EXCURSIÓN A PICOS DE EUROPA Y TAZONES.

EXCURSIÓN A PICOS DE EUROPA Y TAZONES.

DÍA 10-AGOSTO-2011

Día 10 de Agosto, los dos tenemos unos días libres y nos vamos a hacer una “excursión” de dos o tres días, según se tercie. En todo caso no queremos volver más tarde del viernes, que este finde y el puente subsiguiente del 15 de Agosto, es el más peliagudo en España de carretera y gente en todas partes (también de fiestas, pero nosotros es que preferimos tranquilidad). Ponemos el parcial a cero, y a las 11:19 nos ponemos en marcha. Nuestro primer destino es Riaño (León).

El Tom-Tom empieza a ponerse “tontorrón” desde el primer momento y nos ha dado el viaje. He sacado unas fotografías de las pantallas que nos saltan más a menudo, y de una nueva que salió, para enviárselo todo al fabricante a ver si nos lo soluciona…. No hemos podido contar con él para (casi)nada…

A las 11:51 cogemos la A-67 dirección Santander. A las 11:55 entramos en la N611/A-65 hacia Benavente/León y a las 11:57 dejamos esta (que va hacia Santander) para tomar la N610 a León. A las 11:59 tomamos la salida 8 que nos deja en la CL615 hacia Palencia y Guardo… El Tom-Tom funciona en este tramo: “Entonces… en la rotonda, 3ª salida, CL615, hacia Guardo”, “Entonces… en la rotonda, 4ª salida, CL615, hacia Palencia/Guardo durante 84 km”. A las 12:28, en Osorno, cogemos la CL615 hacia Saldaña, donde llegamos a las 12:42 km. 110,8 (quedan 34 km. a Guardo). Paramos en Saldaña a tomar un cafelito en una terraza y para pasear un poco al Miki que está nerviosísimo. Salimos a las 13:15, y un poco más allá del final del pueblo, ya se vislumbra la silueta de los Picos de la Montaña Palentina, otro enclave digno de admirar de vez en cuando.

Después de una rectísima carretera, lleguemos a Guardo, a las 13:35, km.142,5 y a las afueras se ve la imponente Central Térmica de Guardo (nos damos cuenta de que el Tom-Tom, además de haber desactivado nuestros sitios favoritos, y “casa”, también ha desactivado el aviso de gasolineras y todos los demás…). Ahora tenemos que seguir por la P215 hacia Velilla del Río Carrión, hasta Besande (llegamos a las 13:49), pasando por el Alto de las Portillas, donde hace unos años estuvimos escuchando la berrea del ciervo (no vimos nada, pero les oímos perfectamente). Quedan 12 km. a Boca de Huérgano (LE215) y tenemos ya a la vista el Pico del Espiguete (en cuanto vemos la desviación hacia Valverde de la Sierra, el pueblo que se encuentra a sus pies, justo en el Puerto de Picones, de 1816 mt.). Esta carretera es una maravilla (si no fuera por lo feos que son los pueblos). Vemos en los prados rebaños de vacas, ovejas, cabras y caballos, más o menos a la altura de Siero de la Reina (otro pueblo feo en un sitio guapísimo).

Al pasar Boca de Huérgano a las 14:04 km.169,9 tomamos a la izquierda la N621 hacia Riaño (quedan 8 km). Desde aquí ya se ven los Picos de Europa hacia la izquierda. El Tom-Tom sigue queriéndonos enviar al Cuartel de la Guardia Civil más cercano, y lo que es peor, intentando llamar (… pero mi móvil tiene el bluetooth desactivado…), solo que ahora con una salvedad, sale una pantalla con un mensaje que dice “vaya andando”… ¡¡manda huevos!!

A las 14:13 km.176,5 paramos en Riaño, en una “especie” de parking que hay antes de entrar a la izquierda, para bajar al embarcadero. Es un espacio sin acondicionar donde encontramos una AC francesa cuyos ocupantes están almorzando en la sombra que les proporciona su propio toldo, porque en el resto del entorno (en todo lo que abarca la vista alrededor) no hay ninguna maldita sombra  a no ser en una casa privada.

Bajamos hasta el embarcadero a tomar unas fotos del pantano con los impresionantes picos del fondo, entre los que destaca el perfil del Pico Yorgas. Después, buscando una sombra para comer, encontramos, al otro lado del pueblo un paseo con árboles, sombra y unas mesas de madera. Vimos una libre y allí nos quedamos a comer con 26,5º pero mucho calor. A las 16:00 estamos ya de camino hacia Puebla de Lillo. Tenemos ahora 28º y vamos sin Tom-Tom cada poco.

Estamos en la N621 dirección Cangas de Onís por una preciosa carretera recorriendo el Pantano de Riaño, sin un mal sitio en el que parar para hacer una foto… A las 16:12 km.186,0 cogemos la CL635 dirección Burón y Puerto de Tarna. El paisaje sigue siendo impresionantemente bonito y hoy le contemplamos despejado y luminoso. Pasando Burón, a unos 4 km de la desviación, en el lado derecho, hay una entrada hacían un parquecito con mesas (pero sin sombra). Después de Lario vamos por la LE331. Justo antes de la entrada a Magaña vemos un gran rebaño de ovejas y cabras que cruzan parsimoniosamente la carretera (había vacas también en el otro lado, seguro que cruzaron justo antes…) y en los prados a ambos lados, vacas con sus terneros y yeguas con sus potrillos…. Pasamos por La Uña y un poco más allá vemos otra parada pequeñita con mesas (sin sombra). La temperatura ha bajado a los 25º, se ve todo más verde y picos más pronunciados al pasar por la Urbanización Montes Lluengos ¡¡¡Qué bonitos son los Picos de Europa Leoneses!!!

A las 16:36 llegamos al Puerto de Tarna a 1490 mt. donde empieza Asturias, justo en la zona conocida como Parque Natural de Redes, en Caso. Hacemos una paradilla para hacer unas fotos y seguimos a las 16:50 cuando la temperatura ha bajado a los 23º. De momento cogemos la desviación hacia Puebla de Lillo por la LE333, una carretera comarcal estrecha y en muy mal estado, que nos hace ir dando botes todo el camino. Pero el sitio es tan bonito que acabamos por no pensar en ello (casi). Llegamos al Puerto de las Señales de 1625 mt., atravesando la Reserva Nacional de Mampodre.

De repente, en una curva nos cruzan justo delante de la furgo, una vaca y un toro semental que la seguía… ¡¡enormes!! Me quedo tan asustada que ni una foto les tomé siquiera, y eso que iban tan despacio que me hubiese dado tiempo de sobra, ya que llevaba la cámara sobre el regazo… A la entrada de Cofiñal vemos otra paradita de mesas pero sin sombra como viene siendo habitual. También vemos el Camping el Urogallo  en el mismo pueblo, pero igualmente sin una sombra.  Nos paramos un momento en el Camping Las Nieves  de Puebla de Lillo para preguntar y nos dicen que si que tienen plaza y que serían unos 10 euros. El camping está lleno de caravanas con toldos, tipo de las que se quedan fijas todo el año, pero la señora dice que tiene sitio en una parcela detrás, con electricidad y todo. Compramos dos botellas de agua y seguimos. Vemos en el Mapa de la Guia Michelín que en Isoba hay otro camping y vamos a verle. A no ser que haya otro, y no vimos más, el Camping Mediavilla de Isoba, es un Camping Privado, “solo para asociados”, así que nos dimos la vuelta por donde habíamos venido.

Bueno, exactamente por donde hemos venido, no, que nos confundimos al salir de Puebla de Lillo y en lugar de ir hacia Isoba, fuimos hacia Camposillo. Dimos la vuelta en un punto donde la gente deja el coche para bajar por un camino casi impracticable hasta el final de una de las colas del pantano que llega hasta aquí. Luego fuimos a Isoba, por la LE331, pero ya en la dirección correcta. A las 17:45 llegamos al Lago de Isoba y hacemos otra paradita para hacer fotos. Se ve al ganado al final del lago (es muy pequeñito) y al lado, hay un corral con vacas en las que hay varias personas contemplándolas. También tiene un cartel con indicaciones de rutas. A las 18:00 estamos de nuevo en marcha. Llegamos al pueblo de Isoba y vimos el Camping privado.

Ahora sí que retomamos la misma ruta que al principio para llegar de nuevo al  Alto de Tarna y entrar en Asturias siguiendo el Nalón. A las 18:10 estamos en Puebla de Lillo. A las 18:31 paramos en el Puerto de las Señales para hacer unas fotos (antes he sacado unas fotos desde el coche) y salimos a las 18:39. Hacemos otra paradilla a las 18:44 justo en el cruce del Alto de Tarna. Esto es tan bonito que no se puede dejar de hacer fotos. El Tom-Tom parece funcionar ahora. Vamos a Pola de Laviana por la AS-117 (dice el Tom-Tom: “A-S-117, antigua N117, antigua AS117”… ¡¡increíble!!). Siguen los paisajes bellos… y las obras.

La temperatura ha bajado hasta los 21º, pero oscila entre 22/23º normalmente. Atravesamos el Túnel de Devoyú de 890 mt, en Campo de Caso. Luego el Tunel Fastra de 400 mt y vemos ahora el Nalón bien ancho y de aguas verdes a causa de una pequeña presa que vemos en un paisaje precioso (pero sin poder fotografiar). Viaducto Orla de 100 mt sobre el Nalón, Viaducto Tanes de 100 mt… todos muy bonitos, hasta que llegamos  a la Presa de Tanes en el Concejo de Sobrescobio, ¡¡Precioso!! Pero de repente nos encontramos con un semáforo en medio de la nada. Hay obras, pero no vemos nada más que el semáforo. Pasan tímidamente un par de vehículos y se pone en verde. Circulamos con precaución y enseguida alcanzamos el final de la retención… seguimos, y otro semáforo que volvemos a encontrar en rojo…

Entramos en el Concejo de Laviana al llegar al pueblo de Comillera. A las 20:00 km.315,5  llegamos a Pola de Laviana, hasta el mismo centro (llevados por el Tom-Tom) que es una calle cerrada y no entramos. Es un pueblo grande al que no vemos ningún encanto, y paramos al final, en una gasolinera. Preguntamos y nos dicen que ¡no hay camping! Vamos dirección Langreo y una vez allí, volvemos a parar en un parking al lado de unas vías (aquí todo son vías y fábricas llenas de tubos, un lugar con menos encanto todavía que el anterior) para buscar la forma de llegar a un camping en la costa. Llamo por teléfono a los que tengo anotados en Villaviciosa y no puedo ponerme en contacto más que con el Camping Playa España que no admite perros. No puedo comunicarme ni con Camping la Ensenada (el teléfono es un numero privado), ni con Camping Nery (el teléfono no existe) ni con Camping Fin de Siglo (el teléfono comunica siempre). Al final ponemos Caping la Ensenada en el Tom-Tom y nos dejamos guiar…

A las 21:00 estamos en marcha por la A64, la Autovía Minera. Nos dice que tomemos la salida 19 a la Ferera, pero todo está en obras y no hay tal salida, hasta que vemos salida 34 hacia Tremanes y luego por la A8/E70 hacia Villaviciosa (Autovía del Cantábrico). Dejamos esta Autovía por la salida 360 a Villaviciosa y luego tomamos la N632 a Playa Rodiles. Vemos un parking en el que no se puede pernoctar ni circular con perros, pero en el que hay varias AC y gente con perro… preguntamos y nos confirman que no se puede, pero que en dos días no ha pasado nadie por allí a echarles, aunque todo es posible: No está permitida la pernocta.

Seguimos y comprobamos que el Tom-Tom nos ha llevado hasta el Camping La Ensenada  que ¡está completo! (nos dan una tarjeta con el telefono: 985 996 156) Pregunto y la señora nos dice que podemos quedarnos en la puerta (aunque no está permitido pernoctar fuera de los camping en ningún lugar de Asturias, según la normativa), donde hay ya varias AC (y algunas camper) a lo largo de la carretera que flanquea el Parque de Rodiles (una extensión de pinos que lleva a la playa). A las 21:45 km.399,8 paramos y decidimos que nos quedamos aquí a cenar y dormir (según la guía Michelin debe ser el sitio conocido como Liñero, en la ría de Villaviciosa).

Pero en realidad no pudimos hacer ninguna de las dos cosas… Me explico. Lo de la cena lo cuento en otra entrada de Anécdotas, porque es para ello. Tampoco pudimos dormir porque Miki se empeñaba en permanecer despierto. Estaba muy nervioso, imaginamos que por los ruidos, los coches, el movimiento, la cantidad de luz que se veía por las ventanas de la furgo… pero es que teníamos que tenerlas abiertas porque hacía mucho calor y el airecito que corría se agradecía… pues no hubo manera, Miki parecía querer tirarse hacia abajo y cuando le dejábamos abajo lloraba por no estar arriba. El rey tuvo que sacarle de madrugada a dar un paseo a ver si se calmaba (vio a muchos pescadores con linternas en la ría, que luego supimos que no estaban haciendo tampoco algo permitido, porque pasó un coche de policía que no se acercó a las ACs, pero al poco todos los pescadores salían del Parque Rodiles corriendo y marchándose en sus vehículos…) y aún tuve que sacarle yo otra vez a eso de las seis de la mañana………..

DIA 11-AGOSTO-2011

A eso de las 8:00 de la mañana, hartitos ya de pasar la noche casi en vela, nos levantamos. ¡¡Como ha cambiado la situación del tiempo!! Si no me hubiese pasado un buen rato paseando a las seis de la mañana, no me hubiese creído que el tiempo pudiese cambiar tanto y tan deprisa, porque a las ocho estaba todo completamente cubierto y pintineaba. Claro que seguía sin hacer nada de fresco (19,5º marcaba la furgo) y el aire, aún, era caliente. Nos arreglamos, nos cambiamos, bajamos el techo y volvemos a pasear al inquieto del Miki bajo un paraguas que me cubre de la finísima lluvia (con el calor que hacía no hubiese aguantado un chubasquero, además que no llevamos…).

Trato de sacar algunas fotos del sitio, para documentar el aparcamiento, pero me han salido fatal, igual que las del Parque de Rodiles (de la playa ni nos acercamos, ayer llegamos de noche y hoy está cubierto… así que no hay fotos), aunque es un sitio muy majo, un pinar con caminos de madera hasta la misma orilla y mesas de madera con grandes bancos en todo el espacio. A la playa no se puede ir con el perro (hay carteles en rojo por todas partes), pero en el parque sí que se puede pasear con él atado. Ahora queremos marcharnos y buscar un sitio para desayunar. Son las 9:15 y tenemos 18º.

Al llegar ayer, habíamos visto un lugar que nos pareció merecedor de una visita detallada, con varios hórreos de madera y algunos bares con terraza. Nos costó encontrarle, así que nos quedamos a desayunar en la primera terraza que vimos después de recorrer un par de veces la distancia entre Liñero y Olivar. Aquí tuvimos la segunda “experiencia psicodélica” con los establecimientos hosteleros de por aquí….

No obstante, aún estuve preguntando por donde llegar al Camping La Rasa, que habíamos visto en un cartel, justo a la salida del bar y no habíamos sido capaces de encontrar. Siguiendo la flecha fuimos a dar  a una ermita en obras y el fin de la carretera. Luego nos dijeron en el bar que la carretera seguía, pero que había muchos “ramales” y era fácil perderse, que lo mejor era ir a la general, y tomar una salida “a unos cuatrocientos metros, al lado de un restaurante, que estará cerrado, pero es un restaurante, encontraríamos la desviación, y más adelante, justo donde pasa la autovía por encima, donde hay una nave a un lado y a otro….” (bueno, esto entre tres paisanos y con “palabrus” asturianos…) así que no sé si entendí bien las explicaciones. Pero he buscado el sitio en internet y parece un buen lugar para una próxima ocasión, ya que además de admitir perros, tienen hasta “pipi-can”.

Después de desayunar nos marchamos y encontramos el pueblo de los Hórreos, Selorio, un poco más adelante de donde nos habíamos parado a desayunar. Volvemos a parar y nos disponemos a fotografiar los hórreos (hay varios en este pueblo, y en realidad en todas partes, también los había en Olivar y se veían en las impresionantes parcelas verdes de algunas casas privadas) bajo la atenta e inquisitiva mirada de algunos vecinos. Los hórreos me llaman mucho la atención, pero estos están realmente mal, con mucha porquería acumulada debajo (incluso sirviendo de “cochera”) y alrededor y además “empapelados” de cartelería variada… da la impresión de que los vecinos no quisieran que se fotografíen, y por eso ponen esas “impedimentas” visuales, pero aún así, les sacamos fotografías y los vecinos deberían darnos las gracias por limitarnos a estas construcciones y no a fotografiar el desnudo que vimos asearse detrás de una ventana abierta… ¡¡qué impresión po’dios!! Además compramos más botellas de agua en un supermercado. A las 10:15 nos marchamos a visitar Tazones.

El Tom-Tom parece funcionar ahora, así que siguiendo sus instrucciones vamos por la N632 hacia Villaviciosa y Gijón. Más tarde cogemos la A8/E70 hacia Oviedo y a dos kilómetros, tomamos la salida 363 hacia Villaviciosa. Estamos en la AS256 y vemos cantidad de marismas (de ría) con zarapitos y otros limícolas y patos (y eso a simple vista desde la carretera sin bajar del coche), pero no encontramos donde parar para mirar bien (y además no hemos traído los prismáticos, ¡Mecachis!). Vemos una especie de entradadilla de tierra y paramos un momento para asomarnos entre vegetación, pero están muy lejos y no les vemos bien. Más tarde, al volver, vimos un sitio llamado “Centro de Interpretación de la Ría de Villaviciosa”, con lo que parecía un punto de observación. Más allá vemos un pradito con Caballos asturcones. El Tom-Tom vuelve a las andadas intentando llamar a la Guardia Civil de toda la comarca…

Salimos de la general para entrar en la VV5. Pasamos por El Puntal, que desde aquí arriba (hay que tomar la carretera a la derecha para bajar al pueblo) parece muy guapo, con una playa grande. Esta es la parte más estrecha de la Ría de Villaviciosa y desde la misma carretera se ve, al otro lado, el sitio donde ayer estuvimos durmiendo en Rodiles. Seguimos hacia Tazones y llega un momento en el que vemos una señal que dice “Tazones 500 mt.” y justo ahí entramos en una zona muy boscosa, muy cubierta, llena de árboles de todas clases que parecen volcarse en la carretera. La entrada no puede ser más bonita. Al acabar este espacio boscoso entramos de lleno en Tazones, aunque más bien en el parking obligatorio (gratuito) ya que al pueblo solo pueden entrar los residentes (y ya podían también abstenerse, porque había muchísimos coches por todas partes afeando el pueblo). Paramos a las 10:55 km. 428,1 con 18,5º de temperatura.

Tazones  es un lugar famoso porque aquí se dice que llegó Carlos-I cuando venía a España a hacerse cargo de su reino, el 19 de septiembre de 1517. Este acontecimiento se celebra todos los años en el mes de agosto con desfiles y degustaciones.  Y yo tenía muchas ganas de conocerlo.

El pueblo, que es un bonito y típico pueblo marinero volcado desde la montaña, está compuesto por una serie de callejas empinadas y casas de uno o dos pisos, algunas de ellas pintadas de vivos colores, que está declarado como Conjunto Histórico-Artístico por el Principado de Asturias. Está completamente lleno de restaurantes donde ofrecen, dicen, marisco vivo recién pescado. Nosotros vimos en el puerto como se compraba y vendía en varias de las dependencias que al parecer servían para guardar aperos en las instalaciones portuarias y la Cofradía de Pescadores. También vimos una empresa “Cetárea-Tazones” que anunciaba la venta directa al público (“abrimos los domingos”) pero que ya estaba cerrando y ni siquiera nos hicieron caso (ni a nosotros, ni a otra pareja que entró) cuando, estando aún abierto, entramos a mirar. Así que no compramos nada.

Dimos un paseo por el puerto, la pequeñísima playa (llena de letreros en rojo donde decía “prohibido perros”, ¡que obsesión en Asturias!) y las callejas. No hay más que un comercio de ultramarinos donde venden recuerdos (al menos no vimos más que esta, y luego al final, otra al lado del parking  en la que sonaba música sudamericana…) y productos típicos. El dueño tuvo la amabilidad de salir con una bandeja de degustación para la gente que esperábamos en la calle (la tienda estaba ocupada por la familia del tendero, y en la calle estaba yo con el Miki, y un grupo de visitantes mirando el escaparate). Al final compramos queso cabrales, chocolate casero, un pack (envasado por ellos) de productos para preparar una fabada asturiana, y una botella de crema de chocolate blanco, muy bueno. El dueño, Arturo, nos dijo que en el Restaurante de El Faro de Tazones se come bien y barato. Pensábamos visitarlo, así que nos interesó la recomendación. Luego vimos que no…

Nos acercamos a una terraza cercana al parking para tomar algo a la sombra y nos disponemos a sentarnos en una mesa. Aquí sufrimos la última de las “sorprendentes” reacciones hosteleras de Asturias…. Después y cuando eran las 12:40 salimos de Tazones con intención de visitar el Faro de Tazones. ¡¡Craso error!! Lo primero es que la carretera sale a mano derecha en una curva peligrosísima en ángulo de 45º y cuesta arriba… tuvimos que seguir hacia adelante y volver en dirección contraria para poderla tomar en condiciones (la carretera estaba ocupada por una cuadrilla de operarios desbrozando las orillas, por lo que era también un poco impracticable). Una vez que entramos en la vía (ni nº aparece en el mapa de carretera que llevamos) vemos que es estrechísima y encima nos encontramos a locos al volante que suben o bajan a unas velocidades exageradas para la vía de la que se trata. Cuando casi hemos acabado el recorrido al volver de una curva nos encontramos ¡con un tractor atravesado en medio! El sitio es tan estrecho (porque está delimitado por la casa y el cercado de las vacas) que tiene que situarse así de atravesado para descargar. Después de unas maniobras nos deja pasar. Llegamos al faro y… ¡¡Nada!! No hay nada… ni donde aparcar (tres coches que estaban allí parados y nosotros, ocupamos el poco sitio en un entrante que se podía ocupar), el faro está cercado y cerrado, y no hay ni un camino que nos lleve a alguna parte. Eso sí, el bar-restaurante sí que está, pero ni nos acercamos de cómo lo vimos… Una gente de Sevilla, otra familia que no nos dijo de donde era, unos portugueses, y otra pareja que llegaba cuando nos marchábamos nosotros, TODOS, nos decepcionamos y nos cabreamos cuando vimos lo que nos esperó al final de tan peligrosa subida. Nosotros estuvimos tomando una de nuestras bebidas frescas (porque hacía un calor impresionante) mientras los demás se marchaban para poder hacer mejor la maniobra de dar la vuelta (¡¡esa es otra!!). Cuando ya solo estábamos nosotros, a las 13:30 nos marchamos. En el mismo punto del tractor, nos volvemos a encontrar otro obstáculo, esta vez el camión del butano que subía a toda velocidad y no parecía querer parar ni cuando nosotros frenamos en seco e hicimos el ademán de echar para atrás hacia una entrada que vimos… ¡¡que susto!!

Ahora ya no queremos hacer más visitas. Queremos irnos a casa. En uno de los escasos momentos en los que el Tom-Tom funcionaba, nos dice que la mejor forma de volver es por Oviedo y León, pagando un peaje de Autopista. Y así que lo hacemos.

A las 13:50 cogemos la N632 hacia Oviedo (E70/A8) y en dos minutos más estamos ya en la Autovía a Oviedo A64, dejando a la derecha la salida hacia Gijón. A las 14:24 km, 485,5 estamos ya en la A66 dirección León, en lo que es también la ronda de Oviedo y la Autovía de la Plata. A las 14:40 km.512,5 atravesamos Mieres, con sus monstruo-fábricas. Quedan 100 km a León. Se me olvidaba comentar que intentamos tomar la AS-1 para atajar un trecho, pero entre las obras de la carretera y las indicaciones a ratos del Tom-Tom, tuvimos que dar una vuelta con riesgo de ir a parar directamente a Oviedo, o a algún otro sitio sin remisión, y volvimos a tomar la A66 hacia León, aunque nos llevará más kilómetros.

A las 14:52, Km.530,6 nos damos cuenta de que, a unos 5 km de Pola de Lena, cogimos ya la Autopista de peaje, AP66, aunque no hay cabinas ni nada en la carretera para tomar un ticket. Paramos a poner gas-oil (a 1,235, habíamos visto en Asturias a 1,229) a las 15:06 km. 550,6 con 22,5º de temperatura (ponemos 50€). Al salir del Túnel de Negrón en el Puerto de Pajares, pueblo de Caldas de Luna, estamos ya en León y abandonamos Asturias. Son las 15:17 cuando seguimos atravesando la belleza de la zona del Pantano de los Barrios de Luna (mira que es bonito ese nombre) y atravesando otra serie de túneles: Oblanca (670 mt), Cosera (250 mt) y Túnel de Barrios (1625 mt). A las 15:35 km, 577,2 pagamos los 10,95€ del peaje de la Autopista (¡¡Jope!!). Tenemos ya 31,5º de temperatura y empezamos a echar de menos Asturias…

A las 16:02, pasado ya León y con 33,5º de temperatura, seguimos en la Autovía A66 hacia Benavente, aunque pronto cogeremos la salida a Villamañan. Todo esto lo hemos mirado en el mapa Michelin porque el Tom-Tom definitivamente se ha vuelto loco. A las 16:10 km. 625,4 aprovechamos una parada de la Autovía (¡qué diferencia de las francesas!) para comer algo. Salimos a las 16:52 y enseguida cogemos la Salida 172 de Villamañan.

Al terminar de pasar este pueblo estamos ya en la N621 hacia Valencia de Don Juan, a donde llegamos a las 17:05 km.642,6 (¡Qué bonito Castillo y otros edificios que se ven desde la carretera!). Mi marido no quiere parar, pero promete que en invierno (por lo menos, mejor en la próxima era glaciar…), vendremos a verlo.

A las 17:17, km.659,2 entramos en la provincia de Valladolid. No vemos a nadie en la carretera, lo dejarán todo para el fin de semana, seguro. A las 17:21 km.666,5 cogemos la N601 hacia Medina de Rioseco, cuando quedan menos de 100 km. a Valladolid.

A las 18:30 km.745,8 y con 35º llegamos a casa. Miki estaba agotado…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s