni siquiera John Locke al escribir su encendida diatriba a favor de la tolerancia religiosa, consideraba merecedores de ella a quienes no fuesen cristianos practicantes (y aún así…).

  • Por último, no han de ser tolerados en modo alguno aquellos que nieguen la existencia de Dios. Las promesas, los pactos y juramentos, que son los lazos que unen a la sociedad, no significan nada para el ateo. Al apartarse de Dios, aun en su espíritu, se disgrega todo. Asimismo, aquellos que no creen en nada, al socavar y destruir toda religión, no pueden tener pretexto religioso alguno para pretender el privilegio de la tolerancia. En lo que se refiere a otras opiniones prácticas –aunque éstas no estén completamente libres de error-, si no pretenden el dominio sobre los demás o la impunidad civil para la iglesia que los adoctrinó, no existe razón alguna para que no sean tolerados”.

Carta sobre la Tolerancia John Locke, (1689)

Volvamos al principio para recordar que el desalojo de los indignados de la plaza del Sol de Madrid se llevó a cabo para “mostrar un cierto decoro en las calles” ante la visita del Papa. No es baladí, aunque esta “limpieza” tiene varias causas:

  • “(1) La amenaza del alcalde del PP, Ruiz Gallardón, de poner una querella criminal a la delegada del Gobierno si no desalojaba la Puerta del Sol (no seamos injustos de echarle toda la culpa al Gobierno. ¿O nos hemos olvidado quién gobierna en el completo Madrid?);
  • (2) las presiones del Vaticano para que la visita del Papa no se vea “enturbiada” por peticiones democráticas sobre las que la jerarquía de la iglesia hace mucho que no se pronuncia. Y mucho menos, para que no se le recuerde su papel de encubridor de pederastas o de justificador de la sujeción de la mujer;
  • (3) las presiones de las empresas que financian la visita del Papa (en verdad, financiación popular pues luego desgravarán impuestos). Nunca falta una patronal o una asociación de comerciantes -esos que nos querían cobrar los millones que supuestamente no han vendido- que prepare el camino para la sumisión;
  • (4) el intento del PSOE de hacer “bueno” a Rubalcaba frente al nuevo Ministro del Interior, el circunspecto desconectador de cámaras Camacho;
  • (5) el intento de debilitar al movimiento para impedir que los centenares de medios de comunicación que van a cubrir la visita del Papa cubran también esta primavera democrática que está contaminando a todas las plazas de las debilitadas democracias europeas (y aún más allá);
  • y (6), lanzar el enésimo guiño inútil a unos mercados que nunca se van a tranquilizar, pero que desearían en España una situación política como la del Chile de 1973, sin sindicatos, sin partidos a la izquierda, con fortísima represión en la calle, con economistas neoliberales recetando el veneno de sus propuestas y con vía libre para el saqueo de nuestros países antes de que todo se caiga definitivamente.”

Juan Carlos Monedero

Ya vemos de qué tiene miedo la Iglesia. Una Iglesia que mientras condena a sus sacerdotes a no poder cumplir con uno de sus propios mandamientos (el del matrimonio), actúa de encubridor de pederastas; que niega los métodos anticonceptivos (tras una visita del Papa a Angola subió el índice de afectados de Sida, según una médico española en ese país); y ha reprimido las libertades cívicas laicas durante siglos. La última: La empresa adjudicataria de la publicidad en los autobuses urbanos de Madrid, rechazó una campaña a favor del uso del condón promovida por la organización católica Catholics for Choice, durante la visita del Papa, en un claro gesto de censura defendido por Ana Botella del consistorio madrileño  .

Los Indignados están molestando mucho con las protestas que llevan a cabo. Yo no creo que deban entenderse, como dice Rubalcaba, como un “poner las ciudad patas arriba” (ni eran “doscientas personas“, majo, que cuentas muy mal cuando quieres) sino como una forma legítima de protesta y reivindicación democrática, civil y laica. Si hay momentos de tensión y se producen disturbios, son mínimos comparados con otras manifestaciones similares que no provocan cargas policiales de ese calibre. Pero si estas manifestaciones, desde el 15 de Mayo, han sido más o menos entendidos y tolerados por el Gobierno (en un afán de hacerse con su representación, en Barcelona les “dejaron de tolerar” enseguida), con la Iglesia nos hemos topado:

  • ¿Qué pretenden ustedes? Mientras los indignados solo hacen uso del espacio público para protestar contra los sistemáticos abusos del poder establecido; mientras se sientan en el suelo para celebrar en asamblea el encuentro de su conciencia, de su unión, de su voz y de su voluntad, quienes llevan las riendas de la caballería deciden sofocarlos para abrir paso al jefe de un Estado ridículo en su mismidad, culpable de crímenes que no se le permitirían a una república bananera. No se dan cuenta de que agonizan precisamente por actuar así, por reprimir, por ser violentos, por ejercer abuso de su poder. Necios. ¿Millones de euros del dinero público para recibir al Papa? ¿De un dinero público que, sin embargo, no puede cubrir las prestaciones sociales de este país, sumido en los recortes que conlleva una profunda crisis? Si Jesucristo levantara la cabeza enfurecería con tales mercaderes. ¿Que la ciudadanía no puede tomar la plaza para tratar de “desfacer” vuestros graves entuertos pero vosotros podéis instalar 200 confesionarios en el Retiro? ¿¿¡¡Perdón!!?? ¿Confesionarios? ¿Pero estáis de broma o qué?

Rut Toledano

Lo que no acabo de concebir es que la sociedad esté de acuerdo con manifestaciones lúdico-festivas (como lo que decía antes del futbol, o la misma JMJ) antes que con manifestaciones reivindicativas que encima se piden para el TOTAL de esa sociedad, no para el colectivo que se manifiesta. Es decir, cuando en Madrid se celebra una JMJ(Católica se les olvidó poner) se hace por reivindicaciones propias, con consignas particulares, con razones únicamente católicas (otra cosa es que se alcen como los únicos representantes de la cultura occidental, pero ese es otro tema), y sin embargo los movimientos 15M y Democracia Real ¡Ya! , los Indignados (no “antisistema”, aunque se proteste contra la prostitución del sistema democrático en el que vivimos), que están manifestándose por algo que nos afecta a TODOS directamente (la ausencia de transparencia y legalidad en el ejercicio de la democracia)  “molestan” a la mayoría de la gente, y sus actos son considerados como la “cabezonería de una minoría“.

Yo no lo veo así, desde luego. Algún día los políticos gobernantes (algunos de ellos imputados e implicados en casos graves de corrupción) y los responsables de seguridad (ahora están diciendo que había carteristas entre los indignados del 15M, como si no los hubiese en todas partes…  haber los que se dan cita en la JMJ), todos los que han tomado este tipo de decisiones con respecto a los Indignados y la visita papal, se tendrán que enfrentar al hecho de que están ordenando y efectuando cargas policiales de magnitud contra ciudadanos libres que ejercen derechos democráticos, no en aras de la seguridad, sino sólo para que el “representante de Dios en la tierra” disfrute de bonitas vistas desde su PapaMovil. Para que Benedicto XVI no tenga que ver a esa “otra juventud” que no incluye en sus homilías. No me gustaría estar en sus conciencias….

AlmaLeonor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s