LA MUERTE DE FEDERICO GARCÍA LORCA

CHOPO MUERTO (1920)

¡Chopo viejo!
Has caído
en el espejo
del remanso dormido,
abatiendo tu frente
ante el Poniente.

No fue el vendaval ronco
el que rompió tu tronco,
ni fue el hachazo grave
del leñador, que sabe
has de volver
a nacer.

Fue tu espíritu fuerte
el que llamó a la muerte,
al hallarse sin nidos, olvidado
de los chopos infantes del prado.

¡Chopo viejo!
Yo te vi descender
en el atardecer
y escribo tu elegía,
que es la mía.

Tras una denuncia anónima, el 16 de agosto de 1936, Federico García Lorca fue detenido en la casa de uno de sus amigos, el también poeta Luis Rosales. Las últimas investigaciones determinan que fue fusilado la madrugada del 18 de agosto de 1936 en el camino que va de Víznar a Alfacar, en Granada. Su cuerpo permanece enterrado en una fosa común anónima en algún lugar de esos parajes junto con otras tres personas (un maestro nacional y dos banderilleros) ejecutadas con él. Muchos intelectuales y amigos se interesaron en vano por su paradero en aquellos días de agosto.

H. G. Wells, presidente Pen Club de Londres, desea con ansiedad noticias de su distinguido colega Federico García Lorca, y apreciará grandemente la cortesía de una respuesta.”

Aún se sigue esperando.

Anuncios

4 Replies to “LA MUERTE DE FEDERICO GARCÍA LORCA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s