EUROVISIÓN NUNCA DEJA INDIFERENTE

EUROVISIÓN NUNCA DEJA INDIFERENTE

(pinchar en la imagen para ver el vídeo)

No soy seguidora del Festival de Eurovisión, al menos no desde hace muchos años… (el último Festival de Eurovisión que vi enterito fue el de la edición de 2006 retransmitido desde Atenas, Grecia, y fue por puro cariño por partida doble, aunque no viene al caso) pero creo que se puede afirmar que antes toda España era seguidora del Festival (y del Festival de la OTI y del de Viña del Mar, y del de Benidorm…). Pero aunque una no quiera seguirlo, todos los años se producen anécdotas que acabamos conociendo todos y que pasan a engrosar la historia (friki) del Festival más longevo de la música. Si, empezó a retransmitirse en 1956 (España participa desde 1961, estrenándose con una canción interpretada por Conchita Bautista) y así quedo reconocido en el Libro Guinness del año 2015. En esta edición, por cierto, se invitó a Australia a participar del evento musical, siendo así el primer país en concursar que no es miembro activo en la Unión Europea de Radiodifusión, la organizadora del Festival.

Como decía, todos los años se producen anécdotas. No es mi intención reseñarlas aquí, pero si diré, en relación con la participación Española en el mismo, que el año 2002 en el que cantó Rosa López, la flamante ganadora de Operación Triunfo (y con coros realizados por varios de los demás participantes), desde Tallín (Estonia), alcanzó los mayores índices de audiencia en España, mientras Rosa quedaba en séptimo lugar. Y, quizá, la edición más comentada fue la de 2008, cuando nos representó, por elección popular, Rodolfo Chikilicuatre (alter ego del actor David Fernández), que además de enseñarnos a bailar el Chiki-Chiki, y gastarnos una broma monumental, quedó en decimosexto lugar y terminó por desaparecer del mundo mediático. Fue la edición de Eurovisión más vista en España después de la del 2002 (el momento de su actuación alcanzó un 78,1% de cuota de audiencia, eclipsando hasta el fútbol, algo nunca imaginable en España).  

España ha ganado dos veces el Festival: Con Massiel, en 1968 en Londres y con Salomé, en España en 1969 (el Festival se celebra cada año en el país del ganador del año anterior). Han sido 28 las ocasiones en las que España ha quedado situada entre los 10 primeros puestos; cuatro las ocasiones en las que ha quedado en segunda posición (años 1971, 1973, 1979 y 1995); y una vez en tercera, en 1984. De todas estas, a mí, particularmente, solo me gusta “Eres tu” de Mocedades, que quedó en segundo lugar en 1973 en Luxemburgo.

También hemos quedado en última posición varias veces: en 1962 (Víctor Balaguer) y en 1965 (Conchita Bautista), con cero puntos empatando con otros; en 1983 con aquella nefasta “Ay, quien maneja mi barca” de Remedios Amaya, con cero puntos y en último lugar por méritos propios; en 1999 con un solo punto (Lydia Rodríguez); y en esta edición de 2017, con los cinco puntos obtenidos por Manel Navarro.

Manel Navarro, el compositor e intérprete del Do it for your lover, la canción elegida tras ganar la final nacional española en Objetivo Eurovisión 2017, el 11 de febrero de 2017, no tuvo una gran actuación en el escenario. Muchas son las críticas que se han vertido sobre la ambientación y efectos, pero sobre todo, su actuación va a ser recordada en los anales del Festival, por el estruendoso “gallo” que le salió en uno de los momentos finales. No debió suceder… no debió suceder, pero sucedió. Mala suerte o no, es algo que le acompañará toda la vida. Si es listo, sabrá sacar provecho de ello, si le ha afectado demasiado, tal vez no volvamos a saber de él. El tiempo lo dirá. De momento tuvo una actuación muy simpática en el programa Late motivde Andreu Buenafuente el “mentor” de Chikilicuatre, cuando éste le regaló a Manel un gallo… vivo.

(pinchar en la imagen para ver el vídeo)

El caso es que hay unos momentos en vídeo con una versión preciosa en la que Manel Navarro canta a dúo con el que a la postre fue el ganador del Festival de Eurovisión 2017, Salvador Sobral (el primer y último clasificado del Festival…), que merece la pena que este muchacho recobre, porque realmente la canción y la melodía son muy pegadizas.

Salvador Sobral ganó esta edición del Festival de Eurovisión 2017 interpretando una balada con aires de fado que nadie pensaba que estaba hecha para un Festival de Eurovisión. Además, rompió otros muchos tópicos (era un desconocido, no le gusta el Festival, Portugal no había ganado nunca, no tenía efectos de luz y sonido, el diseño de vestuario era de su madre, no recurrió a la “canción-mensaje”…) y batió un récord al ganar por 758 puntos.Amar pelos dois”, compuesta por su hermana (todo queda en casa) e interpretada de una forma particularísima, conmovió a jurado y público y se llevó el premio. Ahora toca descansar, porque Salvador padece una dolencia cardíaca de la que requerirá una operación de trasplante.

Pero en realidad, lo que yo venía a decir aquí es que….

¡¡EN TODA EUROPA SE VIO UNA PRECIOSA FURGO VOLKSWAGEN CALIFORNIA!!

Por cierto, la representante francesa se llamaba Alma.
AlmaLeonor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s