LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

Hoy, 1 de septiembre, se cumple un año desde que mi novela LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE está disponible en Amazón. Esta onomástica me anima a contar un poco más sobre la gestación del mismo, un camino largo y que nunca pensé que recorrería, pese a que mucha gente me llevaba tiempo animando a que publicara alguna de las muchas cosas que escribo.

Como saben los que me conocen, a mi me gusta mucho, muchísimo, el cine del dorado Hollywood, el de los años cuarenta y cincuenta sobre todo, y hacía mucho tiempo que llevaba contando alguna cosa en mi blog sobre las actrices a las que mi padre tenía verdadera devoción. En el año 2012, publiqué en HELICON un artículo sobre Verónica Lake con el título, precisamente, de LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE (I): VERÓNICA LAKE, con la intención de seguir con artículos sobre todas ellas. Pero solo tuvo una continuación, en junio del mismo año 2012, titulado LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE (II): LAS RUBIAS. No obstante, seguía recopilando cosas, recuerdos, datos sobre actrices, anécdotas… “Alguna vez…” pensaba.

A finales de 2015, hubo un intento de realizar una obra de relatos conjunta en la que se me invitó a participar. Aunque, lamentablemente, aquel proyecto no llegó a ver a la luz, si que fue el detonante para que cogiera de nuevo todos aquellos apuntes sobre LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE, y me decidiera darles forma definitiva. Tardó un tiempo todavía, pero el 1 de septiembre de 2017, ya estaba terminado y subido a la plataforma Amazón, que con su herramienta de autopublicación, me permitió alumbrar un proyecto querido por muchas razones. Primero, por desarrollar una faceta, la de escritora, que llevaba mucho tiempo queriendo plasmar en una obra… Segundo, porque sirvió de recuerdo y homenaje a mi padre, a quien realmente le gustaba mucho el cine y tenía sus actrices favoritas, aunque no era el fiel e informado aficionado que protagoniza la novela…. Y en tercer lugar, porque aquel proyecto fallido de libro conjunto fue mucho más que un “empujoncito” para escribir, fue algo que siempre recordaré con un cariño infinito.

La imagen de la portada es propia. En ella aparecen mi padre (en el centro), mi madre (a la derecha) y una hermana de mi padre a su izquierda. La composición de la portada también es propia, aunque agradezco desde aquí la ayuda recibida por varios amigos, sobre todo de Vicente Álvarez, para solventar los problemas de tamaño y pixelado. También quiero expresar todo mi agradecimiento a los amigos que leyeron el texto y me dieron sus sabios consejos antes de ser publicado. Especialmente quiero nombrar a Jose Luis Ibáñez, Óscar Fábrega, Ronald Campos, Marlon James Sales y Ana Sánchez.

Esta es una de las posibles portadas barajadas antes de la definitiva.

 

Así, pues, hoy es el día de LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE, y quiero celebrarlo con todos vosotros, dando a conocer una parte del EPÍLOGO final de la novela… no mucho porque si no, descubro el “pastel” de la narración y ningún autor querría eso…

 

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE -EPILOGO-

Esta es una obra de ficción. La historia que se cuenta, por lo tanto, no responde a ninguna realidad. Pero como en todas las historias, siempre hay algo de verdad detrás de personajes y gestos.

Es cierto que mi padre se llamaba Antonio y que esta obra está dedicada a su memoria. A mi padre le gustaba el cine; Cassius Clay, más que el boxeo; los carteles de las corridas de toros, más que las corridas en sí; y también coleccionar cosas: posavasos, insignias, llaveros, vitolas de puros… Mi hermano aún conserva los álbumes de vitolas que él ordenaba a menudo con minuciosidad y dedicación. Es cierto que yo conocí a muchos personajes de la vida pública de los años sesenta y setenta (y aún anteriores), gracias a esas vitolas y con anticipación a las explicaciones escolares. También es real su álbum de cromos de estrellas de cine de 1954 en blanco y negro, solo que no está completo. Le faltan tres cromos, pero obra en mi poder y lo guardo como un tesoro. Mi madre existe y vive todavía. No se llama Elisa.

Todos los datos sobre actores y actrices de cine, así como sobre sus películas, son verídicos. Si existiese algún error con sus historias, sería totalmente culpa mía, aunque de forma involuntaria.

Hace mucho tiempo que quería escribir sobre las actrices favoritas de mi padre. Todo lo que cuento sobre su preferencia hacia ellas y su forma de nombrarlas, es cierto. También lo dicho sobre los actores. No era, sin embargo, un gran aficionado, ni conocía los detalles que en el relato le atribuyo, pero sí supo transmitirme a mí el amor por el cine de los años dorados de Hollywood y vimos muchas de esas películas juntos. Nunca habrá un tiempo como aquel.

Yo no estudié cinematografía, solo soy una aficionada más al cine y a las películas de Hollywood.

AlmaLeonor_LP