LA POESÍA ES…

LA POESÍA ES…

Imagen: Valentin Serov (1865-1911)

La poesía es, ante todo, una rama de la sabiduría divina,
concebida y conocida por los piadosos que edifica a todos los que la escuchan.
Le agrada al oyente que sea un hombre virtuoso.
Un poema pronunciado con abundancia de palabras carece de gracia y excelencia.

Así es en verdad el poeta, y su poema es prueba de su destreza.
Cuando pierde las palabras y no puede alcanzar la perfección,
debe buscar palabras que no disminuyan el valor del poema.

Un verso o dos compuestos al azar no hacen poeta;
Que no se considere un poeta al nivel de los grandes cantantes.
Aunque, de vez en cuando, pueda escribir algunos versos discordantes;
Sin embargo, si dice: “En verdad, el mío es mejor”, es un mulo terco.

Luego también hay poetas que desean pero no tienen poder para componer
versos capaces de penetrar profundamente en el corazón.
Puedo compararlos con los arcos y flechas de los jóvenes cazadores
que no pueden derribar grandes bestias, sino que solo matan la caza menor.

Un tercer tipo de poemas está compuesto para la alegría y la juerga,
Para el amante, el gozoso y alegre, para los placeres de los compañeros de bendición.
Puede que encontremos algunos de ellos agradables tanto al corazón como al oído,
pero recuerde, sólo el que escribe poesía majestuosa es un poeta.

Todos los esfuerzos del poeta no deben gastarse en vano.
Debe dedicarse a alguien a quien considera digno de amar,
y emplear todos sus talentos y habilidad para alabar y glorificar su nombre.
Sólo para ella debe cantar con dulces y melodiosos compases.

Oídlo todo y sabed que alabo a la que hasta ahora he alabado.
En esto tengo gloria sin fin, en esto soy atrevido y desvergonzado.
Ella, que es mi vida, es una hermosa pantera despiadada.
De ahora en adelante dedicaré mi habilidad a exaltar su nombre.

Shota Rustaveli (1160-1220), poeta georgiano
El caballero envuelto en la piel de tigre