El farolito de la Gran Place (Bruselas)

El farolito de la Gran Place (Bruselas) 

293713_10151313286119104_1834360785_n

Hablé con el farolito que se erguía solitario 
en el centro de Bruselas, en medio del gran mercado
mojado por la llovizna invernal. 

¿Te molesta el frío? —le espeté inseguro,
mientras mis manos temblaban con las últimas gotas de agua
que se cuajaban en nieve en el adoquín resbaladizo.

—me respondió pensativo, —pero no tanto como a ti. 

Me soplé un cálido chorro de respiro a las manos congeladas
antes de atreverme con un “¿Y eso?

Pues, mira, chaval —me dijo sin quitar sus ojos 
de la fachada del ayuntamiento. 
Si ya sabes que la vida te ha obligado 
a ponerte de pie para siempre 
y mirar a todo cuanto te rodea,
sin brazos para abrazar a los que lloran a tus pies,
ni manos para aplaudir las pantomimas,
ni nariz para oler el perfume de la primavera
ni labios para bostezar el aburrimiento del otoño, 
el frío es de lo menos. 
Además, no hay otro farol que me vea hablando con un chico,
mientras que todo el mercado ya se ríe de uno que discute con un farol. 
 

Texto e imagen: Marlon James Sales

(Meycauayan, 5 de noviembre de 2012)

 

 

Esta entrada fue publicada en POESIA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s