AUSENCIAS

AUSENCIAS

Imagen: Jack Smith (1954)

Ausencia en todo veo:
tus ojos la reflejan.
Ausencia en todo escucho:
tu voz a tiempo suena.
Ausencia en todo aspiro:
tu aliento huele a hierba.
Ausencia en todo toco:
tu cuerpo se despuebla.
Ausencia en todo pruebo
tu boca me destierra.
Ausencia en todo siento:
ausencia, ausencia, ausencia.

¿De qué murió
la mujer aquélla?

¿Y el hombre aquel?
Del mal peor:
del mal de las ausencias.

MIGUEL HERNÁNDEZ
(30 de octubre de 1910 – 28 de marzo de 1942).

El poeta Miguel Hernández falleció en la enfermería de la prisión del Reformatorio de Adultos de Alicante, el 28 de marzo de 1942, a las 5:32 de la mañana del 28 de marzo de 1942, con tan sólo treinta y un años de edad. Había ingresado en la enfermería tras sufrir una bronquitis y luego tifus, que se le complicó con tuberculosis, causa esta última de su muerte. ​Fue enterrado el 30 de marzo, sufragando el entierro su amigo el pintor Miguel Abad Muñoz, en el nicho número mil nueve del cementerio de Nuestra Señora del Remedio de Alicante. DEP

Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. 
PABLO NERUDA

He traído dos poemas suyos, los números 29 y 30 de su CANCIONERO Y ROMANCERO DE AUSENCIAS (1938-1941), su último poemario, escrito mientras se encontraba en prisión, inacabado por su muerte y publicado póstumamente en Buenos Aires (Argentina) en 1958.

AlmaLeonor_LP