¡LA HORA 103!

¡LA HORA 103!

bebidas_103_1980-copia

  ¡Que buena es la hora 103… Disfrutela! (anuncio 1980)

Recordaba yo el otro día hablando con unos amigos, aquella famosa coletilla de un anuncio publicitario de los años ochenta que cantaba los beneficios de una buena copa de brandy en un momento especial del día. Era LA HORA 103, y el anuncio publicitaba el Brandy 103, de las Bodegas Bobadilla.

800px-fernandez_bobadilla_270401

Esas bodegas jerezanas fueron fundadas por el riojano de nacimiento Manuel Fernández de Bobadilla (1852-1924) en el año 1882, junto con el Marqués de Misa, siendo propiedad de la familia Bobadilla hasta que a finales de los años ochenta un holding holandés (la multinacional Bolls) se hace con el 99% de las acciones. Unos meses más tarde Álvaro Fernández de Bobadilla adquiere más de las tres cuartas partes del capital social contado para esta operación con financiación del banco escandinavo Erik Mollors Efterfolgere Bank. Siguieron siendo las Bodegas Bobadilla hasta que en octubre de 1990 llega a un acuerdo con el Grupo Osborne para la venta de activos y la empresa pasa a llamarse United Dutch España, firma propietaria también de las filiales españolas de Barcelona, La Coruña y Tomelloso (donde se elabora el Brandy 103) así como de las de Mejico, USA y Bélgica. Todo este complejo entramado empresarial, que ahora como digo pertenece al grupo Osborne, no le ha impedido seguir comercializando sus marcas de referencia como el citado Brandy 103, aunque ya no con la publicidad que reinaba en los años de mayor popularidad del licor, una publicidad que hoy estaría tachada de “machista”, cuanto menos.

sin-titulo

Pues bien, el caso es que en esa conversación estábamos cuando se me ocurrió hacer la pregunta “¿Alguien me sabe decir porque se llama Brandy 103?” Y parecerá una bobada, pero ya me quedé con la duda y no he podido dejar de preguntarme por esas bebidas que son conocidas por un nombre que es un número. Porque no se crean que solo existe esta, no, no, no… que hay unas cuantas. Y tampoco me refiero a todas esas bebidas que llevan una numeración asociada al nombre de un rey, como podría ser el Carlos I (de Bodegas Osborne), sino a algunas que, como esta bebida, el Brandy 103, se piden con el número: “ponme un 103”, y el camarero sabe lo que pides.

Y de eso trata este artículo.

Empecemos por saber qué es el Brandy. Básicamente es un aguardiente con una graduación de entre 36-40 grados obtenido por destilación a partir de alcohol de vino y criado en barricas de roble. El origen de la palabra “Brandy” es holandés y al parecer proviene de la palabra “brandewinj” o vino quemado, que es como denominó un químico flamenco el proceso antes descrito. Era el siglo XVI y este holandés se encontraba en Cognac, población francesa de la región de Charente (cuyos vinos son flojos en alcohol y muy ácidos, poco aptos para la mesa), famosa hoy por la producción de este tipo de licor, el cognac, cuando a causa de la excesiva cosecha vinícola, se le ocurrió reducir el vino de volumen (para rebajar costes) calentándolo. Este brandewinj se quedó en Brandy con la pronunciación inglesa, pero entre los entendidos, el aguardiente de vino con una graduación no superior a los 70º, sigue llamándose “holandas”. Cuando este proceso llega a las bodegas jerezanas, un mejor tratamiento, más mimo y una crianza exquisita en barriles de roble americano envinado, dio origen al Brandy español. Los de Jerez son los vinos destilados españoles más conocidos internacionalmente, seguidos por los producidos en Tomelloso. Y así, volvemos a retomar la historia del jerezano Brandy 103.

La botella de Brandy 103 lleva ese nombre por los días que la expedición de circunvalación del mundo de Juan Sebastián el Cano y Hernando de Magallanes (oficializada por cierto en Valladolid el 22 de marzo de 1518 tras ser aprobada por Carlos I) permaneció en alta mar sin pisar tierra firme. Según los diarios de a bordo, esos 103 días sucedieron desde el 21 de noviembre, tras salir del recién descubierto Estrecho que acabó por ser nombrado como de Magallanes (fue el día 1 de noviembre, por lo que se llamó en un principio “Todos los Santos”), hasta su llegada a las islas Molucas, concretamente a la isla de Guaján (hoy de las Marianas) que ellos llamaron “Isla de los Ladrones”, el 6 de marzo de 1521. En total 103 días de terrible travesía, con una tripulación diezmada por el hambre y las enfermedades y que fue así descrita por Antonio de Pigafetta, cronista de la expedición:

“La galleta que comíamos ya no era más pan sino un polvo lleno de gusanos que habían devorado toda su sustancia. Además, tenía un olor fétido insoportable porque estaba impregnada de orina de ratas. El agua que bebíamos era pútrida y hedionda. Por no morir de hambre, nos hemos visto obligados a comer los trozos de piel de vaca que cubrían el mástil mayor a fin de que las cuerdas no se estropeen contra la madera… Muy a menudo, estábamos reducidos a alimentarnos de aserrín; y las ratas, tan repugnantes para el hombre, se habían vuelto un alimento tan buscado, que se pagaba hasta medio ducado por cada una de ellas… Y no era todo. Nuestra más grande desgracia llegó cuando nos vimos atacados por una especie de enfermedad que nos inflaba las mandíbulas hasta que nuestros dientes quedaban escondidos….”

Es por eso que, además del nombre, la botella luce en su etiqueta las naves de la travesía como puede verse en la imagen anterior. Imagino que un buen brandy les hubiese venido muy bien durante aquella terrible experiencia, pero las razones por las que Manuel Fernández de Bobadilla (que había sido Cónsul en Nicaragua y en El Salvador) terminó por utilizar este número y este momento concreto de la gesta para dar nombre a su licor, son desconocidas. Así al menos me lo han hecho saber muy amablemente desde las Bodegas Osborne, concretamente Norma Veiga Benítez, responsable del  Departamento de Imagen y Comunicación Corporativa. Son muchos los años que hace que la marca dejó de pertenecer a las Bodegas Bobadilla y tal vez esta sea una de las muchas historias que se hayan perdido entre las asépticas líneas de los envarados acuerdos comerciales.

21669338_5508882

Otro licor con una marcada numerología en su denominación es el Brandy 501, de las Bodegas 501 del Puerto, S.A., una empresa que aún persiste en Cádiz desde su fundación en 1783, llegando a obtener en 1875, el título de Proveedores de la Casa Real, en virtud de una merced del rey Alfonso XII, quien visitaría 501_alfonsoxii_puertosantamarialas bodegas en dos ocasiones. Aunque cierto es que también ha sufrido diversos avatares comerciales. Por ejemplo, gracias a su
vinculación con las familias jerezanas de licores, se convierte en Carlos y Javier de Terry, S.L., nombre que aún sigue vigente y con el que está presente en más de 15 países: Alemania, Italia, Filipinas, Nigeria, Guinea Ecuatorial y desde 1993 Estonia y Eslovaquia. El Brandy de Jerez 501 es uno de los más consumidos en España, junto  a los conocidos: Veterano (de Bodegas Osborne), Soberano (de Bodegas González Byass, que por cierto tiene también un brandy con número: Byass 96) y Centenario (Bodegas Terry).

14721562_10155369861587586_3649871046952575075_n

En septiembre del 2009 firma un acuerdo con Osborne, S.A. en virtud del cual, esta bodega emblemática de El Puerto de Santa María, elaboraría el Brandy 501 durante al menos los tres años siguientes para abastecer el mercado nacional. Y ello sin sacrificar ni un ápice de su calidad, utilizando el mismo sistema de envejecimiento, denominado “criaderas y soleras”, en el que se utilizan “botas de roble americano envinadas con vino de Jerez de forma pausada”. Pero ¿por qué lleva el nombre de 501 uno de sus más afamados brandys? Pues tampoco se sabe. Puede que este caso sea incluso el punto1900 kilométrico donde se ubicaba la bodega primitiva, pero también es algo que se ha perdido en las brumas del tiempo.

Las Bodegas Terry tienen otro brandy “numerario”: Brandy 1900, “el de la malla dorada”, un nombre que es muy probable que haga referencia al año de instalación de la solera, algo muy frecuente en los primeros años del siglo XX como estamos viendo.

torres-10

Otros brandys con nombre “numérico” son los de las Bodegas Torres de Vilafranca del Penedès, la más joven de las bodegas españolas productoras de brandy: Torres 5, Torres 10, Torres 15 y Torres 20 Hors D’Age. Los números no significan exactamente los años de envejecimiento, pero sí suponen una orientación ordenada. Esta empresa fundada en 1870 por el empresario Jaime Torres Vendrell, también contó con la visita a sus bodegas de un rey de España, Alfonso XIII, lo que me hace pensar en que esta línea monárquica tiene que ser verdaderamente “experta” en brandys y espiritosos. Tras la Guerra Civil y la reconstrucción de su bodega que resultó dañada en un bombardeo en 1939, la marca vuelve a su producción exitosa con la elaboración de los espiritosos Torres que le hicieran famoso desde 1929, cuando Juan Torres Casals elabora el brandy marca de la casa a partir de una selección de vinos blancos escogidos. Con el nacimiento del Torres 10 en el año 1946, le sigue una fulgurante expansión (con plantaciones en Chile y California, EEUU) que le lleva a un reconocimiento mundial en 1997 cuando el brandy Torres 20 Hors d’Age es elegido el Mejor Brandy del Mundo.

stockbrandy

En Italia, concretamente en Trieste, tienen otro brandy “numérico”, el Stock 84, cuyo nombre hace referencia al año de su creación, 1884. Es un brandy suave y liso, muy conocido en Italia.

brandy_de_jerez-osbourne_carlos_i_imperial_bottleAntes de abandonar del todo los brandys o espiritosos, me gustaría volver un momento al primero mencionado, Carlos I, de Bodegas Osborne (Jerez). Tiene su origen en 1889 cuando un maestro bodeguero encuentra unas barricas de roble con un brandy de exquisito aroma y sabor, un sabor en el que el bodeguero “percibió el destino de un gran conquistador” y recordó al gran monarca europeo (Carlos I de España fue también Carlos V, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico). El Brandy Carlos III, también de esta bodega, se constituyó en 1904 y un año después la solera de otro brandy “real”, Felipe II. Como vemos, sigue existiendo la especial vinculación entre monarquía y brandys.

Como somos simples mortales, tal vez conozcamos mejorbrandy-larios-1866-70-cl alguna marca más habitual de nuestros bares y restaurantes, como por ejemplo el Brandy Gran Reserva 1866. Si, si, que sí que lo conocen. Antes se llamaba Larios 1866, de las Bodegas Larios de Málaga (originalmente las Bodegas de Charles Lamothe y Pedro Jiménez, marqués de Larios creadores de la marca Larios en 1866), pero al ser adquirida la bodega por el grupo Fortune Brands (Beam Inc., de EEUU), pasó a ser conocido solamente por su número, “1866”. El producto más conocido de esta empresa, la Ginebra Larios debe su nombre al tercer marqués de la casa Larios, José Aurelio Larios, quien la elaboró a partir de 1933. Pero, pese a esta vinculación familiar y ind_img_digest_1923_03aristocrática, todo el entramado empresarial de Larios pertenece desde el año 2014 a una empresa¡¡¡japonesa!! la compañía asiática de bebidas alcohólicas Suntory, un emporio fundado en 1899 por el empresario japonés Shinjiro Torii (1879-1962), y hoy uno de los holdings comerciales asiáticos más grande del mundo. Suntory es la legendaria empresa creadora de un whisky genuinamente japonés, Suntory Whisky, lanzado al mercado en 1923 (y en 1963 crea la cerveza Suntory, más popular todavía).

Pero sin duda, la bebida con número más conocida es el Licor 43. Al menos a todo aquel a quien he preguntado por “bebidas con un número en su nombre” es la primera que me ha mencionado.

12022536_10153101929336497_4384739188347849839_o

El Licor 43 es una bebida espiritosa (pero no un brandy ni coñac) elaborada en la Bodega Diego Zamora, S.A. de Cartagena, sucesora de Diego Zamora Conesa y Cía S.R.C. que la creara en 1946. Dice la leyenda que está hecha a partir de una combinación de 43 cítricos y frutas distintas, aderezadas con especias y huevo. Sin embargo otra leyenda sitúa su origen en los 43 intentos que tuvo que hacer un químico para eliminar un feo poso que quedaba al elaborar una bebida espiritosa fallida. Y también dicen que es simplemente el código de fabricación, o el 43% de volumen de alcohol etílico que contiene. La realidad es que el Licor 43 es el resultado de recrear un licor elaborado en la antigua Carthago Nova romana, el licor Mirabilis, en cuya elaboración se empleaban 43 ingredientes distintos. Pero sea como fuere, hoy es una de las bebidas más conocidas, tanto por su característico color dorado, como por su especial y dulce sabor. En Cartagena es muy común consumirlo con café o en carajillo. Actualmente, se comercializa en más de 70 países, principalmente en Europa del Norte, Estados Unidos, Puerto Rico y América Central.

Hay más bebidas alcohólicas con un número en su nombre. Por ejemplo un bourbon, el Four Roses, cuya historia es tan o más apasionante como la de los brandys anteriores.

1280px-four_roses_facilies1

El Bourbon es una bebida destilada de la familia de los whiskys, pero más aromática y con un sabor característico, más acaramelado. Su origen es claramente norteamericano (el Congreso de los EEUU aprobó en 1964 una resolución por la que declaraba el bourbon hqdefaultcomo “America’s Native Spirit”, un ‘producto distintivo de los Estados Unidos’), pero hay mucha controversia sobre su “inventor”. Por lo visto se elabora casi desde la llegada de los primeros colonos a Pensilvania, y cada Estado, Condado, o población cuenta con su “propio” inventor del bourbon. No obstante, se dice que pudo ser un ministro baptista, Elijah Craig, de Kentucky, el que diera a Norteamérica una de sus señas de identidad. Tanto es así, que el 2 de agosto del 2007 el Senado de los Estados Unidos aprobó una resolución por la que este estado, Kentucky, es nombrado “señalado contribuidor” a la cultura estadounidense, al tiempo que declaró oficialmente el mes de septiembre como el “National Bourbon Heritage Month” (Mes del patrimonio nacional del bourbon).

four_rose_bourbon

En cuanto al Four Roses, pues tampoco está claro. Al parecer la bodega productora del bourbon fue fundada por Rufus Mathewson Rose, y el nombre haría referencia a él mismo, su hermano Orígenes, y sus dos hijos. Pero hay más versiones. Los propietarios actuales hablan de un tal Paul Jones, Jr. como el fundador de la marca, quien habría producido el licor desde 1860 en Louisville, Kentucky, y registrado el nombre en 1888. En 1922, la Paul Jones Company compró el Frankfort Distilling Company, que a su vez fue comprada por la empresa Seagram en 1943. A partir de ahí, el Four Roses se convirtió en el Bourbon más vendido en los EEUU.

La leyenda del nombre que proporciona su web actual es mucho más romántica. Según cuentan, Paul Jones, Jr. estaba perdidamente enamorado de una dama sureña a la que envió una carta de amor. La joven Belle le respondió con una promesa: en el gran baile que se preparaba en la ciudad, luciría un ramillete de rosas en su vestido si su respuesta resultaba afirmativa.  El joven Paul esperó ansioso el gran día del baile y cuando vio a su amada, esta lucía Cuatro Rosas Rojas en su vestido como señal de aceptación de su proposición de amor.

Lo que no resulta nada “romántico” es que la empresa propietaria del Bourbon Four Roses desde el año 2002 es la Kirin Brewery Company¡¡de Japón!!  ¡Toma “America’s Native Spirit”! Para que luego digan de la “marca España”. Como se puede apreciar, en todas partes existen anacronismos patrióticos inexplicables.

macallan-1926-75000

No dejamos los whiskys para hablar de algunos de los más caros del mundo (en esta web se pueden ver más), aunque el número que lucen en su etiqueta no se corresponda, precisamente, con el precio. Por ejemplo, el Macallan 1926 Fine&Rare, es la botella más cara jamás subastada de un whisky. Fue comprada en el 2005 por un surcoreano por ¡¡75.000 dólares!!. Las bodegas Macallan se crean en Escocia en 1824 y desde entonces siguen en el mismo sitio, en Easter Elchies (Craigellachie), fabricando su exclusivo whisky con la variedad de avena Minstrel y con un cuidado proceso que incluye barricas curadas ¡¡con jerez!!… curioso.   Las series Macallan suelen llevar el número de años de envejecimiento (por ejemplo el Sherry Gama Oak de 12, 18, 25 o 30 años, o el Macallan 64, el más antiguo de todos los producidos por esta bodega, que data del año 1942) o el año de la solera (por ejemplo el whisky de la serie 1824). El Macallan 1926 pertenece a la colección Fine&Rare, la más exclusiva de la bodega escocesa (por lo que solamente se elaboran unas pocas botellas al año), cuya primera edición se realizó, precisamente, en ese año.

t1larg-whisky-afp-gi

Por su parte, del Dalmore 62, Single Highland Malt Scotch, sólo se embotellaron 12 unidades y en el año 2005 una sola de ellas alcanzó en subasta el precio de 58.000 dólares. Al parecer su comprador se dio el gustazo de bebérsela entera junto con cinco amigos. Eso son amigos y lo demás son tonterías ¿no?  No fue la única. En el año 2010 las Dalmore Trinitas (solo se hicieron tres botellas) se vendieron por 100.000 (las dos primeras) y 120.000 libras (la última, en 2011). Y en el 2013, además de los 250.000 dólares pagados por la botella de la imagen, una colección de 12 botellas The Dalmore Collection Paterson (en homenaje a su maestro destilador Richard Paterson) salió a la venta en Harrods por la cifra de 987.500 £.

La Dalmore es una bodega escocesa, de Alness (Highland), fundada en 1839 por Alexander Matheson (1805-1886), conocido miembro de la familia escocesa cuyos antepasados hicieran fortuna con el comercio del opio con el Lejano Oriente, especialmente en el Cantón y Hong Kong. Los negocios familiares abarcaron compras de tierras en Escocia (por ejemplo a la orilla del Lago Ness y los restos del castillo de Eilean Donan en 1850, vendidas después), la alta política y la puesta en marcha del ferrocarril. Después de casi treinta años, en 1867, Matheson traspasó la bodega a Andrew y Charles Mackenzie, descendientes del clan Mackenzie, dueños legendarios de esas tierras, y cuyo emblema era la cabeza de ciervo Caberfeidh de 12 puntas (con el lema “Yo brillo, no quemo”), que ha adornado las botellas Dalmore desde entonces.

054a2675789cab633bab137c0fba9f20

Sin embargo la historia puede dar muchas vueltas y actualmente, ¡pásmense!, es propiedad de ¡¡una compañía filipina!!, Whyte y Mackay Ltd., del multimillonario filipino de origen chino, Andrew Lim Tan (n.1952), incluido en la lista Forbes de los hombres más ricos del mundo. Tan, es el dueño de la Alianza Global Group Inc. (AGI), grupo de empresas financieras y de bienes raíces, que abarca, además de la mencionada Dalmore, la destilería del Brandy Emperador (aliado con González Byass) y la franquicia del MacDonald. El año pasado fue conocido en España por sus ofertas de compras inmobiliarias en nuestro país.

El Dalmore también madura en barricas de roble blanco americano de bourbon de Kentucky y en barricas de jerez de González Byass. La destilación se acompaña de sabores de vainilla, especias, miel y frutas tropicales (para las barricas americanas) y de almendra picada, canela, jengibre y cítricos (para las jerezanas). Sus variedades se nombran por la edad de su maduración (Dalmore 12, 15, 18, 25, o los “Legendarios” Vintage 1979, Matusalem 1981 y Amoroso 1981). El Dalmore 64 pertenece a The Constellation Collection.

x4_3_4ddcf907b99d5

Otro whisky escocés con varias botellas nombradas con números, es, el Bruichladdich, un producto fabricado desde 1881 por los hermanos Harvey (William, John y Robert), cuya familia había poseído antes dos destilerías en Glasgow desde 1770. En 1936 muere el último de los hermanos y la empresa pasa por varias manos hasta que muy recientemente, en julio de 2012, se anunció que Rémy Cointreau adquiere la Bruichladdich por un importe de 58 millones de libras.

La destilería está situada a la orilla del lago Indaal, en una zona llamada “los Rinns”, en la parte más occidental de la isla de Islay, en las Hebridas. El Bruichladdich hace referencia a esta costa, un término que podría traducirse como “costa rocosa de sotavento”.

1280px-distilleryreflection

Es una bebida muy cinematográfica. En la película “Morning Glory” (2010) de Roger Michell, el personaje que interpreta Harrison Ford, Mike Pomeroy, es un consumado bebedor de Bruichladdich, mientras que Roman Polanski en “Carnage” (2011), casi hace de una botella de Bruichladdich 18, uno de los protagonistas del filme. Aquí se pueden ver varias imágenes de la película.

carnage-4

Es un whisky de producción muy cuidada y destilado de forma cuádruple en barrica de roble. Hay variedades nombradas con el año y otras muy curiosas que no llevan el número de grados ni la edad de envejecimiento, no, no, no… llevan el “código de ADN”: Bruichladdich DNA-1: La 36; Bruichladdich DNA-2: 1997; Bruichladdich DNA-3: 1985; y el más curioso, el Bruichladdich x4+3: “Usquebaugh-baul” elaborado en honor a un intrépido viajero que llegó a las Hébridas en 1695, conocido como Martin Martin, que elaboró una bebida, Usquebaugh-baul, que podría traducirse del gaélico como un Whisky Perilous, o  “whisky peligroso”. Los nativos crearon una leyenda en torno suyo: “El primer sorbo afecta a todos los miembros del cuerpo; dos cucharadas de licor es una dosis suficiente; y si alguno sobrepasa los tres sorbos, se le detendría el aliento, y pondría en peligro su vida.”   No en vano, el licorcito de marras tiene ¡¡92 grados!!

o

La siguiente propuesta, el Absolut 100, no es un whisky, es un vodka, sueco para más señas, creado por Lars Olsson Smith en 1879, en un pueblecito llamado Åhus, en la comarca sueca de Escania. Él inventó el proceso de destilación, de forma continua, al que llamó “de rectificación” y es el mismo método que se utiliza en la actualidad. Está elaborado con aguardiente de trigo y sin azúcares añadidos. Con una graduación del 40% de alcohol, es una de las bebidas blancas más vendidas en el mundo (detrás del Bacardí y el Smirnoff), sobre todo en los EEUU, donde el 20% del vodka importado es de Absolut.

1e8f7f32ab4a7641c6be94dd820ec65dUno de los aciertos de la marca es la simplicidad de su diseño. Desde que empezó a venderse en el siglo XIX, en la agencia Carlsson and Broman se encargaron de elaborar una botella transparente, sin etiqueta, con letras grabadas en el cristal y con apariencia de “jarabe medicinal”. Y fue todo un éxito. Tanto, que hasta Andy Warhol quedó prendado de su diseño y en 1985 pidió permiso para pintar la botella. Nació así Absolut Art (una galería de arte publicitario global), donde centenares de artistas realizan anuncios y recrean la botella más famosa del mundo del vodka y casi de todos los alcoholes de alta graduación.

original

De todas sus variedades, la Absolut 100 es prácticamente la única con número en su nombre. Hay alguna otra, creaciones limitadas exclusivas de artistas, como por ejemplo Absolut 72 BIAN Transform, diseñada por el artista chino Gao Yu o los Absolut BLANK: BLANK #1, edición limitada del artista alemán Mario Wagner; BLANK #2 diseñada por Dave Kinsey; o el BLANK #3, una edición exclusiva de Israel diseñado por el artista Nir Peled, conmemorando los bulevares de Tel Aviv. Todas las demás botellas de Absolut Vodka tienen nombres propios, algunas de regiones o países (un anuncio mostró a California como parte de México en un supuesto “mundo Absolut” causando una gran polémica por lo que tuvo que ser retirado) con ediciones limitadas (ninguna de España por cierto), como Canadá, Brasil, Rusia, Polonia, México, Turquía, India, Argentina… todas con unos diseños maravillosos hechos por artistas de cada país. La de Inglaterra, Absolut LONDON, fue diseñada en el 2012 por Jamie Hewlett, el co-creador de la banda virtual Gorillaz.

liq_per1

Vamos ahora con una bebida anisada, el Pernod francés. Esta marca cuenta con dos bebidas “numerarias”, el Pernod 45 (por los grados que contiene) y el Pastis 51 (por el año de su fundación). Pernod fue una marca creada en 1805 por Henri-Louis Pernod en su fábrica cercana a la frontera suiza. El Pernod es una bebida obtenida por destilación a partir del anís estrellado al que se le añade habitualmente menta o cilantro. Por el contrario, el Pastís se obtiene por maceración, aunque igualmente del anís estrellado (la fábrica lo importa de China o Vietnam), al que se le añade plantas aromáticas provenzales, regaliz de bosque de Oriente y nuez de cola.

51_small_1La historia de estas bebidas espiritosas anisadas está ligada a la propia historia francesa. En 1915 se prohíbe en el país galo vender y consumir bebidas anisadas (vaya usté a saber por qué), medida que se suspendió en 1922. A partir de este año se empiezan a elaborar varias marcas anisadas sin ninguna restricción, pero en 1938 se limita su graducación, siendo la máxima permitida los 45º. Es entonces cuando la empresa Pernod elabora su bebida más conocida, el Pernod 45, haciendo referencia, como decía antes, a la graduación permitida.

Pero el gobierno de Vichy surgido tras la ocupación alemana de Francia, vuelve a prohibir el consumo y venta de estas bebidas, esta vez no por ser anisadas, sino porque se prohibieron todas aquellas que contengan una graduación alcohólica superior a 16º. La norma fue suspendida en 1951 y entonces la empresa elabora el Pernod 51, nombre que cambió a Pastis 51 en el año 1954 para no originar confusión. Hoy, cuando la empresa es Pernor-Ricard  tras su fusión en 1975, el Pastis 51 es el segundo espirituoso más vendido en Francia (se hizo popular la frase  publicitaria, “Feliz como un 51 en el agua”),  y junto al Pernord, dos de las 100 marcas más vendidas en el mundo. El Pernord con zumo de arándanos es una bebida muy popular en los EEUU, y el Pastis es uno de los ingredientes más utilizados en los cocteles: 51 Piscine, Tomate, Cooler, Morisco, 51 Brasileño, 6 Naciones, Papagayo…

cachaca-51-3er

Pero existe otro “51”, el licor Pirassunga 51, con Cachaça, ingrediente básico para el famoso Caipiriña. La Cachaça es un subproducto anterior a la cristalización del azúcar que se emplea para elaborar un tipo de ron producto de la destilación del jugo de la caña de azúcar fermentado. El Pirassunga 51 posee una concentración de alcohol que oscila entre el 38% y el 51%, de ahí su nombre, y puede contener hasta 6 gramos de azúcar por litro. Es el más famoso cachaça de todo Brasil, abarcando el 30% del mercado en este país y uno de los más vendidos del mundo. Casi un icono brasileño como el fútbol y los carnavales.

10289827_10204847725530242_6950267467888632069_n

Otro ron con número en su nombre es el filipino Tanduay T5, procedente de una destilería en Hagonoy (Inchausti Y Cia., de 1854, fundada por José Joaquín Ynchausti y Joaquín Elizalde), comprada en 1988 por la familia Lucio Tan, que no ha dejado de crecer desde entonces, siendo uno de los más vendidos, y también uno de los más baratos.

1024px-stroh-rum

Una marca de ron austríaca, el Stroh Rum, es uno de los de más alta graduación alcohólica. Se comercializa precisamente con el número de esos grados: Stroh 40, Stroh 60 y Stroh 80 (una de las mayores del mundo). La marca nace en el año 1832 como “Stroh Inländer-Rum”,  de la mano del empresario austríaco Sebastian Stroh, quien construye las bodegas en Klagenfurt. Posteriormente sería conocida como “Stroh Original 80”, y actualmente, siguiendo la misma tónica que estamos viendo en el resto de marcas, pertenece a la empresa “Stock Austria”, con sede en Viena, pero que a su vez, es una más del gran emporio empresarial alemán, Eckes AG.

augustbreakdrink

Por último, el Ron Bacardi 151de 75º grados y anunciado como “Inflamable”, fue creado por Facundo Bacardí (1814-1886) en 1862 en una vieja destilería que adquirió en Santiago de Cuba. Nacido en Sitges (Barcelona) Facundo hizo fortuna con este negocio cubano. Su esposa, Amalia Moreau, encontró en un alero de la vieja bodega una colonia de murciélagos y ella insistió en que este animal pasase a ser el símbolo de la marca. El Ron 151 recibe este nombre por la prueba de alcohol que contiene, que equivale a 75% de alcohol por volumen. Otras variedades con número son el Bacardi 101 o el Bacardi 8, un  ron muchas veces premiado, la última en el año 2011 con una Medalla de Oro a la excelencia.

Se da la circunstancia de que dos de los hijos de Facundo apoyaron la insurrección independentista de Cuba de 1868 y uno de ellos, Emilio Bacardí Moreau (1844-1922), nacido en Santiago de Cuba, es considerado uno de los padres de la patria cubana. Llegó a contactar con José Martí en 1892 en Nueva York, luchó por la Independencia de Cuba y posteriormente, en 1906, fue el primer alcalde post-colonial de Santiago y senador de la República. Hoy, la fábrica ya no está en Cuba sino en Puerto Rico, siendo la destilería de ron más grande del mundo, y la sede internacional de la empresa está en Bermudas. Es dueña también de la italiana Martini&Rossi.

20130912-blog-brandy-de-jerez

Y con este emblemático ron tan conocido en España voy a despedir el recorrido “numérico” que he realizado por algunas de las más conocidas, o no tanto, bebidas alcohólicas y espiritosas. Hay muchas más. No olvidemos que el mundo de la cerveza (Kronenbourg 1664, San Miguel 1516…) es cada vez más grande y se están multiplicando los nombres tanto como las variedades que estamos conociendo cada día (pero no me maten con una “0/0 isotónica”, ¡por favor!). Igualmente, el vino, el líquido al que los humanos debemos ser “el único animal que bebe sin sed”, según el sabio PLINIO, tiene tantísimas marcas, modelos, variedades y formulas, que es prácticamente imposible hacer un somero recuento de algunas botellas con un número en el nombre. Ambos líquidos, además, la cerveza y el vino, casi que rivalizan en antigüedad y en historia, y tal vez esa sea una fórmula que explore algún día.

sin-titulo

Para terminar, no quiero dejar de mencionar algunas otras bebidas muy conocidas que aún hoy seguimos pidiendo con un número. Por ejemplo el famoso “Seven Up” (SIETE arriba, en español), la bebida refrescante de la compañía Coca-Cola, nacida en 1929 y que en un principio se anunció como remedio para la embriagues por su contenido en citrato de litio (retirado en 1950); o haciendo una cabriola nominativa, el conocidísimo “Trina”,el primer refresco de frutas sin burbujas en el mercado español, nacido en 1933 en Valencia, de la mano del Dr. Trigo, con el nombre de TriNaranjus porque contenía el zumo de TRES tipos de naranjas diferentes (Naranja Valencia, Salustiana y Cadenera). Por cierto, hoy también propiedad de Suntory Group.

sin-titulo

Pero últimamente han salido algunas novedades en ese tipo de bebidas que he mencionado antes, las bebidas isotónicas y energizantes, como por ejemplo la “V220”, aunque en España, estoy por apostar, que será más conocida la bebida para deportistas que ha creado el famoso jugador del Barça, Gerard Piqué: “426 Millas”. ¿Saben por qué lleva ese número en el nombre? Pues la respuesta es la mar de curiosa: es la distancia récord que un grupo de científicos registró que había sido recorrida por un oso polar que estuvo nadando durante nueve días seguidos a causa del deshielo en el Mar de Beaufort, en el Ártico. En cierto modo, una travesía tan terrible para ese animal, como la que sufrieron durante 103 dias los marinos de la expedición de El Cano de la que hablaba en el inicio de este artículo.

Llegados a este punto final solo me cabe decir dos cosas. Una, que me gustado y he aprendido mucho escribiendo este artículo, y dos, que pese a lo que pueda parecer, solo por leerlo no hace falta superar un test de alcoholemia.

AlmaLeonor

Fuentes: todas las indicadas en los enlaces (incluidas las de algunas fotografías). Una advertencia: para entrar en todas las webs de los productos aquí mencionados, hace falta indicar la edad de quien las consulta.

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en HISTORIA, SENTIMIENTOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡LA HORA 103!

  1. Muchos recuerdos de infancia ha venido a mi mente con el 103.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s