EL DESTRUCTOR VILLAAMIL

EL DESTRUCTOR VILLAAMIL

Es probable que DESTRUCTOR sea una palabra que nos intimide bastante o nos suene a superhéroe de cómic, pero es el nombre de un tipo de buque de guerra, un buque de escolta ligero y rápido, aunque con gran capacidad y potencia de fuego. Y, además, fue un invento español, un diseño del marino asturiano Fernando Villaamil.

 

La Primera Guerra Mundial, o Gran Guerra como se la conocía hasta el estallido de la Segunda, fue uno de los conflictos armados más sangrientos de todos los tiempos, pero, también, uno de los más novedosos en cuanto a diseños militares. Se pusieron al servicio de la guerra tanto innovaciones en estrategia militar, como un gran despliegue tecnológico armamentístico. Pero ya antes de este magno conflicto bélico, en el mundo de la ingeniería naval se habían desarrollado enormes adelantos técnicos destinados a la guerra.

Francia aportó a la marina de guerra algunas de las más importantes innovaciones en el siglo XIX: el primer buque blindado oceánico (La Gloire), el primer crucero acorazado y el primer buque portahidroaviones. Además, fue uno de los países impulsores de los buques llamados “torpederos”, muy rápidos y maniobrables. Los submarinos ya llevaban tiempo funcionando como arma de guerra, por ejemplo, en la Guerra hispano-cubana del 98 donde se utilizó el submarino diseñado por el ingeniero marino, Isaac Peral y Caballero (1851-1895), el primer submarino militar de propulsión eléctrica y armado con torpedos, que había sido botado el 8 de septiembre de 1888.

Fue precisamente la utilización de torpedos lo que hizo avanzar en el diseño de un nuevo tipo de buque de guerra: el Destructor.

El resto del artículo puede leerse en VAVEL-Historia, aquí.

AlmaLeonor_LP