BILLIE HOLIDAY, NACIDA ELEANORA FAGAN

BILLIE HOLIDAY, NACIDA ELEANORA FAGAN

billie-holiday-paul-sachtleben

Eleanora Fagan Gough, nació en filadelfia un 7 de abril de 1915 (este año hubiese cumplido 100 años), aunque pasó gran parte de su infancia en Baltimore, Maryland. Su madre, Sadie Fagan, tenía 13 años cuando nació y su padre, Clarence Holiday, solo 15, cuando las abandonó (se casaron cuando él tenía 18 años, ella 16 y la niña 3). Eleanora fue violada a la edad de 10 años y enviada a una escuela católica, la “Casa del Buen Pastor”, una institución para niñas afroamericanas con problemas, de la que escapó dos años después, instalándose en Brooklyn junto a su madre. Allí ambas mujeres trabajaron limpiando suelos y Eleanora empezó a ejercer la prostitución.

Por si hasta ahora alguien andaba despistado, estamos hablando de Billie Holiday (Billie por la actriz Billie Dove y el apellido de su padre Clarence). Cambió su nombre alrededor de 1930 cuando empezó a cantar en los renovados ambientes de los cafés de Harlem, que por aquellos entonces estaban entusiasmados con los músicos de jazz que improvisaban y cantaban con voces increíbles. Los novatos, como Billie eran bien admitidos. Tenía 13 años cuando empezó a trabajar en el “Pod’s and Jerry’s” de la calle 133, primero como bailarina, luego como cantante. Su primera canción, aún en prueba en el local, fue “Travellin’ all alone”, y todos los asistentes se quedaron con la boca abierta. Entonces, en 1933, el productor John Hammond (1910-1987) uno de los cazatalentos más importantes para la música popular del siglo XX, la vio en una actuación y no pudo por menos que hablar de ella a todo el mundo. El 27 de noviembre de 1933 Billie y los músicos de Benny Goodman debutaban comercialmente con “Your Mother’s Son-In-Law”. Y se desató la locura.

Billie-Holiday

Su capacidad interpretativa, su dominio de la voz, su peculiar interpretación del swing y del jazz, hacían de Billie una intérprete inigualable que volcaba en el desgarro de su estilo la dureza de su propia vida. Cantó junto a los más grandes como Bessie Smith, Louis Amstrong o Lester Young, pero ella era una jazzwoman y fue considerada una de las más importantes e influyentes voces femeninas del jazz de todos los tiempos.

El tema “Strange Fruit” (1939), una descarnada denuncia de los linchamientos de negros en los estados sureños, fue considerado como la mejor canción del siglo XX, por la revista Time en 1999.

012-billie-holiday-theredlist

En los años cuarenta, Billie empezó su particular debacle tras la muerte de su madre en5965421_1065740652-300x222 octubre de 1945. Su atormentada vida personal (marihuana y heroína, pero también alcohol y fármacos) invadía sus actuaciones y su vida fue estereotipada en sus interpretaciones hasta el exceso. Se la consideraba solitaria e incomprendida y ella empezó a sentir que la gente quería escucharla por eso y no por su arte. El promotor Norman Granz avivó su carrera con nuevas canciones y con músicos y solistas de prestigio, cuyo resultado fue una de las interpretaciones más memorables de la historia del jazz, la que se produjo en 1957 en el programa “The Sound of Jazz”, de la CBS. Retransmiteron una interpretación de “Fine and Mellow” con Billie Holiday y músicos de la talla de Lester Young (saxofón), uno de los amores de su vida y quien le puso el apodo de “Lady Day”, Ben Webster (saxofón), Vic Dickenson (trombón), Gerry Mulligan (saxofón) y Coleman Hawkins (trompeta), alternándose para ejecutar solos de gran brillantez que se recordaron durante décadas. Dos años más tarde, en 1959, Billie moría en Nueva York.

count-basie-1904-1984-and-singer-billie-holiday-1915-1959-1951-1024x816

Aunque nunca se recuperó de su estilo y modos desgarrados, su influencia se dejó sentir hasta la actualidad, y muchos músicos reconocieron en ella su inspiración, como Janis Joplin, Nina Simone o Amy Winehouse. En el año 2000, Billie Holiday fue incluida en el Salón de la Fama del Rock and Roll.

Su vida privada siguió siendo tan truculenta como en su niñez. Varios matrimonios y amantes (incluida alguna relación bisexual), fueron descritos por la misma Billie en una polémica autobiografía considerada por muchos como un artificio en el que narraba, en clave de exageración, los episodios más truculentos de su vida, “Lady sings the blues“. Si que pasó por muchos de ellos, sobre todo los relacionados con la segregación que aún imperaba en los Estados Unidos, donde no se le permitió actuar para blancos o se le obligó a acceder a los locales por la puerta trasera.

maxresdefault

Pero en aquellos años Billie necesitaba “dar pena” para recuperar la tarjeta de permiso de actuación en los clubes neoyorkinos, que solían retirar como castigo a los cantantes y  músicos de jazz (negros todos) cuando eran detenidos por drogas. Billie también pasó por la cárcel en 1947. Fue arrestada por posesión de heroína y estuvo ocho meses en prisión, en un centro de rehabilitación federal en Alderston, Virginia Occidental, razón por la que se le retiró la tarjeta. William Dufty, el autor del libro quiso que el contenido fuese explosivo y lo logró. Julia Blackburn escribió en el año 2006 “Con Billie” (Global Rhythm), una biografía más rigurosa ampliando el material que otra autora, Linda Kuehl, había ido elaborando en los sesenta con entrevistas y testimonios de gentes que la conocieron (Linda Kuehl se suicidó y no terminó el libro).

El_ocaso_de_una_estrella-613744762-large

En 1972, Diana Ross fue la protagonista de la película “El ocaso de una estrella” (Sidney J. Furie), basada en la obra autobiográfica de Holiday. La película fue un éxito comercial y Ross ganó el Óscar a la mejor actriz ese año. Billie también había actuado en alguna película. En 1935, junto a Duke Ellington en el corto “Sinfonía en Negro”, de Fred Waller y en 1947, junto a Louis Armstrong en “Nueva Orleans”, de Arthur Lubin.movie_168533

Al final de mayo de 1959, Billie Holiday fue hospitalizada en el Metropolitan Hospital de Nueva York por un dolor en el hígado y problemas de corazón. Allí recibió una denuncia por posesión de narcóticos (era considerado un crimen) por lo que fue condenada a arresto domiciliario el 12 de julio, permaneciendo bajo custodia policial hasta su muerte por cirrosis hepática el 17 de julio de 1959 a la edad de 44 años. Había quedado reducida a una ruina, “una pequeña y grotesca caricatura de sí misma”, según un periodista del New York Times. Más de 3.000 personas asistieron a decir adiós a Lady Day en su funeral celebrado en la Iglesia Católica Romana de San Pablo Apóstol. Está enterrada en el cementerio del Bronx en Nueva York.

Esta entrada dedicada a Eleanora Fagan (Billie Holiday) sirve también como homenaje al aniversario de este blog, HELICON, que nació un 10 de junio del 2006. Me gusta recordar este aniversario con la evocación de mujeres llamadas Leonor o Eleonora o Eleanora, aunque no todos los años lo he podido hacer. En esta ocasión es Eleanora-Billie la escogida para celebrar este aniversario.

AlmaLeonor

, Billie Holiday q

Fuentes: Wikipedia ; The Jazz Labels ; El País-Cultura ; El Mundo-Música ; Bio ;

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EFEMÉRIDES, HISTORIA, Música, MUJER y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s