REFLEXIÓN

REFLEXIÓN

Imagen: «El ángel del corazón» (1937), de Max Ernst.

Un ratón mirando por un agujero de la pared, ve al granjero y su esposa abrir un paquete. Quedó aterrorizado al ver que era una trampa para ratones. Fue corriendo al patio a advertirle a todos.

¡Hay una ratonera en casa!

La gallina que estaba cacareando y escarbando le dice: «disculpe Sr. ratón yo entiendo que es un gran problema para usted pero a mí, no me perjudica en nada«. Entonces fue hasta el cordero y le dice lo mismo: «disculpe Sr. ratón pero no creo poder hacer algo mas que pedir por ud. en mis oraciones«. El ratón se dirigió a la vaca y ella le dijo: «¿pero acaso estoy en peligro? ¡pienso que no!«. El ratón volvió a la casa, preocupado y abatido, para encararse al problema de la ratonera del granjero.

Aquella noche se oyó un gran barullo como el de la ratonera atrapando su víctima, la mujer corrió a ver que había atrapado. En la oscuridad ella no vio que la ratonera atrapó la cola de una serpiente venenosa. La serpiente, veloz, mordió a la mujer, el granjero la llevo inmediatamente al hospital, ella volvió con fiebre alta.

El granjero para reconfortarla le preparo una nutritiva sopa, agarro el cuchillo y fue a buscar el ingrediente principal: la gallina. Como la mujer no mejoró, los amigos y vecinos fueron a visitarlos, el granjero mató al cordero para alimentarlos. La mujer no mejoró y murió. El esposo vendió la vaca al matadero para cubrir los gastos del funeral.

Moraleja:

La próxima vez que alguien te cuente su problema y creas que no te afecta por que no es tuyo y no le prestes atención, piénsalo dos veces. El que no vive para servir no sirve para vivir. El mundo no anda mal por la maldad de los malos, sino por la apatía de los buenos. Así que, cuando alguien necesite de ti por sus problemas tiéndele la mano, ofrécele una palabra de aliento.

¡¡¡Que no te falte nunca la empatía!!!

(Texto de autor desconocido)

5 respuestas a «REFLEXIÓN»

  1. Al leer este relato me ha venido a la memoria una poesía del calegio, que se titulaba, creo, la carambola, y decía así:
    Pasaba por un pueblo un maragato
    que lleva atado sobre un macho a un gato
    al que un niño asiole la cola por detras del macho
    herido el gato al perecer sensible
    diole al macho un arañazo horrible
    herido entonces el sensible macho
    pegó una coz y deribó al muchacho
    este mundo a mi ver es una cadena
    rodando una bola
    que el mal que hacemos en cabeza ajena
    influye en nuestro mal por carambola.
    Mas o menos era así.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: