VICTORIA WOODHULL

VICTORIA WOODHULL

violeet

Ahora que estamos casi en precampaña electoral norteamericana, en la que posiblemente el enfrentamiento por la presidencia se dirima entre un rico xenófobo, Donald Trump por el Partido Republicano, y una mujer de amplísima trayectoria política, Hillary Clinton, encabezando las listas demócratas, vamos a recordar en MUJERES, FEMENINO PLURAL, a Victoria Woodhull, la primera mujer candidata a la presidencia de los EEUU.

Era natural de Ohio. Nació en 1838, y era la quinta hija (de siete) de Reuben y Roxanna Claflin. Su vida no fue nada convencional desde el principio. Su madre era adivina (Victoria y su hermana Tennessee se iniciaron en esta actividad) y su padre un vendedor ambulante de “medicinas milagreras”. La vida de Victoria transcurrió entre viajes constantes y huidas de la justicia. Se casó con 15 años con Canning Woodhull, de quien tomó el apellido, un vendedor de humo como su padre, alcohólico y maltratador. Tuvieron dos hijos, un niño Byron, que nació con problemas mentales y una niña, Zula. Se divorciaron en 1864. Victoria se volvió a casar en otras dos ocasiones, con el coronel James Blood en 1866 y con el banquero inglés John Biddulph Martin en 1877.

150412150033_woodhull3_624x351_wikimediacommons

Al separarse de su primer esposo, se volcó en la defensa por los derechos de las mujeres. Fue una firme defensora del amor libre y de legalizar la prostitución, siguiendo las ideas de Charles Fourier, el ideólogo que utilizó por primera vez la palabra “feminista”. Fundó con su hermana en 1870 su propio semanario, el “Woodhull and Claflin’s Weekly” que utilizaban para proclamar sus ideas: “la libertad sexual para todos, la libertad de los monógamos de practicar la monogamia, y la de los que eligen múltiples parejas de tenerlas“.

150410232222_sp_victoria_woodhull_cartoon_marriage_412x549_libraryofcongressEsta imagen de la época muestra a una mujer que prefiere las penurias de un marido borracho, antes que seguir las ideas del amor libre de Woodhull, caricaturizada al frente. Imagen de la Libreria del Congreso.

En Nueva York conocen al acaudalado Cornelius Vanderbilt, viudo de 76 años, que impresionado por las dotes de las dos hermanas “médium”, las introduce en el mundo financiero ayudándolas a crear su propia compañía de corredores de bolsa, la “Woodhull, Claflin and Company”, algo totalmente inusual en su tiempo. Su éxito económico le permite fundar un periódico semanal donde se tradujo por primera vez al inglés “El Manifiesto Comunista” de Karl Marx.

Los postulados de Victoria se basaban en la igualdad política y económica, no solo de derechos, sino también de acceso a oportunidades, porque decía que el gobierno se había convertido en el instrumento de una clase para imponer sus reglas sobre las demás.

En 1872, durante la campaña para las elecciones presidenciales, Victoria, que contaba con 33 años, encabezó la lista del Partido por la Igualdad de Derechos, creado el 10 de mayo de ese año en Nueva York. Aún faltarían 50 años para que las mujeres pudiesen votar.

150412145819_woodhull2_624x351_mathewbradywikimediacommons_nocreditTuvo que sortear muchas dificultades. Frederick Douglass, un antiguo esclavo negro, miembro del movimiento abolicionista, se negó a aceptar la designación de la vicepresidencia y esto empañó un poco su campaña. Además Victoria fue detenida a causa de la publicación de un artículo que se consideró obsceno al acusar de adulterio a un pastor protestante de Nueva York y durante las votaciones permaneció en prisión.

No obstante llegó a ser candidata por su partido y aunque no obtuvo ningún voto de los Colegios Electorales (en los EEUU las votaciones son diferentes a las españolas, pero no se tienen datos de los votos reales que obtuvo), nunca se amedrentó y volvió a presentarse hasta en dos ocasiones más como candidata de su partido (eran llamados Reformistas Radicales Nacionales). En Inglaterra, donde vivió desde 1877, se  involucró en la lucha por el sufragio femenino, aunque sus postulados sobre el amor libre escandalizaban a algunas sufragistas. El logro del voto femenino no se alcanzó plenamente para las mayores de 21 años hasta 1928, cuando Victoria Woodhull ya había fallecido (1927).

“Sí, creo en el amor libre. Tengo un derecho inalienable, constitucional y natural a amar a quien yo quiera, por el tiempo que pueda; a cambiar ese amor todos los días si así lo deseo, y ninguna persona ni ley está autorizada a interferir en ese derecho.” Victoria Woodhull. Discurso pronunciado el 20 de noviembre de 1871 en Steinway Hall de Nueva York.

AlmaLeonor

Fuentes: Wikipedia , BBC Mundo , Curiosidades de la Historia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MUJER y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s