EL GESTO DEL DEDO

EL GESTO DEL DEDO

12993584_10209777971993049_2988340192234303796_n

En esta imagen tan “provocativa”, aparecen, de izquierda a derecha, Lew Smith (un conocido doble de Hollywood), Bárbara Stanwyck, Clark Gable y Bill Hickman (un especialista conductor de coches), todos ellos miembros del rodaje de la película Indianápolis (1950), dirigida por Clarence Brown. En ella, Mike Brannan (Clark Gable), que había sido acusado de causar un accidente mortal en una carrera, es un piloto tan admirado como odiado, y Regina Forbes (Barbara Stanwyck) trata de entrevistarlo para averiguar qué pasó realmente en aquel accidente, pero el piloto no quiere recordar y se niega a ser entrevistado. Lo demás forma parte de la magia del cine.

indianpolis01 kYKTxtOh4GFMWD7OQG2R2Kmb4TE

Bill Hickman, aunque pueda parecer lo contrario, era un personaje muy conocido en Hollywood. A él se deben el desarrollo y ejecución de algunas de las persecuciones más conocidas del cine, como por ejemplo Bullitt (1968), The French Connection (1971)  o The Seven-Ups (Los implacables, patrulla especial, 1973), donde el coche que conducía Hickman (un Pontiac Grand Ville) era perseguido por el protagonista Roy Scheider (conduciendo un Pontiac Ventura).  El final de la persecución, una idea del propio Bill, fue realizado recreando el accidente en el que falleció la actriz Jayne Mansfield: el vehículo se estrella contra la parte trasera de un camión de dieciocho ruedas, haciendo cortar la parte superior del techo como si fuese de mantequilla.

008 Bill HickmanHickman trabajó de coordinador de efectos especiales en “Hindenburg” (1975) o “Capricornio Uno” (1978). También fue obra suya la persecución en motocicleta de La Piel en el asfalto (1973), protagonizada por Robert Blake, y llegó a actuar en pequeños papeles en películas como  “The Love Bug” (1969) de Disney, o en “Patton” (1970), junto a George C. Scott, así como en varias series de televisión de los años 50 al 70. Pero sobre todo Hickman fue conocido en el mundo del cine por ser quien asesoraba a James Dean  (1931-1955)    sobre cómo manejar  y conducir su famoso Porsche Spyder 550, su “Little Bastard” (Dean llamaba a Hickman, “Grand Bastard”). Él fue quien conducía la camioneta Ford con la que seguía a Dean en el día deporsche_550_spyder_james_dean_3 su accidente (la camioneta llevaba un remolque en el que debía ir el coche, pero Dean quiso conducirlo), y fue la primera persona que se acercó al malogrado actor de 24 años aquel fatídico 30 de septiembre de 1955: “Estábamos a unos dos o tres minutos por detrás de él. Yo lo saqué del coche, y él estaba en mis brazos cuando murió. Su cabeza cayó al suelo. Oí el aire que salió de sus pulmones por última vez. No pude dormir durante cinco o seis noches después de eso, sólo escuchaba el sonido del aire que salía de sus pulmones.”

Driver_Parsons

Pero volvamos a Indianápolis y al gesto de “peineta” con el que se fotografiaron estos cuatro grandes del cine. Por lo visto no fue ningún acto soez hacia nadie, todo lo contrario, por lo visto quisieron hacerse esta fotografía para homenajear al piloto Johnnie Parsons, famoso por su participación en las “500 Millas de Indianápolis”, el circuito que daba nombre a la película, y en cuya vida y palmarés se basaba (aunque ligeramente y con varias libertades).

Las “500 Millas de Indianápolis”, que dan nombre a la película en su traducción castellana, porque su título original fue “To Please A Lady (Red Hot Wheels”), es una de las más famosas de todas las celebradas en todos los tiempos y una de las carreras automovilísticas más antiguas del mundo: fue creada en 1911 y se celebra desde entonces cada 30 de mayo (solo se suspendió entre 1917-18 y entre 1942-45 por las dos Guerras Mundiales). Su circuito, el Indianapolis Motor Speedway, conocido como “el óvalo”, está situado en la ciudad de Indianápolis, en el estado de Indiana en los EEUU. A lo largo de toda su historia, Indianápolis solo ha formado parte del Mundial de Fórmula-1 diez años, entre 1950 (precisamente el año del estreno de la película, y con Johnnie Parsons como ganador) y 1960, entre las ediciones nº 34 y 44. Por cierto que esta primera carrera del mundial de  1950 tuvo que suspenderse a causa de la lluvia a 138 vueltas, a las 345 millas (solo en ocho ocasiones se redujeron las millas, y todas por lluvia, excepto la de la edición de 1916 que fue planificada con 300 millas). Después de 1960 Indianápolis solo ha formado parte de diversos circuitos de carreras norteamericanos (IndyCar).

janet guthrieEn el año 1977 participa en la carrera una mujer por primera vez. Se trató de Janet Guthrie    (1938, Iowa), ingeniero aeroespacial que empezó a competir en 1963 (actualmente está retirada) y estuvo presente en el circuito hasta 1979. La famosa frase del inicio de Indianápolis,  “Caballeros: enciendan sus motores” se modificó por la de: “Damas y caballeros: enciendan sus motores”. En la edición de 2009, fueron tres las mujeres que formaron parte de la parrilla de salida: Sarah Fisher, Danica Patrick y Milka Duno.

Este año, en su edición número 100, el flamante ganador de las 500 Millas de Indianápolis ha sido el estadounidense Alexander Rossi, convirtiéndose en el noveno novato en lograrlo en esta prestigiosa carrera. Su velocidad media alcanzó las 166,634 millas por hora, una gran diferencia si se compara con las 74,602 mph del ganador de la carrera de 1911 o las 124,002 mph de Johnnie Parsons en 1950.

07

Y ya estamos de nuevo con este famoso piloto de carreras. Johnnie Parsons (1918-1984), que logró 11 victorias y 20 podios en competiciones norteamericanas, y fue vencedor de las 500 Millas de Indianápolis de 1950 (sexto en el Campeonato del Mundo de Fórmula-1), segundo en 1949 y cuarto en 1956,  tuvo una vida emocionante, siempre al límite de sus posibilidades y de su suerte. En la carrera que ganó en Indianápolis, en un día de lluvia, y con sospechas de un problema en el motor, desde los boxes le pedían que frenara, pues iba demasiado rápido. En lugar de bajar el ritmo, él les respondió con este gesto “a dedo alzado”, una “peineta” en toda regla que tal vez le diera alas, ya que al final, resultó ser campeón.

Entonces, los actores de la película “Indianápolis” se fotografiaron de esta guisa y le enviaron la fotografía a Johnnie como recuerdo. ¡¡Grandes!!

AlmaLeonor

Fuentes: Las indicadas en cada palabra con enlace.

Esta entrada fue publicada en cine y peliculas, DEPORTES y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a EL GESTO DEL DEDO

  1. Todos los días laborables hago yo este gesto dos veces: al entrar al trabajo y la salir. Fichamos con la huella dactilar y me dieron a elegir dedo. Era el adecuado para tal menester, pensé, y pienso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s