FLAN DE CUAJADA

FLAN DE CUAJADA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

FLAN DE CUAJADA

Si alguna vez me oyen decir que un postre es tan fácil de hacer que hasta puedo hacerlo yo… créanme, es muy fácil de hacer. Facilísimo. Porque a mí no me salen bien los postres… ni el flan de sobre, que solo hay que seguir las instrucciones, me sale bien… los flanes me salen natillas y las natillas… leche avainillada. O eso, o todo una piedra. Total que no, que no soy yo de hacer postres, que no me salen. Aunque en honor a la verdad, he hecho ya unos cuantos siguiendo recetas que voy encontrando por ahí y aunque no quedan tal cual la receta (me dicen que las recetas nunca quedan tal cual las recetas, pero no es cierto, seguro), pues me han quedado bastante bien, la verdad…

Pero el Flan de Cuajada le he hecho varias veces, muchas, siempre sin mirar receta, y siempre me ha quedado muy rico. Y como me sale bien y queda rico, le repito varias veces, y como le repito varias veces, pues me sale bien y queda rico… al final mi vida culinaria es un bucle.

Vamos al lío. Para empezar este flan es muy corriente, ya le he escuchado a mucha gente decir que lo hace, pero yo no había oído hablar de él hasta que no se lo vi hacer a mi cuñada. Mi madre es muy buena cocinera. Siempre ha hecho los flanes en casa y además grandotes, ricos, con huevo o sin huevo, caseros, de los que se metían en la olla expres y con el caramelo recién hecho con paciencia y a la lumbre… riquísimos. Pero ya no se molesta tanto. Aún hace alguno de vez en cuando, pero por lo general ya no hace postres caseros. Sin embargo yo nunca llegué a aprender de ella esta ciencia… porque hacer postres es una ciencia. No basta con seguir una receta, hay que saber batir bien, hay que saber medir bien, hay que saber cuándo la leche hierve en un cazo y hay que saber ponerle mucho cariño y mimo, sobre todo cuando la batidora te pone toda la cocina perdida, los cacharros que una tiene no son los adecuados, y la leche se acaba pegando en el cazo… total que no… que para hacer postres, casi que hay que nacer.

O tener una cuñada a la que tampoco le quedan bien los postres y se apunta a todo lo que sea fácil y sin complicaciones. Como este flan. Pues un día vi como lo hacía y… ¡voilá! Ya no necesité más… desde entonces le hago varias veces, me sale bien y queda rico… creo que esto ya lo he dicho.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

FLAN DE CUAJADA

Ingredientes Para una bandeja grande como la de la foto (si se quiere hacer más pequeño, solo medio litro de leche y un solo sobre de cuajada):

1 litro de leche entera

1 paquete de sobaos pasiegos

1 bote de caramelo líquido

1 paquete de sobres de cuajada (se utilizan dos).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES

Preparación:

Se coge el recipiente donde vayamos a hacer el flan (también lo he hecho alguna vez en recipientes individuales y queda muy bien) y se pone caramelo líquido hasta que lo cubra todo. No hace falta que sea una capa gruesa, solo que haya caramelo líquido por todo el fondo.

Se ponen por encima sobaos pasiegos hasta cubrir totalmente el fondo, sin huecos.

Se hacen uno o dos sobres de cuajada (dependiendo de la cantidad que uno quiera hacer) siguiendo las instrucciones del paquete. No voy a decir más, mejor hacerlo tal y como dice el paquete. Y una vez listo se echa la leche por encima de los sobaos.

Notareis que los sobaos suben hasta la superficie, no hay problema. Se me olvidó decir que el recipiente tiene que ser planito, no es un flan para que quede alto, sino bajito.

Una vez hecho todo esto, se coge el recipiente, se mete en el frigorífico y se esperan unas horas hasta que veamos que ha cuajado. De la mañana a la tarde suele ser suficiente.

¡¡Y ya está!!

Tan fácil como eso.

Si uno quiere que quede bonito se puede adornar con una guinda roja y un poquito de nata montada, o simplemente tal cual. Nosotros no solemos dar la vuelta al flan porque le hago en un recipiente como el de la foto y no tengo nada lo suficientemente grande como para darlo la vuelta. A veces hago uno en una bandeja de cristal más pequeña y nos ponemos delante cuchara en mano y cae casi entero… por eso los vasitos individuales suelen ser una buena solución para medir las raciones.

Os aseguro que está rico, rico…

AlmaLeonor

Esta entrada fue publicada en MENÚS y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s