UN NOMBRE ALREDEDOR DEL MUNDO

UN NOMBRE ALREDEDOR DEL MUNDO

1

Hay una cabaña de madera en el Matterhorn, la montaña más famosa de Suiza y casi del mundo por su silueta perfecta y mil veces reproducida, que está situada a 4003 metros de altura en su cara este y que lleva el nombre de SolvayhütteChoza Solvay”. Fue construida en 1916  y es hoy día el refugio a mayor altitud de los Alpes. Su mecenas fue Ernest Solvay, quien se había aficionado a la escalada por prescripción médica y se volvió un alpinista entusiasta durante toda su vida, ya que aún lo practicaba con 80 años (falleció con 84).

¿Y quién fue Ernest Solvay?

Este fue el inicio del recorrido que he podido realizar a través de una vida intensa y un nombre que consiguió no solo dar la vuelta al mundo, sino llegar incluso… más allá. Y lo extraño es que no se conozca más a este hombre, porque en los últimos 150 años su nombre aparece en tantos sitios que todo el mundo tendría que haber tropezado con alguno de estos lugares en algún momento. Su apellido se ha convertido en un símbolo de la ciencia y la filantropía conocido en todo el mundo.

Pero empecemos por el principio.

1

Ernest Solvay (1838-1922) fue un industrial de gran fama de la industria química belga. Nació un 16 de abril de 1838 en la provincia valona de Brabante y su delicado estado de salud (padecía pleuritis,  lo que le impedía respirar bien y sufría dolores continuos en el pecho) le impidió acudir a la Universidad, aunque era un autodidacta entusiasta de las ciencias puras y de las aplicadas (especialmente la física y la química).

«Estar en contacto con científicos, llegar a ser de alguna manera un científico si era posible, tal vez arrojar nueva luz sobre los fenómenos físicos, ser capaz de descubrir lo que es real y definitivo, ese fue el gran sueño de mi vida».

Trabajó desde los 17 años  y a los 21 años entra en la fábrica química de su tío donde pronto consigue idear métodos eficaces de purificación de gases. Su inquietud académica le lleva a seguir investigando como mejorar la producción y desarrolló un método para la producción más efectiva del carbonato sódico. Recordemos que no había estudiado en la universidad y por lo tanto no era químico, pero sus conocimientos prácticos fueron tan efectivos que llegó a desarrollar lo que se dio en llamar la “Torre Solvay” de carbonatado, un método para mezclar una solución de sal de amoniaco con dióxido de carbono en una torre de absorción de gas de 80 pies de altura, consiguiendo la patente de la producción de sosa caustica en 1861.

1

Ernest y su hermano Alfred construyeron la primera planta de su futuro imperio en Charleroi (Bélgica) en 1863 y el éxito del proceso y menor coste que el anterior “sistema Leblanc” les permitió ampliar la producción con una nueva planta, de mayores dimensiones, en Nancy (Francia) en 1872, lo que acabó por generalizar su invento.

En 1884 se comienza a utilizar en los EEUU y hacia 1890 las plantas de proceso Solvay ya fabrican la mayor parte de la ceniza de sosa del mundo. En el año 2005 se estimó que la producción mundial de carbonato de sodio es de 42 mil millones de kilogramos, lo que supone más de seis kilos por año para cada persona en la tierra. Las plantas químicas basadas en la Torre Solvay producen hoy en día casi las tres cuartas partes de la oferta, siendo el resto extraído de depósitos naturales (principalmente del yacimiento de Rio Verde, Wyoming, USA, descubierto en 1938), lo que da una idea de su gran importancia, y más si tenemos en cuenta que su producción se utiliza como un indicador de salud económica. Su uso se destina principalmente a la fabricación de vidrio (se obtiene por la fusión de una mezcla de carbonato de sodio, carbonato de calcio y arena de sílice), pero también para la metalurgia, el tratamiento de aguas, para la fabricación de jabones, detergentes, papel, álcali, bicarbonato de sodio para extintores, etc.

Ernest se enriqueció considerablemente, pero lejos de malgastar su fortuna, a los 50 años empleó buena parte de ella en diversos proyectos filantrópicos. Contando con los mejores especialistas en la materia, funda una ciudad científica en Parc Léopold, en Bruselas: En 1893 fundó varios Institutos Internacionales de investigación científica en fisiología; Un Instituto de Sociología en la Universidad de Bruselas en 1902 (hoy Biblioteca Solvay), de Física en 1912 y de Química en 1913; también la que hoy es Escuela de Administración y Dirección de Empresas Solvay (antes Escuela de Negocios Solvay). Aún hoy se concede el Premio Solvay a la Química del Futuro, que reconoce los  descubrimientos científicos más propensos a transformar el futuro y mejorar el progreso humano, y que está dotado con 300.000 euros. En el 2013, se premió al profesor Peter G. Schultz por su trabajo en la conexión de la química con las ciencias de la vida, y en particular por “la explotación de la diversidad molecular y la extensión racional del código genético en los organismos vivos”.

Se implicó igualmente en iniciativas sociales y fue un precursor del reconocimiento de los derechos laborales para los trabajadores de sus fábricas, con la instalación de una especie de sistema de seguridad social y de pensiones para empleados que no existía en la época (no podemos olvidar tampoco que el proceso de fabricación de la sosa es altamente tóxico y contaminante), además de jornadas de no más de 8 horas (desde 1908) y de vacaciones pagadas (desde 1913), y una formación continua de reciclaje, la Centrale d’educación Obrera (1913).

Como hombre muy conocido en la sociedad belga, y comprometido con la política liberal, es elegido senador en dos ocasiones y llegó a ser Ministro de Estado en 1918. Pero su logro más importante seguía siendo científico. En 1911 fue el promotor y mecenas de una Conferencia Científica que daría que hablar al mundo entero. Los llamados “Congresos Solvay”reunieron desde entonces, y cada tres años, a los más grandes científicos de cada momento, aportando avances y compartiendo descubrimientos tanto en Física como en Química.

11ª Conferencia Solvay (1911)

La Primera Conferencia Solvay fue un éxito sin precedentes, consiguiendo reunir a los mejores científicos del momento en el otoño de 1911 en Bruselas. El presidente fue Hendrik Antoon Lorentz (1853-1928), físico y matemático neerlandés galardonado con el Premio Nobel de Física del año 1902, y el tema elegido la “Radiación y los Cuantos“, donde se consideró el problema de las dos ramas de la física, la clásica y la teoría cuántica. Los asistentes fueron:

  • Sentados (Izda-Dcha): Walther Nernst (1864-1941, físico y químico alemán, Premio Nobel Quimica en 1920); Marcel Brillouin (1854-1948, físico francés); Ernest Solvay; Hendrik Lorentz; Emil Warburg (1846-1931, físico alemán, padre de Otto Warburg, bioquímico Premio Nobel); Jean Baptiste Perrin (1870-1942, físico francés, Premio Nobel en 1926); Wilhelm Wien (1864-1928, físico alemán, Premio Nobel en 1911); Marie Curie (1867-1934, física y química polaca, Premio Nobel de Física en 1903 y en Química en 1911 junto a su marido Pierre Curie); Henri Poincaré (1854-1912, matemático, físico teórico y filósofo francés).
  • De Pie (Izda-Dcha): Robert Goldschmidt (1877-1935, químico, físico e ingeniero belga, inventor del microfilm), Max Planck (1858-1947, físico teórico alemán, considerado fundador de la física cuántica, Premio Nobel en 1918); Heinrich Rubens (1865-1922, físico alemán); Arnold Sommerfeld (1868-1951, matemático y físico teórico alemán); Frederick Lindemann (1886-1957, físico británico, asesor de Churchill, y el más joven de todos los asistentes); Maurice de Broglie (1875-1960, físico francés, hermano mayor del Premio Nobel de física Louis-Víctor de Broglie); Martin Knudsen (1871-1949, físico y oceanógrafo danés); Friedrich Hasenöhrl (1874-1915, físico austriaco); Georges Hostelet (1875-1960, matemático, filósofo y sociólogo belga); Edouard Herzen (1877-1936, químico belga); James Hopwood Jeans (1877-1946, físico, matemático y astrónomo inglés); Ernest Rutherford (1871-1937, físico neozelandes, padre de la física nuclear, Premio Nobel de Química en 1908) Heike Kamerlingh Onnes (1853-1926, físico holandés, Premio Nobel en 1913); Albert Einstein (1879-1955, físico teórico y filósofo de la ciencia, Premio Nobel de Física en 1921,y el segundo físico más joven de los asistentes); Paul Langevin (1872-1946, físico francés, Presidente de la Liga de los Derechos Humanos 1944-1946).

Después del éxito inicial de la Primera Conferencia, las siguientes no lo fueron menos. La Segunda Conferencia se celebró en 1913 bajo el tema “La Estructura de la Materia” y la Tercera Conferencia, tras el paréntesis de la Gran Guerra, se celebra en 1921 sin la asistencia de ningún científico alemán, con el lema “Átomos y electrones”. El Cuarto Congreso se celebra en 1924 con el desarrollo del tema “Conducción eléctrica de los metales”.

12ª Conferencia Solvay (1913)

13ª Conferencia Solvay (1921)

14ª Conferencia Solvay (1924)

La  Conferencia Solvay de 1927 fue la celebrada del 24 al 29 de octubre en Bruselas bajo el tema “Electrones y Fotones”. Sin duda es la reunión más famosa de todas, donde se reunieron los mejores físicos del mundo para discutir sobre la recientemente formulada Teoría Cuántica. Construyeron una nueva manera de entender el mundo, entendiendo que había que abandonar viejas concepciones y prejuicios que habían encorsetado la ciencia a lo largo de la historia. La anécdota más famosa que ha quedado de esta conferencia fue la protagonizada por Albert Einstein y Niels Bohr cuando discutían acerca del “Principio de Incertidumbre” de Heisenberg. Einstein comentó “Usted cree en un Dios que juega a los dados“, a lo que Bohr le contestó “Einstein, deje de decirle a Dios lo que debe hacer con sus dados“.

15ª Conferencia Solvay (1927)

Fue una generación de oro de la ciencia, posiblemente como no ha habido otra en la historia. Significó la conferencia de la reconciliación con los científicos alemanes y diecisiete de los veintinueve asistentes eran o llegaron a ser ganadores de Premio Nobel. La fotografía tomada de aquel evento está considerada la más famosa de la Historia de la Ciencia, con permiso de la tomada en la primera reunión de 1911.

1

  • Asistentes: (1) Peter Debye (1884-1966, físico-químico estadounidense de origen neerlandés, Premio Nobel de Química en 1936); (2) Irving Langmuir (1881-1957, físico y químico estadounidense, Premio Nobel de Química en 1932); (3) Martin Knudsen; (4) Auguste Piccard (1884-1962, inventor y explorador suizo, profesor de física en Basilea, pionero de los vuelos a la estratosfera e inventor del batiscafo, sirvió de inspiración al dibujante de cómic Hergé en la creación del Profesor Tornasol, personaje de Las aventuras de Tintín); (5) Max Planck; (6) William Lawrence Bragg (1890-1971, físico británico-australiano, Premio Nobel junto a su padre, William Henry Bragg, en 1915); (7) Émile Henriot (1885-1961, físico y químico francés); (8) Paul Ehrenfest (1880-1933, físico austriaco-holandés); (9) Marie Curie; (10) Hendrik Anthony Kramers (1894-1952, físico neerlandés); (11) Édouard Herzen; (12) Hendrik Antoon Lorentz; (13) Théophile de Donder (1872-1957, matemático y físico belga, padre de la termodinámica irreversible); (14) Paul Adrien Maurice Dirac (1902-1984, físico teórico británico, Premio Nobel de Física en 1933, junto a Erwin Schrödinger); (15) Albert Einstein; (16) Erwin Schrödinger (1887-1961, físico austriaco-irlandés, Premio Nobel en 1933, autor del experimento mental del “gato de Schrödinger”); (17) Arthur Holly Compton (1892-1962, físico estadounidense, Premio Nobel en 1927); (18) Jules-Émile Verschaffelt (1870-1955, físico belga); (19) Paul Langevin; (20) Louis-Victor de Broglie; (21) Charles-Eugène Guye (1866-1942, físico suizo); (22) Wolfgang Pauli (1900-1958, físico austriaco-estadounidense, Premio Nobel en 1945); (23) Werner Heisenberg; (24) Max Born (1882-1970, matemático y físico alemán, Premio Nobel de Física en 1954, junto a Walter Bothe); (25) Charles Thomson Rees Wilson (1869-1959, físico escocés, Premio Nobel en 1927); (26) Ralph Howard Fowler (1889-1944, físico y astrónomo británico; (27) Léon Brillouin (1889-1969, físico francés); (28) Niels Bohr (1885-1962, físico danés, Premio Nobel de Física en 1922); (29) Owen Willans Richardson (1879-1879, físico británico, Premio Nobel en 1928).

De aquel acontecimiento se conserva un vídeo grabado por Irving Langmuir, uno de los asistentes.

La Sexta Conferencia tiene lugar en 1930 bajo el tema del “Magnetismo” y la Séptima Conferencia, de 1933, sobre la “Estructura del Núcleo Atómico” (No salen en la foto Albert Einstein y Charles-Eugène Guye, y sí otras dos mujeres, además de Marie Curie, están Irène Joliot-Curie y Lise Meitner). Tras esta Conferencia se abrió un largo paréntesis por la 2ª Guerra Mundial, hasta el siguiente Congreso que tiene lugar en 1948 sobre “Partículas elementales y sus interacciones”. 

16ª Conferencia Solvay (1930)

17ª Conferencia Solvay (1933)

Con algunas variaciones al principio, en general se han seguido celebrando estas Conferencias trianuales hasta la actualidad. A la 21ª Conferencia de Química del 2007 en Bruselas fue invitado (la participación siempre es por invitación) el primer químico español, Toribio Fernández Otero, catedrático de la Universidad Politécnica de Cartagena y director del laboratorio de Electroquímica, Materiales y Dispositivos Inteligentes de esa Universidad. La 25ª Conferencia, la última celebrada, tuvo lugar en Bruselas en diciembre de 2011, con el tema “La Teoría del Mundo Cuántico”, conmemorando el centenario de la primera Conferencia de 1911.  Las Conferencias Solvay se celebran siguiendo un orden establecido: El primer año la Conferencia Solvay de Física, la 26ª Conferencia celebrada del 8 al 11 octubre pasado de este año 2014, con el tema “Astrofísica y Cosmología“; el segundo año no se celebra ninguna (será el próximo 2015); y el tercero la 26ª Conferencia Solvay de Química, que se celebrará entre el 19 y el 22 de octubre de 2016.

1

Pero volviendo a nuestro protagonista, Ernest Solvay, fue un hombre tan polifacético que su nombre, como decía más arriba, aparece en muchos sitios. Los lugares donde se instalan fábricas Solvay, suelen contar con calles o plazas con su nombre, así como cines, teatros, salas de conferencias, pabellones deportivos… e incluso hay municipios enteros que llevan su nombre. Por ejemplo Rosignano-Solvay en la Toscana italiana  , o Solvay, una población del Estado de Nueva York en los EEUU.  En Shangai, la sede Solvay es hoy uno de los símbolos del éxito del grupo en el mundo.

1Sede Solvay en Shangai

En la Antártida se encuentra el Monte Solvay, aunque este nombre se dedica a su bisnieto, John  Solvay, quien se encargó de financiar una expedición belga a este helado continente entre 1957 y 1958, que fue liderada por el explorador belga Gastón de Gerlache (1919-2006), hijo del también explorador de la Antartida Adrien de Gerlache (entre 1897 y 1899 con el buque Bélgica).

1Gastón de Gerlache

La fama de Solvay es incluso interestelar, ya que el asteroide 7537, en el cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter, descubierto por el belga Erik Elst (prolífico descubridor de asteroides, habiendo descubierto, hasta octubre de 2009, 3643 asteroides y codescubierto 96, el asteroide 3936Elst fue nombrado así en su honor) en 1996 en el Observatorio de Chile, lleva su nombre por decisión de Elst. Además su nombre, figura también en la cabina del avión Solar Impulse, el proyecto  que el piloto suizo, André Borschberg (1952) y el aeronauta Bertrand Piccard (1958) pusieron en marcha después de que le primero consiguiese completar un vuelo impulsado por energía solar durante 24 horas en julio de 2010. Bertrand Piccard, es nieto de Auguste Piccard, asistente a la famosa 5ª Conferencia Solvay del que se ha hablado más arriba.

En el año 2013 Solvay Chemistry, realizó un vídeo conmemorando los 150 años de su existencia, con un viaje alrededor del nombre y vida de Ernet Solvay. Desde luego una vida apasionante y un nombre muy “viajado” que ha sido todo un placer descubrir.

AlmaLeonor

Fuentes: Wikipedia; Ojo Curioso; E-Centro; ScienceNet; Solvay Chemistry; Meridianos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en HISTORIA y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s