QANON, TRUMP, SOROS Y UN TIPO CON CUERNOS

QANON, TRUMP, SOROS Y UN TIPO CON CUERNOS

El pasado domingo, como siempre a las 21:00 horas, tuve el placer y el honor de participar de nuevo en el programa Tempus Fugit radio, de Huércal de Almería (Almería), dedicado a un tema de rabiosa actualidad… y nunca mejor puesta esa palabra de “rabiosa”. Tempus Fugit, como no podía ser menos, se hizo eco de los curiosos acontecimientos que se produjeron durante el día de Reyes en Washington: la toma del Capitolio por un grupo de rednecks trumpistas. Además, hablamos un poquito de esa ideología conspirativa que hay detrás, especialmente del movimiento QAnon, del ínclito Steve Bannon, del magnate George Soros y de otras gentes de mal vivir. Todo ello de la mano de Oscar Fábrega Calahorro y Raquel Berenguel Córdoba, conductores del programa (el otro compañero habitual, Jorge Barroso, no puede estar presente por las restricciones de movilidad social impuestas por el COVID), y con la presencia (vía telefónica) del experto Juanjo Sánchez-Oro, autor, entre otros, del libro EL PACTO. REPTILIANOS Y GOBIERNOS: UN MITO CONTEMPORÁNEO (2017, Ediciones Oblicuas, Barcelona), y de una servidora.

Pueden descargar el Podcast del programa desde aquí. Espero que les guste.

AlmaLeonor_LP

EL DESPERTAR DE LOS MAGOS

EL DESPERTAR DE LOS MAGOS

Imagen: “Los reyes magos despertados por el ángel”, obra de Gislebertus (siglo XII) en la catedral de Saint-Lazare de Autun (Francia)

(1) Y cuando Jesús nació en Belén de Judea en los días del rey Herodes, he aquí, unos magos vinieron del oriente a Jerusalén, (2) diciendo: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente y venimos a adorarle.

(3) Y al oír esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. (4) Y, habiendo convocado a todos los principales sacerdotes y a los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. (5) Y ellos le dijeron: En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta:

(6) Y tú, Belén, de tierra de Judá, no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; porque de ti saldrá un guiador, que apacentará a mi pueblo Israel.

(7) Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo en que había aparecido la estrella; (8) y enviándolos a Belén, dijo: Id allá, y preguntad con diligencia acerca del niño y, cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore. (9) Y ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que, llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. (10) Y cuando vieron la estrella, se regocijaron con gran gozo. (11) Y cuando entraron en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, le adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, e incienso y mirra.

(12) Pero avisados por revelación, en sueños, que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

Evangelio según San Mateo, Cap.II

Con la celebración del día de los Reyes Magos se da por finalizado el ciclo de festividades navideñas. El próximo año más y (esperemos, covid mediante) mejor. Espero que los magos hayan sido benévolos con todos, eso significará que se han merecido los presentes. Y si no ha sido así, no desesperen, la realeza nunca ha tenido buen criterio para encontrar las almas más nobles. Seguro que la ilusión sigue viva en todos nuestros corazones.

AlmaLeonor_LP

NOCHE DE REYES MAGOS

NOCHE DE REYES MAGOS

Agranda la puerta, padre,
porque no puedo pasar;
la hiciste para los niños,
yo he crecido a mi pesar.
Si no me agrandas la puerta,
achícame, por piedad;
vuélveme a la edad bendita
en que vivir es soñar.

Gracias, padre, que ya siento
que se va mi pubertad;
vuelvo a los días rosados
en que hijo no más.
Hijo de mis hijos ahora
y sin masculinidad
siento nacer en mi seno
maternal virginidad.

Miguel de Unamuno
Cancionero” (1953)

Pedir deseos es muy peligroso…. a veces se cumplen…

¡¡Feliz noche de Reyes y de Ilusión!!  

EL HOMBRE DE LAS NARICES (U OREJAS)

EL HOMBRE DE LAS NARICES (U OREJAS)

En estos últimos días del año existe una tradición que desconocía, de mucha raigambre en lugares como Cataluña, Aragón, Valencia, Navarra, La Rioja o Burgos, que tiene por protagonista a un hombre que posee tantas narices (u orejas) como días tiene el año y que va perdiendo una a una con cada día que pasa, por lo que solo en un día como el 30 o 31 de diciembre se le puede ver paseando por la calle ya con una sola nariz (cuando se celebra el 31) o con dos orejas (cuando se celebra el 30). Para mí que el tipo es un calendario…

Y parece que es así porque por lo visto el origen de este personaje se encuentra en una tradición del folklore catalán, un personaje mítico que iba perdiendo una nariz cada día, contando los días que faltaban para acabar el año. Este home dels nassos vivía bajo un árbol, el árbol de las narices, cubierto de hojas de doce árboles diferentes (imagino que simbolizan los meses), de cuatro colores distintos (lo mismo, las estaciones), y que según el famoso folclorista Joan Amades (1890-1959) podría estar inspirado el Jano, dios romano de las dos caras, e incluso en la Fumera. En algunas zonas del norte de Cataluña (buena parte de la Provincia de Girona y Alt Empordà) la Fumera es un paje de la mitología catalana que tenía el encargo de los Reyes Magos de Oriente de velar por los niños durante las vacaciones escolares de invierno, es decir, una especie de “espía” de los Reyes Magos, a los que contaba si los niños habían sido buenos para recibir regalos el Día de Reyes (6 de enero), o si, por el contrario, no habían hecho méritos para recibirlos y se encontrarían con carbón para que corrigieran su mal comportamiento. Se decía que la Fumera todo lo ve, todo lo oye y todo lo habla.

El Señor de las Narices (u Orejas) se utilizaba para explicar a los niños el transcurrir del tiempo, un señor con 365 apéndices (ya fuesen narices u orejas), que va perdiendo cada día hasta que el último del año, el 31, solo le queda una que, a las doce en punto, con el nuevo año, se multiplicará de nuevo hasta alcanzar las 365 (o 366 si es bisiesto) del nuevo ciclo anual. Por eso les decían a los infantes que solo podía verse el día 30 o el 31, cuando ya había perdido la nariz del penúltimo día y solo le quedaba una (o dos si se trataba de las orejas), con lo que ya era una persona normal. Desde luego, es una buena forma de justificar una mentira, como lo de Papa Noel o los Reyes Magos, a los que los niños no pueden ver porque llegan cuando están dormidos, pero si saben que han venido porque se han comido y bebido el turrón y la copita de champan que se les deja por la noche. Así, la jornada del 30 o del 31 se convertía en una búsqueda incesante de los niños por las calles a ver si podían encontrar a un hombre extraño lleno de apéndices, cuando ese día ya los había perdido casi todos. Hoy, la tradición se ha convertido en una jornada festiva donde un muñeco cabezudo o una persona ataviada con un traje de época, se pasea por algunas calles repartiendo caramelos a los niños que le reconocen.

En Barcelona, por ejemplo, donde se celebra el día 31, se les decía a los niños que por las calles podían encontrar a un hombre “con tantas narices como días tiene el año” e imaginaban ver a un tipo con 365 narices a cuestas, pero resulta que ese día solo le queda una… Entonces, les decían, era posible verlo en la plaza del Palau, delante de la Llotja, sobre una tarima, un hombre normal (lo representaba una persona con un cabezudo) pero ya preparado con unas cuantas docenas de sábanas para, a las 12 en punto, cubrirse con ellas para no ver sus nuevas 365 narices. También en Mallorca se celebra en el día 31 en la plaza de Corte, con motivo de la Fiesta del Estandarte, donde se disparaban salvas de honor.

En la Comunidad Valenciana se decía que este home de les orelles (aquí son orejas, como en Aragón) aparecía el día 30 en algunos lugares concretos donde los niños debían ir a buscarlo. Es una forma divertida de celebrar que al año solo le quedan dos días y, como todos tenemos dos orejas, cualquiera puede ser el personaje buscado, así que es como un “¿Dónde está Wally?” pero navideño. En Zaragoza, cada 30 de diciembre, los padres llevaban a sus hijos hasta el Puente de Piedra, para ver pasar al Hombre de las Orejas, ese que tiene tantas como días tiene el año y ya solo puede verse con las dos que le quedan.

Y una de las fiestas más populares tiene lugar en Arnedo, en La Rioja, donde desde el año 1991, se celebra en el día 1 de enero, con un personaje que, ataviado con abrigo, traje y bufanda y portando una pequeña maleta, llega hasta la Puerta Munillo, donde le esperan los niños para recibir golosinas.

En la tradición vasca existe un personaje llamado Ujanko que tiene que ver con los hombres de las narices u orejas. El Ujanko tiene 365 ojos y al final de cada día pierde uno, hasta que en la noche del 31 de diciembre queda completamente ciego, pero al amanecer del Año Nuevo recupera nuevamente todos sus ojos. Pero no se sabe mucho más, ni si es un gigante gentil, o un personaje del bosque, ni su apariencia, aunque se le supone tan mayor como el mundo. Lo poco que sabemos de él es gracias al paleontólogo vasco Joxe Miguel de Barandiaran (1889-1991), quien también lo relaciona con el calendario: “Otro personaje o deidad relacionada con el calendario es Ujanko, quien, según el aniversario, dice que la tierra tiene tantos ojos desde hace años. Los ojos rojos que pierde, uno todos los días, durante todo el año.” También se le relaciona con la capacidad de “ver” si los niños se han portado bien durante el año y son merecedores de regalos en Navidad.

Así que atentos todos no sea que se encuentren por la calle al Hombre de las Narices (o de las Orejas, o de los Ojos) y no sepan reconocerle. Aunque lo más fácil es que hoy, 31 de diciembre, lo que se encuentren por la calle sea la popular carrera de San Silvestre, que tradicionalmente se celebra este día, en conmemoración de la festividad del santo, y como parte de las celebraciones del ciclo navideño. Eso si, fíjense bien primero a ver si en su localidad se han suspendido cualquiera de estas celebraciones debido a las restricciones por la COVID, que es posible que así sea.
AlmaLeonor_LP

Fuentes: Wikipedia ; Barcelona cultura popular

¡FELIZ DÍA DE REYES!

¡FELIZ DÍA DE REYES!

Con dulce y grave majestad ferviente,
mientras arde cantando la retama,
llegan los Reyes cuando el sol derrama
su niña antigüedad de oro inocente.

LUIS ROSALES.

 

A veces, la más grande ilusión se esconde en la madrugada detrás de una barba postiza y una cara de sueño. ¡¡FELIZ DÍA DE REYES MAGOS!! 

AlmaLeonor_LP

¿QUÉ SERÁ LO QUE TIENE EL SEIS?

¿QUÉ SERÁ LO QUE TIENE EL SEIS?

He observado que algunos acontecimientos de gran importancia en la historia de la humanidad, han tenido lugar un día 6 del calendario, justo en la mitad de las nonas romanas (son el día cinco de cada mes, excepto en marzo, mayo, julio y octubre, en los cuales las nonas eran el día siete), lo que me hace pensar que si busco entre los días 5 y 7 de cada mes, los acontecimientos harían mayor la lista. Pero me ha gustado el seis.

El seis está considerado el primer número “perfecto” en la tabla matemática (fue llamado así por Euclides en el siglo III a.C. por ser igual a la suma de sus divisores), San Ambrosio de Milán (340-397), por su parte, consideraba que el seis es el símbolo de la armonía perfecta y en la  Cabala judía se le relaciona con la belleza. La Biblia lo considera el más “perfecto” de los “imperfectos” pues es el más cercano al 7, el número “perfecto” para la religión cristiana. Sin embargo, también el cristianismo lo asocia con el mal y está considerado el número de la bestia: Aquí hay sabiduría: El que tiene entendimiento calcule el número de la bestia, porque es número de un hombre; y su número es seiscientos sesenta y seis.” (Apocalipsis 13:18).

En todo caso, hay varios acontecimientos  mundiales que pueden encontrarse ubicados en el día seis de cada mes y aquí he recogido algunos de los que más me han llamado la atención.

Resultado de imagen de adoracion de los reyes magos, el greco
“Adoración de los Reyes Magos” (1568-1569), de El Greco​

El 6 de enero se conmemora en los países del orbe católicos el día de los Reyes Magos, el día en el que, según la tradición cristiana más conocida, unos “magos” de oriente (posteriormente se estableció que eran tres, y reyes, y con los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar, este de piel negra), llegan hasta Belén siguiendo una estrella para adorar al niño dios recién nacido. Según esta misma tradición le hacen entrega de unos presentes, oro, incienso y mirra (simbolizan la majestad, la sacralidad y la perpetuación ante la muerte), estableciéndose así el día en el que los niños reciben regalos navideños.

Es con esta visita como el niño dios se hace visible y es conocido en el mundo, por lo que la iglesia católica considera este día como el de la Epifanía (Mateo 2, 1-123), y no el 25 de diciembre, día en el que supuestamente había nacido. Son fechas en las que la tradición cristiana se superpuso a las tradiciones existentes anteriormente: el 25 de diciembre es día del solsticio de invierno, venerado por muchas culturas y religiones preexistentes al cristianismo y fecha en la que el mundo romano celebraba el día del Sol Invicto; también la Epifanía era una costumbre establecida entre algunos pueblos paganos, era el momento en el que algunos chamanes interpretaban sus visiones “más allá del mundo” y las daban a conocer a sus acólitos.

Auto de fe celebrado en Valladolid

El 6 de febrero de 1481 la Inquisición española celebró su primer Auto de Fe en la ciudad de Sevilla, que se celebró sin el “lucimiento” que pareció acompañar los siguientes: “El público casi no asistía a los autos; en lugar de un elaborado ceremonial, había poco más que un simple rito religioso en el que se determinaban las penas para los herejes detenidos. La ceremonia ni siquiera se celebraba necesariamente en un día festivo, prueba de que no se contaba con la asistencia del público”, relata Henry Kamen en su libro La Inquisición Española. Una revisión histórica (1999).

Detalle de L’idée de la Paix conclue entre les haust Alliés et les François…Estampa en aguafuerte (Biblioteca Nacional de España)

El 6 de marzo de 1714 se firma el Tratado de Rastatt, entre el reino de Francia y el Imperio Hamsburgo, que fue uno de los que puso fin a la Guerra de Sucesión española. Fue modificado posteriormente por el Tratado de Baden (7 de septiembre), pero supuso el abandono de Carlos VI de sus aspiraciones al trono español, aunque más tarde afirmó haberse visto obligado a estampar su firma en aquel documento y que aún se reconocía como rey de España. Esto avivó la guerra en Cataluña contra Felipe V, hasta que el 11 de septiembre, tras un asedio de dos meses, el mariscal Berwick ordenó el asalto a Barcelona (desde entonces este día se celebra la “Diada” la fiesta catalana) que capitula al día siguiente y el 13 de septiembre los borbones entran en la ciudad. Los Tratados de Utrecht (una serie de acuerdos firmados entre 1713 y 1715) terminaron de poner orden a este conflicto internacional disfrazado de asunto nacional por la sucesión real.

Cartel de los primeros Juegos Olimpicos de la Era Moderna (Atenas 1896)

El 6 de abril de 1896 se inauguran en Atenas los realizan los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna.  Fueron conocidos como los Juegos de la I Olimpiada (ver entrada en HELICON al respecto) y se celebraron hasta el día 15. Claro que esas fechas están tomadas según el calendario gregoriano, que si nos guiamos por el calendario juliano vigente aún en el país heleno en ese año, fueron inaugurados por el rey Jorge I de Grecia el 25 de marzo, que era lunes de Pascua tanto en la religión cristiana como en la ortodoxa y coincidía, además, con el aniversario del inicio de la lucha por la Independencia de Grecia en 1821.

Mucho más tarde, y también en el día protagonista, el 6 de julio 2005, en Singapur, los miembros del COI designan a la ciudad de Londres como escenario de los Juegos Olímpicos del 2012, dando al traste con las aspiraciones madrileñas del “relaxing cupo of café con leche” de la entonces alcaldesa Ana Botella.

“La conversión de Recaredo” (1888), de Antonio Muñoz Degrain.

Un 6 de mayo de 589 da comienzo en España el III Concilio de Toledo, de suma importancia para el cristianismo español en particular y europeo en general porque en él el rey visigodo Recaredo I (559-601), junto a varios nobles y dignatarios eclesiásticos, abjuró del arrianismo y se convirtió al catolicismo, con lo que llevó a cabo la unificación religiosa entre visigodos e hispanorromanos. Al parecer, Recaredo se había hecho bautizar en secreto unos años antes, por lo que este acto supuso la confirmación pública de su nueva fe, ya que desde el año 587 las iglesias arrianas había ido siendo expropiadas y entregadas a los católicos.

El 6 de junio de 1944 (el Día D) tenía lugar en Normandía (Francia) el desembarco conjunto de tropas aliadas dentro de la operación militar conocida por el nombre clave de Operación Overlord (el conjunto de las operaciones navales fue conocido como Operación Neptuno), iniciando así el periodo de recuperación de territorios ocupados por el régimen nazi que llevaría al definitivo fin de la Segunda Guerra Mundial el 2 de septiembre de 1945. La decisión se había tomado un año antes y el día del desembarco estuvo en vilo casi hasta el último minuto. También el lugar exacto en territorio francés, confundiendo a los espías alemanes con una serie de informaciones falsas (Operación Bodyguard) acerca de este se produciría en Calais, cuando el lugar elegido por los aliados fueron cinco playas de la costa de Normandía a las que se dieron nombres claves: Utah y Omaha (atacadas por los estadounidenses), Sword y Gold (por los británicos), y la playa Juno (de los canadienses).

Las dificultades de establecer una cabeza de playa del primer día y los enfrentamientos con las tropas alemanas, no impidieron que en los meses siguientes varias localidades francesas fueran siendo liberadas, culminando el mes con la captura del puerto de Cherburgo. La importante ciudad de Caen cayó el 21 de julio y el 15 de agosto, la Operación Dragoon iniciaba el definitivo avance hacia París, que fue liberado el 25 de ese mismo mes. El día 30 de agosto, con la retirada de las tropas alemanas, se dio por finalizada con éxito la Operación Overlord.

Louis Pasteur.jpg
Retrato de Louis Pasteur (1878)

El 6 de julio de 1885 Louis Pasteur (1822-1895) vacuna al niño Joseph Meister contra la rabia. Era la primera vez que se efectuaba esta vacunación en una persona y resultó un éxito. La rabia era una enfermedad mortal en su época y mientras se encontraba desarrollando una cura en su laboratorio probando con perros, llegó un niño mordido por un perro rabioso que moriría al desarrollar la enfermedad. Pese a los problemas legales a los que podía enfrentarse decidió vacunar al muchacho y este se recuperó totalmente. A él se debe la técnica conocida como pasteurización para eliminar los microorganismos que pueden degradar al vino, la cerveza o la leche

Nube de hongo fotografiada desde uno de los B-29 que acompañaron al Enola Gay
Nube de hongo fotografiada desde uno de los B-29 que acompañaron al Enola Gay

El 6 de agosto de 1945 el ejército estadounidense (por orden del presidente Harry S. Truman) hacía estallar en la localidad japonesa de Hiroshima la primera bomba atómica de guerra (llamada Little Boy). Tres días más tarde, el 9 de agosto, hacía lo propio en la localidad de Nagasaki (con la bomba Fat Man). Ambos bombardeos fueron efectuados desde un B-29 apodado Enola Gay, perteneciente al Escuadrón de Bombardeo 393d, pilotado y comandado por el coronel Paul Tibbets. Estos ataques precipitaron la rendición de Japón y con ello el fin de la Segunda Guerra Mundial el 2 de septiembre de ese mismo año. Las muertes directas se cifraron alrededor de 120.000 personas (aproximadamente 130.000 resultaron heridas), aunque las consecuencias se siguieron notando durante décadas. Solo durante el año 1945 se produjo el mismo número de fallecidos, bien a causa de sus heridas, bien a causa de las enfermedades producidas por la radiación. La inmensa mayoría de esas muertes fueron de civiles. Nunca más se ha vuelto a utilizar armamento nuclear en un conflicto armado.

Imagen relacionada
Detalle de la Nao “Victoria” en un grabado de Abraham Ortelius (1527-1598). Biblioteca Nacional.

El 6 de septiembre de 1522 llegaba a la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda (de donde había partido el 20 de septiembre de 1519), el único buque que quedaba de las cinco que componían la expedición Magallanes-Elcano, la primera que circunnavegó el mundo. Su objetivo principal era el de buscar un paso entre el océano Atlántico y el océano Pacífico sin atravesar dominios portugueses, logrando encontrar la forma de hacerlo el 21 de noviembre de 1520, por una ruta que se terminó por bautizar como Estrecho de Magallanes. La muerte de este, de Fernando de Magallanes  (1480-1521), en Filipinas, hizo que el mando recayese en Juan Sebastián Elcano (1476-1526), que había sido capitán de la nave Victoria. Esta fue la única nave que quedaba de la expedición (equipada tan solo con 18 hombres sobrevivientes, entre los que se encontraban Elcano y Antonio de Pigafetta, cronista del viaje)  y la única que inició el viaje de retorno por el sur del continente africano, completando así la primera vuelta efectiva por mar de todo el globo terrestre.

Mayflower in Plymouth Harbor, by William Halsall.jpg
“Mayflower en el Puerto de Plymouth” (1882), de William Halsall (1841-1919)

Se da la circunstancia de que otro 6 de septiembre, este de 1620, también hubo un barco que protagonizó uno de los momentos más significativos de la historia de la humanidad. El Mayflower, partía ese día del puerto de Plymouth (Inglaterra) hacia el nuevo continente americano, llevando a bordo a los llamados “peregrinos” (Pilgrims, grupo religioso inglés formado a finales del Siglo XVI que, estando descontento con el ambiente político-religioso en su país, decidieron emigrar, primero a Leiden, Holanda, en 1609 y luego a América), varias familias que sumaban unas 102 personas y que se asentaron en Norteamérica desde su llegada el 11 de noviembre (según el calendario juliano, en el gregoriano sería el día 21). Desembarcaron en lo que hoy es el estado de Massachusetts, fundando la colonia de Nueva Plymouth, donde, según algunos estudiosos, se celebró por primera vez la cena de Acción de Gracias por la cosecha en 1623.

Para acentuar el protagonismo del día que estamos comentado, el 5 de abril de 1621 el Mayflower parte desde la recién formada colonia de Plymouth y puso rumbo de nuevo al Reino Unido el 6 de mayo de ese mismo año.

Women's March on Versailles01.jpg
Grabado de la Marcha de las Mujeres en la Bibliothèque nationale de France

Entre el 5 y el 6 de octubre de 1789 tuvo lugar en Francia la llamada “Marcha de las Mujeres” (Journées des octubre, «Días de octubre», en Francia), uno de los episodios revolucionarios iniciales de la Revolución francesa, que tuvo como protagonistas casi exclusivas a las mujeres parisinas y de cuya historia ya hablé en un artículo de VAVEL.

Fue un  motín iniciado en los mercados de París, con tintes de lo que se ha dado en llamar en historia Motines de Subsistencia. Aquella mañana del 5 de octubre, las mujeres parisinas protestaron por la subida de los precios del pan que, además, escaseaba cada vez más en los mercados y en las mesas de sus casas. Pero aquello no iba a terminar siendo un simple “motín”. Las mujeres (en su  mayoría, también hombres y niños, entre  5000 y 10000 personas) conocen que el rey y los diputados de la Asamblea Nacional Constituyente, habían abandonado París para instalarse en la tranquilidad del Palacio real de Versalles (protegidos por la Guardia de Corps). La Marcha de las Mujeres recorrió a pie, y pese a la lluvia, los 21 kilómetros que los separaban de París llegando a Versalles el día 6. Por la tarde, cediendo a la presión, el rey, su familia y un grupo de unos cien diputados de la Asamblea Nacional, volvieron al Palacio de la Tullerías de París escoltados por la Guardia Nacional de La Fayette y el numeroso séquito de descontentos que se habían sumado a las mujeres llegadas desde París y que habían conseguido cambiar las cosas con su protesta.

Resultado de imagen de la marcha verde
Detalle de los manifestantes de la Marcha Verde en 1975 (Lancelot Digital)

El 6 de noviembre de 1975 se inicia en Marruecos la llamada Marcha Verde, una larga caminata de más de 350.000 civiles (a los que se unieron soldados de las Fuerzas Armadas Reales) que se habían juntado en la ciudad de Tarfaya, en el sur del país, convocadas por el rey Hassan II, con el fin de cruzar andando el territorio del Sahara español y forzar a las autoridades españolas a retirar sus tropas del territorio. La decisión marroquí fue tomada tras aprobar la ONU en 1970 la Resolución 2711 para la celebración de un Referendum sobre la autodeterminacón del territorio del Sahara, al que se oponía el gobierno marroquí. Las dilaciones españolas en poner en marcha el Referendum favorecieron el llamamiento del rey alauita acuciado por una grave crisis interna. A las 10:33 horas del día 6, unos 50.000 participantes de la marcha entran en territorio español por la zona del puesto abandonado de Tah, acampando en el Sahara español por la tarde. El gobierno de Marruecos se veía arropado por los EEUU, pero la ONU reclamó el cese inmediato de las acciones marroquíes y la retirada de los acampados.

Las negociaciones entre el gobierno español y el marroquí (en un momento en el que Francisco Franco agonizaba, y tomaba las riendas de la política el rey Juan Carlos I), dan sus primero frutos cuando el rey Hassan II da orden de replegarse el 9 de noviembre. Más tarde, España se comprometió a descolonizar el territorio del Sahara y pondrá fin a su presencia en ese territorio el 28 de febrero de 1976. Entonces Marruecos ocupó la zona septentrional y oriental del territorio y Mauritania, la meridional. El Frente Polisario anunció que continuaría con la guerra de guerrillas y en la noche del 28 al 29 de febrero proclamó la la República Árabe Saharaui Democrática. El conflicto del Sahara aún no se ha resuelto.

Imagen relacionada
Imagen de uno de los buques hundidos en Pearl Harbor (BBC News)

En la noche del 6 de diciembre de 1941 la primera flota japonesa llegaba a las inmediaciones del enclave hawaiano de Pearl Harbor, sede de la flota estadounidense en el Pacífico, e inicia su ataque aéreo masivo a las instalaciones de la isla en la mañana del día siguiente, el 7 de diciembre. El ataque a Pearl Harbor provocó la intervención de los EEUU en la Segunda  Guerra Mundial.

El ataque comenzó a las 7:48 a. m. del 7 de diciembre, hora local, y fue llevado a cabo por 353 aeronaves japonesas que despegaron de seis portaaviones. En el puerto, resultaron dañados los ocho acorazados estadounidenses atracados: cuatro se hundieron, dos pudieron ser reflotados y cuatro reparados, pudiendo volver estos seis a entrar en servicio durante la guerra. También hundieron o dañaron seriamente tres cruceros, tres destructores, un buque escuela y un minador. Los norteamericanos perdieron 188 aeronaves, murieron 2403 estadounidenses y otros 1178 resultaron heridos de diversa consideración. Los japoneses perdieron 29 aeronaves y cinco minisubmarinos, además de sufrir 65 bajas militares entre muertos y heridos.

Unos días antes, el 5 de noviembre, el emperador HiroHito había declarado la guerra a los EEUU si no levantaba el embargo petrolero. Sin esperar el fin del plazo establecido, el final del mes, Japón inicia el ataque y un día después de producirse, el 8 de diciembre, EEUU declara la guerra a Japón: “Ayer, 7 de diciembre de 1941 —una fecha que vivirá en la infamia—, los Estados Unidos de América fueron atacados repentina y deliberadamente por las fuerzas aéreas y navales del Imperio de Japón” (Franklin Delano Roosevelt).

Se da la circunstancia de que esta es la tercera vez que el numero seis aparece en este recorrido relacionado con la Segunda Guerra Mundial. Ya hemos hablado del Desembarco de Normandía y de la Bomba de Hirosima. Precisamente, el ataque japonés a Pearl Harbor sucede tan solo un día después de que Roosevelt autorizara la puesta en marcha del que sería llamado Proyecto Manhattan, la construcción de la bomba atómica que finalmente sería lanzada contra las dos poblaciones japonesas en agosto de 1945.

AlmaLeonor_LP

 

TRES, CUATRO, DOCE… REYES MAGOS

TRES, CUATRO, DOCE… REYES MAGOS

La historia de los Tres Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar, que llegan cada 6 de enero, Fiesta de la Epifanía, tiene una larga tradición católica que no se corresponde, exactamente, con lo que dice el evangelio de Mateo:

“2:1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, 2:2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle”; “2:11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.”

Y ya está. No hay nada más. En la Biblia no figura ni cuantos eran los “magos”, ni si eran “reyes”, ni si llegaron en “camello”, ni si tenían nombre siquiera. La palabra “mago” parece referirse a una casta sacerdotal persa de sabios, conocedores de los secretos del cielo, lo que explicaría que siguieran una estrella fugaz. Fue Tertuliano en el siglo III quien dijo que eran de estirpe real (no sabemos si se refería a “reyes” tampoco) y lo demás proviene de la cultura popular (un rey por regalo, que menos, o tres reyes como otra trinidad) y de un mosaico de la iglesia de san Apolinar Nuovo en Rávena (Italia), del siglo VI, donde aparecen ya los tres personajes ataviados con ropas majestuosas e identificados con el nombre con el que les conocemos, Melchor, Gaspar y Baltasar.

Imagen: Mosaico de San Apolinar Nuovo (Rávena, Italia).

Estos nombres aparecen por primera vez en el siglo V, por ejemplo, en un texto titulado Excerpta latina bárbari (como Melichior, Gathaspa y Bithisarea) o en un  texto apócrifo del Evangelio armenio sobre la infancia de Jesús en donde figuran con los nombres de Balthazar, Melkon y Gaspard. En la tradición siriaca se les conoce como Larvandad, Gushnasaf y Hormisdas… ¡como para aprenderse estos!

Lo de que cada uno fuese de una diferente raza humana es más tardío todavía, de la Edad Media, cuando se asimila a Melchor con los europeos (procedería de Grecia), a Gaspar con los asiáticos (vendría de La India) y a Baltasar con los africanos (originario de Egipto). Y es en este momento cuando a Baltasar se le representa con la tez negra. Item más… La última noticia sobre los Reyes Magos la ofreció en el año 2012 el mismísimo papa Benedicto XVI, cuando en su libro “La infancia de Jesús” afirmó que los Reyes Magos no venían de oriente, sino de Tartessos, en la Andalucía española: «La promesa contenida en estos textos extiende la proveniencia de estos hombres hasta el extremo Occidente (Tarsis, Tartessos en España), pero la tradición ha desarrollado ulteriormente este anuncio de la universalidad de los reinos de aquellos soberanos, interpretándolos como reyes de los tres continentes entonces conocidos: África, Asia y Europa». Más tarde se explicó que el santo padre no quería decir tal cosa, sino que eran buscadores de la verdad de Dios y que su inquietud les llevó hasta los confines del mundo, situado en Tartessos en su tiempo (que raro que no pensasen en el finis terrae -el fin de la Tierra- gallego), pero contradice claramente el texto de Mateo donde sí dice que “vinieron del oriente“. En todo caso, con esta explicación papal, pienso que la estrella tendría que haberse deslizado en sentido contrario… en fin… 

En todo caso, no es la única versión que existe sobre estos ilustres personajes, hay incluso una que habla de un cuarto rey mago, Artabánel protagonista del cuento navideño “The Other Wise Man” (El otro rey mago), escrito en 1896 por Henry van Dyke (1852-1933), un teólogo presbiteriano estadounidense, que puede basarse en una plausible realidad, ya que hay una pintura en las catacumbas de Santa Domitila en Roma, del siglo III, que muestran a cuatro Reyes Magos en el pesebre (también hay otra con dos, en las catacumbas de Pedro y Marcelino, del siglo IV, y nadie ha inventado una historia del “rey” que falta ni quien de los tres es el ausente). 

Imagen: Catacumba de Pedro y Marcelino con solo dos Reyes Magos

Y una tradición armenia sitúa el número de los Reyes Magos en 12, como los doce apóstoles o las 12 tribus de Israel y otros muchos “doces” existentes en la tradición cristiana…

Cuenta la leyenda que 12 sabios de Persia, en el oriente, siguieron una estrella brillante en el cielo que anunciaba el lugar donde había nacido el niño rey de las escrituras. Llegados a la ciudad turca de Hah (Anitli), tres siguieron camino hacia Belén llevando los dones que querían entregar al niño (oro, incienso y mirra, que se me ocurre que pudieran representar tres estados de la materia, sólido, gaseoso y líquido, respectivamente), mientras el resto permaneció en este lugar esperando la vuelta de los anteriores. A su regreso, trajeron consigo un paño donde había estado envuelto el niño y que les había regalado María, su madre, como agradecimiento por sus dádivas. Se lo mostraron a sus compañeros y acordaron dividir el manto conservando cada uno un trozo, pero fue imposible. No pudieron rasgarlo con ninguno de sus cuchillos y espadas. Al intentar dividirlo de nuevo con la llama de una vela, el paño ardió milagrosamente transformándose en doce medallones grabados con el rostro de cada uno de los magos. El prodigio que acababan de contemplar les animó a mandar construir allí mismo un templo para honrar a María, la madre del Mesías, que les había regalado el paño.

Imagen: Iglesia de la Virgen María de Hah (Turquía).

Esta leyenda es la que, dicen, origina el Tempo de la Virgen María de Hah (Mardin Meryem Ana kilisesi, Antitli) en Midyat (Turquía), llamado también “Templo de los 12 Reyes Magos”, de la Iglesia Ortodoxa Siríaca, pero parece  ser que la construcción de una iglesia en este lugar data del siglo IV, ampliada sucesivamente en los siglos VII y VIII. La información turística de la Mardin Meryem Ana kilisesi de Hah, dice que se construyó en 1860 con un sistema único de sonido acústico y que durante las obras de ampliación de 1914-15 algunas partes de este templo se perdieron irremisiblemente. El Ministerio de Cultura y Turismo se hizo cargo del templo y del anexo del Patriarcado y lo restauró, abriéndose como museo en 1995.

Imagen: Relicario de los Reyes Magos en Colonia (Alemania)

Para terminar de conocer la historia de estos personajes, los tres reyes magos principales que visitan a los niños españoles en la noche del 5 de enero dejando regalos a los buenos y carbón a los malos sobre sus zapatos, dice una leyenda que se retiraron a vivir al reino de Saba, donde tras la resurrección de Jesús (33 años más tarde, por tanto, alguno ya sería muy, pero muy mayor), fueron bautizados por el apóstol Tomás y consagrados obispos. Y aún debieron de vivir más tiempo todavía, pues se dice que en el año 70 fueron martirizados y depositados en unos sarcófagos que más tarde (en el siglo IV) encontró Santa Helena de Constantinopla y se los llevó a esta ciudad imperial, donde permanecieron hasta que en el siglo XII, Federico I Barbarroja los traslada a otro Imperio, el Germano, y los mandó custodiar en Colonia. En 1248 el peregrinaje provocado por estas reliquias hace que se inicie la construcción de la Catedral de Colonia, templo que tardó 600 años en completarse.

Así que bienvenidos los tres, cuatro o doce reyes, o personas de estirpe real, magos o sabios, que llegan desde no se sabe donde, siguiendo una estrella en el cielo… Espero que su oro, incienso y mirra llegue para todos o, al menos, la ilusión que, se dice, es lo que verdaderamente representa esa Epifanía.

AlmaLeonor_LP

¡¡FELIZ DÍA DE REYES!! 

 

 

DÍAS DE REYES MAGOS

DÍAS DE REYES MAGOS

Cuando AlmaLeonor creía en la existencia de los Reyes Magos…

 

“Yo, con los regalos como con las cartas más esperadas y queridas, prefiero el rito contrario: dilatar la hora de la apertura definitiva, con lo que se alarga ese placer indescriptible que produce la ignorancia, la imaginación, la incertidumbre. Y, desde luego, abrirlos y leerlas en la intimidad más absoluta. Con los regalos no siempre es posible, porque la equivocidad del gesto podría sugerir una falta de interés, cuando sucede justamente lo contrario.”

Emilio Pascual, “Días de Reyes Magos” (1999)

¡¡FELIZ NOCHE DE REYES A TODOS!! ¡¡Y NO SE OLVIDEN… UN LIBRO ES SIEMPRE UN BUEN REGALO!! 

EL DÍA DE REYES

EL DÍA DE REYES

“Sin embargo, para mí, el día de Reyes siempre fue uno de mis días favoritos. Egoístamente. Ese día, o mejor dicho, en la víspera y como parte de los preparativos para el día de Reyes, todos los miembros de mi familia se afanaban en limpiar sus propios zapatos, aquellos que colocarían en el alféizar de la ventana esperando la dadivosidad mágica de unos imaginados reyes que, llegados de un oriente lejano, agasajaban a los niños en las casas. Y a todos, niños y adultos, en la mía. Aunque fuese con un simple bollo de azúcar y canela preparado por mi madrina, o una bolsita de blancas peladillas compradas por mi padre en la plaza del mercado.

El resto del año, junto a mi primo Ángel, era yo quien hacía de limpiabotas cada sábado por la mañana, regalando mi trabajo a los adultos de la casa. Una vez se lo dije a mi madrina y ésta recriminó mi sentida y escondida queja, advirtiéndome que no lo dijese más o los Reyes Magos lo sabrían y no premiarían mis buenas acciones del año con un regalo de Epifanía.

Pero cuando el siete de enero, un día después del festivo de Reyes de este año, me encomendaron escribir un artículo sobre las actrices del Hollywood dorado de los años cuarenta y cincuenta, me alegré como si el Rey Gaspar ―mi favorito de los tres magos, siempre― hubiese dejado en mis relucientes zapatos el mejor de los regalos.

― Rita, que se llama Margarita Carmen Cansino, se casó con el Aga Khan, un príncipe árabe, de oriente. Una especie de Rey Gaspar, pero de verdad. Y a ella la llamaban la Begum Aga Khan… la Begum Rita.

― ¿Y tú cómo sabes esas cosas, papá?

Rita nunca se casó con un rey Gaspar, que curiosamente era tenido por muchas niñas de mi generación como el más accesible y casadero de los tres magos de oriente. El rey Melchor aparecía siempre como un viejito barbudo que podría muy bien ser nuestro abuelo, y el negro Baltasar era un exotismo demasiado alejado de todo pensamiento inocente. Sin embargo, el rey Gaspar podía aparecer como un soñado pretendiente lejano. Pero Rita no se casó con uno, ni con un príncipe árabe siquiera. Tampoco con el heredero del título persa, Aga Khan, que ostentaba la familia de su marido.

Rita Hayworth se casó y tuvo una hija, con Ali Khan…”

 

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

Alma Leonor López Pilar