BESOS

BESOS

Imagen: René Magritte (1928)

Madrid es la capital mundial del beso; en ciudades provinciales la gente no se besuquea tanto. En París, Roma, Berlín o Nueva York se besa cuando hay confianza, y éste no es un fenómeno nuevo. Desde hace años, los amigos y las amigas se vienen besando unos con otras, pero sólo después de haber pasado por un periodo en que se limitaban a estrecharse la mano. La geografía del beso de sociedad -no estoy hablando de los besos de amor- tiene tres zonas diferenciadas. En la América de habla española se dan un beso en una mejilla; en España, en las dos -“a ustedes hay que besarles dos veces”, dicen los del otro lado del charco-; en Francia y otros países de Europa se dan tres besos, de manera que a una de las mejillas le tocan dos. Pero en América, en Francia, en Suiza o en Alemania no se dan besos con la pasmosa facilidad con que se dan y se reciben aquí. Tiene uno que haber tratado mucho tiempo a un matrimonio para permitirse besar a la señora, pongamos por ejemplo. A un jefe no se le ocurrirá besar a sus secretarias. Ni a una ministra besuquear a un jefe de negociado. En Madrid, todas esas cosas son posibles: es el reino del beso. Hay reuniones, fiestas, cócteles, recepciones donde lo único que la gente hace es besarse. Hablar no se puede. Lo impiden la música, el ruido o las apreturas. Apenas uno o una entra en esos recintos, se le arrojan al cuello personas decididas a darle “un par de besos” a las que no conoce de nada. “A ti no te he besado todavía”, dice una que no da abasto a besar a la gente. Por lo general, las amigas solían besarse cuando se encontraban, pero no las desconocidas entre sí o las simplemente conocidas. Los hombres no se besaban nunca. Ahora no necesitan ser partícipes del orgullo gay para darse de besos. Y luego está el beso telefónico que ha sustituido a cualquier otra despedida. Y el beso postal, “¡un beso muy fuerte!”. Por no mencionar ya el beso radiofónico o televisivo que los responsables de los programas envían por las ondas a sus ya bastante besados oyentes o espectadores.

LUIS CARANDELL
(Artículo en El País del 04 de Julio de 1999)

Hoy, 13 de abril, se celebra el Día Internacional del Beso, una fecha que surgió gracias al beso más largo de la historia, que duró 58 horas y que fue protagonizado por una pareja tailandesa durante un certamen, rompiendo incluso su propio récord de 46 horas consecutivas, logrado el 13 de abril del año anterior.​

Este año, segundo pandémico, los besos son poco menos que un lujo inalcanzable, o un ósculo velado, oculto por las mascarillas o los velos, como en la obra de Magritte. Por cierto que fue la protagonista de un relato que escribí con motivo de un recopilatorio sobre la pandemia y con el beso como protagonista. Luego lo comparto.

AlmaLeonor_LP

4 respuestas para “BESOS”

  1. Si, pero hay besos que matan, por muestra en la antigua Roma cuando las esposas llegaban de una fiesta no bastaba oler el aliento, sino toca besazo para saber si habian vevido vino. Yo envio un Besazo muy fuerte a tod@s los de helicón y a tí ración doble.

    Le gusta a 1 persona

    1. Esos besos no mataban, Juan, solo se las acusaba de adúlteras. Esa cita que has leído en mi libro la puedes encontrar en el libro “Eso no estaba en mi libro de Historia de Roma”, de Javier Ramos, un buen amigo mío y que cito, precisamente con ese pasaje en mi libro. De momento, el único beso que ha “matado” en la historia es el de Judas…
      Un besazo (con todo cariño) Juan.

      Me gusta

      1. Como decia Jack el destripador a sus victimas: Vayamos por partes.
        A las matrunas romanas no las mataba, pero el ser repudiadas por indecente o algo por el estilo, les marcaba de por vida. Una muerte moral.
        El de Judas, su beso no mató, el hecho es que ha ver lo que estaba pasando, devolvió el dinero y pidió la lberación de Jesús, al decirle los Sumo Sacerdotes que tururú, se ahorcó.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .