“SIEN”, CHRISTINA CLASINA MARÍA HOORNIK

 “SIEN”

CHRISTINA CLASINA MARÍA HOORNIK

Sien_in_a_white_bonnet_F931_Vincent_van_Gogh

Christina Clasina María Hoornik, llamada familiarmente Sien, era una prostituta de La Haya (Paises Bajos) a quien Vincent van Gogh (1853-1890) recogió de la calle en enero de 1882 cuando se encontraba sola, alcoholizada, con una hija y embarazada de nuevo. Sien tenía treinta y dos años y Van Gogh veintinueve. Hoy, recordamos la historia de “Sien”, una de sus musas.

“Este invierno me encontré una mujer embarazada que tenía que hacer la calle para ganar su pan, ya sabes cómo. La tomé como modelo, y he trabajado con ella todo el invierno… he podido protegerla a ella y a su hija del hambre y del frío compartiendo con ellos mi propio pan. Comencé una nueva vida, no a propósito, sino porque tuve la oportunidad de empezar de nuevo y no rehusé hacerlo.”

658a90a294320c91586b0540e40e2e10

La acogió bajo su techo durante un año y aparece en muchas de sus obras como su modelo. Una de las más conocidas es El Dolor, en la que en el margen inferior, citó las palabras de Jules Michelet del tratado “La Femme” (1860): “¿Cómo es que hay en la tierra una sola mujer?”. Van Gogh tenía este dibujo en muy alta consideración y se refería a él como «la mejor figura que he dibujado». Al parecer hay mucho de su propio dolor en esa obra con la que quiso iniciar una serie de pinturas y dibujos sobre el tema y que, decía, «conmuevan a la gente».

Woman_Mourning_F935_Vincent_van_Gogh 1280px-Van_Gogh_-_Sien_mit_Zigarre,_am_Boden_neben_der_Feuerstelle_sitzend

Christina Clasina nació en 1850, siendo la mayor de los diez hijos de Pieter Hoornik, un portero en el barrio pobre de la Geest, y su esposa. Pieter murió en 1875. Para mantener a la familia, Christina y su madre trabajaban como costureras y limpiando hogares, pero a menudo tenían que recurrir a la asistencia pública. Durante un tiempo ella y algunos de sus hermanos vivieron en un orfanato católico, donde ayudaba en la cocina y en el reparto benéfico de sopa que organizaba la Iglesia del Orfanato. La necesidad hizo que la ya llamada “Sien” terminara por recurrir a la prostitución para incrementar sus ingresos.

Sien,_Sewing,_Half-Figure_F1025_Vincent_van_Gogh Sien,-Peeling-Potatoes_F1053a_Vincent_van_Gogh

Con 32 años y soltera, “Sien” había dado a luz a cuatro hijos, dos de los cuales vivían: Maria Wilhelmina nacida sobre 1877 y Willem nacido en julio de 1882 en Leiden, cuando ya vivía con Van Gogh (éste se encontraba en La Haya, hospitalizado, pero salió para ir a visitarla). “Sien” padecía en estos años varios problemas de salud derivados de las cirugías de sus embarazos, de su alcoholismo y de las enfermedades venéreas que la asolaban, llegando a contagiar a Van Gogh de gonorrea, que fue por lo que tuvo que ser hospitalizado en junio de 1882.

Sien_Pregnant,_Walking_with_Older_Woman_988a_Vincent_van_Gogh Sien-with-Umbrella-and-Prayer-Book_F1052_Vincent_van_Gogh

Pese a todo, Van Gogh debió considerar la posibilidad de casarse con Sien para cuidar de ella y de sus hijos durante toda su vida, mientras él seguía con sus obras. Vincent establece una tierna relación especialmente con el bebé de Sien a quien ha visto nacer. En las cartas que siempre dirigió a su hermano Theo la describe como:

“Una mujer alta y de constitución fuerte, de figura simple pero no carente de gracia. No es joven ni bella, la cara algo picada de viruelas, ni tiene las manos de señora como Kee, sino las de una persona que trabaja mucho. Hay algo muy femenino en ella, pero se puede ver que no es distinguida ni extraordinaria. Su manera de hablar es muy fea, dice cosas y usa expresiones que mi hermana Wilhelmina, por ejemplo, no usaría, pero tiene un buen corazón. Su carácter, a causa de una constitución nerviosa, tiene estallidos de cólera que serían insoportables para la mayoría de las gentes, pero se cómo tratarla.”

800px-Kee_Vos_met_zoon_Jan

Kee Vos-Stricker con su hijo, aproximadamente en 1879/1880.

Sin embargo, parece que las mismas cartas evidencian que no había olvidado a su prima Kee:

“Mi sentimiento por ella es menos apasionado que el que sentí por Kee, pero el afecto que siento por Sien es lo único que soy capaz de dar. Ella y yo somos dos seres desgraciados que se ayudan mutuamente, que llevan sus problemas juntos y así la infelicidad se torna en gozo y lo insoportable en llevadero.”

sienPero la fuerte oposición de la familia de Van Gogh,  incluidos su hermano Theo y su primo político, el también pintor Antón Maule (con quien llegaría a discutir y romper su amistad), que habían sido sus mayores apoyos desde que en las Navidades anteriores había roto con sus padres tras una fuerte discusión. Van Gogh no pasaba por su mejor momento entonces, ya que también había sido rechazado por su prima Cornelia Adriana (“Kee”) Vos-Stricker (1846-1918), a la que pidió en matrimonio tras quedarse viuda y con un hijo. Ésta le rechazó y fue entonces cuando conoció a Sien.

A principios de 1883, “Sien”, algo recuperada de su difícil post-parto, comenzó a beber de nuevo y a ejercer la prostitución. La relación con Van Gogh se deterioró gravemente por este hecho y por la propia melancolía delvincent_van_gogh_clasina_maria_hoornik_sien_with_child_large pintor, que se veía rechazado por todo y por todos. Además se acentúan los problemas económicos para “la familia”, pues los ingresos del pintor no llegan para ocuparse de todos (su hermano Theo era uno de sus principales sostenes económicos y a causa de “Sien” se llega a enemistar con él). Van Gogh tiene que acudir a Tersteeg, un marchante amigo de la familia a quien aborrece, para pedirle préstamos (y sufrir sus humillaciones). Incluso llegó a sufrir agresiones por parte de algún acreedor. Toda esta situación hace que Van Gogh se plantee la tesitura de seguir con “Sien” o seguir con su arte y su familia. Terminan por separarse amigablemente y en septiembre de 1883 Van Gogh partió para la verde y frondosa ciudad de Drenthe para proseguir su carrera.

IX004686“Sien” volvió a trabajar como costurera, asistenta y, posiblemente, continuara como prostituta. Sus hijos, María y Willem, fueron confiados a la madre de “Sien”, que vivía con su hermano Pieter. En 1901, “Sien” se casó con un marinero, Anton van Wijk, pero no encontró tampoco la estabilidad emocional que sin duda necesitaba y en 1904, a la edad de 54 años, Christina Clasina María Hoornik, se arrojó al río Escalda en el puerto de Rotterdam. Van Gogh había muerto 14 años atrás sin conocer tampoco ni la felicidad ni el éxito.

 

AlmaLeonor

Fuentes: Wikipedia, Vincent Gallery,

Esta entrada fue publicada en HISTORIA, MUJER y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s