LA INVENCIÓN DEL AMOR

LA INVENCIÓN DEL AMOR

Imagen: Adam Martinakis (desde: Flow art Station).

El amor se disuelve en su propio aroma de muerte,
surge como un maremoto en tus venas y en tus lágrimas,
se abate sobre tu consciencia alimentada por la sinrazón
y se adueña de tu espíritu para domarte lentamente.

El amor acarrea su propia idea del amor a sus espaldas
y se deposita sobre tus hombros para ser terrible,
para esparcir en ti las rocas de una montaña de mármol
con la suavidad de las tempestades sobre los océanos.

El amor siempre se presenta en ese lugar donde lo dejaste,
bajo el estampido de las pisadas de tus propios bisontes,
enrevesado en sus atavíos de sencilla piedad asustada,
lejos de las fronteras donde el dolor es imperial.

El amor es la más maravillosa invención de los humanos,
su mayor logro, su más grande derrota, su batalla más serena.

Jose Luis Ibáñez Salas (JLIS)