LES MAMELLES DE TIRÉSIAS

LES MAMELLES DE TIRÉSIAS

Imagen Alfredo Palmero

TERESA
No mi Señor marido
No va a hacerme hacer lo que usted quiere
Soy feminista y no reconozco la autoridad del hombre
Por lo demás, quiero obrar según me parezca
Hace ya mucho que los hombres hacen lo que quieren
Después de todo yo también quiero ir a combatir contra los enemigos
Quiero ser soldado uno dos uno dos
Quiero guerrear y no hacer hijos
No mi Señor marido ya no me dirigirá más
No porque usted me haya hecho la corte en Connecticut
Deberé yo cocinarle en Zanzíbar

VOZ DEL MARIDO
Dame panceta te digo que me des panceta

TERESA
Ya lo ven sólo piensa en el amor
Pero no dudes imbécil
De que después de haber sido soldado quiero ser artista
Perfecto, perfecto
También quiero ser diputado abogado senador
Ministro presidente de la cosa pública
Y quiero ser médico físico o psíquico
Hacer cagar de miedo a mi gusto a Europa y América
Tener hijos cocinar ¡no! es demasiado
Quiero ser matemática filósofa química
Botones en los restaurantes pequeña telegrafista
Y quiero si me place mantener todo el año
A esa vieja bailarina que tiene tanto talento

VOZ DEL MARIDO
Dame panceta te digo que me des panceta

TERESA
Ya lo oyen sólo piensa en el amor
Cómete los pies a la Sainte-Menehould
Pero me parece que me está creciendo la barba
Mi pecho se desprende

(Lanza un gran grito y entreabre su blusa, de donde saca sus tetas —una roja, la otra azul— y en cuanto las suelta, se vuelan —globos infantiles—, pero permanecen retenidos por dos piolines)

Vuelen pájaros de mi debilidad
Etcétera
Qué lindos son los encantos femeninos
Realmente son bonitos
Uno se los comería
Pero basta de tonterías
No nos dejemos llevar por la aeronáutica
Siempre hay alguna ventaja en practicar la virtud
El vicio después de todo es algo peligroso
Por eso vale más sacrificar una belleza
Que puede ser una ocasión de pecado
Desembaracémonos de nuestras tetas

(Enciende un fósforo y hace explotar los globos)

Qué decir
No sólo me crece la barba sino también el bigote
A la miércoles
Parezco un campo de trigo que espera la segadora mecánica
Me siento viril de lo lindo
Soy un semental
De la cabeza a los pies
Soy un toro
¿Me haré torero?
Pero no echemos por tierra
Mi porvenir de grandes días de héroe
Esconde tus armas
Y tú oh marido menos viril que yo
Arma todo el lío
Que quieras

EL MARIDO

(Entra con un gran ramo de flores, ve que ella no lo mira y arroja las flores en el
salón)

Te digo que quiero panceta

TERESA
Cómete los pies a la Sainte-Menehould

EL MARIDO
Ah! pero no es mi mujer Teresa
¿Qué patán se puso su ropa?
No cabe duda es un asesino la mató
Teresa mi querida Teresa dónde estás
A ti personaje vil que te disfrazaste de Teresa te voy a matar

(Pelean. Ella lo vence)

TERESA
Tienes razón no soy más tu mujer
Y sin embargo soy yo, Teresa
…Pero Teresa que ya no es mujer
Y cómo me convertí en un joven buen mozo
De ahora en adelante voy a llevar un nombre de hombre: Tiresias

Las tetas de Tiresias (Les Mamelles de Tirésias) es una obra de teatro surrealista de Guillaume Apollinaire estrenada en el Teatro Renée-Maubel de París un día como hoy, 24 de junio, pero de 1917, dirigida por Pierre Albert-Birot, con música de Germaine Albert-Birot y escenografía y vestuario de Serge Férat. Max Jacob dirigió los coros. La portada del programa del estreno era un dibujo de Pablo Picasso.

El autor se inspiró en el mito del adivino tebano Tiresias, quien cambio de sexo al menos seis veces a lo largo de su vida según la mitología griega. Apollinaire realiza una actualización de tintes provocadores, feministas y antimilitaristas. Cuenta la historia de Teresa, que cambia de sexo para obtener el poder entre los hombres. Su objetivo es alterar las costumbres, rechazar el pasado y establecer la igualdad de sexos. El estreno de la obra, abundante en travestismos, juegos de palabras y salidas de tono, constituyó un escándalo además por sus alusiones pacifistas en plena Primera Guerra Mundial (en la que, sin embargo, Apollinaire había luchado y sido herido), que hacía sospechosa de pangermánica toda conducta de este tipo. Apollinaire subtituló la pieza “drama surrealista”, dando lugar a una designación que pasaría a ser la de uno de los movimientos artísticos y literarios más significativos del siglo XX (Fuente: Wikipedia ).