FRASES CON IMÁGENES (XIV)

FRASES CON IMÁGENES (XIV)

Vasija ática

“Observo que, siendo la verdad el alma de la historia, es esencial para una composición histórica estar libre de mentiras; porque aunque tuviera todas las demás perfecciones, no será historia, sino mera fábula o romance, si le falta la verdad.”

Pierre Bayle, “Diccionario Histórico y Crítico

FRASES CON IMÁGENES (VI)

FRASES CON IMÁGENES (VI)

Imagen: Xue Jiye
Imagen: Xue Jiye

“La Historia nos ayuda a salir de la ilusión maniquea en la que a menudo nos encierra la memoria: la división de la humanidad en dos compartimentos estancos, buenos y malos, víctimas y verdugos, inocentes y culpables.”

Tzvetan Todorov
(1 de marzo de 1939 – 7 de febrero de 2017)

PARA ESTO ES PARA LO QUE SIRVE LA HISTORIA

PARA ESTO ES PARA LO QUE SIRVE LA HISTORIA

sailors-433980

Artículo de  en Anatomía de la Historia del 15 febrero 2017

No me interesa mucho el pasado y, si quieren saberlo, es la obsesión de este país por la historia lo que, en parte, nos ha metido donde estamos ahora: en la mierda. No puedes entrar en un bar sin que algún caraculo te de la paliza hablando sobre las fronteras de antes de 1918, o remontándose hasta Bismarck, cuando corrimos a patadas a los franceses. Son heridas viejas y no sirve de nada hurgar en ellas.”

Bernie Gunther, personaje alemán de Philip Kerr, en 1936

La Historia es una disciplina que aquí escribo en mayúscula (H-i-s-t-o-r-i-a) para distinguirla de lo que esa disciplina estudia, que es la h-i-s-t-o-r-i-a, esto es, el conjunto de hechos, de acontecimientos, que los historiadores narran tras analizarlos constituyendo con ese discurso suyo escrito lo que es la propia historia, a la que acuden, a la que llegan, por medio o a través de las herramientas de la Historia, que es su oficio, eso de lo que hemos dicho que es una disciplina. Qué lío, sí. Pasado versus oficio. Lo ocurrido versus disciplina. historia versus Historia. Sigo.

La objetividad no es inherente al oficio del historiador, una profesión cuyo ejercicio no carece de intenciones, ni está exenta de partir de una serie de presupuestos sociales y políticos: que conste ya. Si revisamos el pasado es para desprender a la historia de su parte inexcusable de leyenda por medio de la Historia, un ámbito donde y con el que debatir sobre asuntos en absoluto banales.

Los historiadores presenciamos un espectáculo que luego explicamos por medio de una narración, pues no en vano le devolvemos al lector de nuestros libros algo muy parecido al guion de una película que hemos visto con mucha atención.

Nuestra disciplina ha aprendido a enfrentarse al pasado y nosotros, los historiadores, a no temer salir en ocasiones derrotados en ese combate contra un mundo que en realidad no existe; y ello desde la honestidad del profesional que trata de que sus propios intereses no estropeen la realidad que ha de mostrar a su público, a la sociedad civil, no sólo a la comunidad lectora.

En buena parte del siglo XX prevaleció aquella idea historiográfica que quería ver un plan en la historia y reconocía un conjunto de leyes que en ella se dan y que han de ser descubiertas y dadas a conocer por los historiadores. Si Arnold Toynbee y Oswald Spengler mostraron un camino, no hemos sido capaces los historiadores de dar con semejante plan ni encontrar ley alguna. No hemos visto la Historia. Si acaso, nos hemos conformado con atender “las múltiples formas que adopta todo lo que ha dejado de ser”, como ha dejado dicho el historiador colombiano Luis Felipe Valencia Tamayo recientemente.

Y ahora es cuando creo que hay que plantear, cuanto antes mejor, una de las grandes preguntas a este respecto: ¿es la Historia una ciencia? En esa manera suya de analizar y explicar y contar el pasado, esto es, el cambio y la permanencia, la Historia, como ya dije cuando esta revista debutaba en mayo de 2011, es más bien un género narrativo que, a diferencia de la ficción, persigue objetivos científicos.

Los historiadores sólo revisamos el pasado en tanto que revisamos lo que otros han hecho cuando han revisitado ese mismo pasado. De tal manera que la Historia sería “el pasado recordado”, como escribiera el historiador estadounidense de origen húngaro, John Lukacs, experto en la Segunda Guerra Mundial y su correlato, la Guerra Fría.

Jose Luis Ibáñez Salas.

logo

El resto de este interesantísimo artículo, puede leerse aquí, en Anatomía de la Historia.

TRUMP IS THE PRESIDENT

TRUMP IS THE PRESIDENT

14459524716218
Imagen: Ricardo, para EL MUNDO.

¿Es justa la Historia?

… Por tanto nuestro deber será siempre no admirar el poder en sí, sino sólo a las escasas personas que lo consiguieron de forma honrada y justa. De forma honrada y justa sólo lo consigue realmente el hombre espiritual, el científico, el músico, el poeta, porque lo que ellos dan no se lo han quitado a nadie. El dominio terreno, militar y político de un individuo surge sin excepción de la violencia, de la brutalidad; por lo cual en vez de admirar ciegamente a los vencedores hemos de formularnos siempre la pregunta: ¿por qué medios y a costa de quién triunfa alguien? Porque cuando en lo material, en lo político, surge el gran poder de un individuo, raras veces surge de la nada o de un bien sin dueño, sino que casi siempre es de otros, se les arrebata a los más débiles; casi siempre cada gran aureola tiene sospechosamente un brillo de color sangre.

STEFAN ZWEIG
“EL LEGADO DE EUROPA”

 

¡FELICIDADES JOSÉ SARAMAGO!

¡FELICIDADES JOSÉ SARAMAGO!

12241443_516039398567131_960670712518891332_n

José de Sousa Saramago (Azinhaga, Santarém, Portugal, 16 de noviembre de 1922 – Tías, Lanzarote, España, 18 de junio de 2010)

“El pasado es un inmenso pedregal que a muchos les gustaría recorrer como si de una autopista se tratara, mientras otros, pacientemente, van de piedra en piedra, y las levantan, porque necesitan saber qué hay debajo de ellas. A veces les salen alacranes o escolopendras, pero no es imposible que, al menos una vez, aparezca un elefante.”

El viaje del Elefante (2008)

PALMIRA

PALMIRA

palmiraImagen de mediterraneoantiguo.com

Esta es una vista del sitio arqueológico de Palmira, la antigua capital del Imperio de Palmira durante los años 268 a 272 bajo el reinado de la díscola Zenobia, junto al oasis que la dio la vida durante siglos. Está situada en el desierto de Siria, en la actual provincia de Homs, cerca de la ciudad de Tadmur y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1980. La guerra civil siria ha puesto en peligro este y otros monumentos de la zona, y el terrorismo islámico de los grupos extremistas a los que me niego a llamar “estado” de ninguna clase, se está encargando de destruirlos a base de bombas y piquetes. Las últimas noticias al respecto hablan de la destrucción del Templo de Baalshamin y el Templo de Bel.

He decidido no volver a hablar de estas destrucciones. Voy a dejar de lamentar estas noticias. He decidido que no les voy a hacer publicidad compartiendo más noticias de este tipo ni en mi muro de facebook ni en mi blog HELICON. Esta será la última referencia al respecto.

Lo que no saben quienes están haciendo esto, quienes han destruido monumentos y restos arqueológicos a lo largo y ancho del mundo y del tiempo, es que ni Palmira, ni ningún otro sitio o monumento que destruyan desaparecerá para siempre. Ellos si.

La Historia (sí, con mayúscula) siempre hablará de Palmira y de todos los tesoros que esconde, escondió y/o escondieron. Y en esa Historia, solo unas líneas se dedicarán a hablar de un grupo terrorista que asesinaba a personas e intentó asesinar culturas. Lo primero puede que lo consiguieran. Lo segundo no.

AlmaLeonor

 

POR UNA FOTOGRAFÍA… FACEBOOK, ARTE, HISTORIA, ACTUALIDAD

POR UNA FOTOGRAFÍA… FACEBOOK, ARTE, HISTORIA, ACTUALIDAD

1939453_793425047363135_2340763473984917578_n

Recientemente he hablado de la manipulación de las imágenes en un artículo sobre Mentiras publicado en la Revista Digital Anatomía de la Historia, pero hoy quiero hablar de otra cosa, de la imagen como motivo de manipulación, de la utilización de una imagen, bien sea para dañar a alguien, bien sea para obtener un beneficio propio, bien sea para manipular una situación, bien sea para tergiversar hasta el espíritu y sentido de la ley.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la prensa estadounidense y algunos periódicos europeos, divulgaron una fotografía de un infante Adolf  Hitler. Era la fotografía que aparece a la derecha en la imagen de cabecera. Pero no respondía a la realidad, sino que el verdadero Hitler era en encantador niñito de la fotografía de la izquierda. Ver la fotografía verdadera era demasiado sufrimiento, quizá, para ser tolerado. Todo el mundo estuvo de acuerdo en aceptar esa falsa realidad porque lo contrario hubiese supuesto dulcificar demasiado al monstruo.

¿De verdad aceptamos tan fácilmente la manipulación?

Actualmente las redes sociales son el medio de comunicación más rápido y utilizado para difundir información e imágenes. Hay leyes que protegen los derechos constitucionales de las personas y protegen frente a la violación de su intimidad o de publicaciones que puedan considerarse lesivas para su persona o realicen algún tipo de apología al terrorismo o a la violación de los derechos humanos. Hasta aquí todos de acuerdo.

Pero las redes sociales, y voy a hablar de Facebook, no cumplen esta sencilla máxima con el rigor que cabría esperar de un medio de movilización de masas como es el creado por el exitoso Mark Zuckerberg. Todos conocemos casos de páginas rayanas en un flagrante delito, que pese a ser denunciadas por muchos usuarios, siguen campando por sus respetos con la total connivencia de Facebook.

chiquines

La última manipulación de la que he sabido se llama “50 sombras de la Luisi” y plagiaba con todo el descaro posible los textos que el magnífico “chiquin” Ángel Sanchidrián, autor del libro “Sinopsis de Cine”,  pone a disposición de todos nosotros en su muro de Facebook, sobre las aventuras de la Luisi y su mundo de fantasía de andar por casa titulado “50 Sombras de Luisi”, si… solo una palabra diferencia una de otra, y con esa “triquiñuela” alguien se permitió crear una página en su beneficio y en detrimento de su creador, que encima tiene la deferencia y generosidad de ofrecernos a sus lectores sus divertidísimas historias sin pasar por caja. Pues en este caso, con el tesón y la denuncia de todos los que leemos a Sanchidrián, se ha conseguido que la página desaparezca… lo que no me queda claro es si por la intervención de Facebook o porque su autor se habrá aburrido de recibir improperios de los fieles al escritor.

Pero ¿Cuántas páginas siguen en la red mostrando violencia gratuita, maltrato animal, apología del franquismo, nazismo y otras lindezas similares? Muchas. Y ahí siguen sin que podamos conseguir que se respeten mínimamente los derechos humanos.

No quiero que se entienda esta crítica como un ataque a la red Facebook. Solo quiero poner en evidencia algunas malas prácticas que deben ser corregidas, porque ahora las redes sociales son nuestra sociedad paralela, y pese a su carácter virtual, es el modelo de comunicación de masas en el que muchos nos vemos inmersos casi (y sin el casi) cada día.

Y es que hay cosas que las hacen mal. Muy mal. Vamos a contarlo a través de tres conceptos que parece que no son bien entendidos en la red: ARTE, HISTORIA, ACTUALIDAD.

ARTE

10984915_575644699238299_1908409554_n

A través de un amigo común, supe que a Luis Artime le habían denunciado por exhibir esta imagen que alguien consideró impúdica, sexo gratuito, decían, sin tener en cuenta lo que esa imagen era o significaba.

“Egoïste”  (y copio lo que de ella cuenta El Portadista   porque yo no soy una experta), “es una revista legendaria, lo mismo publica textos escritos por premios Nobel que fotos de Avedon o Helmut Newton. Aparece cada cierto número de años, cuando Nicole Wisniak (su editora) siente que el producto está preparado”. Así que fíjense si está elaborada y profesionalizada. Tiene su propia página de Facebook, si alguien quiere buscarla. Y además la portada original puede verse en su página oficial  Nº 17, Tomo II  .

La portada en cuestión (la imagen que se muestra está debidamente “pixelizada” para evitar que a los ávidos del tijeretazo les entre un subidón de adrenalina), no era solo ARTE en estado puro, una fotografía preciosa de Paolo Roversi de una mujer bella. Era, además, un grito de auxilio, el manifiesto de una actriz iraní, Golshifteh Farahani, contra el oscurantismo y discriminación hacia la mujer que reina impunemente en su país. Así que fíjense si tiene mérito fotografiarse desnuda en esa tesitura y publicar la imagen en un mundo que se me antoja cada vez más puritano e idiota.

Pues a este hombre (no le conozco, pero supe de su historia a través de una amigo común de la red), le denunciaron y Facebook pidió(exigió) la retirada de la imagen, cosa que tuvo que hacer sin que en este tribunal inquisitorial se escuche más que a una sola de las partes. Existe una denuncia, alguien la hace caso, ergo, has de ser sancionado.

HISTORIA

Monument-Victor

Hace unos días Javier Sanz de la página de Facebook “Historias de la Historia”, se mostraba muy enfadado porque alguien le había denunciado por publicar una fotografía que, como dije en el caso anterior, no voy a ofrecer aquí para no darles el gustazo a los censores de mentes estrechas.

Ilustraba la historia de este niño, Víctor Cherevichki, desarrollada en un artículo de su blog que, posteriormente compartía en su muro de Facebook, titulado “El niño asesinado por los alemanes cuando intentaba liberar a sus palomas”. La historia y la fotografía de marras, pueden verla en su blog “Historias de la Historia” y de paso echarle un vistazo que es muy bueno. La historia de Víctor es real y fue investigada por este historiador, autor de varios libros y publicaciones. La fotografía es dura. Pero no se puede obviar la realidad. Algunos sí llegaron a hacerlo y en su muro hubo quien hasta cuestionó que la fotografía fuese auténtica por unas cuestiones técnicas que el comentarista decía conocer al dedillo.

Pero las críticas que se le hicieron no fueron por ahí. Tampoco se dedicaban a desmontar su relato, ni a apuntarle algún tipo de error histórico. No. Se limitaban, insultos mediante, a criticar que utilizase esa fotografía concreta para ilustrar la noticia. Y le bloquearon su muro. Javier Sanz lo contó días después bastante enfadado por el tema, pero dispuesto a seguir contando la HISTORIA tal y como ha de ser, con toda la veracidad posible.

ACTUALIDAD

piloto3

El último caso del que voy a hablar me afectó directamente por ser una de las administradoras de la página de Facebook “Pa lo que hemos Quedao”, un magazine sin ánimo de lucro (no tenemos ninguna empresa de ningún tipo vinculada a esta página, ni ninguno de los administradores cobramos un duro por dedicar a esta y a las demás páginas afines nuestro tiempo y dedicación), en la que tratamos de contar cosas, cosas que pasan, de nosotros, de la vida, de este mundo que nosotros mismos construimos (y no “en el que nos ha tocado vivir”), de la ACTUALIDAD. Esta es nuestra definición:

68677_paloque

Pues bien, en ese afán por la divulgación, el conocimiento, la actualidad y la participación, hace unos días, nuestro administrador principal, creador de PALOQUE, autor del blog del mismo nombre,  y “alma mater” de este proyecto cultural, Oscar Fábrega, enlazó una noticia, esta: “Yihadistas del Estado Islámico queman vivo al piloto jordano que tenían capturado”.  No sé si era este enlace concretamente, pero sí que figuraba la imagen, cruda imagen, del hombre en su agonía. Lo que pasó después… bueno, mejor que lo cuente el mismo Oscar…

Querido Mark Zuckerberg. No pienses que te escribo estas líneas para regañarte, pese a que considero tremendamente injusto el bloqueo de tres días al que tú, como dueño de Facebook que eres, me has condenado. Te escribo, desde el cariño, para pedirte, de rodillas, que le pidas a los lumbreras que se encargan de estudiar las denuncias del personal que se lo hagan mirar. Me explico:

La primera vez que me chapaste la cuenta, por aquella viñeta humorística que pretendía criticar el machismo islámico, y que mostraba a unos Adán y Eva musulmanes (él con una hoja de parra que le tapa sus partes pudorosas, ella con una hoja que le tapaba el cuerpo entero), haciendo un esfuerzo de comprensión, fui capaz de medio entenderte y comprendí que igual alguien había sentido que mi crítica dañaba su fe en Alá. Ya sabemos cuánto les molesta a los creyentes que se haga burla de sus creencias sobrenaturales. Y cuan frágil es la fe que a la menor burla se tambalea…

La segunda vez también lo entendí, aunque me costó algo más. ¿Recuerdas? Fue por aquella foto del rodaje de la peli “Mal gusto” de Peter Jackson, en la que salía este comiéndose, figuradamente, un cerebro directamente de su envase. Entiendo que era un contenido violento y desagradable pese a que, sobra decirlo, era ficción. Mea culpa.

La tercera vez me costó más. Pero, durante los días que permanecí en el ostracismo virtual, caí en la cuenta de cuan groso había sido mi error. ¿A quién demonios se le ocurre mostrar una foto de una antropóloga con una chica de una tribu africana con los senos al aire? Entendí que mi desvergüenza y amoralidad debía ser castigada. Y claudiqué.

Pero ahora, querido Mark, pese a que llevo tres días dándole vueltas, no puedo entenderlo. ¿De verdad has considerado que era apología del terrorismo compartir un enlace de un periódico digital que, simplemente, se hacía eco del asesinato a manos de ISIS de un piloto jordano? ¿Consideras justo hacerle caso al imbécil o imbecila que decidió denunciar esta publicación?

Desde el profundo dolor que siento al tener que regañarte, quiero que sepas que no mando a la mierda a tu red social, y a ti de camino, porque tengo muchos amigos aquí que no quiero perder. Pero quiero que sepas que, con el corazón en la mano, estoy dolido por tu asquerosa censura, tu falta de criterio, tu poca vergüenza, tu doble moral y tu puta hipocresía.

Atentamente. Óscar Fábrega.

PD. Te mando recuerdos de mi dedo. Espero que lo entiendas, bonico de cara.

gorila-haciendo-corte-de-manga

No. Evidentemente la imagen no es de Oscar, él tiene más barba… pero como he dicho, no pienso dar gusto a los censores de imágenes para que me corran a gorrazos.

Señores de Facebook… ¿tendrán más cuidado la próxima vez? ¡Gracias!

AlmaLeonor

 

 

HISTORIA CON ALMA: ALEMANIA Y EL 9 DE NOVIEMBRE

HISTORIA CON ALMA: ALEMANIA Y EL 9 DE NOVIEMBRE

10659385_345626968952064_7102953047148119093_n

El domingo 9 de Noviembre, en el programa Tempus Fugit dedicó la sección HISTORIA CON ALMA, a los acontecimientos que la historia ha conocido un día como ese, un 9 de noviembre en Alemania. El cuerpo central del programa estuvo dedicado a un autor almeriense, Alberto Cerezuela y su libro sobre los Secretos y Misterios de Almería, que veía la luz precisamente el día siguiente. Para acabar tuvimos una visita al mismísimo infierno con los AC/DC.

fu

Para escuchar este programa, pinchad en la imagen o aquí en el Podcast. Conviene escuchar todo el programa, que de verdad ha sido muy interesante, pero para acceder a HISTORIA CON ALMA, está a partir del minuto 0:49:25

5 – EL 9 DE NOVIEMBRE Y ALEMANIA.

(el contenido de esta intervención ya estaba en HELICON )

En Historia, como ya hemos dicho, hay fechas que conviene recordar porque son referentes continuos no solo para hablar de Historia, sino también para vivir el día a día de nuestra existencia. Sabiendo más, entenderemos más. El 9 de noviembre, hoy, es una de esas fechas imprescindibles, pero para hablar de ella, vamos a empezar situándonos primero en otra fecha, en el 3 de Octubre, día de la Fiesta Nacional de Alemania

Ese día se conmemora, así se sigue haciendo, así se ha hecho este mes pasado, el aniversario de la entrada en vigor del acuerdo de Reunificación Alemana, que fue firmado en 1990, entre los gobiernos de las antiguas República Federal de Alemania y la República Democrática Alemana. Se ponía fin con este acuerdo a una larga etapa de separación política y territorial llevada a cabo tras la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo para Alemania, el día 9 de noviembre podría figurar como el día más señalado para su historia, pero no se consideró que podría ser conmemorable, porque también cuenta con algunos acontecimientos nefastos para el recuerdo y para la historia alemana y de la humanidad. 

¿Por ejemplo?

Un 9 de noviembre de 1918: Guillermo-II, emperador de Alemania abdica tras la derrota de su país en la Primer Guerra Mundial. Se inaugura entonces el régimen político conocido como República de Weimar, que lleva este nombre en honor a la ciudad donde se reunió la Asamblea Nacional constituyente que proclamó la nueva constitución que, siendo aprobada el 31 de julio de 1919, entró en vigor el 11 de agosto de ese año y que duró hasta 1933.  El nombre de República de Weimar es en realidad un acuerdo historiográfico posterior, ya que en 1919 se seguía utilizando el nombre de Deutsches Reich («Imperio alemán»), aunque adoptó la forma de una república democrática.  Y decimos que duró hasta 1933 porque fue en ese año cuando los nazis obtuvieron la mayoría en las elecciones al Reichstag,  e iniciaron una serie de medidas legislativas (hay que recordar que eran legales, fueron aprobadas en el propio Parlamento) pero que, de hecho, significaron su fin (como permitir la aprobación de leyes sin la participación del parlamento, o la proclamación del Tercer Imperio Alemán), aunque la Constitución de Weimar no fuera revocada oficialmente hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945. 

El primer presidente de la República de Weimar fue Friedrich Ebert (1871-1925), a quien se le deben frases como “No hay libertad sin democracia (…) Quienes aman la libertad, tienen el deber de actuar en su defensa y de recuperarla cuando se haya atentado contra ella.” Y un atentado fue lo que ocurrió en el siguiente 9 de noviembre. 

Fue también un 9 de noviembre, de 1923 creo recordar, cuando se produce un  intento de Golpe de Estado por parte de los nazis, ¿verdad?

Sí, el llamado Putsch de Múnich, llevado a cabo por miembros del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (el NSDAP Partido Nazi, al queHitler había accedido a la jefatura en 1921) y por el que fueron apresados y condenados a prisión Adolf Hitler y Rudolf Hess, entre otros dirigentes del partido. En Europa ya existía esa semilla filofascista y ya se habían celebrado otras manifestaciones de partidos de esta ideología, como la Marcha sobre Roma que Mussolini (dirigente del Partido Nacional Fascista italiano), había realizado un año antes y que acabó por llevarle al poder. 

Pues bien, en la noche del 8 al 9 de noviembre de 1923, Hitler, acompañado de HermannGöring, Alfred Rosenberg y Rudolf Hess (que serían importantes apoyos del dictador más adelante) entró en una Cervecería de Múnich disparando al techo y anunciando que «¡La revolución nacional ha comenzado!». 

Un 9 de noviembre de 1925se fundó las Schutzstaffel o SS (“Escuadrones de Protección”), una organización militar y de seguridad del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP) en Alemania, creadas por Heinrich Himmlercomo “guardia personal” de Hitler, tras salir este de la cárcel el 20 de diciembre de 1924,cuyo lema era «Mi honor se llama lealtad». 

Un 9 de noviembre de 1938los nazis de las milicias del NSDAP, los llamados “camisas pardas” de la «sección de asalto», detienen y destruyen las propiedades de más de 35.000 judíos en la que fue llamada “Noche de los Cristales Rotos” uno de los mayores progromos ocurridos en Alemania y Austria dirigido contra ciudadanos judíos en todo el país.

Pues vaya, como para celebrar entonces el 9 de noviembre la reunificación alemana… 

Con todos estos antecedentes, salvo por la proclamación de la República de Weimar,  y también se produjo en medio de grandes convulsiones sociales y políticas, y tras el final de la Gran Guerra, cuya derrota supuso un mazazo para Alemania, el 9 de noviembre no parecía ser un día para muchas celebraciones en Alemania. Sin embargo aún  hubo otro 9 de noviembre para la esperanza, el de 1989, cuando la RDA decide la apertura de sus fronteras a Occidente y los ciudadanos de uno y otro lado consiguen derribar por fin, material y espiritualmente, el Muro de Berlín, el “muro de la vergüenza”. 

Solo por ese hecho el día 9 de Noviembre podía haber sido el día de la Fiesta Nacional Alemana, pero el resto de acontecimientos de ese día, tan relacionados con un pasado nazi impedía moralmente elegirlo. Tal vez demasiadas conciencias se hubiesen alzado en contra.Pero hay otro acontecimiento el día 9 de Noviembre… 

¿Cuál? 

Ese día se celebra a escala mundial el Día del Inventor (bueno, hay otras fechas que también lo conmemoran, como el «Día de los Inventores Nacionales» que se conmemora el 11 de febrero en los EEUU, aniversario del nacimiento de Thomas Alva Edison, pero como dice el título, es una conmemoración “nacional”). La celebración del Día del Inventor el 9 de noviembre fue una propuesta de un inventor y empresario alemán (Gerhard Muthenthaler) en honor a la actriz e inventora austriaca Hedy Lamarr (1914-2000), que nació un 9 de noviembre de 1914 y era Ingeniera de Telecomunicaciones. 

Pero lo llamativo de este acontecimiento es que Hedy Lamarr (de nombre Hedwig Eva Maria Kiesler) era de origen judío. Desde pequeña fue considerada una superdotada y empezó con 16 años sus estudios de ingeniería, estudios que abandonó en 1931 cuando entró a trabajar en el Teatro Berlinés con el director austriaco Max Reinhardt(1873-1943), uno de los más importantes directores e innovador del teatro moderno, que emigró a los EEUU en 1933 por su rechazo al nazismo. Hedwig Kiesler (aún no se llamaba Hedy Lamarr) se hizo famosa cuando con solo 17 años, fue la primera actriz que exhibió un desnudo integral de 10 minutos en la pantalla y además interpretó un orgasmo con el rostro en primer plano. Ocurrió en la película “Extasis”, rodada en Praga por el director Gustav Machaty, en 1932. Al parecer Mussolini disfrutó de un pase privado y cuando se exhibió en Viena su marido Friedrich “Fritz” Mandl, un magnate de la industria del armamento, entró en cólera loco de celos. Intentó comprar todas las películas existentes y sometió a su esposa a un encierro casi inhumano, pues se dice que hasta la ataba a la cama cuando él no estaba en casa. Tuvo que abandonar el cine hasta que escapó rumbo a Nueva York donde conoció a Louis B. Mayer, de la Metro Goldwyn Mayer, quien se ocupó de relanzar su carrera y la bautizó con el nombre que la haría más famosa que antes, Hedy Lamarr. 

Pero durante su encierro continuó sus estudios de Ingeniería a la vez que actuó muy ingeniosamente sonsacando a clientes y proveedores de su marido los pormenores de la tecnología armamentística de su época, dicho de otra forma, actuó de espía y puso más tarde dichos conocimientos a disposición de las autoridades de los EEUU. Pero ella trabajó en su campo y también ideó y patentó junto al compositor George Antheil en los años 40, algo que llamó “Técnica de Conmutación de Frecuencias” que le devolvería notoriedad en los últimos años de su vida. Este invento, que no sé muy bien lo que es, permitió a la Marina de Estados Unidos transmitir señales secretas sin que éstas fueran interferidas en lugares como Vietnam o durante el bloqueo a Cuba, en 1962. Y también fue una contribución importante para ampliar enormemente el sistema actual de telecomunicaciones inalámbricas, como las redes WiFi y los dispositivos móviles. 

La curiosidad de este apunte, para mí, estriba en que al final, Alemania tiene algo que celebrar el 9 de Noviembre, una conmemoración aunque sea compartido con el resto del mundo, pero curiosamente, gracias al impulso de un empresario alemán, por reconocer los méritos de una mujer austriaca de ascendencia judía. 

La vida, y la historia, dan muchas vueltas, indudablemente.

AlmaLeonor

1798082_343563865825041_1363937805365310223_n

Quiero recomendar especialmente este programa de Tempus Fugit que no contó con una HISTORIA CON ALMA, pero que resultó muy, muy interesante. Javier Arries nos ofreció una magnífica puesta al día sobre un tema de actualidad, los vampiros, tema que desarrolla ampliamente en su libro.  El resto de contenidos también merecen la pena, como siempre: Alvaro Anula Pulido nos contará una maravillosa historia de amor… Óscar Fábrega nos presentará a un chino que es china o viceversa y acabaremos de fiesta con el grupo Blondie. ¿Te lo vas a perder? Para escucharlo pinchar en la imagen o aquí, en el Podcast.

AlmaLeonor

 

 

HISTORIA CON ALMA: NOMBRES Y MÁS NOMBRES

HISTORIA CON ALMA: NOMBRES Y MÁS NOMBRES

1798082_343563865825041_1363937805365310223_n

Fugitivos… ¿sois realmente conscientes? bueno, eso lo podréis comprobar este domingo, pues tendremos el enorme placer de volver a contar con Antonio Orbe Mendiola, que nos hablará de su opúsculo “Sobre la conciencia”. Y más tarde, la sección EL ALMA DE LA HISTORIA, con un tema al que volveremos varias veces, NOMBRES, NOMBRES Y MÁS NOMBRES en la Historia. Para terminar Moser nos mostrará la enfermedad como camino y acabaremos leyendo un cómic muy especial…

fer

Y para escuchar este programa, pinchad en la imagen o aquí en el Podcast. Conviene escuchar todo el programa, que de verdad ha sido muy interesante, pero para acceder a HISTORIA CON ALMA, está a partir del minuto 0:46:00

4 – NOMBRES, NOMBRES Y MÁS NOMBRES.

Hoy nos vas a hablar de nombres, e incluso de nombres raros… Alma…

Pues sí. La Historia también son nombres. Nombres de personajes, nombres de lugares, nombres de periodos, nombres de corrientes históricas, nombres de batallas, nombres de reinos, de imperios… No en vano siempre se dijo que uno de los más llamativos “callos” de la asignatura de Historia era aprenderse “la lista de los Reyes Godos”.

En todo caso, lo farragoso es tener que aprender de memoria una larga lista de personajes, ya sean reyes godos o emperadores romanos, o gobernantes de la antigüedad (Sumer, Acadia, Ur, Babilonia, el Reino Hitita, Egipto) y no digamos ya si nos decidimos estudiar la Historia de India, China o Japón… Pero no resulta tan difícil cuando nos apasiona su historia. Por ejemplo, es fácil que de todos esos lugares que he mencionado muchos sepamos y recordemos nombres como el de Hammurabi de Ur o Nabucodonosor de Babilonia, o Ramses de Egipto, o la dinastía Ming de China… Siempre hay nombres que podemos recordar y situar con facilidad, lo que significa que “aprender nombres” no es complicado, solo hay que tener algún interés en aprenderlos.

Bueno, a diferencia de las dificultades de aprender fechas, los nombres parecen más fácil de aprender, aunque a veces hay alguno que se las trae, ¿verdad?

Lo que ocurre en Historia es que en ocasiones no tenemos más remedio que saberlos, o por lo menos tener un “armazón” claro donde situarlos, porque muchas veces se hace referencia a un periodo concreto en un lugar determinado mencionando el nombre del personaje, por ejemplo podemos escuchar hablar de la “época napoleónica” o “la Roma de Nerón”, o “en tiempos de Salomón”, etc. No es una costumbre actual, ni una forma de “ahorrar” datos ni de complicar la vida a todo aficionado a la Historia, en realidad es una forma muy antigua de datar.  Si. Si en el anterior programa hablábamos de fechas que al final era necesario aprenderse, hay nombres que tenemos que tener bien situados en nuestra mente porque también sirven como indicadores de tiempo y lugar. En la antigüedad esta y no otra era, en muchos sitios, la forma en la que se medía el tiempo: por el nombre del rey o emperador, como en Asiria o Egipto, o por el nombre de Cónsules y emperadores como en Roma, etc. Y son muy fiables. De ahí que aprenderse la lista de los Reyes Godos, implicaba también aprender una determinada relación cronológica.

Claro, porque fecha y nombres están íntimamente relacionados ¿no?

En realidad no es algo tampoco ajeno a nosotros y nuestra cultura. Hasta el siglo XVIII era muy corriente fechar documentos haciendo referencia al santoral, por ejemplo: in diem sancti Andre apostoli,  noviembre, 30, San Andrés o “por San Antón se pusieron en camino las huestes del rey”, etc… y en nuestro país es muy corriente seguir utilizando esta “datación” para relacionarnos habitualmente por ejemplo “para el Pilar estaré en Zaragoza”, “me caso el día de Santiago”, etc. Y todos sabemos en qué fecha situarnos.

Claro pero en la historia se suelen emplear nombres para épocas o culturas que han existido, ¿cómo surgen estos nombres?

No, no es de estos nombres de los que quería hablar hoy, ya tendremos un programa o más de uno dedicado solo a las cronologías, que da para hablar mucho y muy entretenido e interesante. Hoy quería comentar algo de nombres propios, de nombres propios de lugares. Y No es difícil, de verdad que no. Es solo cuestión de poner un poquito de atención… aunque para ser sinceros del todo, si que hay que decir que la Historia no nos ayuda siempre. Para empezar hay nombres que utilizamos con mucha alegría sin saber que en realidad no es así como se llamaban a sí mismos, o ni siquiera sabemos cómo se llamaban a sí mismos. Por ejemplo cuando hablamos del Imperio Bizantino, hay que saber que es un nombre que adoptaron historiadores franceses en los siglos XVI y XVII al hacer referencia al Imperio Romano de Oriente que es como denominaban los emperadores a su territorio. Bizancio fue el nombre que los griegos dieron a una colonia que fundaron en el enclave donde el emperador Constantino fundó en el año 330 d.C. Constantinopla, la ciudad que se convertiría en la capital del Imperio en Oriente y que tras la conquista turca se llamó Estambul, nombre que aún conserva. Fueron los historiadores, por convención, quienes decidieron utilizar el nombre de Imperio Bizantino para diferenciarlo del Imperio Romano, una vez que este cayera en occidente.

Pero esto es una costumbre más común de lo que pensamos ¿no? 

Es una costumbre más corriente de lo que pensamos. Sobre todo en lo referente a pueblos de la Antigüedad, sin registros escritos, o con escrituras no descifradas, los historiadores, por convención suelen atribuirles un nombre identificativo. Por ejemplo las culturas de Harappa y Mohenjo-Daro en Pakistan, la cultura Valdivia precolombina, la Minoica griega… 

…si alguno de los habitantes de esos lugares apareciese de repente en el presente no reconocería esos nombres como propios de su cultura u origen. Son nombres que se dan por convención, por acuerdo entre historiadores. Y hay veces que se mezclan varios nombres, por ejemplo en la excavación de lo que Heinrich Schliemann (pseudoarqueólogo, ya hablaremos de él) identificó como Troya en 1870 era conocida en su tiempo también como Ilion, tal y como Estrabon menciona en sus obras “dicen que la ciudad de los actuales ilieos…” y los turcos la denominaron Truva en su momento. Hoy en día es conocido, entre especialistas como “El sitio de Hisarlik”, el nombre turco de la colina donde están situadas las excavaciones de las muchas “troyas” existentes, pues ahora se sabe que en ese emplazamiento se desarrollaron y se destruyeron muchas ciudades desde el Neolítico.

Una cosa es el nombre que le damos a una cultura y a un lugar y otra el nombre que le dan los protagonistas de esa cultura… 

Por ejemplo, tampoco sabemos muy bien como se llamaban los pobladores de la península Ibérica anteriores a la conquista romana… la mayoría de las denominaciones de los pueblos que hoy conocemos muchas veces como origen de nuestra identidad local, los arévacos, vacceos, vettones, oretanos, ilercavones, turdetanos, etc, etc, son los nombres que nos han llegado de obras romanas y en algunos casos nombrados e identificados de diferentes formas según el texto. No sabemos si era así como se llamaban así mismos o si era el nombre del territorio que ocupaban, o de una parte de él, o de algún antepasado mítico, o si simplemente los romanos decidieron llamarlos así… Por ejemplo existe una gran confusión acerca de los Vascones, Cantabros y Astures, que no corresponden al territorio que hoy podríamos relacionar con cada uno de esos vocablos.

  • Por ejemplo los Vascones eran un pueblo que los romanos situaban en lo que hoy es el Pirineo Navarro y prácticamente esta provincia hasta el Ebro.
  • Astures, parece ser el nombre de uno de los pueblos que configuraban el grupo de los habitantes de una zona en torno al río Esla, hoy, Astura entonces. O al menos ese nombre identificaba el territorio, que llegaba hasta León actual, donde se asentaban muchos pueblos que acabaron todos ellos siendo denominados por el genérico de Astures.
  • Por Cántabros los romanos identificaron a los grupos que se alzaron contra ellos en las llamadas “guerras cántabras”. Eran varios los pueblos que configuraban esta oposición y ocupaban una ancha franja de terreno que hoy situaríamos desde el este de Asturias hasta Vizcaya y parte del norte de León y Palencia.

El mismo término de Hispania sigue hoy en día estudiándose. En principio parece ser que los romanos mantuvieron el nombre que en origen le habían otorgado los fenicios, un vocablo que se podía interpretar como “tierra de conejos”, y así lo mantuvieron, como “tierra cuniculosa” que diría Cátulo y hasta acuñaron monedas en nuestro territorio en las que aparece un conejo.

De hecho algo parecido es lo que pasó con los romanos y los godos ¿verdad? 

Lo mismo ocurre con los pueblos que el Imperio se encontró al otro lado del limes del Danubio, a los que llamó, genéricamente “germanos” y que en realidad estaban compuestos por muchos pueblos diferentes llegados de muchas zonas diferentes, desde Suecia a las estribaciones de Ucrania, de Polonia, de Alemania… Cuando el Imperio Romano desaparece, muchos de estos pueblos, que habían alcanzado ya todos los rincones romanizados, fueron llamados “Godos”, a los de occidente “visigodos” (que son los que se establecieron en España hasta la llegada árabe) y a los de oriente “ostrogodos” (que son los que llegaron a conquistar Roma con Teodorico y fueron aniquilados por Justiniano de Bizancio), pero su composición era muy variada, estaban conformados por muchas tribus diferentes….  Pero sea como fuere, esos nombres les identifican, y con ellos seguimos conociéndoles hasta que un descubrimiento, o investigación histórica saque a la luz algún nuevo dato o nombre más acertado.

Si pero se siguen creando nombres históricos ¿verdad Alma? 

Y no es solo una costumbre antigua. El mismo nombre de América tiene un origen curioso y no es para nada un nombre dado por sus propios habitantes… y en las divisiones territoriales y administrativas que se llevaron a cabo tanto en este continente como en África o Asia por las sucesivas colonizaciones europeas, los nombres llegaron a ser tan arbitrarios como exógenos, por ejemplo Filipinas fue llamando así en honor al Rey Felipe II (era aún Príncipe de Asturias) y Liberia, un país africano fundado a principios del siglo XIX por ciudadanos de los Estados Unidos como una colonia para que se instalaran antiguos esclavos africanos liberados, aunque luego más tarde se independizó como país. Ocurrió lo mismo con Sierra Leona, pero esta para esclavos libres del Reino Unido. 

Terminamos con un apunte curioso. Oscar ¿Tú cómo escribirías la palabra Historia, con mayúscula inicial o sin ella?? ). 

Uff… no sé qué decirte, en principio si nos referimos a la Historia, como Historia, sería con mayúscula… ¿no? 

La palabra Historia con el significado de pasado se suele escribir con mayúscula, sobre todo si se quiere enfatizar ese pasado, o si se quiere darle un tono mayestático en la redacción (como en el tópico “pasar a la Historia”), aunque esa no es la norma. La Academia Española solo recomienda la mayúscula cuando forma parte de un nombre propio (como Real Academia de la Historia, Facultad de Historia), para todo lo demás recomienda la minúscula, pero lo cierto es que se suele escribir en minúscula solo cuando se trata de una historia particular, ya sea de una persona o de una cosa o de una situación (como cuando decimos “la historia de mi vida”). También utilizar el plural tiene un significado diferente, y en este caso la palabra “historias”, que fue el título que utilizó Heródoto para su obra,  tiene hasta una connotación negativa (“¡no me cuentes historias!”) Y por hoy, ya hemos contado bastantes.

AlmaLeonor.