FRASES CON IMÁGENES (XIX)

FRASES CON IMÁGENES (XXIII)

Venus Prehistórica. Museo Nacional de Arqueología de Malta.

«En ningún momento he dudado que las mujeres son tontas. Al fin y al cabo el Todopoderoso las creó a imagen y semejanza de los hombres».

George Eliot
seudónimo de la escritora británica
Mary Anne Evans (1819-1880).

 

Anuncios

DE MUTILADOS Y DISCAPACIDADES HISTÓRICAS (I)

DE MUTILADOS Y DISCAPACIDADES HISTÓRICAS (I):

De la Prehistoria al fin de la Edad Media

Artículo de Alma Leonor López publicado el 1 de abril de 2013 en la Revista Digital Anatomía de la Historia, sección Discusión Histórica.

Viejo de la Chapelle-Aux-Saints

Actualmente, uno de los hombres más influyentes en la economía mundial es el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble; y uno de los “cerebros” más fascinantes en el presente panorama científico internacional es el del físico Stephen Hawking.

Ambos comparten una particularidad, y es que necesitan de una silla de ruedas para desplazarse. Schäuble desde 1990, cuando quedó parapléjico tras sufrir un atentado en Friburgo, nueve días después de la unificación Alemana. Y Hawking padece esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad que le obligó a utilizar una silla adaptada a la que incluso ha tenido que incorporar un generador de voz ante el imparable avance de su mal. Ambos sufren una discapacidad física.

Ciertas personas acusan una deficiencia unas veces por una enfermedad o problema genético (como Hawking) y otras les vendrá impuesta por una causa externa (como Schäuble). Este artículo habla del protagonismo de algunas de ellas en la historia.

DESDE LA PREHISTORIA

De discapacidades nos habla hasta la Prehistoria. Erik Trinkaus, paleoantropólogo de la Universidad de Washington, y uno de los mayores expertos del mundo en neandertales, estudiando al Viejo de la Chapelle-aux-Saints, un espécimen de neandertal (se le estima una edad de 60.000 años) cuyos restos se hallaron en esa cueva en 1908, determinó que sufría de varios problemas y enfermedades importantes: artrosis grave en cervicales y hombro, osteoartritis, pérdida de molares y encías, sordera parcial, una rodilla deformada, un dedo del pie aplastado… Con toda seguridad, este “viejo” necesitó de la ayuda solidaria y altruista de sus congéneres para sobrevivir. Trinkaus ya había comprobado este comportamiento social con el espécimen de Shanidar 1 (en Irak, de hace unos 80.000 años), que presentaba lesiones por aplastamiento en la mitad del cuerpo (con hemiplejía en el lado derecho) y en el cráneo (con pérdida de visión en un ojo), así como múltiples fracturas (curadas) en el brazo derecho… y, pese a todo, sobrevivió gracias al grupo.

Shanidar 1

También en el yacimiento español de Atapuerca  se desenterró en 1994 un espécimen que se dio en llamar el Viejo de la Sima de los Huesos. En realidad eran solamente una pelvis y parte del tronco de un heidelbergensis de hace medio millón de años, pero permitieron averiguar muchas cosas. Primero, que era un individuo de edad avanzada (superaba los 45 años, muy mayor, equivale a unos 80 años actuales) y segundo, que sufría un “cierto grado de minusvalía locomotriz”: una cifosis lumbar degenerativa que le provocaría una curvatura pronunciada de la espalda, y una espondilolistesis moderada que haría que sufriera de una cierta desviación de la columna respecto al sacro.

Se concluyó que debió de necesitar de la ayuda de otros miembros del grupo para llegar a esa edad en su estado y que, por lo tanto, evidenciaría el primer caso de asistencia grupal a un miembro con discapacidad.

LAS PENAS DE MUTILACIÓN EN LA ANTIGÜEDAD

Dado este espíritu de camaradería en tiempos tan tempranos, sorprende encontrar, ya dentro de la Historia, no solo la más que posible ausencia de la misma, sino la preponderancia de leyes que ordenaban mutilar a sus semejantes:

Estela de Hammurabi

Ley 192: Si el hijo de un favorito o de una cortesana, dijo al padre que lo crió o la madre que lo crió: “tú no eres mi padre”, “tú no eres mi madre”, se le cortará la lengua.
Ley 193: Si el hijo de un favorito o de una cortesana ha descubierto la casa de su padre, ha tomado aversión al padre y la madre que lo han criado, y se fue a la casa de su padre, se le arrancarán los ojos.
Ley 194: Si uno dio su hijo a una nodriza y el hijo murió [porque] la nodriza amamantaba otro niño sin consentimiento del padre o de la madre, será llevada a los jueces, condenada y se le cortarán los senos.
Ley 195: Si un hijo golpeó al padre, se le cortarán las manos.
Ley 196: Si un hombre libre vació el ojo de un hijo de hombre libre, se vaciará su ojo.
Ley 197: Si quebró un hueso de un hombre, se quebrará su hueso.
Ley 200: Si un hombre libre arrancó un diente a otro hombre libre, su igual, se le arrancará su diente.
Ley 205: Si el esclavo de un hombre libre abofeteó un hijo de hombre libre, se cortará su oreja.
Ley 218: Si un médico hizo una operación grave con el bisturí de bronce y lo ha hecho morir, o bien si lo operó de una catarata en el ojo y destruyó el ojo de este hombre, se cortarán sus manos. 

El Código de Hammurabi (entre el 1790 y el 1750 a. C.), no dejaba lugar a dudas respecto a la “ley del Talión” que aplicaba, aunque hay que decir, en honor a la verdad, que estas leyes (al igual que otras orientales, como el Código de Ur, algo anterior), pretendían poner fin a prácticas individuales de venganza por la comisión de un desagravio.

En realidad, estas leyes tan drásticas (la pena de muerte era más frecuente que la de mutilación, aunque la mayoría eran pecuniarias), pretendían principalmente, además de la restitución del daño, producir un efecto ejemplificador. Eran penas con un marcado carácter social, algo que, en cierto modo, ha pervivido desde entonces en, por ejemplo, la “marca” a fuego en la piel de las prostitutas en la época medieval, las ejecuciones públicas practicadas profusamente hasta la historia reciente, o en las actuales normas legales extremas de algunos países en los que la amputación de una mano al ladrón (caso de Irán o Mali, por la ley islámica o sharia) o la lapidación a la adúltera (más corriente aún: en Sudán, Mali, Irán, Afganistán…), pretenden dejar constancia pública y notoria de su “infame” falta o condición.

Crucificados en el Imperio Romano

También Roma sucumbió al ejercicio del castigo por mutilación. Admitía la lesión corporal y la mutilación permitiendo que fuesen los parientes de la víctima quienes ejerciesen de ejecutadores de la sentencia. A los cristianos condenados por su herejía se les podía aumentar la pena con la amputación del pie izquierdo o la ceguera del ojo derecho, penas que más tarde emplearía Constantino para castigar a quienes robaran iglesias o violaran sepulturas (curiosamente también a “funcionarios subalternos que cometiesen defraudaciones”, según el historiador y jurista alemán Theodor Mommsen).

Todos estos castigos por mutilación permanecieron durante el Imperio con la misma severidad, hasta que Justiniano los prohibiera… para utilizar la amputación (o luxación de un miembro) como agravamiento de la pena inicial, una potestad que se otorgó a los Tribunales.

Justiniano en la Basílica bizantina de San Vitale en Ravena

¡Ah, los bizantinos!… ahí sí que encontramos a expertos “mutiladores”, desde que en el siglo VII Martina y su hijo Heracleonas fueran destronados por decisión del Senado y, por primera vez, se utilizase en sus personas la amputación de miembros (a la primera la lengua y al segundo la nariz), consagrando así la “incapacidad del amputado para un cargo público” (en el 641, según el gran bizantinista George Ostrogorsky).

La historia bizantina está plagada de mutilaciones. Constantino IV (668-685), en el año 681, mandó cortar la nariz a sus hermanos, Heraclio y Tiberio, para que no le hiciesen sombra ni le disputasen el trono. Antes de acabar el siglo, Leoncio (695-698) había hecho cortar la nariz y la lengua de su antecesor Justiniano II (685-695) al derrocarle, y él mismo sufrió la mutilación a manos de Apsimar, quien le apartó del trono y se hizo llamar Tiberio III (698-705).

Leoncio acabó siendo ejecutado por Justiniano II cuando regresó al trono. Si, aún con la nariz cortada (se aplicó una prótesis de oro y la mutilación parcial de la lengua no le impedía hablar), Justiniano II volvió a tomar las riendas del imperio entre el 705 y 711, con el sobrenombre de Rhinotmeta (nariz cortada), y “en el futuro, esta práctica ya no se volvió a aplicar a pretendientes al trono o  a emperadores destronados”, dice Ostrogorsky. Justiniano II reinó de manera despótica y lo primero que hizo fue mandar ajusticiar a todos los que él consideraba implicados en su derrocamiento (lo fueran realmente o no), así como a cualquier enemigo real o supuesto, acabando su vida arrestado y decapitado.

Pero el primitivo Código de Justiniano el Grande (siglo VI), basado en el Derecho romano, sufrió las consecuencias de esta orientalización que resultó drástica en el siglo VIII con la promulgación de la Égloga (‘extractos’), una serie de modificaciones legislativas sancionadas por Leon III (717-741), que contenían “todo un sistema de castigos corporales como no lo conoció el derecho justinianeo: amputación de nariz y lengua, sección de la mano, sacar los ojos, rapar y quemar el pelo, etc.” (G. Ostrogorsky). Sin embargo, A. A. Vasiliev afirma que “en la mayoría de los casos tales castigos están destinados a sustituir la pena de muerte” y eran de aplicación igualitaria, mientras que el Código de Justiniano prescribía penas diferentes según eestatus social. Así que cualquier paria podía ser condenado a la pena de amputación de la lengua o la nariz y estar sumamente agradecido por ser tratado como a un emperador.

La emperatriz Irene

O como el hijo de una emperatriz. Porque si crueles podían ser los emperadores bizantinos, también las emperatrices les emularon con bastante pericia, al menos una, Irene (797-802, regente desde el 780). La emperatriz (ella se hacía llamar “Basileus”, emperador, en masculino) que pasará a la historia, además de por organizar una de las mayores trifulcas con la Iglesia cristiana por la cuestión iconoclasta, por hacer cegar a su hijo, Constantino VI, para evitar que la destronara (en agosto del 797).

Un par de siglos más tarde dejaron de “afear” los rostros de los posibles candidatos al trono para utilizar el método de la castración. No es que se castrase al enemigo, sino que los emperadores bizantinos se fiaban de los eunucos castrados porque esta circunstancia les impedía legalmente acceder al trono.

Pero también acabaron encontrando el camino (el poder es lo que tiene, que agudiza el ingenio) y Basilio Lekapenos (945-985), que era bastardo además de castrado, fue escalando puestos hasta alcanzar los más altos: Fue primero “parakoimomenos” (una especie de mano derecha “full time” del emperador), luego primer ministro para tres emperadores, y finalmente emperador.

LA PLENA EDAD MEDIA

La Edad Media fue asimismo testigo de una curiosa contradicción. Por un lado, la coronación de un rey leproso, Balduino IV de Jerusalén, cuando contaba con 13 años; un rey que, contra todo pronóstico, se mantuvo en el trono y dominó su reino durante más de una década (1174-1185). Su cuerpo acusó enseguida los estragos de la terrible enfermedad y tenía que ocultar su rostro con una máscara de plata al tiempo que sus manos y piernas se desvanecían y la ceguera le alcanzaba cerca ya de su muerte a los 24 años.

Balduino IV de Jerusalén, el rey leproso, en la película Kingdom of Heaven (2005)

Pero, por otro lado, la época de las Cruzadas y de los reinos cristianos de Oriente conoció un trasiego de miembros “incorruptos” de santos a modo de reliquias que, procedentes de Tierra Santa, inundaron las catedrales, monasterios, iglesias y abadías de toda Europa. Mientras, la nefanda costumbre de mutilar a enemigos, insumisos, díscolos, e indisciplinados salteadores de la ley, no acabó ni con la caída de Constantinopla a mediados del siglo XV.

Si hallares que alguno de ellos hurten, castígalos también cortándoles las narices y las orejas, porque son miembros que no se podrán esconder”.

Así se expresaba Cristóbal Colón, en las instrucciones que trasmitía el 9 de abril de 1494 a mosén Pedro Margarite. Y no fue el único caso, también Pedro de Valdivia se explicaba en los mismos términos:

Prendiéronse trescientos o cuatrocientos, a los cuales hice cortar las manos derechas e narices, dándoles a entender que se hacía porque les había avisado viniesen de paz…”

AlmaLeonor

Finaliza en De mutilados y discapacidades históricas (y II)

¿QUIÉN ES EL HOMO FLORESIENSIS?

¿QUIÉN ES EL HOMO FLORESIENSIS?

homo_floresiensis_06

Pocas cosas sabemos con certeza de la Prehistoria del hombre salvo, quizá, su origen africano, como ya adelantara Charles Darwin hace más de un siglo:

Podemos, pues, con gran probabilidad afirmar que África fue antes habitada por especies que ya no existen, que eran muy parecidas al gorila o al chimpancé; y como quiera que estas dos especies son las que más se asemejan al hombre, es también probables que nuestros antecesores habitaran África más bien que otro continente alguno.

Charles Darwin “El origen del hombre” (1871)

Sin embargo, con los últimos adelantos en investigación genética y gracias a los muchos descubrimientos arqueológicos recientes, podemos afirmar que nunca supimos tanto y, a la vez, tan poco de la prehistoria del hombre como en el momento actual. Cada nuevo descubrimiento abre mil incógnitas más. Por ejemplo, con el hallazgo del Homínido de Denisova hallado en Siberia o con el descubrimiento del Hombre de Flores en una remota isla al sur de Indonesia, que están revolucionando todos los conocimientos sobre evolución humana adquiridos hasta la fecha. En el caso del Homo floresiensis, además, otras muchas incógnitas se vienen a sumar a la de su extraña configuración morfológica.

Todos los investigadores, desde el mismo día de su hallazgo, allá por los años 2003/2004, se preguntaron muchas cosas sobre este extraño ser, pero sobre todo, se preguntaron cómo es posible que llegara hasta allí. Siguiendo la estela de su curiosidad, empecemos, pues, por conocer un poco más de los movimientos prehistóricos humanos desde África.

[…]

AlmaLeonor López.

Así comienza mi artículo publicado en la revista digital Historia y Arqueología.net, que dirige Xavi Bonet y que ha tenido la deferencia de publicar el pasado día 22. Puede leerse completo pinchando aquí.

HISTORIA CON ALMA: FECHAS Y MÁS FECHAS

HISTORIA CON ALMA: FECHAS Y MÁS FECHAS

1509768_10205316495930900_3014596323314294893_n

Bueno, ya tenemos la tercera entrega de HISTORIA CON ALMA en el programa TEMPUS FUGIT de Cándil Radio en Huércal de Almeria. En esta ocasión muy bien acompañado por la magnífica entrevista realizada a Jose Ignacio Carmona sobre su libro “Santa María de Melque y el Tesoro de Salomón”, junto al resto de secciones del programa: Moser, en MEDICINA2, habló del DOCTOR ASUERO, y Antonio, en ROCK & GHOST, trató de DIABOLOUS IN MÚSICA. La novedad de esta semana es que se emitió a las 23:00 por… motivos ajenos a nuestra voluntad, osea, un partido de fútbol que ocupó más tiempo de radio.
Para escucharnos en directo on line, cada domingo aquí
Para comentar en directo la jugada, únanse a nuestro grupo TEMPUS FUGIT de Facebook
Para escuchar nuestros anteriores programas, se puede entrar en el Histórico de Tempus Fugit.

Y para escuchar este programa, pinchad en la imagen o aquí en el Podcast. Conviene escuchar todo el programa, que de verdad ha sido muy interesante, pero para acceder a HISTORIA CON ALMA, está a partir del minuto 0:37:40

Sin título

3-FECHAS Y MÁS FECHAS.

 ¿De qué vamos a hablar hoy Alma?

De una de las cosas que hacen que los estudiantes “odien” la Historia… que hay que aprenderse fechas y más fechas… ¡Hombre! ¡No es para tanto! Fechas si que hay en la Historia, ¡pero es que forman parte de la propia Historia!… sin la fecha, el acontecimiento no tendría sentido “histórico” y por eso hay muchas fechas que nos resulta fácil recordar, como por ejemplo la llegada de Colón a América ¿no? Y con datación completa además: El 12 de Octubre de 1492… lo que a lo mejor no sabemos es precisar un poco más como que la avistada de tierra sucedió, según el diario de a bordo de Cristóbal Colón, “a las dos horas pasada la media noche”, del día 11, o sea, a las 2 de la madrugada del 12; o no conocemos o no nos sabemos de memoria otras fechas relacionadas con el acontecimiento colombino, por ejemplo que partió del puerto de Palos el 3 de agosto de ese año; que el 15 de enero de 1493 Colón toma la decisión de partir hacia España; y que llega a Lisboa el 4 de marzo de 1493 a bordo de La Niña, mientras La Pinta había alcanzado la costa de Bayona el 18 de febrero anterior… estas cosas.

Es muy difícil recordar tantas fechas tan importantes… son tantísimas las culturas y civilizaciones ¿no?

No lo recordamos todo, aunque normalmente sí que retenemos en nuestra memoria más fechas de las que creeríamos, y sin ninguna dificultad además, quiero decir que no hay que ponerse a “estudiar” el árbol genealógico de familia y amigos, para saber los cumpleaños de prácticamente todos ellos… y las fechas más señaladas… y las más nefastas… y muchas otras fechas relacionadas con nuestro equipo de fútbol favorito o con nuestro pueblo, por ejemplo. No es tan complicado aprenderse fechas en realidad, y sí, en Historia es necesario aprenderse, al menos, algunas fechas.

Pero para ello disponemos de unas palabras, digamos “comodín”, que vienen en nuestra ayuda. Por ejemplo en Prehistoria tenemos las palabras “aproximadamente”, “entre” y “hace”… son palabras que nos ayudarán a saber y componer fechas. Veamos un ejemplo:

  • El hombre pobló Europa entre hace un millón y 800.000 años.
  • Se considera que el homo hábilis es el primer homínido que fabrica herramientas HACE 1,8 millones de años.
  • La gran migración del homo sapiens Africano tuvo lugar APROXIMADAMENTE HACE 120.000 años.

Las fechas que se manejan en Prehistoria son enormes y aunque es difícil precisarlas mucho más, sí que hay formas de hacerlo. Por ejemplo, con las dataciones por Carbono 14 y otros métodos científicos, de los que hablaremos un día, las dataciones en Prehistoria son apasionantes. 

Si entramos ya en el periodo de la HISTORIA, que si escuchasteis la intervención anterior recordareis que dijimos que se considera Historia el “tiempo histórico” transcurrido desde la aparición de la escritura (en Sumeria en el IV milenio a.C.) hasta la actualidad; pues bien, ya dentro de la Historia, la expresión a.C. es otra de las “palabras comodín” que nos ayudarán a situarnos cronológicamente. Los acontecimientos históricos se fechan “antes” o “después” de la era cristiana que da inicio con el nacimiento de Cristo. Por lo tanto, no hay “siglo O”, o es siglo I a.C. o es siglo I d.C.  Aunque aquí también habría que hacer muchas precisiones, y hablaremos de ellas, de momento nos quedamos solo con este dato. 

La expresión d.C. no se suele utilizar a no ser que en el mismo párrafo aparezcan las dos fechas, para no confundir la narración. Después de la era solo se expresa el siglo: Siglo I, Siglo V… pero todo lo sucedido antes de ese “año 1”, se escribe con la expresión a.C.,  y es válido tanto para siglos, siglo I a.C., siglo V a.C, como para milenios, como la expresión que hemos usado al referirnos a que la escritura nace en Sumer en el IV milenio a.C.

Pero hay que seguir teniendo cuidado, pues esta cuenta es hacia atrás… Cuando hablábamos el otro día de Heródoto y Tucídides decíamos que el primero vivió entre el 484 y el 425 a. C. y el segundo, ERA MÁS JOVEN, y nació en torno al 460 a.C. (no se conoce muy bien la vida de Tucídides), y por cierto esta es otra palabra que nos puede ayudar, “en torno a”, que podemos encontrar con la expresión latina circa. Si fuesen fechas d.C. Tucídides, al nacer en el 460 sería mayor que Heródoto que nació en el 484. Pero no es así, es una cuenta al revés. Y eso hay que tenerlo muy en cuenta cuando leemos algo sobre Historia porque podemos equivocarnos en 2000 años nada más y nada menos. Por ejemplo es fácil que encontremos en algún sitio que la cultura Sumeria, se desarrolló hace unos 6000 años. Pero si antes hemos dicho que fue en el IV milenio a.C. ¿no es un error? Pues no, no lo es. Porque el 4000 a.C. es lo mismo que si HOY decimos hace unos 6000 años. Sin embargo, a principios del siglo XX, cuando se descubre y excava Sumer, la fecha sería diferente, por eso en Prehistoria, para no incurrir en errores se adoptó una forma diferente de datar, que es la llamada BP “Before the present en la que 1950 se toma como “año cero”, pero como he dicho antes, ya hablaremos de ello.

Supongo Alma que cuanto más nos retrotraemos en el tiempo más difícil es precisar la fecha exacta del acontecimiento histórico ¿no?

No obstante en Historia, y más en Historia Antigua o Prehistoria, las fechas están continuamente en revisión. Los adelantos técnicos y las nuevas investigaciones con diferentes perspectivas y distintos métodos, ofrecen en muchos casos resultados sorprendentes que hacen cuestionar y modificar fechas que se creían muy bien conocidas. Por ejemplo, y para no salir de Sumer, hay estudios que hacen retrotaer el inicio de la cultura hasta el VI milenio a.C. 

Pero después  de estos tiempos tan antiguos, podemos utilizar otro “comodín” para referirnos a la fecha, que es la misma palabra “siglo”. Ya explicamos en el programa anterior las divisiones del tiempo histórico por periodos y así por ejemplo en la Edad Media, que abarca desde el siglo V hasta el XV, podemos hablar del “inicio del siglo V”, “hacia mediados del siglo XII”, “en la segunda mitad del siglo XIII”, “en el último cuarto del siglo XIV”, cosas así. Saber esto nos ayudará a situarnos cuando encontremos referencias a periodos y no fechas concretas, pero con todo esto ya sabemos muchas de ellas, y lo que es más importante, ya tenemos un “andamio” mental en el que ir situando todos aquellos acontecimientos que nos hagan falta. 

Pero la Historia no son solo fechas… 

No, una mera relación de hechos por orden cronológico de fechas, no es Historia, es una crónica. Y aunque es necesario e importante conocer el orden en el que sucedieron las cosas, la Historia necesita que ese orden tenga un significado y que se sitúe no solo en el tiempo sino también en el espacio (contexto) y en el sentido histórico del acontecimiento. Las fechas necesitan una explicación histórica que por sí mismas no tienen. Por ejemplo si decimos 20 de abril de 1889, no significa nada a priori, a lo sumo que era un día de primavera de finales del siglo XIX, pero si añadimos que es la fecha en la que nació Adolf Hitler, ya adquiere un completo significado histórico. 

Por eso al final tenemos que aprender alguna fecha. Es inevitable, y es bonito a la vez… No muchas, pero si que hay unas cuantas que no podemos dejar en el olvido. Por ejemplo las fechas de los tiempos históricos, nos servirían ya de mucho, o la fecha del Descubrimiento de América, que parece bobada, pero hay quien no lo sabe, y alguna más… por ejemplo, para no salir de las fechas que hemos manejado hasta ahora…. Habría que saber que… 

  • Las Guerras Médicas varios enfrentamientos entre los Persas Aqueménidas que tenían un Imperio y los griegos de las ciudades-Estado que tuvieron lugar, principalmente entre el 499 y el 449 a. C. Aunque entre ambos mundos se estuvieron enfrentando hasta que Alejandro acaba con Ciro el Grande en el 332 a.C. Contó con varios episodios épicos como la Batalla del Paso de las Termópilas que tuvo lugar en el verano del 480 a.C. cuando las tropas espartanas detienen a los mucho más numerosos persas aqueménidas durante siete días antes de ser derrotados.
  • La Guerra del Peloponeso que puso fin al poder ateniense y al siglo de oro de Pericles con el triunfo espartano, ocurrió entre el 431 y el 404 a.C.
  • La muerte de Alejandro Magno en el 323 a.C. con 32 años, poniendo fin al gran imperio helenístico que construyó desde Macedonia hasta la India. Y que hoy está tan en boga, con el reciente descubrimiento de una tumba en Anfiópolis, la tumba de un alto personaje macedonio y que tiene en vilo a todo el mundo esperando la confirmación de si es o no la tumba de Alejandro.
  • La Caída del Imperio Romano de Occidente en el 476 d.C., cuando el último emperador romano de Occidente, Rómulo Augústulo, es depuesto por el rey de los hérulos, Odoacro en la ciudad de Roma. Este último emperador llevaba el nombre del fundador y primer rey de Roma, Rómulo, y del primer emperador, Augusto. También se suele utilizar la fecha del año 480 que es cuando es asesinado Julio Nepote, quien era considerado en algunos círculos romanos el auténtico emperador ya que sostenían que Romulo era un usurpador. De hecho Nepote reconoció a Odoacro como representante imperial en Italia y Odoacro no se hizo coronar emperador hasta la muerte de Nepote.
  • Entre 1440 y 1450 Johannes Gutenberg, en Maguncia (Alemania) hace un extraordinario descubrimiento, la imprenta. Su mayor trabajo fue la impresión de la vulgata, la primera edición impresa de la Biblia. Con la invención de la imprenta se estima que es uno de los acontecimientos que ponen punto y final a la Edad Media. Habíamos mencionado dos fechas: el 12 de octubre de 1492 con el descubrimiento de América; y el 29 de mayo de 1453, con la caída de Constantinopla (y con ella el fin del Imperio Romano de Oriente) en manos de los turcos otomanos.
  • En 1776, el 4 de Julio, las colonias inglesas de Norteamérica realizan una Declaración de Independencia y se dan una Carta Magna. Este acontecimiento es tenido como uno de los que marcan el fin de la Edad Moderna, junto con la Revolución Francesa el 14 de julio de 1789 y con ello el inicio de la Época Contemporánea.

Otras fechas que conviene recordar y que intentaremos que estén presentes en estos minutos dedicados al “Alma” de la Historia.…. 

ALmaLeonor

 

 

 

 

CANDÍL INSÓLITO RADIO: Y DIOS CREÓ AL HOMBRE….

CANDÍL INSÓLITO RADIO: Y DIOS CREÓ AL HOMBRE….

947299_10201074748487928_1385039039_n

Antonio Jesús López Alarcon, de la emisora municipal RADIO CANDIL, de Huércal de Almería, y Oscar Fábrega Calahorro, buen y querido amigo, escritor, licenciado en Humaninados, pesimista activo, escéptico y reciente colaborador en el programa de misterios y enigmas, CANDIL INSÓLITO, tuvieron a bien invitarme a comentar en su programa un misterio al que soy muy aficionada, LA PREHISTORIA.

Así que una que así de atrevida y lanzada, aceptó la invitación y aquí está el resultado, mi intervención en Candil Insólito. Para escucharlo pinchar en el enlace del texto que hay debajo de la siguiente imagen. Luego pongo un pequeño resumen, que no es literal de lo que dije, pero que fue lo que me sirvió a mi para preparar el tema. Sed benevolentes con esta novata… he descubierto algunos fallos que procuraré no cometer la próxima vez… porque me han invitado a continuar el tema que dejamos pendiente otro día…. 🙂

Sin título

Ya está listo para descarga el Candil nº 36 de la 2ª Temporada en el que Óscar Fábrega y Alma Leonor nos hablan de los misterios de la prehistoria. Muchas gracias por estar ahí. Esperamos que os guste!!

Y DIOS CREÓ AL HOMBRE…

Tengo una mala noticia. Hoy de nuevo me toca presentar a mí el programa. Y es que nuestro querido Antonio está desaparecido. Hay quien comenta que se la ha visto rezando en un templo pastafari a su nueva deidad favorita, el monstruo del Espagueti volador. Y es que aquello de los volcanes de cerveza le tiene obnubilado. Otros aseguran que anda preso en una cárcel de máxima seguridad en Uzbekistán por comerciar con no sé qué reliquias sagradas que intentó vender a un tal Daniken… Sea como sea, no está. Así que de nuevo me toca a mí. Tengan piedad.

¿Y de que vamos a hablar hoy? Pues de misterios, como siempre.

Entender el Misterio, como reto. Un reto no solo por resolver ese misterio, sino también, y sobre todo, para plantearnos al hacer Historia, nuevas formas de resolver las preguntas que nos plantea hacer Historia, nuevas perspectivas, nuevos planteamientos, nuevos procedimientos, nuevos enfoques, nuevos recursos…  En este sentido esta participación, este programa del misterio, es muy histórico.

Y ya sin más encendamos el Candil.

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra
.”

Así cuenta el Génesis bíblico la creación de los humanos. Pero curiosamente, algo más tarde, dice el propio Génesis: “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente” para explicar posteriormente la creación de la hembra: “Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él. Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.  Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.  Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.”

Obviamente esto no fue así. Ya sabemos cómo continúa este relato: Eva la lió con la dichosa manzana;  ambos fueron expulsados del Edén; se avergonzaron de su desnudez, se vistieron; y tuvieron dos hijos, Caín y Abel, que ya sabemos cómo acabaron de malamente……..

Pero en fin, dejémonos de Biblias. Para hablar de los misterios de la prehistoria contamos con una colaboración excepcional. Se trata de Alma Leonor López… en la Red. Educadora Social y Licenciada en Historia, además durante más de cinco años organizó Cursos de Educación para el Desarrollo para Profesores de Primaria y Secundaria… colabora con la revista digital ANATOMÍA DE LA HISTORIA, y es habitual en Paloque y sobre todo en  Cinema Paraíso, una página paralela. Aparte de una gran amiga a la que guardo una especial estima. 

Bueno, Alma: ¿Qué opinas de esto? ¿Podría considerarse, como plantean algunos, que esta versión bíblica sea una interpretación simbólica de algo real?

¡Hola Oscar! Gracias por invitarme y por tus palabras de introducción, estoy encantada de que me hayas invitado a compartir estos minutos en Candil Insólito. ¡Muchas Gracias!

Verás, hay que tener en cuenta que los primeros evangelios de los que se tiene referencia son del siglo IV, y por lo tanto pueden estar ya “reescritos” o “reinterpretados” a la luz de la sociedad de la época. Hay que recordar que en el cristianismo primitivo la igualdad entre hombre y mujer era un hecho (ahí está la Magdalena y otras mujeres), pero  al transformarse en una religión abierta a judíos y gentiles (más restrictivos en el tratamiento a la mujer) estas concepciones igualitarias solo se tuvieron en cuenta en un plano místico: hombres y mujeres eran iguales ante dios, pero no en la tierra. Son los Concilios celebrados entre los siglos IV a VI los que fijan la cuestión sobre la mujer, llegándose a discutir incluso si teníamos o no alma…

En el Concilio de Nicea en el 585, un obispo planteó la cuestión “¿Puede la mujer ser designada con el sustantivo ‘homo’?” Era una cuestión espiritual derivada del hecho de que si dios había creado al “hombre” Adán (homo en latín) a su imagen y semejanza, la mujer ¿sería homo? El concilio concluyó, aunque por pocos votos de diferencia, que “homo” se refería a SER HUMANO y no solo hombre.  

Y así lo ha entendido la ciencia que llamó “homo”, ser humano, hombres y mujeres de las distintas especies que se iban descubriendo, la más antigua el homo habilis, y la actual, y única, homo sapiens…. En todo caso, el primer “homínido” que se ha encontrado hasta ahora con rasgos ya diferenciados de los demás primates, fue una MUJER,  Lucy  de la especie Australopithecus afarensis, de 3,2 millones de años de antigüedad (Donald Johanson en 1974 en Etiopía). De ella, o una mujer parecida, llamémosla EVA, desciende toda la especie humana.

Un estudio reciente de Bryan Sykes, genetista de Oxford, propone una sucesión de siete hijas de EVA (en realidad serían nietas, de dos líneas sucesorias, una que se queda en África y otra que sale, como “dos hijas”, y de la “hija” que sale son las siete sucesoras que pueblan Europa, pero uso ese título para su investigación y su libro) que poblarían el planeta, basándose en estudios del ADN mitocondrial que solo se transmite por vía femenina: Pasa de una madre directamente a su descendencia. A su vez, solo las hijas pueden transmitirlo a sus descendientes, pues aunque todos los varones poseen el ADN mitocondrial que heredaron de su madre, no lo transmitirán a su descendencia.

Y otros estudios, basados en el ADN masculino o cromosómico, buscan el varón del que descienden todos los cromosomas Y. Se ha dado en llamar El ADAN cromosómico-Y  y también, en arqueología, “el eslabón perdido”, que es la estrella de los misterios en Arqueología Prehistórica…

Siempre he tenido un interrogante en torno a esto. Y es ¿cómo es que un homínido pasa a ser un homo? ¿Qué nos hace humanos? ¿En qué momento de la evolución se puede hablar realmente de “hombres”?

Son muchas cosas…. El bipedismo, el lenguaje, las herramientas, la sociabilidad, el consumo de carne que propició un aumento del cerebro… Pero  sabemos que muchos animales tienen un “lenguaje”, usan herramientas, tienen complejas estructuras sociales, consumen carne e incluso son omnívoros y no por eso humanos… ¿Entonces qué? ¿El alma? Es ahí donde hacen hincapié los creacionistas y los partidarios de una llegada extraterrestre (recordar lo que dijo Oscar de que todas las culturas hablan de un “dios” que llega de los cielos y les “enseña”).

En realidad es una conjunción de todo ello, combinada con una conjunción de fenómenos físicos en el propio planeta que tienen que ver con cambios en el nicho ecológico (la posición relacional de una especie o población en un ecosistema) como dijo Arsuaga la vida en la tierra es fruto de “una gran casualidad”, entiéndase que no azar, sino conjunción de hechos y fenómenos sucedidos en un orden casual. Y eso al menos en términos físicos y cognitivos. En realidad es un misterio todavía, aunque la teoría evolutiva está logrando explicar esos cambios.

Bueno, pero como sabrás, no estamos todos de acuerdo en cómo fue el camino hasta nosotros, tanto los que defendemos posturas científicas como los que defienden posturas religiosas o sobrenaturales. O los que defienden un cuarto y mitad de cada. ¿Cuáles son las posturas que tenemos que tener en cuenta?

Si… Además de las teorías evolutivas, hay muchas otras (no solo religión, también culturales, leyendas… pseudociencias… ya hablaste del “espagueti volador”) basadas en la creación del hombre bien por parte de Dios, tal y como explica la Biblia, o bien por parte de un elemento sobrenatural, un ser superior, dador de vida.

Dentro del Cristianismo hay tres corrientes:

  1. Monogenistas. Un origen único desde de Adán y Eva y a partir de ahí se produce una degeneración y la aparición de las razas.
  2. Poligenistas. Defienden la existencia de varias creaciones, una de las cuales, la de la raza blanca fue la creación de Adán y Eva. Fue utilizada para defender planteamientos racistas.
  3. Castastrofista o diluvista. El hombre fue creado a lo largo de varios cataclismos, el último de los cuales fue el Diluvio de Noé. Después tuvo lugar la creación definitiva. Acuñaron el término “antediluviano”.

El evolucionismo no está de acuerdo con estas explicaciones, y aplica métodos científicos para explicar la vida del hombre en la tierra, pero tampoco es un criterio unitario. Antes y después de Darwin (La evolución de las especies, 1859, el Annus mirabilis, con grandes avances en el estudio de la tierra y el hombre), que por cierto era muy religioso, anglicano, y creía en Dios “dador de vida” (y afirmaba que el cerebro del hombre es más grande y por lo tanto mejor que el de la mujer, era un defensor de la superioridad masculina), son muchas las investigaciones desarrolladas que dan lugar a varias explicaciones:

1.- Derivadas de la teoría de Darwin: Mutaciones fortuitas, adaptabilidades, especies superiores-inferiores…

2.- Macroevolucionistas. No niegan la existencia de la selección natural, pero dicen que los avances son fruto de cambios bruscos y radicales, no de un proceso evolutivo lento.

3.- Neutralistas. Los cambios, además de por selección natural, se producen por azar, algo posible pero que no puede demostrarse.

Vale, pero es que sigue habiendo una pregunta clave: sí, el hombre es fruto de la evolución de especies anteriores de primates, pero aun queda sin explicar el origen de la vida en la Tierra. ¿Pudo ser, como dicen algunos, que viniese desde el exterior?

¿Habrá vida en otros planetas? Seguro que sí, pero no sabemos de qué tipo, ni si es como la nuestra… a lo mejor hasta hay vida en la luna (aunque no sea un planeta) o en marte, pero puede que no sea como la conocemos nosotros… porque esta forma nuestra (tanto física como cognitiva) es fruto de una conjunción de hechos y fenómenos no predecibles ni reproducibles…

Aunque también es posible como decía una teoría muy divulgada hace unos años, la “materia”, el gen, la célula, la chispa, “el alma” que nos hizo humanos está en el universo, forma parte del Universo, de un todo, y estaba en la gran masa que explotó en el big-bang expandiendo ese “elemento” por todo el universo conocido y desconocido… por ello es posible llegar a imaginar que ese “elemento” puede haber llegado a otro mundo y haber dado lugar a una vida igual a la nuestra… Dan Brown, el de “El Código Da Vinci” tiene un libro sobre esta teoría “La Conspiración”.

Sí, de hecho, Francis Crick, uno de los descubridores de la estructura del ADN, ganador del nobel de medicina en 1962, plantea la idea de la panspermia dirigida. Pero hay también quien defiende que pudo ser natural, casual. Por ejemplo, el famoso caso del meteorito aquel de Marte que podría contener indicios de vida. ¿Qué opinas de esto?

Se dijo, hace algunos años, que una “materia”, una diogenita de casi dos kilos de peso descubierta a mediados de los ochenta en la Antartida (en la zona de Allan Hills, por eso se llamó ALH 84001), podía haberse desprendido de Marte a partir del impacto allí de un meteorito, y que contenía agua en su interior, en forma de dióxido de carbono, y algunos elementos denominados “nanobacterias”, o sea vida. A raíz del estudio de este meteorito se especula con la posibilidad de que Marte fuese un planeta en el que hubiese vida hace millones de años (más de 3.000 millones de años), pero la controversia está abierta.  No hay pruebas que avalen esas afirmaciones aún…

Lo que sí es cierta es la influencia de los meteoritos en el devenir de la vida en nuestro planeta, y no solo el que acabó con los dinosaurios, también otros que pudieron provocar otros fenómenos, como por ejemplo la existencia de la luna (de tanta influencia en la tierra), o el progresivo enfriamiento del planeta (si, enfriamiento, la tierra era un planeta en ebullición) hasta llegar a hacerlo habitable, y algunos otros que pudieron causar movimientos tectónicos dentro de la tierra que acabaron por causar fenómenos internos como  por ejemplo, la desviación del eje de la tierra que hace que se produzca la precesión de los equinoccios, o el levantamiento del Istmo de Panamá, que tuvo una importancia crucial en el movimiento oceánico, en las corrientes marinas, y por consiguiente diferencias entre el calentamiento y enfriamiento de las aguas, el nivel de salinidad… muchas cosas que combinadas favorecieron la vida en el planeta.

También culturalmente los meteoritos fueron un factor evolutivo importante una vez que el hombre ya poblaba el planeta, ya que muchos instrumentos considerados sagrados se realizaban con materiales “caídos del cielo”, como puede ser la piedra Kaaba que se venera en La Meca. 

Bueno, sería posible, sin duda. De hecho, la famosa Ecuación de Drake, aunque algo controvertida, parece apostar por la existencia de vida en otros planetas y por la posibilidad de que se puedan comunicar con nosotros. Esto choca un poco con una idea: si existe vida inteligente y con capacidad tecnológica, ¿Cómo es que no han contactado con nosotros?

La paradoja de Fermi es la contradicción entre las estimaciones que afirman que hay una alta probabilidad de existencia de civilizaciones inteligentes en el universo, y la ausencia de evidencia de dichas civilizaciones. Surgió en 1950 en medio de una conversación informal del físico Enrico Fermi con otros físicos del laboratorio pero ha tenido importantes implicaciones en los proyectos de búsquedas de señales de civilizaciones extraterrestres (SETI).

A mí me gusta mucho una frase de la película “Contact”, ya sabes que el Cine es mi otra pasión, en Cinema Paraíso. Pues al final de la película cuando a la protagonista, Jodie Foster un niño le pregunta si creía que había vida en otro planeta, ella le contesta: “No lo sé. Pero si no la hay… Cuanto espacio desaprovechado”.

Bueno, volvamos a la evolución humana. En realidad se trata del misterio más importante de todos. Y sobre todo está en cómo llegamos a ser lo que somos. Y es que, como decíamos antes, no siempre lo fuimos.  Lamentablemente la prehistoria, periodo clave de la historia, es de los menos conocidos y valorados por el gran público.

No sé si es el misterio más importante de todos, pero es un gran misterio, y apasionante además…  Arsuaga es un ejemplo de buen comunicador además de buen paleoantropólogo… comunicar es algo que nos hace falta hacer muy bien a los historiadores… la historia es fabulosa, contiene misterios, aventuras, intrigas, amores, todo lo que podamos imaginar y en unas dimensiones que ni la más poderosa imaginación puede siquiera prever, pero quizá la contamos de una manera poco cercana al público, por eso Paloque gusta tanto, quizá por eso… y por la gente que lo compone… fantásticos todos.

La Prehistoria…. La prehistoria encierra en sí muchos misterios… ¿Cómo salió el hombre de áfrica y se expandió por el mundo? ¿Cómo llegó a América? ¿O a Australia?

Es un tema apasionante… Florentino Ameghino decía que el hombre se originó en América y de ahí se expandió por el mundo… En el siglo XVI Benito Arias Montano, autor de la Biblia políglota, decía que los habitantes americanos eran descendientes de Noé, sus tataranietos… lo más curioso  es que estas teorías estuvieron en boca de muchos hasta el siglo XIX.

Otros dicen que los habitantes americanos son los descendientes de las 10 tribus perdidas de Israel tras la conquista asiria. Incluso el Padre Bartolomé de las Casas lo creía así… y también llegó esta teoría al siglo XIX con Edward King, Vizconde de Kingsborough, llamado Lord Kingsborough, quien publicó sus investigaciones en un libro “Antigüedades de México”, que es importante, no obstante, por contener una colección de copias de diversos Códices prehispánicos de Mesoamérica que incluía la primera publicación completa del Códice de Dresde.

Descendientes de fenicios, de tropas de Alejandro, de cananeos…  incluso visitas extraterrestres atestiguadas por las imágenes precolombinas (el astronauta) del afamado Erik von Daniken… la realidad nos asoma a posibilidades igualmente extrañas e interesantes…

En el siglo XIX un investigador llamado Jonh Ranking divulgó la idea de una descendencia mongol en el siglo XIII para los incas. Pero ya antes, en el XVI, un jesuita  ya adelanto que los habitantes americanos habrían llegado desde Asia.

Es otro de los grandes misterios… Además de las posibles llegadas por mar desde puntos de la polinesia (e incluso desde Japón), se tiene por seguro que los primitivos pobladores de América, pasaron desde Asia  (entre el 70.000 y el 40.000 a.C.) por el estrecho de Bering pero…  ¿Cómo atraviesan las formaciones montañosas?  Las cordilleras norteamericanas van de norte a sur, y no de este a oeste como las europeas… Cuando el periodo glaciar permitía que el estrecho se helara (Winsconsin medio) para permitir el paso oceánico, las cordilleras americanas, Lauréntida y Cordillerana, estaban tan juntas por la glaciación que impedían pasar entre ellas. Un “pasillo” solo se abría durante el periodo interglaciar, pero entonces el estrecho de Bering no estaría helado y no permitiría el paso… ¿Cómo lo hicieron? La teoría actual habla de un avance por la orilla del mar, algo que la subida de las aguas habría borrado todo rastro…

Hay un tema que siempre me ha fascinado. Tendemos a ver la evolución como un proceso lineal, pero obviamente no fue así. Alma, ¿Cuántos Humanos convivieron?

Sapiens, neandertales, erectus, y… ahora se piensa que el hombre de flores, al menos pudo convivir durante unos 15000 años junto a los demás.

Una de las rarezas y de los misterios más grandes de la prehistoria es el Hombre de Flores. ¿Qué puedes contarme de esto, Alma?

Es uno de los grandes descubrimientos de los últimos tiempos… y puede llegar a trastocar muchas de las cosas que se han dado por sentadas hasta ahora.

Todo empezó en el 2003 en la Isla de Flores, en la cueva llamada Liang Bua. Se encontraron una serie de restos muy extraños que fueron investigados en Australia, de donde procedían los investigadores: Peter Brown y Richard Roberts, así como el vulcanólogo Chris Turney.

En octubre de 2004 se presentaron los resultados: Se trataba de un homínido, una nueva especie que Roberts llamaría “Hobbit” (como los personajes de Tolkien) y que acabó siendo bautizada con el nombre de Homo Floresiensis, que presentaba unas características muy especiales: Era una hembra, pequeña, de un metro de altura aproximadamente (más pequeño que pigmeos y otros humanos), como un niño de 3 años, de unos 25 kilos de peso; presentaba rasgos arcaicos parecidos al homo erectus, como un toro supraobital marcado y prognatismo facial; incluso su muñeca es más próxima al chimpancé que a los humanos (para la posición del pulgar, se investigó en el 2007 El hueso trapezoide de su muñeca no tiene forma de bota, como el humano, sino de pirámide) pero su dentición era moderna, como la de un sapiens. Lo más extraño era su pequeño cerebro, del tamaño de un pomelo, de unos 380 cc. Se dató en unos 13000 años o incluso algo menos.

Más tarde aparecieron otros restos de más individuos (entre cinco y nueve), todos con las mismas características físicas, pero ningún otro cráneo, por lo que las investigaciones principales se basan en el único individuo entero LB1. También aparecieron herramientas de piedra, que venían a sumarse a las halladas en la zona en otras excavaciones anteriores (1998 por Michael Morwood, también australiano), y que estaban datadas de hace unos 840.000 años. Las últimas piezas podrían tener entre 90.000 y 13.000 años.

Hasta aquí los descubrimientos y las investigaciones… A partir de entonces se dispararon las teorías y las controversias.

La primera de ellas deriva de los tiempos. Si el hombre de Flores está bien datado, significa que durante al menos 15.000 años convivieron en Asia con erectus (se les considera desaparecidos desde hace 25.000 años) y sapiens sin saberlo ¿O sí lo sabían?

Y por supuesto, el gran misterio ¿Cómo sobrevivieron hasta hace tan solo 12.000 años? Esta fecha es muy posterior a la desaparición de los neandertales hace unos 30.000 años, pero también es posterior a la llegada de los primeros humanos modernos a la región, que se produjo hace entre 35.000 y 55.000 años, aunque se desconoce cómo pudieron haber interactuado, si es que lo hicieron.

 

FINAL:

Y ya hemos llegado al final, esperamos que hayáis disfrutado, muchas gracias por estar ahí y hasta la semana que viene.