ANN BLYTH

ANN BLYTH

“De todo esto se solía acordar mi padre cuando ponían en televisión El mundo en sus manos (1952), la película sobre marineros y pescadores que a mí más me gustaba, con una Ann Blyth que, curiosamente, no era una de sus actrices favoritas, pero que sí lo llegó a ser de más de medio mundo, con su carita angelical y sus ademanes refinados, propios de una señorita católica de Nueva York.

Ann ―que no cambió su nombre para actuar― vio cómo su madre, pequeña y débil, tuvo que trabajar muy duro para sacarla adelante ―planchaba ropa para la gente elegante de Park Avenue, por ejemplo―, pero siempre lo hacía con una sonrisa y con una oración. Su madre, Nan, le repetía que para lograr lo que quisiera solo tenía que rezar muy fuerte y si no lo lograba es que no había rezado lo suficiente o de la manera adecuada. Eso mismo es lo que siempre decía mi madrina.”

AlmaLeonor_LP

ANN BLYTH (16 de Agosto de 1928)
LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE.