ANÉCDOTA – 42: ASCENSORES Y PATERAS

ANÉCDOTA – 42: ASCENSORES Y PATERAS

06093284_xl

En estos días pasados, llenos de visitas de Hospital, me he dado cuenta de una cosa que ahora recupero en la memoria… Recuerdo que antes, en esos grandes ascensores del hospital de mi ciudad, cuando paraban en una planta y alguien quería subir, todos los que estábamos dentro nos movíamos un poco para hacer sitio al nuevo pasajero. Si éste preguntaba si podía subir, la respuesta era unánime “si hombre, nos juntamos un poco y ya está“. En todo caso no podíamos llegar a sobrepasar la carga máxima del ascensor porque este se encargaba de avisarlo… entonces alguien, el más próximo a la puerta, se bajaba buenamente y esperaba al siguiente.

En estos días pasados, llenos de visitas de Hospital, nadie se movía de su sitio dentro del ascensor cuando éste se paraba en una planta y alguien pretendía subir. En ninguna ocasión de las muchas en las que he subido y bajado se ha llegado, ni por asomo, a acercarse al tope máximo de ocupantes (he contado más de una vez los que estábamos en el ascensor), pero son muchas las veces que he visto como alguien que pretendía entrar en un ascensor, digamos, denso, ha sido literalmente echado fuera por los que estaban dentro con un “no puede entrar, somos muchos, espere al siguiente“.

Matices que golpean el subsconciente de una… mientras pienso en las miles de pateras con gentes que quieren llegar a unos países en los que antes se les buscaba y ahora se les expulsa incluso antes de tocar tierra o bajarse de una valla. El aumento exponencial de la cruel y triste realidad de la inmigración, que ahora colapsa desde islas griegas , fronteras serbias  y hasta el Túnel de la Mancha  entre Francia y Reino Unido, puede que obligue a la UE a que se tome en serio un asunto que hasta ahora solo causaba “problemas” en los países fronterizos del sur del continente como España o Italia. Es posible que ahora Europa entera se tome en serio el drama de la inmigración y empiece a darse cuenta de que las fronteras, los muros, la vigilancia y la represión no van a ser obstáculo para quienes trata de vivir… nunca lo han sido.

AlmaLeonor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s