EDITH SITWELL

EDITH SITWELL

Edith Sitwell, fotografiado en Nueva York por Horst Horst P para Vogue 1948Edith Sitwell, fotografiada en Nueva York por Horst Horst P, para Vogue (1948)

“El Buen Gusto es el peor vicio jamás inventado” Edith Sitwell.

Edith Sitwell (1887-1964) Fue una poetisa, crítica y biógrafa inglesa, que se hizo famosa tanto por su poesía satírica o de género burlesco, como por sus extravagancias personales. Hija de un aristocrático y excéntrico matrimonio inglés que pretendía descender de los Plantagenet, Edtith nació en Yorkshire y estudió en escuelas privadas y en casa con una institutriz. En su posterior autobiografía dijo que sus padres siempre habían sido unos extraños para ella y nunca mantuvieron una buena relación.

JohnSingerSargent_The Sitwell FamilyLa Familia Sitwell (1900), por John Singer Sargent. De izquierda a derecha:  Dame Edith Sitwell (1887 – 1964), Sir George Sitwell, Lady Ida Sitwell, Sir Sacheverell Sitwell (1897-1988), y Sir Osbert Sitwell (1892-1969). 

Tanto Edith como sus hermanos Osbert (1892-1969)  y Sacheverell (1897-1988), más jóvenes y autores distinguidos, fueron probablemente la familia literaria más famosa de la época, figuras bien conocidas por derecho propio, y colaboradores durante largo tiempo. Edith siempre mantuvo una muy buena relación con sus hermanos.

ca. 1920-1940 --- Sir Osbert Sitwell (1892-1969) (l?) the English author, with his sister, the poet Dame Edith (1887-1964) and his brother Sacheverell Sitwell (1897-1988). --- Image by © Hulton-Deutsch Collection/CORBISEdith Sitwell  y sus hermanos en 1930

37a2ee4003b18af872072037d21bfa38

by Cecil Beaton, vintage bromide print, 1927

Edith Sitwell y sus hermanos, por Cecil Beaton (1927)

vanity-fair-Edith Sitwell y sus hermanos por Cecil Beaton, 1929Edith Sitwell y sus hermanos, por Cecil Beaton (1929) para Vanity Fair.

Edith nunca se casó. Se dijo que en 1927 se enamoró del pintor homosexual ruso Pável Tchelishchev  (1898 – 1957), que la inmortalizó en un retrato, y con quien pudo mantener una relación hasta 1928, pero en ese momento se ocupó por entero de Helen Rootham (1875-1938), su institutriz desde 1903, que había caído enferma de greenecáncer espinal. En la biografía de Edith publicada por Richard Greene (Edith Sitwell: Avant garde poet, English genius Paperback, 2012), no se aclara si llegaron a ser amantes, aunque Greene se inclina por negarlo. Helen se convirtió en una inválida con el tiempo y falleció en 1938, justo un año después que Lady Ida Emily Denison, la madre de Edith. Su padre Sir George Sitwell cuarto baronet de Renishaw Hall, murió en 1943 tras dilapidar su riqueza. Pável Tchelishchev y Edith se encontrarían momentáneamente en 1948, pero no acabaron bien.

Un retrato de Dame Edith Sitwell, 1928 - Pavel Chelishchyov Edith In front of a Pavel Tchelitchew Portrait of herEdith frente al retrato que le hizo Pável Tchelishchev 

Pavel Tchelitchew, Edith Sitwell and Pavel’s partner Allen TannerPavel Tchelitchew, Edith Sitwell y el amante de Pavel, Allen Tanner

Durante la Segunda Guerra Mundial, Edith escribía a la luz de lámparas de aceite cuando no había servicio de electricidad en Inglaterra, mientras tejía ropas para los amigos y conocidos que tenía sirviendo en el ejército, como por ejemplo para un joven Alec Guinness, quien recibió un par de medias. Los escritos de esta época le proporcionaron mayor fama y reconocimiento mundial, como «Canciones callejeras» (1942), «La canción del frío» (1945), «La sombra de Caín» (1947) o el más conocido, «Aún cae la lluvia», sobre el bombardeo aéreo de Londres.

2368f1512a2ee8eff95c7877a611d558

Sitwell sorprendía y divertía a la gente con sus escritos, sus extravagancias y sus espectaculares vestidos isabelinos y joyas.

“Yo no soy excéntrica. Es sólo que estoy más vivo que la mayoría de personas son. Soy una anguila eléctrica impopular viviendo en un estanque de peces de colores”.

(Edith Sitwell, citado en la revista Life 4 de enero 1963)

El collar azteca

“Este collar de oro fue hecho para mí por una mujer estadounidense llamada Millicent Rogers. Ella fue una de mis mejores amigas, aunque yo sólo la ví una vez. Ella me lo envió y el Museo Británico lo expuso cuatro días y pensé que era pre-Columbino, sin duda, de la tumba de un inca, aunque no podían distinguir cómo el oro podría ser reforzada de una manera que no estaba en existencia en esos días. Pero tengo que tener cuidado con el ruido metálico cuando estoy recitando y no lo suelo llevar por eso.”

27bdb4ca254b660ff77bf6d22ec7b39f

Tenía unos rasgos faciales que recordaban a la reina Isabel I (también compartían fecha de cumpleaños) y medía 1,83m. de alto. A menudo vestía de forma muy vistosa, con ropas de  brocado  o terciopelo  con turbantes dorados y muchos y llamativos anillos en sus dedos.

97593

Muchas de estas joyas pueden contemplarse en las galerías de joyas del Museo Victoria y Alberto de Londres. Esta inusual apariencia provocó casi tantas críticas como sus versos, y a lo largo de su vida fue objeto de ataques personales más o menos virulentos de críticos y afines, a quien ella trataba con desdén mientras que con sus amigos mostraba amabilidad y simpatía. Por ejemplo fue amiga de Virginia Wolf, Gertrude Stein, o la poeta millonaria Annie Winifred Ellerman “Bryher” (1894-1983), quien la ayudaría económicamente el resto de su vida.

Edith Sitwell pictured with Marilyn Monroe in LA in 1953. Photo George Silk

También coincidió en una sesión fotográfica con Marilyn Monroe. Edith describió Marilyn en su autobiografía: “En reposo su cara estaba en momentos extrañamente, proféticamente trágicos, como el rostro de una hermosa fantasma – un poco de primavera- fantasma, un demonio de la fertilidad inocente, el espíritu vegetación que era Ofelia”. Marilyn, que fue una autodidacta poseedora de una gran curiosidad intelectual y amor por los libros, charló con Edith sobre Rudolf Steiner (1861-1925), filósofo y pensador austríaco, fundador de la antroposofía y la educación Waldorf, además de artista y escritor de libros de filosofía espiritual y esotérica, y sobre el que Marilyn había leído recientemente.   1962, las fotografías tomadas por su 75 cumpleañosedith10 1962, las fotografías tomadas por su 75 cumpleaños 1962, las fotografías tomadas por su 75 cumpleaños_468x578 1962, las fotografías tomadas por su 75 cumpleañosCecil-Beaton-Portrait-of-Edith-Sitwell-1962-1 Fotografías tomadas por Cecil Beaton en 1962 con motivo de su 70 cumpleaños.

Por su 70 cumpleaños organizó una magna y triunfante fiesta en el London’s Festival Hall, a la que invitó tanto a amigos como a enemigos (con algunos hasta se reconcilió).

Un ejemplo de su elogiado arte es el famoso poema «Façade» (1922), en el que exploraba la distinción entre la poesía y la música. «Façade»,  una serie de poemas abstractos cuyos ritmos imitan los de la música, fue interpretada por ella misma en una divertida representación con música de William Walton. Edith situada detrás de una cortina con un agujero en la boca de un rostro pintado, recitaba las palabras a través del agujero con la ayuda de un megáfono. Edith pretendía enfatizar los sonidos de las palabras empleando una dicción excéntrica, a ritmo de la música popular bailable contemporánea (por ejemplo, vals y fox-trot). El público recibió la primera interpretación de este trabajo pionero de la performance con desconcierto, pero hubo muchas reacciones positivas, colocando a Sitwell a la vanguardia de la modernidad. Hay incluso quien ve ahora una precursora representación de rap.

edith1

Su influencia ha sido constante incluso después de su fallecimiento, como icono pop y estilístico, así como referente poético y artístico. Se la menciona en varias novelas y canciones y en la película Corazón de tinta (Inkheart, 2008, Iain Softley), basada en el libro de fantasía escrito por Cornelia Funke, la protagonista, Helen Mirren, para interpretar a Elinor  Loredan, se inspiró en la persona de Edith Sitwell, lo que queda reflejado en el vestuario que se preparó para ella en la película.

inkheart22

Su poesía destaca por su carencia de metáforas e imágenes anticuadas, por su destreza técnica, especialmente en el empleo de los ritmos, y por la habilidad con que transmite sensaciones y emociones. Su obra refleja la influencia de autores como W. B. Yeats y T. S. Eliot. Sitwell se convirtió en una defensora de tendencias innovadoras en la poesía inglesa y se opuso a lo que consideró el convencionalismo de gran parte de los poetas contemporáneos que miraban hacia atrás, sobre todo en la poesía tradicional femenina, que consideraba una “debilidad”, y para ella solo Safo, Christina Rossetti, y Emily Dickinson eran dignas de emulación. Su piso se convirtió en un lugar de reunión para jóvenes escritores de quienes deseaba hacerse amiga y ayudar: entre estos últimos estuvieron Dylan Thomas y Denton Welch. También ayudó a publicar la poesía de Wilfred Owen después de su muerte.

Dame Edith Sitwell exhibited 1919 Alvaro Guevara 1894-1951 Presented by Lord Duveen, Walter Taylor and George Eumorfopoulos through the Art Fund 1920 http://www.tate.org.uk/art/work/N03509

Edith Sitwell en una obra de Alvaro Guevara (1919)

Entre sus libros de poesía destacan «La madre y otros poemas»  (1915) o «Costumbres de la costa de oro»  (1929),  un poema sobre la artificialidad del comportamiento humano y el barbarismo que yace bajo la superficie. El poema fue escrito al ritmo del tom-tom y del jazz, y muestra considerable habilidad técnica. En 1963 se publica la obra poética «Música y ceremonias».

Edith Sitwell by Jane Brown, 1959Edith Sitwell en un retrato de Jane Brown (1959)

Escribió dos libros sobre la reina Isabel I de Inglaterra, «Trompetas para Isabel» (1946) y «Las reinas y la colmena» (1962). También escribió biografías, como la de «Alexander Pope» (1930), además del ensayo  «Aspectos de la poesía moderna» (1934). Su única novela, «Vivo bajo un sol negro», basada en la vida de Jonathan Swift, se publicó en 1937. Aunque siempre afirmó que escribía prosa simplemente por dinero, sus libros tuvieron gran éxito, lo mismo que su «Ingleses excéntricos» (1933) y «Victoria de Inglaterra» (1936). Su última lectura poética fue en 1962.En 1965 se publicó póstumamente «Cuidándose», su autobiografía.

Philippe Halsman, Portrait of Edith Sitwell, 1937Edith Sitwell en un retrato de Philippe Halsman (1937)

Sitwell se convirtió en Dama de la Orden del Imperio Británico en 1954 y, al año siguiente, se convirtió al catolicismo buscando una forma de conseguir una paz que no alcanzaba. Por aquella época ya se estaba hundiendo en el alcoholismo y la paranoia que siempre había rondado durante su vida se estaba volviendo más pronunciada.

Edith Sitwell, 1962Edith Sitwell en 1962

Alrededor de 1957 quedó confinada en una silla de ruedas. Durante sus últimos años se vio acosada por por el dolor y la enfermedad. Murió de hemorragia cerebral en el Hospital de St. Thomas el 9 de diciembre de 1964, a los 77 años de edad.

Percy Wyndham Lewis -edith-sitwell-1923-35en una obra de Percy Wyndham Lewis 

Retrato de Roger Fry Edithsitwell Portrait of Edith Sitwell, by Roger Fry, 1918Portrait_of_Edith_SitwellEdith Sitwell en dos retratos de Roger Fry (1918-1920)

“Soy paciente con la estupidez , pero no con aquellos que están orgullosos de ella”. Edith Sitwell

Fuentes: Wikipedia ;  agnautacouture  ;  El Poder de la Palabra ;  My reviews and Ramblings ;   Pinterest  ;

Anuncios