EL REFUGIO DE LOS INVISIBLES

EL REFUGIO DE LOS INVISIBLES…

El refugio de los invisibles eBook: Alberto Cerezuela: Amazon.es ...

Ayer, día 27 de mayo, tuve el honor de participar en el programa Tempus Fugit En Directo en el que se hablaba del libro de Alberto Cerezuela, El Refugio de los Invisibles,  una novela negra fantástica, publicada por Circulo Rojo que supone la primera incursión de su autor en una obra de ficción. Alberto Cerezuela era ya un experimentado escritor de ensayos, ensayos sobre su tierra, Almería, y el fundador de la Editorial Circulo Rojo, la primera empresa de autoedición de España. El Refugio de los Invisibles es una novela negra que, según podemos leer en la contraportada, “baila con la pasión, los errores, las leyendas, la mitología y, especialmente, con lo más profundo de la mente humana“. Pues de todo ello hablamos en Tempus Fugit con el mismo Alberto Cerezuela, y con los conductores habituales del programa, Raquel Berenguel, Óscar Fábrega (editor de Guante Blanco y escritor) y Jorge Barroso, reciente autor de El sueño oriental de Napoleón, que está desde el día 18 de marzo a la venta, y una servidora, invitada por Óscar Fábrega para acompañarles en esta segunda incursión del programa Tempus Fugit En Directo, un formato que se ha estrenado durante este tiempo de confinamiento, pero que espero se mantenga de alguna manera, porque resulta muy ameno y “visual”. También hubo una sorpresa, Rocío Juárez, autora del libro Septem, de Guante Blanco, que está teniendo muchísimo éxito, se incorporó al programa.

Para escuchar el programa, pinchar en la imagen o aquí.

Después de una introducción en la que se reflexionó sobre lo que estamos viviendo en este estado de Desescalada por fases del periodo de confinamiento por la pandemia del coronavirus, empezamos a hablar del libro de Alberto. Es un libro que ha recibido muchas, muchísimas críticas positivas y su autor se mostró agradecido por todo ese apoyo, máxime cuando muchas han venido desde gentes conocedoras tanto de Almería, que tiene un protagonismo importante en la novela, como de su persona, muy popular por su proyección pública gracias a su labor editorial. Alberto se tomó como una gran responsabilidad cumplir lo mejor posible con las expectativas de todos ellos y, desde luego, las ha cumplido con creces, y en opinión de muchos, entre los que me incluyo, las ha superado.

Quiero ampliar un poco la opinión que expresé en el programa sobre El Refugio de los Invisibles y por eso me he decidido a realizar esta entrada en mi blog HELICON. No voy a decir que es una reseña, porque no me atrevo a incursionar en un ámbito que no es el mío. Yo no soy reseñadora de libros, no dispongo de los conocimientos suficientes como para hacerlo, pero creo que puedo aportar una opinión fundada sobre un libro que he leído. Y cuando lo he leído con tanto gusto como me ha ocurrido con este, pues me apetece mucho más hacerlo. Es un honor, además, que tanto Óscar como Alberto, su autor, pensasen en mi para acompañarles a la hora de comentar esta novela en el programa en directo.

El refugio de los invisibles", la novela negra de Alberto ...

Lo primero que he comentado es que me encanta el doble protagonismo femenino. Tanto la mujer que aparece muerta en la Alcazaba, como la inspectora que se tiene que ocupar del caso, la inspectora Reyes Martínez, son personajes femeninos. Y son mujeres que, además, tienen un peso importante no solo en la trama, sino en la personalidad que se nos va mostrando del protagonista de la obra, el escritor Héctor Coronado.

Me ha gustado mucho la estructura de la novela. Me ha gustado la división en capítulos cortos, la diferente letra para diferentes tipos de narraciones, que la transición entre las evocaciones del pasado y el tiempo presente sean fluidas y rápidas, las muchas tramas que parecen subdividirse con cada capítulo, pero que aun así, no despistan… Son pequeñas cosas que redondean una obra, y en una novela negra, esas cosas son las que se quedan al final como un poso en la opinión que nos causa el libro. No solo tiene que gustar la narración, sino como se narra.

También le he dicho a Alberto que ese protagonismo de Almería, cobija toda la obra como un recipiente donde ir colocando todo lo que sucede. El  libro es casi una guía de viajes sobre la ciudad, sus monumentos, sus lugares de ocio, su historia, sus entresijos más desconocidos… todo ello, supone un peso añadido en su compromiso con la obra. Ha tenido que ser muy grande el nivel de exigencia del autor a la hora de retratar en su novela una ciudad por la que se nota que siente verdadera pasión, pero también sobre la que ha escrito mucho y por la que es conocido. Aunque solo fuese por la forma en la que ha resuelto este difícil papel, ya merece Alberto una enorme felicitación.

Otro de los temas muy presentes en la novela es la Historia, las leyendas, la mitología… que recorren toda la obra. Pero también las historias personales de cada personaje, unos retratos que se van haciendo a lo largo de toda la novela y justo en los momentos necesarios, ni antes ni después. Curiosamente la Historia también está presente en la configuración de los personajes y, a veces, Alberto les hace expresar lo que opinan de ella. Para Héctor Coronado, por ejemplo, la Historia “no era sino una sarta de mentiras previamente pactadas por quienes ganan, por los que sobreviven” (pag. 259)… Yo, personalmente, matizaría mucho esta afirmación, con la que, en general estoy de acuerdo, pero… Lo cierto es que una de las razones de mi libro La mentira y los mentirosos de la historia es explicar eso.

Óscar Fábrega, conductor del programa, con los participantes. Muchas Gracias a Maite F. Muga, autora de las capturas de pantalla de las imágenes en directo.

Los personajes de la novela son fantásticos… ¡y hay muchísimos! Cada uno con su propia personalidad y evolución, todos ellos bien descritos, les vas conociendo en cada página y, a la vez, te van sorprendiendo hasta el punto de que llegas a sospechar de todos ¿Quién será el asesino? Cuando crees que lo sabes, un personaje que parecía oscuro se muestra amable, o viceversa. Esa intriga se mantiene hasta el final, lo que supone una de las genialidades que toda novela negra debe alcanzar, y Alberto lo logra. Luego están las sorpresas para quienes encontramos parecidos más que razonables entre las descripciones de algunos personajes y amigos comunes… Aquí no voy a hablar de ninguno, pero sí que me hubiese gustado hacerle a Alberto Cerezuela una pregunta que, al final, no he hecho, tal vez por si le obligaba a desvelar algo de la novela… Héctor Coronado ¿tiene algún tinte biográfico?

Alberto Cerezuela

Si contaré que, aunque no soy yo, que lo sé, me ha encantado encontrar a una Alma en el libro “Alma, la chica nueva… destacaba por su simpatía” (pag. 124) para luego encontrar mi antítesis, “Pilar, la encargada de las redes sociales, que tenía gesto serio” (pag. 127). La novela insiste en el carácter serio y tajante de este personaje: “…dijo Pilar de forma serie y contundente”; “Era una mujer cuadriculada” (Pag. 128). He visto un poco como las dos versiones de mi moneda, Alma y Pilar, simpatía y seriedad.

AlmaLeonor_LP… AKA… Pilar López

Y la música, claro. Quizá una de las partes más personales de la novela, además de Almería, son las muchas canciones de las que habla, a las que recurre para mostrar los sentimientos de los personajes, sus pensamientos, sus miedos, inseguridades… y seguridades. Son muchas canciones y muchas citas de canciones, bueno, citas de todo tipo. A mí que me gustan muchísimo las citas, ha sido una de las cosas que más me han gustado. Muchas citas, muchos libros, muchos autores, mucha música…

Raquel Berenguel

Como digo,  a mi me gustan mucho las citas y en El Refugio de los Invisibles  hay muchas citas y frases. También sobre mentiras, un tema que me sigue apasionando: “No hay nada más engañoso que un hecho evidente”. Sherlock Holmes (pag. 409); “Líbrame, señor, del labio mentiroso y de la lengua embustera… Mientras yo proclamo la paz, ellos prefieren la guerra”. Salmo 120 (pag. 34).

Las Mentiras, a veces, no son cuestión de blancos y negros, también son de grises. Así lo expresa Héctor Coronado, que parece conocer muy bien la mentira… “¿Acaso existe lo verdadero y lo falso? ¿La verdad y la mentira? ¿Incluso lo bueno y lo malo? Yo creo que todo está sujeto a la interpretación. Y a la empatía. A ponernos en el lugar de los demás. Antes yo era de blanco o de negro, pero ahora sé que existe el gris. A veces no tenemos más opciones que transformar la verdad, que disfrazarla, convertirla en una mentira porque nos enfrentamos a situaciones que nos sobrepasan. Y que hasta nos destrozan” (pag. 79). Yo es que creo que la mentira es, precisamente, la mayor falta de empatía, pero supongo que algo de razón tiene Coronado.

Rocío Juárez

Héctor Coronado es un personaje fascinante.  En un momento dado cita la obra de El Principito, pero su libro favorito es Alicia en el país de las maravillas (pag. 202). Coronado es un personaje muy complejo que juega con la mentira, el amor y la locura de una forma magistral: “Realmente, no hay nada más fácil que la confianza. Nos libera cuando la conseguimos, pero si la perdemos es casi imposible de recobrar. Por eso dudamos en quien confiar. El ser humano es traidor por naturaleza… La confianza te hace débil, vulnerable. Puede llegar a paralizar tus sentidos. Por eso, si solo confías en ti mismo, no te quemarás jamás“. Y un diálogo casi, casi, de Johnny Guitar entre Héctor y Martina:

“-No quiero que me mientas más Héctor

“-Todo el mundo miente…”

“-Solo mienten los malos

“-Te equivocas. Los malos mienten para meterse en tu cama; los buenos mienten para meterse en tu corazón.”

Yo, personalmente, pienso que a veces es al revés ¿no? Pero claro, también dice que “hay pocas cosas tan engañosas como una sonrisa” (pag. 133). Menos mal que esto no afecta a mi personaje sosías, Alma… hala, ya he desvelado algo… Alma, no miente respecto a su simpatía, espero que me perdone Alberto.

Jorge Barroso

Por debajo de todo, el tema subyacente sigue siendo el amor… es inevitable hasta en una novela negra. El amor, los amores prohibidos, las pasiones ocultas, los amores recordados, los olvidados, las promesas de amor: “el amor verdadero permanece grabado a fuego en nuestra memoria y no se borra… todo el mundo busca el auténtico amor, pero algunos hubieran deseado no haberlo encontrado nunca“… Y las traiciones, que a veces devienen en obsesiones, en deseos inconfesos, en desencantos… en los invisibles. Y, finalmente, sobrevolándolo todo, la muerte, una presencia que una se encuentra desde las citas del principio: “La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que  no los roba muchas veces, y definitivamente”. François Mauriac (pag. 63).

No llegué a decirle en mi intervención a Alberto que también me ha llamado la atención, la tremenda actualidad de su novela. No es solo una novela en la que se habla de historia, sino que tiene muy presente temas tan actuales como las redes sociales, los escritores autoeditados, los programas de radio, los investigadores del misterio… casi se podría decir que entre la historia, la música, Almería, los misterios, los temas más actuales, etc., la policía parece ser la que menos protagonismo tiene, algo inusual en una novela negra.

El faro del fin del mundo - Wikipedia, la enciclopedia libre

Por cierto, programa de radio del que se habla en la novela se llama El Faro del Fin del Mundo, una fantástica novela de Julio Verne y cuyo faro existe en realidad en una isla situada en Tierra de Fuego y una réplica en La Rochelle, en Francia, que tengo anotado desde ya para visitar. He estado dos veces en La Rochelle y en ninguna de ellas nos hemos acercado a verlo. ¡¡Mecachis!!

Para terminar, me encanta el poema de Blas de Otero que cita Alberto en su novela, un poema titulado, Pido la paz y la palabra. Es uno de mis poemas favoritos que figura en HELICON desde hace mucho y que he compartido alguna vez más en las redes. En HELICON, en una entrada del 21 de abril de 2008, ese poema acompaña a otro de Blas de Otero que también me gusta mucho y con el que me despido. ¡Gracias Alberto Cerezuela por esta novela y muchas gracias a Oscar Fábrega por la invitación a tu programa! 

EN EL PRINCIPIO

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.

Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

AlmaLeonor_LP

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .