DÍA DE SANTA LUCÍA

DÍA DE SANTA LUCÍA

Imagen: John Bauer (1882-1918) ilustrador sueco del libro “Bland Tomtar och Troll” (Entre los duendes y los trolls), un libro de cuentos publicado cada Navidad en Suecia.

Vamos a hablar hoy de una tradición muy arraigada en los países nórdicos, sobre todo en Suecia y Finlandia. Se trata de la Festividad de Santa Lucía que se celebra hoy, 13 de diciembre, día en el que tradicionalmente da comienzo en Suecia el ciclo de las fiestas de Navidad.  

En la tradición sueca es costumbre que en este día de Santa Lucía, la hija mayor de cada familia lleve el desayuno a la cama a sus padres y familiares. El desayuno típico de este día es muy abundante y consiste en: café, vino caliente, unos bollos típicos especiados con azafrán llamados lussekatter y galletas de jengibre o pepparkakor. La muchacha ha de vestirse con una larga túnica blanca y lucir en su cabeza una corona con siete velas encendidas. Es frecuente encontrar una representación de esta costumbre en el arte nórdico, por ejemplo en John Bauer (1882-1918) o en Carl Larsson (1852-1919)

Hoy se celebra una procesión de Lucías, jóvenes vestidas de esta guisa y en la que participan también muchachos a los que se llama stjärngossar o “chicos estrella”, luciendo igualmente túnicas blancas y en la cabeza un capirote adornado con estrellas doradas. Durante la procesión, las luces de las calles se apagan y solo se iluminan con las velas que las “Lucías” llevan en su corona o en su mano, mientras van cantando villancicos y repartiendo lussekatter pepparkakor a los vecinos congregados. En lugar de velas encendidas, es frecuente usar unos focos en forma de vela, mucho más seguros.

Imagen: Lucía de Siracusa, de Domenico Beccafumi (1486-1551)

La celebración de Santa Lucía es una tradición que cuenta con más de 400 años de antigüedad en Suecia, inaugurando las festividades navideñas. Es hoy cuando se suelen colocar los adornos navideños en los hogares y en las calles. Su origen, poco claro, como casi todas las costumbres y mitos, parece que surge de la santa católica Lucía de Siracusa, patrona de la vista (entre otras muchas advocaciones) en el santoral religioso, cuyo nombre significa “luz para el mundo” y que fue martirizada (no se sabe si decapitada o golpeada con la espada hasta morir) en el siglo IV. Se la suele representar con la palma del martirio, con una espada y con dos ojos en un platillo. La martirología de la santa cuenta que Lucía compadecida de los cristianos que se ocultaban en las catacumbas de Roma, les llevaba comida en secreto para lo que se pertrechaba con una corona de velas encendidas para poder ver en la oscuridad.

Lo cierto es que en el norte de Europa durante la Edad Media, y debido a los desajustes provocados por el calendario Juliano (en Suecia se utilizó hasta 1753), la festividad de Santa Lucía coincidía con el solsticio de invierno, y era el día más corto del año. El solsticio de invierno siempre ha sido una fecha especial y mágica, pero también peligrosa. La noche más larga y más oscura del año coincidía con el final de las matanzas y la trilla y los graneros y despensas se encontraban llenos. Las gentes se encontraban temerosas de una desgracia en forma de demonios nocturnos que les arrebataran todo. Por eso la iluminación de las velas y el alimento extra de un desayuno rico y copioso en la mañana del día 13 (alimento que se hacía extensible también a los animales de granja) para compensar la vigilia de la noche. En todo caso, la relación de la tradición con la santa, la luz y los ojos se hace evidente.

Imagen: Primera fotografía en Suecia de una muchacha encarnando a Santa Lucía.

Pero la celebración nórdica más típica, parece originarse en una celebración nobiliaria del siglo XVIII en la provincia interior de Värmland, que hacía desempeñar el papel de Lucía a la hija mayor de la casa, convirtiéndose con el tiempo en una costumbre que representa el espíritu sueco y el su sentir como pueblo, estrechamente vinculado a las condiciones de la vida de la sociedad sueca. Así, se populariza y extiende en el siglo XX, sobre todo cuando en 1927 un periódico sueco convoca un “concurso de Lucías” y todas las jóvenes querían optar al premio. Hoy,  la “Reina de Lucías de Suecia” (Sveriges Lucia) es coronada el 13 de diciembre en Skansen (un museo folclórico al aire libre situado en la isla de Djurgården, en Estocolmo), donde se le coloca la corona de velas, hecha de ramas de arándano, e inicia una procesión en la que es acompañada por otras muchachas con una vela en su mano.

En esas procesiones, en las iglesias y en las casas (incluso en festivales y corales), se canta una canción dedicada a Santa Lucía, una canción que más o menos viene a decir lo siguiente:

La noche avanza con pasos pesados
alrededor de granjas y huertos.
Alrededor de tierras, que el sol dejó,
las sombras traman.
Entonces en nuestra casa oscura
sube con velas encendidas
Santa Lucía, Santa Lucía.

En esta fiestas que a nadie les resultan indiferentes, ya sea por la celebración católica de la Navidad o Santa Lucía, ya sea por la celebración social de un desayuno en familia o una procesión a la luz de las velas, o porque, sencillamente, no guste toda la parafernalia asociada a estas fechas, no podemos olvidar que todas las celebraciones religioso-sociales, tienen un significado ancestral que casi siempre lleva asociado un rito. En este caso, el rito del inicio del solsticio de invierno y la conclusión del año calendárico propician la celebración, pero no obligan a ella. En todo caso, todos estos personajes que hemos venido recordando estos días, todos estos “monstruos de la Navidad”, santos dadivosos o santas martirizadas, nos recuerdan que siempre hay momentos malos y oscuros y que un motivo de celebración siempre ha de ser bienvenido.

AlmaLeonor_LP

(Extracto del artículo “Otras Historias de Navidad” ,
publicado anteriormente en HELICON el 13 de diciembre de 2016)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s