KRISTINA, PRINCESA DE NORUEGA E INFANTA DE CASTILLA

KRISTINA, PRINCESA DE NORUEGA E INFANTA DE CASTILLA

P1300749

No sé si muchos lo recordarán, pero nuestro actual Rey Felipe VI a punto estuvo de contraer matrimonio con una muchacha noruega. Su noviazgo no llegó a buen término, pero durante unos años, Eva Sannum fue una seria candidata a ser la futura Reina de España.

No hubiese sido la primera nórdica en formar parte de la nobleza española gracias a un Felipe. En el siglo XIII, una princesa noruega, Kristín Hákonardóttir, nacida en 1234, hija del rey Haakon IV, viajó a España desde su Bergen natal para desposarse con Felipe, Infante de Castilla y hermano del Rey Alfonso X de Castilla. En esta ocasión la boda si que llegó a celebrarse, pero la muerte temprana de la joven noruega desató los rumores de que su matrimonio no había llegado a consumarse. Murió en Sevilla en el verano de 1262 con 28 años recién cumplidos, aquejada, se dijo, de melancolía.

Como casi siempre en los matrimonios reales, todo fue por una razón de Estado propiciada por el entorno de Alfonso X y su propio deseo de alcanzar el título de Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, logro por el que, al ser miembro de la familia Hohenstaufen (era hijo de Beatriz de Suabia), había empezado una férrea campaña publicitaria gastando abundantes maravedises, a fin de ablandar la conciencia de los electores , y entablando conversaciones para emparentarse con otras realezas europeas a fin de recabar sus apoyos.

Aunque no logró el nombramiento, llegó a establecer con el rey noruego el enlace entre un príncipe castellano y su hija Kristina, a quien el monarca quería colocar en buena boda para mejorar sus relaciones en Europa: “Solo te casaré cuando encuentre algo más valioso que el oro por lo que cambiarte” , le había prometido su padre. “No te creas todo lo que te dice con los ojos de padre. Cuando llegue el momento de mirarte con los ojos de rey te casarás con quien se menester, como todas hemos hecho”, le profetizó su madre.

En 1256 una comitiva castellana partió hacia Noruega. Al año siguiente la joven Kristina parte desde Oslo hacia su nuevo destino, Castilla. Las dificultades del viaje no son pocas y tras una larga y penosa travesía por mar, continua por tierra atravesando Francia en una comitiva de más de cien personas entre las que se encontraban las damas de compañía de Kristina y delegados noruegos, como el embajador Loodinn Leppur, apodado “el Velludo” y uno de los personajes más famosos de la historia de Noruega. Al mando de la expedición se encontraba el Obispo Peder de Hamar, consejero personal de Haakon IV y uno de los artífices del futuro enlace.

La comitiva con todo su fasto entra en la península por Gerona, entonces uno de los Condados Catalanes. En diciembre, la princesa llega a Soria, desde donde el Obispo de Astorga y el Infante Don Luis (uno de los hermanos de Alfonso X) la escoltan hasta Burgos, y es en el Monasterio de las Huelgas, donde pasa Kristina su primera Navidad castellana.

El 4 de enero de 1258, tras cinco meses de viaje, Kristina llega a Valladolid donde ha de ser casada. Su belleza nórdica no pasa desapercibida por nadie y se alaban desde sus bellísimos y azules ojos, hasta sus largas trenzas doradas como el sol y su tez blanca “como los montes escandinavos”. En Valladolid, Kristina conocerá al rey Alfonso X y a su joven y tercera esposa Violante de Aragón (tenía 10 años cuando fue desposada por Alfonso, de 25), hija de Jaime I el Conquistador.

También conocerá a los hermanos de Alfonso, uno de los cuales había de ser su esposo: Federico, Fadrique, Sancho y Felipe. Alfonso alaba ante la princesa noruega a su hermano Felipe, abad de Valladolid y Covarrubias y previsiblemente futuro Arzobispo de Sevilla. Felipe será él elegido por Kristina.

Mientras se llevan a cabo los preparativos para la boda, Kristina residió en Valladolid, aprendiendo idioma y costumbres castellanas. Le pide a su marido que como regalo de boda construya una Capilla a San Olav, patrón de su tierra, pero aunque Felipe consintió, Cristina no llegó a verla construida.

Digital Camera
La cisterciense Puerta Norte de la antigua Colegiata de Santa María la Mayor de Valladolid, del siglo XIII. Imagen propia.

El 31 de marzo de 1258, domingo, Kristina de Noruega contrae matrimonio con el Infante Felipe de Castilla en la Colegiata de Santa María la Mayor de Valladolid, iglesia principal de la ciudad, que había sido construida por el repoblador de Valladolid, Don Pedro Ansúrez en el siglo XI. De aquella magnífica Colegiata, hoy solo se conservan algunas ruinas junto a la Catedral.

Una vez instalado el matrimonio en Sevilla, Kristina siente el peso de la soledad a la que su atareado marido la somete hasta tal punto que llega a enfermar de melancolía. Kristina sufrió además dolorosos dolores de cabeza y de oídos hasta el día de su muerte. En un día extremadamente caluroso del verano sevillano, una adormilada Kristina susurra: “Mañana viene a visitarme mi señor”. Y en soledad queda dormida ya para siempre.

12675427525_535a444596_b

Sepulcro de la Princesa Kristina en el claustro de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias (Burgos)

Fue enterrada en el Claustro del Monasterio de San Cosme y San Damián del pueblo burgalés de Covarrubias donde su marido había sido abad. En 1978 se le rindió un homenaje con la instalación de una estatua en bronce de tamaño natural de la princesa, obra del escultor noruego Brit Sorensen. Junto a ella, una campana invita a que las jóvenes casaderas de hoy toquen para atraer mejor suerte que la de la infortunada Kristina.

Iglesia-de-San-Olav-en-Covarrubias-1

El 18 de septiembre de 2011, se inaugura a unos tres kilómetros de Covarrubias, la prometida Capilla  a San Olav, realizada gracias a la promoción de la Fundación Princesa Kristina de Noruega creada al efecto en 1992  para estrechar los lazos de unión entre los dos países. Todo ello gracias a Kristina, princesa de Noruega e Infanta de Castilla.

AlmaLeonor

Fuentes: Wikipedia ; Fundación Princesa Kristina de Noruega ; La Flor del Norte, de Espido Freire ; Valladolid Universal, de Roberto Alonso .

 

 

Anuncios

One Reply to “KRISTINA, PRINCESA DE NORUEGA E INFANTA DE CASTILLA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s