LOS OSCARS MÁS “NEGROS”

LOS OSCARS MÁS “NEGROS”

oscars

La ceremonia de los Oscar de Hollywood de este año se está calentando por momentos por la polémica desatad por un grupo de actores y directores estadounidenses que piensan que se discrimina a los negros en las nominaciones. El revuelo que se ha organizado ha teñido de “negro” el arranque de una Ceremonia que siempre es la cita más esperada del año cinematográfico.

Ya he comentado que no me parece que se trate de una polémica racial sino de otro tipo, más bien comercial. Pero en todo caso, además de que cada uno puede opinar lo que quiera, está claro que los Oscar y cualquier otro premio debe otorgarse a quien lo merezca en función de su trabajo. Que uno sea hombre o mujer, rubio, moreno, blanco, negro, homosexual o heterosexual, o practique la religión que practique, no deberían ser motivos de exclusión en ningún caso, pero tampoco de privilegio, ni de discriminación positiva. No son los únicos, pero Spike Lee, Will Smith y su esposa Jada Pinkett , han protagonizado y puesto cara a una oleada de protestas por lo que han llamado las nominaciones “blancas” al mejor actor principal en las ediciones de los dos últimos años, pero nadie les ha cuestionado nunca si ellos han preferido contar con actores negros  o no a la hora de realizar sus trabajos. Entre otras cosas porque sería discriminatorio hacerlo.

Pero cada uno sí que explota su propia “parcela” para hacer negocio. Por ejemplo, la parcela familiar, de la que muchos usan y abusan, como hace por ejemplo Will Smith  continuamente. Y desde luego Will Smith y Spike Lee no puede quejarse de falta de éxito ni de talento (Spike Lee fue Oscar Honorífico el año pasado), pero cuando han tenido éxito, premios, famas y dineros, ¿se han acordado de los actores negros que empiezan y que a lo mejor sí que han sentido alguna discriminación en alguna prueba…? ¿se han acordado? A lo mejor es ahí donde hay que insistir para que no se produzca ninguna discriminación por racismo. Porque en algunos casos han preferido contratar a su propio hijo, como Will Smith, obviando a otros actores negros que podrían haber hecho mejor su trabajo. ¿Es eso discriminación?

Spike-Rowlands-Debbie-Reynolds-Oscar_EDIIMA20151113_0537_4

La declarada militancia pro-nacionalismo negro de Spike Lee, llevada en bandera hasta en el nombre de su productora (“40 Acres & A Mule”, lleva ese nombre recordando que, tras la supresión de la esclavitud al final de la Guerra de Secesión en 1865, en Georgia se tomó la decisión de distribuir lotes de 40 acres de tierra y una mula a algunos de los antiguos esclavos), ¿hace que este director-guionista-actor utilice más actores negros que blancos en sus producciones? No me he molestado ni en comprobarlo, pero ¿No sería eso discriminatorio?

09 Apr 1984, Los Angeles, California, USA --- Los Angeles: Academy Award winners Jack Nicholson (R-Best Supporting Actor for ), Shirley Maclaine (C-Best Actress for ) and James Brooks (L-Best Picture, Best Director and Best Writing for ) greet the press holding their Oscars and extremely happy. --- Image by © Bettmann/CORBIS

La ceremonia de los Oscar de Hollywood del año 1983 es una que recordaré siempre. Además de por el magnífico elenco de presentadores de los premios que incluyeron a Frank Capra, por otras dos cosas. En primer lugar porque la película ganadora fue “La Fuerza del Cariño”, y fue la primera vez que una película ganadora del Oscar no me parecía merecerlo. Durante todo ese año se había hablado de la falta de reconocimiento que Hollywood había mostrado con Shirley MacLaine y esa película me pareció el vehículo creado exclusivamente para homenajearla. Lo mejor de esa película fue, sin duda, Jack Nicholson,  quien se llevó el Oscar al mejor actor de reparto. Y no se quejó, pese a ser la gran fuerza del filme, el actor principal de toda la cinta. Fue la primera vez que me desencantaron los premios Oscar, o al menos la primera vez que el desencanto fue mayúsculo y me provocó un enfado.

1983_02_actor_duvall_presenter_parton

Las nominaciones al mejor actor principal masculino en esa edición de los Oscar fueron a parar a  Michael Caine, Albert Finney, Tom Conti, Tom Courtenay y Robert Duvall. El ganador fue Rober Duvall, por “Tender Mercies”, película en la que no hizo una de sus mejores interpretaciones, pero  tal vez también pensaron en Hollywood que se lo debían por no haberlo recibido en anteriores papeles. No es un actor que a mí me parezca excelente, pero ha hecho buenos trabajos, ¿trabajos de Oscar? Bueno, sería discutible, pero podría ser. Sin embargo, tras recibir el premio hizo unas declaraciones que a lo mejor han pasado más desapercibidas de lo que debiera. Recuerdo muy bien que Robert Duvall afirmó que el Oscar DEBÍA recaer en él, un norteamericano, y no en ninguno de sus oponentes porque los demás eran INGLESES (bueno, uno escocés, no vaya ahora a molestarse también). ¿No fue esta una declaración xenófoba? ¿No deberían proclamar una actitud discriminatoria en las nominaciones los actores ingleses, australianos, canadienses, o de otros orígenes? Si uno hace memoria se pueden recordar protestas de todo tipo de colectivos por la forma en la que se ven reflejados en las películas o en los premios que se las otorga. Recuerdo especialmente protestas de colectivos de discapacitados e incluso de colectivos de Arquitectos por una serie de arquetipos con los que, dicen, se les retrata en el cine. Hay muchas quejas de puristas literarios y de historiadores por el mayor o menor grado con el que el cine refleja la literatura o la Historia… y así hasta el infinito. Nunca se va a encontrar un término medio. Lo que es indiscutible es que hay que eliminar toda connotación racista o xenófoba en el cine, como en el resto de la sociedad. Otra cosa diferente es la utilización mediática del tema, o la exigencia de una discriminación positiva, cosa con la que yo no estoy de acuerdo.

Charlot Rampling, nominada este año, también se muestra contraria a la discriminación positiva. Y Michael Caine ha declarado al respecto de esta polémica que “No puedes votar a un actor por el hecho de ser negro. Tienes que hacer una buena interpretación”. Y Michael Caine fue uno de los actores discriminados en aquella ceremonia de 1983, quizá el que más. Y él ha dado la única razón por la que un actor, o cualquier otro profesional debería ser premiado… por el buen hacer en su trabajo. Lo demás son ganas de marear la perdiz, arrimar el ascua a su sardina y/o sacar rédito comercial de donde no se puede sacar un rédito profesional. Y no digo yo que sea el caso de los mencionados Spike Lee, Will Smith y Jada Pinkett, pero a lo mejor deberían hacérselo mirar…

quienes-son-los-nominados-a-los-oscar-2016-600x404

Por cierto, la presidenta de la Academia de Hollywood, Cherly Boone Isaacs (una mujer negra), ha prometido introducir cambios que mejoren esta situación. Tal vez la elección de Chris Rock, un actor negro, como encargado de presentar la Ceremonia de los Oscar 2016, sea una de ellas, pero él ya la presentó en el año 2005. Y nadie se llevó las manos a la cabeza.

AlmaLeonor

Esta entrada fue publicada en ACTUALIDAD, cine y peliculas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s