LA POESÍA, SEGÚN ADAM ZAGAJEWSKI

LA POESÍA, SEGÚN ADAM ZAGAJEWSKI

La poesía es, de entre las artes, la menos técnica, no surge del taller, o de la teoría, no surge de la ciencia (aunque, añadamos, tener una formación no perjudica a nadie, ni tan siquiera a un poeta), sino que surge de la emoción de la mente y el corazón que no se puede ni prever ni planear –unos años atrás Leonard Cohen habló hermosamente de esto en este mismo lugar–. Por eso, los poetas no se conocen a sí mismos, suelen vivir en la inseguridad, esperando pacientemente la hora en la que se abren las puertas de la lengua. No sabemos qué es la poesía a pesar de que se han escrito sobre ella miles de libros que podemos encontrar en todas las grandes bibliotecas. Cada generación crea su propia visión de la poesía, aunque conserve a la vez una fidelidad hacia unas formas tradicionales sin interrumpir así la continuidad de un proceso que había empezado aún antes de Homero y que perdura hasta nuestros días, pasando por Antonio Machado y Zbigniew Herbert y siguiendo adelante. Ovidio escribió sus poemas más bellos en el exilio, en una ciudad o un pueblo pesquero a la orilla del mar Negro, en Tomis. No entendía la lengua local, y sólo cuando miraba la ilimitable superficie del agua, las oscuras olas le recordaban el color del mar Tirreno. Wisława Szymborska, una persona profundamente honesta, en la segunda mitad de los años 50 escribía poemas en la desesperación que le había provocado haber traicionado la verdad de la poesía y haberse aliado con un sombrío sistema político cuando era joven. En el mundo actual todos quieren hablar sólo de la comunidad y de política, y es cierto que esto es importante. Pero también existe el alma particular con sus preocupaciones, con su alegría, con sus rituales, con su esperanza, su fe, su deslumbramiento que a veces experimentamos. Debatimos sobre las clases y las capas sociales, pero en el día de cada día no vivimos en la colectividad sino en la soledad. No sabemos qué hacer con un momento epifánico, no somos capaces de preservarlo. Las sociedades se secularizan rápidamente, y los que hoy en día defienden la religión a veces acuden a técnicas sociopolíticas detestables, la religión con excesiva frecuencia se alía con la extrema derecha. Czesław Miłosz, un poeta fervorosamente religioso, católico y que a la vez era partidario de una sociedad abierta, democrática, se ve desdeñosamente repudiado en la actualidad por reaccionarias agrupaciones católicas. No es difícil percibir que nos encontramos en un momento que es poco propicio para la poesía. Cualquiera que de vez en cuando participe en uno de los numerosos festivales de poesía en Europa, independientemente de en qué país, no puede dejar de advertir que el público en los encuentros poéticos disminuye de manera sistemática.

La poesía no está de moda, las novelas policíacas, las biografías de los tiranos, las películas americanas y las series de televisión británicas están de moda. La política está de moda. La moda está de moda. Las relaciones están de moda, la sustancia no está de moda. Los pantalones entubados, los vestidos con estampados de flores, las perlas en la ropa, los jerséis rojos, los abrigos a cuadros, las botines plateados y los pantalones vaqueros con apliques están de moda. Las bicicletas y los patinetes están de moda, los maratones y los medio maratones, la marcha nórdica; no está de moda detenerse en medio de un prado primaveral ni la reflexión. La falta de movimiento es nociva para la salud, nos dicen los médicos. Un momento de reflexión es peligroso para la salud, hay que correr, hay que escapar de uno mismo. Cuando tenía poco más de veinte años me fascinaba la poesía crítica ante el sistema totalitario que regía en mi país. En aquel entonces, una época de tormenta e ímpetu, surgieron amistades y alianzas que perduran hasta hoy en día. Pero casi todos los poetas a los que en aquella época unió la oposición ante la injusticia siguieron un camino diferente, también descubrieron otros continentes artísticos. Descubrimos la dualidad del mundo, por una parte, la imaginación; por otra, la obstinada realidad de una mañana de noviembre cuando ya han caído las hojas de los árboles. Durante mucho tiempo, no sabía qué era más importante, lo que existe o lo que no existe, la gente que va al trabajo temprano por la mañana, los hombres soñolientos que leen los grandes titulares de los periódicos deportivos y siguen las derrotas y las victorias de sus clubes preferidos de fútbol y las mujeres que dormitan en el autobús; o antes bien las cosas escondidas, la música y la luna, las ciudades que ya no existen, los cuadros de los grandes maestros, actuales y antiguos, en los museos. Y necesité muchos años para entender que hay que tener en consideración ambas caras de este dualismo desigual, puesto que vivimos en una ambivalencia eterna, no podemos olvidarnos del sufrimiento de la gente y de los animales, del mal, que es mucho más tenaz y astuto que los sueños que perseguimos. No podemos olvidarnos del mal, de la injusticia que continuamente cambia de forma, de las cosas que perecen, pero tampoco de la felicidad, de las experiencias extáticas que los gruesos manuales de teoría política o de sociología no han llegado a prever. Cuando era un niño, España se me antojaba un país lejano y maravilloso, un lugar directamente legendario, donde el sol brillaba más y donde las sombras eran más oscuras, el país de Don Quijote, de caballeros y de princesas. Después conocí la España real, moderna, uno de los pilares de la Unión Europea. Y hoy estoy aquí, en Asturias, y soy el invitado de una princesa –no puedo salir de mi asombro–. Como se ve, todo cambia, pero nada cambia.

Resulta que en España tengo lectores fieles y atentos. Esto es lo mejor que le puede pasar a un autor de libros, sin tener en cuenta si es de tomos de poemas o de novelas. Muchas gracias por este premio tan especial.

ADAM ZAGAJEWSKI
Discurso de aceptación del PREMIO PRINCESA DE ASTURIAS DE LAS LETRAS 2017

 

 

 

Anuncios

SANTA TERESA DE JESÚS (2017)

SANTA TERESA DE JESÚS (2017)

Fotograma de la película “Teresa” (2015), de Jorge Dorado, protagonizada por Marian Álvarez.

¡Oh hermosura que excedéis
a todas las hermosuras!
Sin herir dolor hacéis,
y sin dolor deshacéis,
el amor de las criaturas.

Oh ñudo que así juntáis
dos cosas tan desiguales,
no sé por qué os desatáis,
pues atado fuerza dais
a tener por bien los males.

Juntáis quien no tiene ser
con el Ser que no se acaba;
sin acabar acabáis,
sin tener que amar amáis,
engrandecéis nuestra nada.

— Santa Teresa de Jesús

Nace en Ávila el 28 de Marzo de 1515 y fallece en Alba de Tormes en la noche del 4 de Octubre al 15 de Octubre de 1582, justo en el momento del cambio del calendario Juliano al Gregoriano.

 

LOS TEQUIERO

LOS TEQUIERO

Sandro Chía

Los tequiero
Así
Todo junto y apretado
Vientre contra vientre
Juntas sus partículas
Deberían estar a la orden del día
Deberían ser la misma vida
Y en cierta forma lo son
Porque dejas de decir tequiero
Y comienzas a morirte por dentro
Al menos a mí me pasa
Hay que tener a quien decirle tequiero
Condición ésta necesaria e imprescindible
No tiene sentido lanzarle un tequiero al viento
O que nadie te lo escuche
O que a nadie le sirva de alimento
O que nadie te lo lea o te lo sienta
Los tequiero
Para el alma
Digo para el alma
Estoy hablando del alimento del alma
Varios tequiero seguidos y apretados
Entre beso y beso un tequiero
Tu cuerpo y mi cuerpo unidos por un tequiero inmenso
Nuestras bocas amordazadas por genuinos y sinceros tequiero
Así
Todo junto
Apretado
Cuerpo a cuerpo
Que no circule el aire entre ellos.

Javier Funchal

CAMBRA DE LA TARDOR

CAMBRA DE LA TARDOR

“Otoño”, de Mónica Fernández (México)

Aquí llega el otoño, con su voz de ceniza,
desalentando sueños, cubriendo de hojarasca
las imágenes rotas que el corazón conoce.

Ante mi casa lloran las cañas azotadas
por el viento nocturno, y asciende hasta mi cuarto
el olor inquietante de la tierra mojada.

Conozco esta fragancia de carne entumecida,
de deseo imposible: es la estación del miedo.
La vida se derrumba como una torre endeble.

Amor, un dios decrépito recorre Vinogrado.
Oigo bajo la lluvia sus pasos inseguros
y un bordón que golpea en los árboles muertos.

Jon Juaristi
 “Diario de un poeta recién cansado” ( 1985)

El otoño-2017 comenzará hoy, 22 de septiembre,
a las 22horas, 2minutos. 

LA BOTELLA O LA MUGER

LA BOTELLA O LA MUGER

Póster Publicitario Absinthe Rosinette. Paris (1900)

Disputaban, sin saber
Un pastor y un Lechuguino,
Cual es tesoro más fino,
La Botella o la Muger:
Aquel dijo… A mi entender
Es más sabrosa y más bella
………… La Botella.

Cuando exhausto de fatiga
Bajo un ombú me reclino
De Baco el licor divino,
Todas mis ansias mitiga;
Allí es mi mejor amiga,
Mi Sol, mi Luna, y mi Estrella
………… La Botella.

El que empieza a envejecer
Se refosila, imagino,
Mas, en dos cuartas de vino
Que en seis cuartas de muger;
Porque siempre está en su ser
Sin melindres de doncella,
………… La Botella.

Calla, dijo el Lechuguino,
Solo un hombre sin templanza
Puede poner en balanza
A las mugeres, y al vino:
¿Quién suaviza el cruel destino?
¿Quién da el supremo placer?
………… La Muger.

No hay contento comparado
Con los goces del amor;
Ni otra delicia mayor
Que el de amar y ser amado,
Es el don más delicado
Que Dios quiso al Mundo hacer,
………… La Muger.

Sin ellas todo sería
Caos de inmensa tristura
Porque son de la natura
La más perfecta armonía,
Es del hombre la alegría
Consuelo en su padecer
………… La Muger.

No siempre dijo el Pastor,
Porque salen, camarada,
A estocada por cornada
El fastidio y el amor;
Mas mi prenda es superior
Pues no es falaz como aquella
………… La Botella.

Cuantos besos más le doy
Más me inflama y me enardece,
Y cuando aquel desfallece
Yo más animado estoy,
Papa, Rey, Príncipe soy
Sin que me cause querella,
………… La Botella.

Dama que no pide, y da,
Grata aun después de gozada,
Cuando la ven más preñada
Tanto más virgen está,
Sin muger muy bien me va
Porque me suple por ella
………… La Botella.

Silenciosa y no profana,
Un tapón tiene su boca,
Aunque a celos la provoca
Tal vez cierta Dama-Juana
Espera su turno ufana
Y a su rival atropella
………… La Botella.

Muger, dijo el Lechuguín,
Bocado de Reyes es,
Pues dice el nombre al revés
De los Reyes en latín
Mas no conoce un malsín
De cuanto puede valer,
………… La Muger.

A nuestros hijos ¡que humanas
Dan sus cuidados prolijos!
A ver si a ti te dan hijo
Botella ni Damas-Juanas,
En sus angustias tiranas
Sabe al hombre sostener,
………… La Muger.

Tiene el hombre una aflicción,
Gime solo… y de repente
Ve a su amada, y luego siente
Taz, taz en el corazón,
Porque una innata afección
Le dice que es su placer,
………… La Muger.

En esto, dejanse ver
Baco y Cupido abrazados
Y dicen… callad cuitados
Que no os sabéis entender:
Todo puede complacer,
Tomado en media bella,
La Muger y la Botella,
La Botella y la Muger.

Natalicio de María Talavera (1839-1867)

El Parnaso Oriental.  Guirnalda poética de la República de Uruguay 
Poesías patrióticas. Buenos Aires: Imprenta de la Libertad (1835).

 

 

DESPERTARÉ MAÑANA CON LA PALABRA A PUNTO

DESPERTARÉ MAÑANA CON LA PALABRA A PUNTO

Imagen: Mohammad Bader Hamdan  (Syrian artist)

Presa de tus cancelas me he soñado de pronto
y desvelada miro la quietud de la noche.
Despertaré mañana con la palabra a punto,
toda carnoso fruto, toda jugo y sabor.

Concha Lagos (Extracto)
De la obra “Con el Arco a Punto“, Colección de Poesía IBn Zaydún, Madrid, 1984

 

 

MAR DE OTOÑO EN PRIMAVERA

MAR DE OTOÑO EN PRIMAVERA

Christian Schloe_digital_artodyssey (33)
Christian Schloe

Este mar triste de otoño en primavera,
una avenida que atardece mojada por la lluvia,
bufandas que ya estaban olvidadas en los cajones,
paraguas que rompe el viento de la costa,
y tú tratando de explicar por qué me dejas.
Aún recuerdo cada una de tus palabras
confundidas con  el olor de la tierra mojada
y la brisa de mar adentro que traía el viento.
No es que no me quisieras,
ni que hubieras dejado de adorarme.
según tú fue el tedio, el hastío,
los domingos aburridos e interminables.
Dices que no hay otro, ni otra,
que es parte de la vida esta derrota.
En fin, que el futuro te regale divertimentos,
que nunca más te venzan la desgana y la monotonía,
ni el desamor, ni el desencanto,
ni te quedes jamás, Dios no lo quiera,
ante uno de estos mares tristes de otoño en primavera.

Santiago Gil
(de su obra TRASMALLOS, 2014)

 

Esta entrada es una especie de canto para el fin de una Primavera, que según los que entienden, en este año 2017 y en el hemisferio norte, finaliza hoy, 21 de junio, justo a la hora en la que esta entrada será publicada, a la 6h 24 m, hora peninsular, momento del Solsticio de Verano, para dar paso a la tórrida estación que más temo…  

AlmaLeonor