HISTORIA CON ALMA: TIEMPO Y CALENDARIO

HISTORIA CON ALMA: TIEMPO Y CALENDARIO

10978583_386421384872622_1009626555417082604_n

Este domingo pasado, en TEMPUS FUGIT, tuvimos el placer de volver a contar con Mariano Fernández Urresti, con el que hicimos un recorrido muy especial por el camino de Santiago. En la sección HISTORIA CON ALMA intentamos aclarar un poco el lío de las fechas en historia. Y con Óscar Fábrega hablamos de si la película “London after midnight” está maldita o no…

Sin título

Para escuchar este programa, pinchad en la imagen, o aquí, en el Podcast. Para acceder a HISTORIA CON ALMA,  a partir del minuto 0:35:26

TIEMPO Y CALENDARIO

Bueno,  pues ya hemos empezado un nuevo año, el 2015,  y es un buen momento para detenernos un poco y recapitular acerca del TIEMPO y el CALENDARIO, puesto que además, este año, para adecuarnos a la velocidad real de rotación de la tierra, que no es constante, en la medianoche del próximo 30 de junio, se añadirá, de forma automática, un segundo más en los relojes atómicos de todo el mundo. Esto se viene realizando desde 1972, la última vez fue en el 2012, y así, ya hemos recuperado 24 segundos.

Esto del tiempo es que es muy relativo, como diría Einstein. Pero, además, no ayuda que cada cultura ha tenido una forma distinta de medirlo, no?

Ayudar no ayuda, no. En un anterior programa, creo que fue Moser quien preguntaba que si cuanto más cercano era un acontecimiento, más fácil resultaba saber su fecha. Mi respuesta fue que no siempre, y una de las razones de esa imprecisión es, precisamente, el calendario que se utilice para fechar.

El que un documento de la antigüedad lleve una fecha no siempre nos ofrece una certeza de su datación, porque cada cultura ha establecido desde sus inicios una forma particular de contar el tiempo.

Aún basado en el cómputo de días, semanas, meses, estaciones y años, ya hay grandes diferencias.

Fue muy frecuente el cómputo basado en el ciclo lunar (como el antiguo Calendario Romano, o el Calendario Musulmán), algo bastante comprensible, porque la luna es muy fácilmente observable en el cielo nocturno, cambia de forma, lo que ayuda a entender el ciclo, y además éste es muy corto, dura apenas un mes. Esto, unido a que sirvió para calcular los ritmos agrícolas hace que este cómputo sea muy antiguo y muy utilizado.

Pero también hay cálculos basados en el ciclo solar (en el Antiguo Egipto por ejemplo), y otros que combinan ambos, como en el caso del Calendario Hebreo o nuestro actual Calendario Cristiano.

Pero ¿Cómo se empieza a contar un CALENDARIO?

Los registros históricos hablan de ERAS que son períodos de un tiempoindeterminado, con un inicio que sí es conocido, referido normalmente a un acontecimiento importante ya sea político o religioso, y que se alarga hasta un momento que o bien no conocemos, o hasta que se instala otro cómputo, o que dura hasta la actualidad, como nuestra ERA CRISTIANA, que tiene su origen en el año del (supuesto) nacimiento de cristo en el año uno, y del que han pasado ya 2015 años.

Como es bien conocido, este calendario nuestro de la Era Cristiana, tiene su origen en el mítico Calendario Romano de 10 meses atribuido a Rómulo y ampliado a 12 meses por Numa Pompilio. Fue sustituido por el Calendario Juliano en el año 45 a.C. y después, por el Calendario Gregoriano en el 1582.

Comprenderéis que esto ya de por si es un lío, sobre todo en los tiempos en los que se producen los cambios de cuenta, cuando es muy difícil saber qué tipo de calendario se usó en un documento fechado. Solo para hacernos una idea de la complicación que supone daos cuenta de que en 1582 el nuevo calendario tal y como quedó establecido por el Papa (después del jueves 4 de octubre de 1582 vino el viernes 15 de octubre), solo lo adoptan: Italia, Portugal, España y zonas católicas del este de Europa. Antes de acabar el año lo hicieron: casi toda Francia, parte de Alemania (la Lorena y Alsacia) y parte de los Países Bajos y Bélgica. El resto del mundo conocido fue adoptándolo en diferentes años: Inglaterra y sus colonias por ejemplo, no lo hicieron hasta 1752; en el siglo XIX lo adoptan Japón y Egipto entre otros lugares, y no es hasta el siglo XX cuando lo adoptan Turquía y el mundo ortodoxo: Bulgaria, Rumania, Rusia, Yugoslavia y, finalmente, Grecia en una fecha tan tardía como 1923.

Así que imaginaos el caos de fechas que se puede originar cuando encontramos un documento fechado. Pero la cosa se complica aún más.

¿Aún más? ¿Pero cuánto más? ¿Se complican el calendario, las Eras… Qué?

La cantidad de todo ello.  Las ERAS son numerosísimas. Conocemos: Era de Alejandría, Era de Antioquía, Era de Abraham, Era de Nabonasar, Era Seleúcida, Era de Tiro o la Era de las Olimpiadas que fue una forma de datar muy conocida en la Grecia antigua, introducida por el sabio Timeo de Tauromenio en el año 776 a.C. y en la que se tienen en cuenta los Juegos Olímpicos que se celebraban cada cuatro años.

También Era de Constantino (o Bizantina, de la que parte el Calendario Ruso ortodoxo), la Era de la Fundación de Roma, una fecha llamada ab urbe condita, “desde la fundación de la ciudad“, que se calculó en relación al a Era de las Olimpiadas, entre el tercer año de la sexta y el primer año de la séptima olimpiada. Tiene su continuación en los años post reges exactos, que se inicia con el fin de la monarquía y el año uno de la República (que es el año 244 ab urbe condita o el 509 a.C.)

Y luego entraríamos ya en las ERAS relacionadas con la Roma imperial: Era Juliana; Era de Augusto; el Gran Pascual de Dionisio; Era de Diocleciano o de los Mártires; Era del Pontificado… muchas. Un tremendo lío además, porque cada una de estas Erasempezaba a contar su primer día del año en un mes distinto. Y también es frecuente que se solape el uso de unas y otras.

Y si nos fijásemos en los cómputos del tiempo asiático, como la India que tiene varios calendarios en el país… o China que el 19 de Febrero de 2015 inicia su año 4713 (el Año de la Cabra)… o, más aún, si tuviéramos en cuenta también el cómputo del tiempo del mundo prehispánico… pues ya el lío de fechas sería más que monumental.

Pero tranquilos que está todo estudiado y hay tablas para entender todas las fechas. Es una de las tareas de la Paleografía, la Archivística y la Documentación, una tarea ardua, pero muy importante para la Historia.

Tengo entendido que España va un poquito a su rollo con esto del computo del tiempo, verdad?

Bueno, en España, además de la ERACRISTIANA, son conocidas la ERA MUSULMANA, o de la Héjira, que se inicia en el año 622, en el mes de julio; la ERA HEBREA o judía, que se establece en el siglo XV, pero se empieza a contar desde  3760 años y 3 meses antes de la Era Cristiana. Y sobre todo la ERA HISPÁNICA, el tiempo que se empieza a contar desde el año 38 a.C. al parecer (no es seguro, no se sabe con exactitud) cuando Hispania es definitivamente, conquistada por Roma (que era mucho decir, aún sucederían después las guerras cántabras).En principio la datación por este método solía incluir la expresión “de la Era”, sin más, haciendo referencia con ello a la Era Hispánica.

Esta forma de calendario se utilizó en la península compartiendo tiempo y espacio con el cómputo de la ERA CRISTIANA, por lo que se pueden dar muchos documentos con fechas que hay que comprobar antes de calcular. Se deja de utilizar gradualmente. Por ejemplo, en la Corona de Aragón se abandona en el siglo XII, pero en la Corona de Castilla se utiliza hasta 1383 cuando Juan I de Castilla así lo decreta en Cortes, aunque se sigue usando esporádicamente en la práctica hasta casi un siglo después, hasta el XV, cuando aún estaba vigente en los reinos de Portugal y Navarra. 

Por otro lado, nuestra forma de contar los años está íntimamente relacionada con el cristianismo, pero no siempre ha sido como es ahora, ¿no?

No, no… veréis. La ERA CRISTIANA, que solía reflejarse en los documentos con la expresión anno Domini… se empieza a utilizar en el siglo VI en Italia, cuando la introduce el monje Dionisio el Exiguo, quien calculó que el nacimiento de Cristo tuvo lugar el 25 de diciembre del año 753 de la fundación de Roma, es decir, que el primer año de la Era Cristiana era el 754 de los años romanos.

Luego se extiende por Europa llegando a utilizarse en España de forma habitual hacia el año 1000. Pero no en todos los lugares ni en todos los momentos del uso de la Era Cristiana se contabilizó el tiempo de la misma manera. Había diferentes “estilos” y cada uno iniciaba el año en una fecha diferente.

El Estilo de la Circuncisión (annodomini-circuncisionis) comienza a contar el año desde el día 1 de enero, coincidiendo con la festividad religiosa de la Circuncisión y es el Estilo Moderno, por el que nos regimos ahora.

Aunque no se empezó a usar en los reinos españoles hasta el siglo XVI aproximadamente, este estilo fue ya establecido por Roma en el año 154 a.C. Antes de esa fecha el año empezaba el 15 de marzo, pero la guerra en Hispania (en Segeda, actual Mara en Zaragoza, contra el pueblo celtibérico de los Belos) hizo necesario que los Cónsules para el nuevo año fuesen elegidos antes, y se cambió al 1 de enero, fecha que heredó la Era Hispánica y el calendario Actual.

Estilo Veneciano: Comienza el año el 1 de marzo. Por lo tanto los meses de enero y febrero corresponden al año anterior y hay que sumar un año. Fue empleado en Venecia y Francia.

Estilo de la Encarnación o Anunciación (annoincarnationidomini): El inicio es la Encarnación, la anunciación del Ángel a María, el 25 de marzo. Dentro de este modo hay dos tipos de cuenta:

  • El Florentino: Empleado en Florencia, Francia, Inglaterra y en la Cancillería Pontificia, sitúa la Encarnación DESPUÉS de la fiesta de Navidad por lo que la documentación fechada desde el 1 de enero hasta el 25 de marzo corresponde al año anterior y hay que sumarle un año.
  • El Pisano: Comienza el 25 de marzo ANTES del nacimiento de Cristo. Por ello, los textos datados entre el 25 de marzo y el 31 de diciembre llevan un año de adelanto con relación al estilo moderno, y hay que restarlo para su sincronización.

Estilo de la Pascua de Resurrección: Fue frecuentemente empleado en Francia, en Nápoles y en Navarra. El comienzo del año coincide con el día de la Pascua de Resurrección una fecha variable que hay que calcular entre el 22 de marzo y el 25 de abril, y para adecuarlo al calendario moderno pues hay que sumar un año a las fechas anteriores a la Pascua.

Estilo Griego o Bizantino: Que parte del nacimiento de Cristo para calcular la fecha de la Creación, y así, el año uno de nuestra erasucede en el año 5508 de la Creación bizantina. El año empieza el 1 de septiembre, anticipando 4 meses el comienzo del año con relación al estilo moderno.

Estilo de Natividad (annonativitate): El año empieza el 25 de diciembre, coincidiendo con el nacimiento de Cristo. Las datas coinciden hasta el 24 de diciembre con el calendario actual, pero desde el día 25 al 31 de diciembre hay que añadir un año más.

Y todo esto de lugares que frecuentemente emitían documentos que afectaban y circulaban por todo el mundo conocido…

Pues vaya lío de fechas.

Y aún hubo otra Era en Europa, la Era de la Revolución Francesa, que estableció un Calendario republicano entre 1792 y 1806, en el que se intentó eliminar toda referencia religiosa y el comienzo del año se estableció el 22 de septiembre, coincidiendo con el equinoccio de otoño.

Así que si alguien no pudo celebrar el inicio del año nuevo el pasado día uno, que no se agobie, que días tiene de sobra…  en realidad…  ¡¡Cualquier día es bueno!!

AlmaLeonor

Esta entrada fue publicada en HISTORIA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a HISTORIA CON ALMA: TIEMPO Y CALENDARIO

  1. Pabel dijo:

    Hola
    excelente sitio he aprendido mucho, igual en tumpus fugit cuando usted explica algunas cosas… Gracias Alma Leonor por su aporte.
    ¡Un saludo desde centro america Nicaragua!

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s