LA FIESTA DE TIBB’S EVE

LA FIESTA DE TIBB’S EVE 

Siguiendo con las celebraciones y acontecimientos sucedidos durante los días de la temporada navideña, y de los que ya hay varias entradas anteriores en HELICON, hoy toca hablar de una fiesta que solo se celebra en un sitio, pero que estoy segura que a todo el mundo le va a gustar, la Fiesta de Tibb’s Eve.

En algunos lugares de las remotas Terranova (Harbor Breton) y península del Labrador (Canadá), se celebra hoy, 23 diciembre, la festividad de Tibb’s Eve, una celebración muy popular, pero un tanto peculiar, porque esa expresión se refiere a “un día que nunca llegará”.

Lugares de celebración del Tibb’s Eve

El origen del término parece encontrarse en Saint Tibb en un personaje de algunas obras de teatro inglesas del siglo XVII, referido a una mujer desinhibida y promiscua, utilizado con una bis cómica, por lo que tuvo siempre una connotación de lascivia. Así lo reflejó Richar Turner en un epigrama escrito en 1607: “Se maravillaban mucho de Tom pero de Tib más. La fe, como decía el cura, es una excelente ramera.” (en inglés: “They wondered much at Tom, but at Tib more. Faith (quoth the vicker) ‘is an excellent whore”). La contradicción entre “Saint” y “una mujer de moral relajada” explicaría el significado del término, ya que si existe una no puede existir la otra y, por lo tanto, decir que algo sucedería en la víspera de Saint Tibb era como decir que nunca sucedería. Se utiliza en lengua inglesa como una fórmula para expresar que no es creíble que un acontecimiento suceda, sea cual sea el acontecimiento. En definitiva, algo inconcluso y sin intención de que se realice, como cuando alguien a quien has prestado dinero te dice que lo devolverá “la víspera de Saint Tibb”, es decir, que te quedaste sin la pasta… Un poco enrevesados estos angloparlantes para expresar refranes, nosotros diríamos que devolveré el dinero “el 30 de febrero” o “cuando los cerdos vuelen”…

Sait Tibb se tiene por un santo (o santa, no tiene sexo) que, por lo tanto, es el patrón de las promesas hechas sin intención de cumplirlas, una promesa que se cumplirá “la víspera de Saint Tibb”, es decir NUNCA. Se sabe de registros escritos que lo recogen con esta acepción desde inicios del siglo XX, por ejemplo, en Irlanda del Norte, en Cornualles, donde figura ya como una expresión evasiva. Aparece también en un listado de palabras del dialecto del Ulster donde se dice que es una festividad que no está en el calendario y que “no ocurre ni antes ni después de Navidad”. De algún modo, esa fórmula del Ulster es la que prevaleció pues “la víspera de Saint Tibb” (Tibb’s Eve) se ha asociado tradicionalmente a la época navideña. También se suele decir a veces “entre el año viejo y el nuevo”, una variante que se parece a nuestro “entre Pinto y Valdemoro”.

Pues bien, esa fórmula se conoce a mediados del siglo en la península del Labrador a través de algunos inmigrantes llegados desde la vieja Inglaterra (irlandeses, sobre todo) a las costas de Terranova, comenzando a asociar el 23 de diciembre con la expresión Tibb’s Eve (la víspera de Saint Tibb) y transformándose en una festividad navideña más en el tiempo de Adviento. El Adviento es un periodo litúrgico cristiano que comienza unos 22 a 28 días antes de Navidad (los cuatro domingos más próximos en la liturgia católica, la iglesia ortodoxa prolonga el Adviento por 40 días, hasta el 6 de enero), días de preparación espiritual para la celebración del nacimiento de Cristo. Esa preparación consiste en oración y reflexión, pero también en vigilia y abstinencia, sobre todo de la ingesta de alcohol (en la iglesia ortodoxa el precepto prohíbe ciertos alimentos y hasta promulga un ayuno de Adviento) y de excesos festivos. Pues bien, dos días antes, el 23 de diciembre, se celebraba en Terranova la fiesta de Saint Tibb, o mejor dicho, el Tibb’s Eve, la fiesta de la víspera de Saint Tibb, una excusa para poder beber y divertirse, la primera noche del Adviento en poder hacerlo, aunque en realidad, aún no haya terminado la prohibición.

Por este carácter tan festivo y bebedor, también se dice que la fiesta de Tibb’s Eve tiene que ver con la palabra tipple, que es un verbo que significa “beber licor embriagador habitualmente o en exceso”. En Terranova, el Tibb’s Eve se convirtió en la primera ocasión real para probar la cerveza casera que se elaboraba para Navidad, estableciendo la costumbre de que los hombres se visitaban entre sí para probar la cerveza que elaboraba cada uno. Seguramente sería la primera vez que probaban alcohol en Adviento y, seguramente tambien, acabarían bastante borrachos esa noche. Es fácil entender que una ocasión así terminara por convertirse en una celebración periódica cada año, pero, en todo caso, la fiesta de Tibb’s Eve marca en Terranova y algunos enclaves de la península del Labrador, el comienzo de la temporada navideña, la inauguración oficial de la Navidad, y es una fiesta muy querida por quienes la celebran:

“La Tibb’s Eve, el 23 de diciembre, es cuando la gente bebe y come en fiestas en su casa o en los bares con todas las personas con las que quieren celebrarlo, antes de pasar tiempo con las personas con las que tienen que hacerlo. No tengo idea de cómo eso no es tan grande en otros lugares” (Colin Hollett).

En España si que hay una costumbre parecida, o al menos, en mi entorno siempre se ha hecho así, y es que en Nochebuena, el día antes de Navidad, el 24 de diciembre, los amigos nos reunimos antes de la cena familiar para tomar unas copas y luego cada uno vuelve a su casa, porque esa noche es una celebración familiar, no para salir por ahí después de la cena, en todo caso, solo para asistir a la Misa del Gallo (en Nochevieja es al contrario, se celebra con la familia durante la cena y luego, en cuanto se comen las uvas, o para comerlas, se queda con los amigos). También podríamos considerar una fiesta similar la costumbre de las “cenas de empresa”, celebradas siempre unos días antes de Navidad para beber y charlar con los compañeros de trabajo de una forma más distendida y festiva. Pero como celebrar siempre es una sana costumbre, vamos a tomar hoy unas copichuelas en honor de Saint Tibb.

¡¡FELIZ TIBB’S EVE!!

2 respuestas para “LA FIESTA DE TIBB’S EVE”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .