THE TORCH SONGS

THE TORCH SONGS

41MHFAFNACL._AC_UL320_SR314,320_

Hay una película titulada “Torch Song” (1953, Charles Walters), protagonizada por Joan Crawford y Michael Wilding, en la que una artista en decadencia, despótica y torch2caprichosa, termina por enamorarse de su pianista ciego, que es el único que no le tolera sus desmanes, tras descubrir que antes de su ceguera causada en la Segunda Guerra Mundial, él estuvo enamorado de ella. Pero ya es tarde.

“Torch Song” es un musical en el que Joan Crawford baila y canta (aunque la voz que se escucha es la de India Adams), y cuyo número principal causó no poco asombro en su momento. Se trata de un número en el que Joan Crawford, en su papel de la caprichosa Jenny Stewart, actúa con la cara pintada de negro.  La canción que interpreta está considerada una de las mejores Torch Song del cine.

¿Y eso que es?

sis-torchsong-wilding-crawford

Pues a partir de esta película y pregunta, me he puesto a buscar y algo puedo contar. Las Torch Songs son canciones de amor. Pero no cualquier canción de amor, sino una en la que se habla de un amor, generalmente, no correspondido, o un amor perdido, o un amor que causa una conmoción en la existencia de una de las partes. Al parecer esta denominación se debe a que la melodía pretende ser “una antorcha” que ilumine ese amor no correspondido, o permita seguir manteniendo viva la llama de un amor perdido. Pero la mayor particularidad de las Torch Song es que su poder reside en el efecto que causa sobre el oyente:

“Una Torch Song no está limitada por la música. Se trata más de una sensibilidad provocada por una combinación de factores como la cantante, su voz, la melodía, la historia, su rendimiento y la letra, que toca al oyente de una manera especial. Es un estado de ánimo. Un sonido particular”. Piers Ford (Blog The Art of the Torch Singer)

001t

Se considera que la popular canción “My Melancholy Baby” es la primera Torch Song de la historia. Esta canción, escrita en 1911, fue popularizada por el cantante Tommy Lyman en los cabaret de los años veinte, donde la presentaba como su “Torch Song”. Editada por primera vez en Memphis (Nueva York) por Theron C. Bennett, con letra de Geo A. Norton, la música se atribuye al pianista Ernie Burnett, protagonista de una triste historia a su vez. El cantante William Frawley (1887-1966), que fue el primero en cantar la canción en público en 1912 en el Mozart Café de Denver (Colorado), contó en una ocasión que el pianista Ernie Burnett resultó herido en la Primera Guerra Mundial y perdió la memoria. Mientras se recuperaba en el hospital, un pianista que entretenía a los heridos tocando melodías populares, incluyó en su repertorio “My Melancholy Baby” y Burnett la reconoció como una de sus canciones. Gracias a ella recuperó la memoria.

My_Melancholy_Baby_coverLa canción tuvo mucho éxito durante los años veinte, llegando a estar en el nº 3 de las listas de éxitos de 1928. Pero el mayor logro de esta canción es que se adelantó a su tiempo, creando un estilo melodioso y armónico, una especie de mezcla entre el jazz, por la forma de interpretar la canción, y la estructura melódica del blues. Así, Ella Fitgerald llegó a ser una de las mejores intérpretes de “My Melancholy Baby”. También Frank Sinatra, tiene una de las más escuchadas versiones.

Y es que esta fórmula triste de interpretar ciertas canciones de amor terminó por denominar un estilo propio, más vinculado a las mujeres que a los hombres y que, gracias sobre todo al cine, ha permanecido hasta hoy, las Torch Song.

Hollywood fue el crisol donde las Torch Song fraguaron su leyenda. Para empezar “My Melancholy Baby” ha aparecido muchas veces en el cine, como por ejemplo en “Los violentos años veinte” (1939, Raoul Walsh) interpretada por Priscilla Lane, o en “El Nacimiento del Blues” (1941, Victor Schertzinger), donde es Bing Crosby quien la canta, siendo considerada una de las mejores versiones. Judy Garland, fue otra de las intérpretes de la canción, esta vez en la película “Ha nacido una estrella” (1954, George Cukor), y aunque no se canta la canción, sí que se menciona en “Con Faldas y a lo loco” cuando Marilyn-Sugar Kane, dice que con solo unos compases de “My Melancholy Baby” ya se enamora del saxofonista.

Poster_of_Show_Boat_(1929_film)

Otra canción famosa, “Can’t Help Lovin’ that Man”, del famoso teatro musical de Jerome Kern “Show Boat” de 1927, también fue todo un fenómeno Torch Song. El musical alcanzó más de 500 representaciones en el Teatro Ziegfield en 1927, otras tantas durante las reposiciones a lo largo de los años, y 972 en la de 1994, batiendo récords.

En el teatro, la actriz y cantante Helen Morgan (1900-1941) interpretó a Julie LaVerne cantando las canciones más emblemáticas del musical con un estilo tan personal que fue enseguida encumbrada como la más genuina cantante “Torch”.

Helen se había curtido en los más famosos clubs de Chicago en los años veinte y la trágica trayectoria de su vida influyó en la cadencia de sus interpretaciones (solía sentarse encima del piano) y en el tono de su desgarradora voz (provocada por su alcoholismo).

helen-morgan_final

Helen, arrastrada por varias ciudades a causa de dos divorcios de su madre, empezó muy jovencita a subirse a los escenarios y a actuar esporádicamente en la incipiente industria del cine. Con veinte años ya había tomado clases de canto y empezó a modular su peculiar estilo de voz. Pese a vivir la época de la Ley Seca en los Estados Unidos, los clubes donde cantaba Helen solían ser lugares clandestinos para consumir alcohol. Incluso llegó a adquirir uno de esos Clubes, “Chez Morgan”, por lo que acabó encarcelada, arruinada y afectada por un acuciante caso de alcoholismo que terminó por causarle la muerte por cirrosis con tan solo 41 años.

kgrhqiokpmfhkylotd0brvbc7n-60_57

Durante su carrera llegó a actuar como estrella del burlesque de Rouben Mamoulian en 1929, o en el coro de las Ziegfeld Follies en 1931. Con Hammerstein y Kern, además de “Show Boat”, intervino en otro éxito de Broadway, “Sweet Adeline” (1929). Sin embargo su mayor éxito fue como la Julie LaVerne de “Show Boat”, papel que interpretó no solo en el musical de 1929, sino también en el cine.

helen“Show Boat”, fue llevado al cine en 1929 (dirigida por Harry Pollard), y la canción emblemática, “Can’t Help Lovin’ that Man”, está considerada el primer ejemplo de la Torch Song cinematográfica. Helen Morgan no intervino directamente en la película, pero sí en una grabación posterior con algunos de los números más emblemáticos. Si que intervino en la versión de 1936, dirigida por James Whale, con Irene Dunne como Magnolia y ella como Julie LaVerne. Aún hubo otra versión cinematográfica, esta vez sin Helen, dirigida por George Sidney en 1951, con Kathryn Grayson (Magnolia) y Ava Gardner (Julie LaVerne).cartel_showboat

“Show Boat” está considerado el “padre del musical estadounidense” y sus canciones son de las más célebres del patrimonio cultural de ese país. Billie Holiday grabó “Can’t Help Lovin’ that Man”, en una de las más famosas versiones de la canción, en 1937, y también Barbara Streisand la grabó en 1951.

Antes de volver a la película de Joan Crawford, de la que hablaba al principio, hay que recordar otro filme, este de 1933, y protagonizado por una magnífica y sensual Claudette Colbert. Se trata del melodrama “Torch Singer” (Sinfonía del Corazón en español, un título que en nuestro idioma creo que evidencia mucho más el sentir de las canciones Torch que la traducción del inglés, “canciones de la antorcha“), dirigida por  Alexander Hall y George Somnes.

ts3

Sally Trent, interpretada por Colbert, triunfa en la canción después de una tristeza le desgarra el corazón (“para ser buena cantante hay que sufrir primero“, le llegan a decir en la película): años atrás tuvo que dejar a su hija en adopción y ahora no puede recuperarla. Con esa pena en el alma, reinicia su carrera, convirtiéndose en una exitosa cantante Torch de los clubs nocturnos, ahora con el nombre de Mimi Benton.

torch

Durante el día, Sally cuenta cuentos y canta canciones infantiles en la radio, desde donde se cartea con niños menores de 10 años con el secreto anhelo de encontrar a su hija. La verdad es que la película no tuvo demasiado éxito, y eso que Claudette estaba en el cenit de su carrera, siendo esta la película nº 20 rodada en cinco años. El gran mérito de la cinta es su banda sonora, toda una lección de Torch Songs, sobre todo el tema “Give Me Liberty or Give Me Love” cantado por Claudette Colbert, casi sobre el piano.

Y ahora sí, llegamos al año 1953 cuando se filmó “Torch Song”. Y lo hacemos para mencionar que hay otra versión de este filme, Judith Krantz’s Torch Song, hecha para la televisión en 1993, dirigida por Michael Miller e interpretada por Raquel Welch, Jack Scalia y Alicia Silverstone , que no llegó a tener ni el asomo de calidad de la primera.

Sin título

Algunos años después, en 1957, se filmó una película sobre la vida de Helen Morgan, “La historia de Helen Morgan” (Michael Curtiz) , protagonizada por Ann Blyth y Paul Newman, que fue un gran éxito, aunque se permitió algunas licencias dramáticas en la historia.

p36867_p_v8_aa

Helen Morgan beauty contest

auch-so-duerfte-es-in-einem-speak-easy-ausgesehen-haben-szene-aus-dem-film-the-helen-morgan-story-00191bc7_medium

Fue la última película de Ann Blyt en el cine, y una oportunidad perdida para haber podido escuchar su voz, ya que Ann era tenida por una buena cantante, pero su voz fue doblada por por Gogi Grant, que es a quien se puede escuchar en la Banda Sonora de la película, que se distribuyó como un disco. La crítica del momento fue algo demoledora con esta película, achacándole un exceso de “imaginación” en el drama, evitando además, algunos de los aspectos más sórdidos de la verdadera vida de Helen Morgan, que de haber contado con ellos, el filme hubiese ofrecido un dramatismo más creíble. 

Torch_Song_Trilogy_Matthew_Brodrick-500x292

En 1988, se rodó “Torch Song Trilogy” (de Paul Bogart, titulada en España Trilogía de Nueva York), que no es una nueva versión de las anteriores, pero sí de más calidad que la de 1993 y cuenta con canciones “Torch”. En “Trilogía de Nueva York” se narran tres momentos de la vida de un transformista profesional, Arnold Beckoff, que vive en Nueva York, y que a lo largo de diez años camina desde la duda hasta la afirmación de su homosexualidad. Además de las estupendas actuaciones de  Harvey Fierstein, Anne Bancroft, Matthew Broderick y Brian Kerwin, y del libreto firmado por el propio Fierstein (una obra teatral de éxito en Broadway), esta película es hoy un icono del cine gay y un film con algunas famosas canciones “de la antorcha”.

Torch Song Trilogy performed at The Albery theatre in 1985

torch song 1988

Por ejemplo, la canción “This Time the Dream’s On Me” (Esta vez el sueño es sobre mi) de Ella Fitzgerald, que suena varias veces en la película, pero que no pudo incluirse en la Banda Sonora por problemas con la discográfica de la cantante. También incluyó But Not for Me y “What’s New?”,  de Billie Holiday, una de las más genuinas Torch singers de la historia.

portada01

Así que, como hemos visto, algunas de las más famosas Torch Songs han sido éxitos musicales mundiales, cuentan (muchas de ellas) con tristes historias propias, y se han incorporado, en su momento o con el tiempo, a películas de variado éxito. Por ejemplo, también fue una famosa canción Torch, “Lili Marleen”. En origen fue una canción escrita en 1937 por Norbert Schultze basado en un poema que un soldado alemán (Hans Leip) había escrito en 1915 durante la Primera Guerra Mundial. La primera grabación la realizó la cantante alemana Lale Andersen (1905-1972) en el Estudio Electrola de Berlín el 2 de agosto de 1939, y gracias a la difusión radiofónica de su versión (sobre todo a través del potente transmisor de Radio Belgrado), fue muy conocida y popular entre todos los soldados del conflicto, tanto alemanes como aliados. Las autoridades nazis prohibieron la retransmisión de la triste canción sobre amantes separados, más que nada porque Lale Andersen mantenía amistades con artistas judíos, entre los que se encontraba el compositor suizo Rolf LIebermann (1910-1999). Por ello se le llegó a prohibir actuar en público. Esto causó un profundo desasosiego en la cantante que intentó incluso suicidarse, afortunadamente sin éxito. Cuando las autoridades alemanas le permiten volver a cantar, le prohíben expresamente incluir “Lili Marleen” en su repertorio.

Marlene Dietrich grabó en 1945 una versión en inglés, quizá la más conocida de las muchas versiones que existen.

Lili Marleen poster

Años más tarde, en 1981, el cineasta alemán Rainer Werner Fassbinder, rodó la película “Lili Marleen”, protagonizada por una magnífica Hanna Schygulla, basada en la biografía de la cantante, que cuenta hasta con una estatua en su honor en la ciudad de Langeoog, Alemania.

Para no extendernos mucho con las canciones Torch, solo veremos algunos ejemplos más, como por ejemplo “One for My Baby” (1943), una magnífica canción escrita por Harold Arlen y Johnny Mercer para la película “El límite es el cielo” (1943, Edward H. Griffith) protagonizada por Fred Astaire, y que fue llamada en su día “un canto errante”, por su más que difícil e improbable musicalidad, pero que resultó todo un éxito cuando Fred Astaire la canta y la baila, borracho, sobre la barra de un bar. Hay muchísimas interpretaciones de esta canción, siendo las más populares las que grabó (varias veces) Frank Sinatra (considerado el mejor Torch Songer de los intérpretes masculinos), pero también hay versiones de Billie Holiday, Chuck Berry, Ella Fitzgerald, Etta James, Marlene Dietrich, Nana Mouskouri, Sammy Davis Jr., Tony Bennett, Willie Nelson, Bette Midler, Mina y un sinfín de artistas más como Iggi Pop, Hugh Laurie, Danny Aiello, y una de las que más me han gustado a mí, Robbie Williams.

En el cine, “One for My Baby” ha sido cantada por Jane Russell en “Macao” (1952, Josef von Sternberg y Nicholas Ray ) y por Dianne Reeves en “Buenas noches, y buena suerte”  (2005, George Clooney), durante los títulos de crédito del final de la película. También suena en alguna escena, entera o en parte, en películas como “Road House” (1948, Jean Negulesco), “El abominable Dr. Phibes” (1971, Robert Fuest), en la película de televisión “The Rat Pack” (1998, Rob Cohen), o en “Invencible” (2006, Ericson Core), entre otras.

“Cry Me a River” (1953), una canción escrita por el compositor estadounidense Arthur Hamilton, grabada por primera vez por la actriz y cantante Julie London en 1955, también ha sido interpretada en multitud de ocasiones por artistas tan variopintos como Ella Fitzgerald, Ray Charles, Barbra Streisand, Natalie Cole, Nina Simone, Dinah Washington, Etta James, Linda Ronstadt, Rick Astley, Joe Cocker, Björk, Justin Timberlake o Aerosmith. Existen versiones en varios idiomas, por ejemplo en español, interpretada por el grupo de rock argentino La Torre, en 1984; en francés, por Viktor Lazlo; y una muy popular versión en portugués cantada por Roberto Carlos en 1961, “Chore por mim”.

“I Will Always Love You” (Siempre te amaré) fue una canción compuesta e interpretada por Dolly Parton en 1974, y con la que llegó al primer puesto de las listas de ventas de música country.

910TSPpGFpL._SL1500_

La volvió a grabar en 1982 para la banda sonora de la película musical “The Best Little Whorehouse in Texas”, con Burt Reynolds y la propia Dolly Parton. Luego quedó algo eclipsada hasta que Whitney Houston, en su primera interpretación cinematográfica, la versionó en la película “El Guardaespaldas” (1992, Mick Jackson). Fue un hit mundial y se vendieron más 48 millones de copias de la banda sonora de la película. Curiosamente, Dolly Parton fue la más beneficiada de este éxito, ya que los derechos de autor los tenía y aún los conserva ella y las ventas se incrementaron tras la muerte de Whitney Houston.

editpiaf1

Los cantantes más grandes de Torch Song son probablemente Édith Piaf, Judy Garland y Billie Holiday, ya que se ha vinculado tradicionalmente a las cantantes femeninas. Ellas, como dice Piers Ford, son capaces de

“… contar una historia en la canción con convicción emocional. Cantantes como ellas pueden tener al público en la palma de sus manos, pueden hacer que el público se identifique, con una sola nota o una palabra, con la experiencia que están cantando ellas. […] todas las Torch Singers comparten la capacidad de recurrir a sus propias experiencias de vida para hacer una canción ‘real’. Por supuesto, el oyente puede o no puede saber algo de sus vidas privadas. A veces el conocimiento, hará una actuación más conmovedora, y obviamente eso es lo que mucha gente está sintonizando cuando escuchan a las grandes cantantes ‘de la antorcha’.”

hazel scott 2_0Hazel Scott

Es el cabaret, el club nocturno, el perfecto acompañamiento de este tipo de canciones y de historias. Por eso, dice Piers Ford, aunque muchos puedan disfrutar de un concierto multitudinario de, por ejemplo, Amy Winehouse, es en los ambiente íntimos donde se desarrolla la magia Torch. Y de esa magia saben mucho algunas artistas totalmente desconocidas para el gran público: Mildred Bailey (años 30), Helen Humes y June Christy (años 40), Sarah Vaughan y  Hazel Scott (años 50), Kay Starr (de origen nativo americano), años 40 y 50, de quien Billie Holiday dijo que era “la única mujer blanca que podía cantar el blues“, Julie London (años 50 y 60) muy conocida por su versión de “Cry Me a River” de 1955, Jeri Southern y Chris Connor (años 60) o Carmen McRae, en activo desde los años 40 a los 70.

Son muchas más las canciones y artistas que entra en esta categoría de “Torch Song”, como por ejemplo la exitosa Adele. En este enlace de la Wikipedia puede consultarse una lista de los más conocidos Torch Singers de la historia.

adele-cannes-xlarge

Y todo esto para mi sorpresa, pues era la primera vez que me encontraba con esta denominación para un “género” musical. Pero lo cierto es que su “sinfonía del corazón” si que la conocía, ya que, además de la voz y canciones de la magnífica Adele, soy fan desde hace tiempo del grupo musical Postmodern Jukebox, que con su estilo personal y revival, ha resucitado este tipo de melodías, por ejemplo, con la magnífica “Criminal” con la voz de Fiona Apple (no dejen de escucharla por favor, aunque esté muy al final de una lista muy larga de buenas canciones)

Para terminar, quiero mencionar a un artista que también es conocido como uno de los últimos valores de las Torch Song Como hemos dicho, son las mujeres las más genuinas intérpretes de este tipo de canciones, pero ya vimos que hay cantantes muy reconocidos dentro de este género, como Frank Sinatra o Bing Crosby. Pues bien, según el blog Dangerous Minds, son muchos los artistas masculinos que podrían entrar en la calificación de Torch Singers: Gene Pitney, Scott Walker, Nick Cave, Antony Hegarty y, el que consideran, quizás, el más grande cantante Torch masculino (pienso que es mucho abarcar sin restarle méritos), Marc Almond.

Marc-Almond-morbosillo_EDIIMA20160210_0923_5

Peter Mark Sinclair “Marc” Almond (nacido el 9 de julio de 1957) es un cantante, compositor y músico inglés que comenzó formando parte del dúo Soft Cell . Según la Web oficial del cantante, ha vendido más de 30 millones de discos en todo el mundo.

Marc Almond, a sus 59 años, está considerado un artista en toda su amplitud. Poseedor de una personalidad arrolladora, hoy va más allá del inicial encasillamiento como “ídolo gay”. Al disolverse Soft Cell, Almond pasó por varias fases en su trayectoria musical: primero una fase de  chanson  francesa con canciones de Jacques Brel (también considerado un cantante Torch); luego versionó un álbum con canciones tildadas de “oscuras” con el nombre de “Absinthe”; se marchó a Moscú en el año 2000 donde se interesó por un tipo de canción folklórica rusa, que quedó reflejado en el  albúm “Heart of Snow”, sin mucho éxito; y finalmente, tras superar un accidente de moto en el 2004, su carrera se multiplicó con actuaciones en directo y colaboraciones con otros artistas (como la cantante de folk Sandy Denny) hasta que en el 2010  graba “Varieté”, y otros tres discos más en el 2014, con tamáticas tan curiosas como “el Londres histórico” (versión sórdida) o “las diez plagas de Egipto”. En el 2015 lanzó un trabajo más, “The velvet trail”,  con el que inició una gira internacional que incluye España. Hoy mismo, 13 de febrero, actúa en la Sala Razzmatazz 2 de Barcelona (ayer lo hizo en Madrid).

Se atrevió incluso a grabar alguna canción en español, como este “Cara a Cara” de Manolo García. Y con esta interpretación de Marc Almond, acabo ya este recorrido increíble por las Torch Song de la historia de la música, no sin recordar que mañana, día 14 de febrero, es el día de los enamorados, un día para celebrar la dicha del amor, aunque sea en el recuerdo de una triste Torch Song.

AlmaLeonor

Esta entrada fue publicada en HISTORIA, Música y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a THE TORCH SONGS

  1. ¡Que bueno! Gracias, he disfrutado un buen rato con tu entrada.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s