AL SEÑOR LIBRERO

AL SEÑOR LIBRERO

Imagen: Consuelo Mura

Señor: le pido perdón; no hay ningún énfasis en los volúmenes que se le ofrecen. Si estuvieran escritor en estilo Salvandy se le pediría, por cada uno, cuatro mil francos.

No se emplean frases pomposas; jamás el etilo quema el papel; jamás se habla de cadáveres; las palabras horrible, sublime, horror, execrable, disolución de la sociedad, etc., no se emplean.

El autor tiene la fatuidad de no imitar a nadie, pero  si fuera necesario, para dar una idea de la obra, comparar su estilo con el de alguno de los escritores franceses, el autor diría:

He tratado de contar, no como los señores de Salvandy o de Marchangy, sino como Michel de Montaigne o el presidente De Brosses.

Henri Beyle “Stendhal” (1783-1842)
Vida de Napoleón” (1817-18)
Edición de la Colección Austral (1953)