TIERRA DE CAMPOS Y LAGUNAS DE LA NAVA

TIERRA DE CAMPOS Y LAGUNAS DE LA NAVA

Digital Camera

¡¡Hoy toca excursión!! Llamo excursión a toda aquella salida fuera de mi ciudad y que dura al menos la mayor parte del día… si solo es una mañana o una tarde es un paseo, y si es más de un día es un viaje (corto o largo). Y hoy, 31 de mayo toca excursión.

Hacía días que queríamos acercarnos a Villalón de Campos a comprar queso. Ya conocíamos el “Patamulo” (de oveja) y el Curado Fuerte (también de oveja) de Melgar de Arriba. Queríamos repetir. Y de paso nos acercaríamos a las Lagunas de la Nava, que también conocíamos, aunque en sus inicios, antes de que fuese un lugar tan bien acondicionado como está ahora.

Así que sin más preparación salimos de Valladolid por la A-601 (ojo que aún no está abierta la autovía que salvará la molesta curva del aeropuerto militar de Villanubla), hasta pasar Medina de Rioseco y después por la VA-905 hasta Cuenca de Campos y  finalmente Villalón de Campos , uno de los pueblos más significativos de Tierra de Campos.

itinierario

La comarca de Tierra de Campos  es una zona natural castellana que comprende tierras de León, Zamora, Valladolid y Palencia que era donde nos dirigíamos esta vez. Su origen es visigodo, en el siglo V, cuando se asentaron aquí pobladores visigodos expulsados de la Galia por el expansionismo franco. Se llamaron “campos góticos” y “galaicos” hasta que Alfonso X les denomina Tierra de Campos en la Primera Crónica General de España, en el siglo XIII. Tras el despoblado a que fue sometida para evitar la ocupación musulmana, esta zona empezó a ser repoblada en el siglo XI por Ordoño I de Asturias.

Componen Tierra de Campos llanuras cerealistas y pueblos pequeños en su mayoría. Algunos cerros pequeños, las torres de los castillos y los campanarios de las muchas iglesias y ermitas que jalona pueblos y campos, son las únicas alturas que descollan en el horizonte. Y como tal llanura cerealista, es tierra de Avutardas (no las veríamos esta vez, pero si en otras ocasionales visitas a las Lagunas de Villafáfila) y de humedales como las Lagunas de la Nava.

escudoPero nuestro primer destino es Villalón de Campos  que toma su nombre de las antiguas ventas situadas en el páramo que después sería villa y que tenían por nombre “Ventas del Alón”, posiblemente por el escudo que portaban (un brazo sustentando un alón) y que hacían referencia a la esquilmación o “desplumada” que sufrían de continuo por partidas de soldadesca.

Villalón, fundada en el siglo XI, fue desde el XIII una importante plaza de mercado, afianzada al pasar a manos de D.  Rodrigo Alonso Pimentel, conde de Benavente, que en el siglo XV consigue que se traslade aquí la Feria de Medina de Rioseco, y más tarde que se celebrasen dos ferias en la localidad: “La primera en tiempo de Cuaresma y la segunda después de los Misterios, las cuales duraban veinte días cada una”. La villa consiguió incluso que en 1506, se le permitiese seguir celebrando su feria aunque desde la Corona se pretendía aumentar la importancia de la de Medina del Campo y la reina Isabel la católica clausurara las ferias de Villalón en algún momento.

Una vez en el centro del pueblo, en su gran plaza demarcada por el Ayuntamiento, la Iglesia de San Miguel, y una suerte de casas porticadas con columnas de madera, se encuentra el Rollo Jurisdiccional de Villalón, del señorío de los Condes de Benavente, erigido en 1523 por los mismos artistas de la Catedral de Burgos, el más artístico de cuantos se conservan en España y declarado Monumento Nacional.

Digital Camera

En la plaza también podemos contemplar a “La Quesera”, un monumento en bronce del escultor vallisoletano Jesús Trapote, que el pueblo levantó en 1998 como homenaje a la mujer que tradicionalmente elaboraba el queso en Villalón. Porta una cesta con los quesos y la anjilla, un útil de la zona para elaborarlos. En el pueblo se encuentra el Museo del Queso  Con la imagen de La Quesera iniciamos nuestro recorrido fotográfico.

Después de comprar queso y Pan… ¡que no se nos olvide hablar del pan de Villalón! Tan bueno que todo el vehículo olía a pan recién hecho y no podíamos dejar de dar “piquitos” a los canteros. Bueno, pues después de la compra seguimos nuestro recorrido por la VA-924 dirección Herrin de Campos, Guaza de Campos y Frechilla (en estos lugares nos pararemos a la vuelta) para tomar aquí la P-944 dirección Fuentes de Nava.

Fuentes de Navaes una localidad palentina emblemática de la zona de Tierra de Campos, una de las comarcas naturales más grandes de Europa y donde se pueden encontrar bonitos palomares castellanos incluso a pie de carretera. Desde aquí y en dirección Mazariegos, se llega a las Lagunas de la Nava, enclavada en una Zona de Especial Protección de la Naturaleza (Red Natura 2000), y donde la organización mundial Global Nature acondicionó una zona de observación de aves en un humedal artificial gestionado hoy por la Junta de Castilla y León. Ese es nuestro siguiente destino.

lagunas de la nava

La Laguna de la Nava  posee una extensión de 307 hectáreas, dividida en dos partes iguales, separadas por la carretera que une Mazariegos con Fuentes de Nava y con distinto régimen de uso. Una de las mitades se destina exclusivamente a conservación (aves) y la otra se aprovecha conjuntamente con los ganaderos de Fuentes de Nava (pastoreo).

Debido al carácter artificial, el agua, procedente del canal de Castilla, es introducido todos los años en el mes de octubre, con la intención de imitar dentro de lo posible, el ciclo natural de la laguna: inundación en otoño e invierno y desecación durante el estío.

Están catalogadas 253 especies de vertebrados, destacando las 221 especies de aves, que suponen algo más del 41 % de las especies de aves de España: De octubre a marzo acoge anátidas que llegan a alcanzar las 20.000 aves en algunos inviernos (ánsar común, azulones, cercetas, silbones, cucharas…); Durante la migración primaveral, de febrero a mayo, se pueden observar hasta 41 especies de limícolas (chorlitos, archibebes, agujas, corregimos…). Además también crían avefrías, cigüeñuelas, rascones, polluelas y fochas.

IMG_9984

Nosotros llegamos a ver somormujos, fochas, avefrías, charranes, archibebes, porrón común, cigüeñuelas, cigüeñas… una maravilla para la vista y los sentidos. El lugar estaba además espléndidamente adornado con los colores de miles de flores y vegetación (también insectos) que pudimos observar en los breves recorridos que hicimos por los dos puntos principales de observación de El Prao. En el segundo punto, se encuentra la Estación de Anillamiento de Aves de La Nava, y La Casa del Parque (una vieja casona del siglo XVIII), donde la Fundación Global Nature dispone de un albergue para 23 personas.

Digital Camera

La vuelta al coche nos sorprendió con un aumento de la nubosidad. De repente las nubes empezaban a jalonar un cielo completamente azul al principio de la mañana. No obstante, en estos momentos pusieron el perfecto contrapunto a la linealidad de la Tierra de Campos.

Decidimos seguir la carretera hasta Mazariegos y visitar este pueblo, cuya historia permanece unida a la existencia de las Lagunas de la Nava. Durante el siglo XVI fue escenario de los enfrentamientos entre Comuneros y realistas. Las tropas del Condestable de Castilla acamparon cerca de Mazariegos en abril de 1521 saqueando las villas alrededor (como Becerril de Campos) y desde donde empujaron a los leales a los Comuneros hasta que resultaron derrotados el 23 de abril en Villalar.

IMG_0003

En la entrada se encuentra la Iglesia de La Asunción, del siglo XVI, con un restaurado pórtico de entrada y una alta y cuadrada torre con varios nidos de cigüeña, cuyas ocupantes se dejaron fotografiar con toda su coquetería.

Mazariegos fue el punto más alejado de nuestra excursión. Buscamos un lugar donde situar la furgo a la sombra y nos dispusimos a comer nuestro queso y pan de Villalón. Solo faltó un buen vino, pero con la carretera no se puede uno conceder todas las divinidades mundanas.

A eso de las 3 de la tarde estábamos de nuevo en la carretera. Esta vez nos paramos en Fuentes de Nava donde ya nos estaba llamando la atención la visión de dos torres: Una completamente cuadrada y con vegetación en su azotea; y otra muy elaborada y estilizada.

Digital Camera

La estilizada resultó ser la Torre de la Iglesia de San Pedro, del siglo XVI, de 65 metros de altura y cuatro cuerpos diferenciados que van agrandándose según ascienden, rematando en una “linterna” con ventanales calados. En el exterior, una escalera cubierta llama la atención. Es la torre más alta de Tierra de Campos, y el templo es una muestra de la arquitectura tardogótica.

El pueblo está muy arreglado y en la  plaza de Calvo Sotelo aún se pueden contemplar dos grades Palacios del siglo XVII con sus escudos nobiliarios y la forja de los balcones y ventanas. El Ayuntamiento, del siglo XX también recoge el mismo estilo. La Calle Mayor cuenta con algunos edificios de importancia como es la casona que alberga el Centro de Visitantes de la Laguna de la Nava del siglo XVII o la Casa de  la Cruz del siglo XV (que por cierto tenía un cartel de “se vende”).

Digital Camera

Y no dejamos olvidada la Torre Cuadrada. Resultó ser un torreón exento del que no encuentro nada en la red. No vimos ningún rótulo (no puedo asegurar que no lo tuviera), y no sé qué tipo de edificio sería, pero estaba al lado de la Iglesia de Santa María. Ésta es del siglo XVI, declarada Monumento Nacional en 1978, y seguramente sin una sola obra de recuperación desde mucho antes. Estaba la pobre en un estado tan penoso que miedito daba pasar a su lado. Cuenta con un pórtico de entrada representativo de la época de su construcción que alberga una bella entrada decorada con un arco mudéjar, y por lo visto en su interior se conserva uno de los mejores artesonados de arte mudéjar de toda la región, que espero esté en mejores condiciones que el exterior del edificio.

De lo que si encontramos carteles en este pueblo y en los demás, es de los órganos barrocos de la zona. Al parecer son de gran importancia. Al menos de ellos si que se habla en la cartelería de la Junta de Castilla y León. Pero nosotros no entramos en ninguna de las iglesias que fotografiamos. Ninguna estaba abierta.

Digital Camera

Nuestro siguiente destino fue Frechilla  pueblo y partido judicial de varios municipios de la zona desde 1833 hasta 1967. Lo primero que fotografiamos fue la Iglesia de Santa María, un mazacote castellano del siglo XVI, cuya torre fue destruida por un incendio y reconstruida en el mismo siglo. También cuenta con un órgano barroco. Pero lo que más nos llamó la atención a nosotros fue la pareja de cernícalos primilla que habían anidado en una de sus oquedades. Pudimos fotografiar al macho en el nido y a la hembra sobrevolando la torre. También nos llamó la atención la gran casona de adobe que se erguía en el lateral del templo.

Digital Camera

El siguiente destino es Guaza de Campos y los magníficos palomares que vimos al principio de la mañana, pero antes nos detuvimos un momento en la Ermita de San Pedro de Acebes  a unos dos kilómetros del pueblo y donde se ha habilitado una zona de picnic con mesas y bancos. También vimos un pozo de piedra. Es del siglo XVI, cuenta con un pórtico artesonado y tiene que ser tan emblemática para la villa que figura en su escudo y todo.

NV-01

Ya había comentado que conforme avanzaba la mañana las nubes se iban acumulando en el cielo. En estos momentos ya no son esponjosas nubes de blanco algodón, sino largos nubarrones negros que oscurecen el día en según qué momentos, pero esos claroscuros posibilitaron que pudiésemos tomar unas magníficas imágenes de los Palomares de Guaza, una maravilla de construcciones típicas de Tierra de Campos, que ofrecen encuadres perfectos para las imágenes, incluso estando medio derruidos.

Digital Camera

Nuestra última visita del día va a ser la Iglesia de La Asunción, en el interior de Guaza, de finales del siglo XVIII y que presenta la arquitectura más diferente de cuantas hemos visto en la jornada de hoy (y eso que no hubo dos con similares características), muy cuadrada y con dos campanarios octogonales a ambos lados de la entrada principal, acabados en pinachos cónicos. Aunque lo más chocante del edificio no es su arquitectura, sino el nombre de la plaza donde está ubicado… Plaza General Franco.

Digital Camera

Y como el Miki ya estaba un poco cansado de tanto salir y entrar de la furgo, dejamos aquí el recorrido por Tierra de Campos por hoy. Cerca de las ocho y media de la tarde entrábamos en casa con nuestros dos estupendos quesos bajo el brazo… del pan ya no quedaban más que las migas.

AlmaLeonor

(Todas las fotos del viaje,  aquí y en ALMA VIAJERA, aquí al lado)

Anuncios

2 Replies to “TIERRA DE CAMPOS Y LAGUNAS DE LA NAVA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s