MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA

MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA

By anna dittmannArt Drawing By Anna Dittmann

Separados los grandes labios se ven en lo más alto de la vulva dos excrecencias carnosas, semejantes en su figura y color a la cresta de los gallos a las que se ha puesto el nombre de ninfas, porque circundan el conducto urinario, y forman el vertiente de la orina estorbando su contacto con la vulva. Estas excrecencias se prolongan en algunas mujeres tan monstruosamente, que es preciso mutilarlas (el clítoris, por lo común no pasa de media pulgada… se han, pues, visto clítoris tan monstruosos que pasaban de doce pulgadas). En Egipto señaladamente, y en otras regiones de África, es tan común esta deformidad, que varias personas se dedican a esta circuncisión que le proporciona la subsistencia, y con ella evitan una imperfección repugnante a las caricias del otro sexo.

Baltasar de Viguera
“La fisiología y patología de la mujer” (1827)

6 de febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s