SEPTIEMBRE INFINITO

SEPTIEMBRE INFINITO

El mes que empezó siendo el séptimo en el calendario romano, de ahí su nombre, terminó en el noveno puesto por mor del rey  Numa Pompilio (716-674 a. C.), sucesor de Rómulo, que añadió dos al principio del año: enero y febrero.

Hemos llegado a Septiembre. Es un mes que evoca desde siempre dos grandes acontecimientos: la vendimia y el comienzo del colegio. Para mucha gente son momentos de gran trabajo, de añoranza, de tristeza y del inicio del frío otoñal.

Para la historia, el mes de septiembre trae otras evocaciones. Es el mes en el que dio comienzo el suceso bélico más devastador de la historia de la humanidad, la Segunda Guerra Mundial. El día 1 de septiembre de 1939 las tropas alemanas invaden Polonia y comenzó el horror. Después, una casualidad quiso que también terminara en septiembre: el acto protocolario de la rendición japonesa tuvo lugar el día 2 de septiembre de 1945, a bordo del Acorazado USS  Missouri  (BB-63) anclado en el puerto de Tokio. Ese momento tiene su anécdota y también fue contada en HELICON.  El gobierno nipón se había rendido el 14 de agosto, después de los bombardeos atómicos aliados sobre Hiroshima y Nagasaki, y las tropas japonesas establecidas en China se rindieron formalmente el 9 de septiembre.

“Memorial 11S”, Corinne Vioneet

Si el día 1 trae esos recuerdos a la memoria de la historia, el día 11 no lo es menos. Ese día, del año 2001, será recordado ya para siempre como el nefasto día del atentado de la organización Al-Quaeda de Bin Laden, sobre las Torres Gemelas de Nueva York, en los Estados Unidos, el ataque terrorista más devastador de la historia. Y casi da miedo decirlo, pero… hasta el momento. Las Torres Gemelas formaban parte del complejo World Trade Center, un conjunto de siete edificios administrativos en pleno centro de Nueva York, que fue construido en los años setenta.  El Museo y Memorial situado en la “zona cero” de Nueva York fue inaugurado el 11 de septiembre de 2011.

Hay otros sucesos importantes que tuvieron lugar ese 11 de septiembre, que parece ser un día elegido por la historia. Por seguir un orden cronológico hacia atrás en el tiempo, un 11 de septiembre de 1973 se produce el golpe de Estado más conocido en el mundo entero, el que derrocó a la democracia chilena de Salvador Allende (1908-1973), el presidente socialista que murió durante la defensa de la Casa Rosada frente a los golpista de Augusto Pinochet, quien terminó por imponer un duro y represivo régimen militar que duró hasta 1990. Parece ser, que el golpe estaba previsto antes incluso de que un electo presidente marxista pudiese hacer realidad su mandato. El golpista murió en el hospital en diciembre de 2006, aún están pendientes de juicio más de 400 querellas contra su persona.

Algunos países sudamericanos celebran su fiesta de independencia en este mes. Constituyeron su independencia, por ejemplo, las Provincias Unidas de Centroamérica (el día 15 de septiembre de 1821) que más tarde configurarían los países de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. El día 16 de septiembre de 1810, con el Grito de Dolores, México inicia su guerra de independencia (el 27 se celebra su consumación). Los días 18 y 19, Chile celebra sus Fiestas Patrias, el aniversario de la Primera Junta Nacional de Gobierno de Chile (1811). En Estados Unidos se celebra el Mes de la Herencia Hispánica desde el 15 de septiembre hasta el 15 de octubre. Este año no sabemos cómo lo celebrará Donald Trump, o si lo celebrará siquiera. También hablamos de ello en HELICON. De momento, en Los Ángeles (California) se ha cambiado el Columbus Day, el día de Cristóbal Colón, celebrado tradicionalmente el segundo lunes de octubre, una fiesta federal que se celebra en todo EE.UU. desde 1937, por el de Indigenous People’s Day o Día de los Pueblos Indígenas. El nombre de Colón ya se había eliminado del calendario festivo en otras ciudades norteamericanas, concretamente en Seattle, Minneapolis, Berkeley, Santa Cruz, Phoenix, Denver y estados como Vermont y Dakota del Sur. No está de más recordar que esta celebración, loable por otro lado, se realiza en uno de los países donde menos población indígena queda viva y, paradojicamente, donde más se rechaza la inmigración. Espero que algún día los estadounidenses sepan conciliar ambas herencias.

“L’onze de setembre de 1714” (1909), de Antoni Estruch Bros (1872-1857)

En 1714, la Barcelona del archiduque Carlos de Austria, cae vencida ante las tropas borbónicas de Felipe V, después de 14 meses de asedio. Fue una de las últimas operaciones militares del conflicto internacional conocido como Guerra de Sucesión Española, pero que fue mucho más que eso. Cada año, el 11 de septiembre, Barcelona celebra la derrota con su Diada, su fiesta grande.​ Este año 2017 su día festivo tendrá, sin duda, un carácter algo diferente. Me la imagino con la tristeza puesta en el pasado atentado terrorista islamista del 17 de agosto, y la incertidumbre del futuro de la región-CCAA-nación que se abrirá tras la convocatoria del Referéndum de independencia del próximo 1 de octubre.

Y entre el 21 y el 23 comienza la primavera en el hemisferio sur y el otoño en el hemisferio norte. Aquí, el otoño de 2017 comenzará el 22 de septiembre a las 22h 2m, hora oficial peninsular, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional, Ministerio de Fomento). Esta estación finalizará el 21 de diciembre con el comienzo del invierno.

Es un mes de retornos, de comienzos, de bucles infinitos, de deshacer maletas y de hacerlas, de la vuelta de vacaciones para muchos y del inicio para otros. Es el mes en el que HELICON se renueva y un mes en el que nace la nueva página de Facebook, Alma Leonor López Pilar. Un Septiembre Infinito.

Bienvenidos al nuevo renacimiento del otoño.

AlmaLeonorLP

Anuncios

LA BANDERA DEL COMODORO PERRY

LA BANDERA DEL COMODORO PERRY

000

Matthew Calbraith Perry (1794-1858) fue el oficial naval de los Estados Unidos encargado de romper el aislamiento de Japón al mundo. Esa es la parte “rosa” que se suele contar de un acontecimiento que supuso una guerra civil en Japón tras la que se forzó al país del Sol Naciente a abrirse comercialmente a los países extranjeros merced al Tratado de Kanagawa.  Entre los años 1853 y 1867 termina la política de aislamiento feudalista (conocida como sakoku) del Shogunato Tokugawa  y se produjo la transición al período Meiji, no sin atravesar un duro enfrentamiento entre los nacionalistas antioccidentales partidarios del gobierno Shogun y las fuerzas del emperador Tokugawa apoyados por la llegada de la flota (compuesta de 10 navíos) del Comodoro Perry a la Bahía de Edo (actual Tokio) en 1853. Estos enfrentamientos, conocidos como Bakumatsu, culminaron con la guerra boshin y la batalla de Toba-Fushimi (1868), cuando las fuerzas del Shogun fueron finalmente derrotadas por los partidarios del emperador.

En 1853 el que era Presidente de los Concejales Mayores, Abe Masahiro (1819–1857) fue designado como el responsable de tratar con los estadounidenses. Su falta de experiencia en este tipo de tratados comerciales le llevó a aceptar las demandas del Comodoro Perry al no poner de acuerdo a los concejales, los regidores feudales y el emperador.  Tomando medidas militares en previsión de un conflicto, en 1854 se firmaba la Convención de Amnistía (o  Tratado de Kanagawa) entre las autoridades japonesas (firmó en nombre del emperador, que no podía ser visto por nadie, el shōgun Tokugawa Ieyoshi) y el Comodoro Matthew Perry en nombre de los EEUU, abriendo tres puertos (Nagasaki, Shimoda y Hakodate) a los barcos balleneros estadounidenses, garantizando un buen trato a sus tripulaciones y permitiendo el establecimiento de un Cónsul permanente norteamericano en Shimoda (cerca de Tokio). También se procuró un acuerdo naval para la compra de barcos de guerra y armamento a Holanda y la instalación de una Escuela Naval al estilo occidental. No obstante aún se mantuvo la prohibición del comercio exterior extranjero, al menos hasta 1858 con la firma del Tratado de Amistad y Comercio (EEUU-Japón) – Tratado de Harris, que permitió la concesión de establecimientos extranjeros, territorios extras para ellos y mínimos aranceles para las importaciones estadounidenses. En poco tiempo similares tratados fueron negociados con rusos, franceses y británicos, originando el conflicto Bakumatsu hasta la definitiva derrota de los antioccidentales en 1868.

Pues bien, en esa jornada tan emblemática para la memoria estadounidense, de la entrada en Japón del Comodoro Perry, una bandera estadounidense de 31 estrellas enarbolaba la nave capitana, USS Powhatan. Esa bandera permaneció durante muchos años en el museo naval de Annapolis en recuerdo de esa hazaña.

Cuando en agosto de 1945, tras los bombardeos de Hirosima y Nagasaki, Japón se rinde a las tropas aliadas poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial, el general Douglas MacArthur, que era descendiente directo del Comodoro Perry, ordenó que para la ceremonia de rendición del Japón, prevista para el día 2 de Septiembre de a bordo del Acorazado USS  Missouri  (BB-63) anclado en el puerto de Tokio, se trajera dicha bandera desde los Estados Unidos para ser ante los japoneses, ya que el general iba a mencionar a su antepasado y su hazaña en su discurso.

Cuentan que al recuperar la bandera para ser enviada se descubrió que estaba en un pésimo estado de conservación y cubierta de moho en su parte frontal. Por la emergencia para ser enviada a Japón se decidió invertir la bandera ya que por su revés presentaba un mejor estado,  y así fue embalada con una cubierta de vidrio y enviada al buque Missouri donde fue colocada de esta guisa con las estrellas en el lado derecho en lugar de en el izquierdo.

El encargado de su transporte se le ordenó no separarse de la caja con la bandera bajo ninguna circunstancia, por lo que durante 9.500 millas y 120 horas continuas de viaje, el correo debió comer, dormir e incluso ir al baño con la caja en su poder. Al parecer el hombre estaba tan exhausto que nada más entregar la bandera se quedó dormido durante dos días y no presenció la histórica ceremonia de rendición.

En ella, el general MacArthur mencionó al Comodoro Perry con orgullo familiar y con su bandera presente y a su espalda ya que la caja con tapa de vidrio con la bandera del USS Powhatan, fue ubicada en una pared sobre una puerta a la izquierda del general. Así se expresó MacArthur sobre su antepasado:

         “En este día en que nos hallamos en Tokio, evocamos la figura de nuestro compatriota, el Comodoro Perry, que arribó a estas islas hace noventa y dos años. Su propósito era promover en el Japón una era de ilustración y de progreso, sacándolo de su aislamiento, y abriéndolo a la amistad, al comercio y a la industria del mundo. Pero infortunadamente, el conocimiento que obtuvo de la ciencia de Occidente, lo convirtió en un instrumento de opresión y de esclavitud humana….”.

Mamoru Shigemitsu (1887-1957) Ministro de Asuntos Exteriores japonés, actuando como Primer Ministro en nombre del Emperador del Japón, y Yoshijiro Umezu (1882-1949), Jefe del Mando General Militar que representaba al Cuartel General Imperial, por parte del gobierno militar, fueron los encargados de firmar el Acta de Rendición, por la que  el Imperio de Japón aceptaba la Declaración de Potsdam firmada por los Estados Unidos, el Reino Unido, la República de China y la Unión Soviética.

JapaneseSurrender

Finalizaba la Segunda Guerra Mundial. Se abría el periodo de la división del mundo en bloques y la Guerra Fría. Pero este periodo tendría sus propias banderas para recordar y también para olvidar.

AlmaLeonor

HISTORIA CON ALMA: ALEMANIA Y EL 9 DE NOVIEMBRE

HISTORIA CON ALMA: ALEMANIA Y EL 9 DE NOVIEMBRE

10659385_345626968952064_7102953047148119093_n

El domingo 9 de Noviembre, en el programa Tempus Fugit dedicó la sección HISTORIA CON ALMA, a los acontecimientos que la historia ha conocido un día como ese, un 9 de noviembre en Alemania. El cuerpo central del programa estuvo dedicado a un autor almeriense, Alberto Cerezuela y su libro sobre los Secretos y Misterios de Almería, que veía la luz precisamente el día siguiente. Para acabar tuvimos una visita al mismísimo infierno con los AC/DC.

fu

Para escuchar este programa, pinchad en la imagen o aquí en el Podcast. Conviene escuchar todo el programa, que de verdad ha sido muy interesante, pero para acceder a HISTORIA CON ALMA, está a partir del minuto 0:49:25

5 – EL 9 DE NOVIEMBRE Y ALEMANIA.

(el contenido de esta intervención ya estaba en HELICON )

En Historia, como ya hemos dicho, hay fechas que conviene recordar porque son referentes continuos no solo para hablar de Historia, sino también para vivir el día a día de nuestra existencia. Sabiendo más, entenderemos más. El 9 de noviembre, hoy, es una de esas fechas imprescindibles, pero para hablar de ella, vamos a empezar situándonos primero en otra fecha, en el 3 de Octubre, día de la Fiesta Nacional de Alemania

Ese día se conmemora, así se sigue haciendo, así se ha hecho este mes pasado, el aniversario de la entrada en vigor del acuerdo de Reunificación Alemana, que fue firmado en 1990, entre los gobiernos de las antiguas República Federal de Alemania y la República Democrática Alemana. Se ponía fin con este acuerdo a una larga etapa de separación política y territorial llevada a cabo tras la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo para Alemania, el día 9 de noviembre podría figurar como el día más señalado para su historia, pero no se consideró que podría ser conmemorable, porque también cuenta con algunos acontecimientos nefastos para el recuerdo y para la historia alemana y de la humanidad. 

¿Por ejemplo?

Un 9 de noviembre de 1918: Guillermo-II, emperador de Alemania abdica tras la derrota de su país en la Primer Guerra Mundial. Se inaugura entonces el régimen político conocido como República de Weimar, que lleva este nombre en honor a la ciudad donde se reunió la Asamblea Nacional constituyente que proclamó la nueva constitución que, siendo aprobada el 31 de julio de 1919, entró en vigor el 11 de agosto de ese año y que duró hasta 1933.  El nombre de República de Weimar es en realidad un acuerdo historiográfico posterior, ya que en 1919 se seguía utilizando el nombre de Deutsches Reich («Imperio alemán»), aunque adoptó la forma de una república democrática.  Y decimos que duró hasta 1933 porque fue en ese año cuando los nazis obtuvieron la mayoría en las elecciones al Reichstag,  e iniciaron una serie de medidas legislativas (hay que recordar que eran legales, fueron aprobadas en el propio Parlamento) pero que, de hecho, significaron su fin (como permitir la aprobación de leyes sin la participación del parlamento, o la proclamación del Tercer Imperio Alemán), aunque la Constitución de Weimar no fuera revocada oficialmente hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945. 

El primer presidente de la República de Weimar fue Friedrich Ebert (1871-1925), a quien se le deben frases como “No hay libertad sin democracia (…) Quienes aman la libertad, tienen el deber de actuar en su defensa y de recuperarla cuando se haya atentado contra ella.” Y un atentado fue lo que ocurrió en el siguiente 9 de noviembre. 

Fue también un 9 de noviembre, de 1923 creo recordar, cuando se produce un  intento de Golpe de Estado por parte de los nazis, ¿verdad?

Sí, el llamado Putsch de Múnich, llevado a cabo por miembros del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (el NSDAP Partido Nazi, al queHitler había accedido a la jefatura en 1921) y por el que fueron apresados y condenados a prisión Adolf Hitler y Rudolf Hess, entre otros dirigentes del partido. En Europa ya existía esa semilla filofascista y ya se habían celebrado otras manifestaciones de partidos de esta ideología, como la Marcha sobre Roma que Mussolini (dirigente del Partido Nacional Fascista italiano), había realizado un año antes y que acabó por llevarle al poder. 

Pues bien, en la noche del 8 al 9 de noviembre de 1923, Hitler, acompañado de HermannGöring, Alfred Rosenberg y Rudolf Hess (que serían importantes apoyos del dictador más adelante) entró en una Cervecería de Múnich disparando al techo y anunciando que «¡La revolución nacional ha comenzado!». 

Un 9 de noviembre de 1925se fundó las Schutzstaffel o SS (“Escuadrones de Protección”), una organización militar y de seguridad del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP) en Alemania, creadas por Heinrich Himmlercomo “guardia personal” de Hitler, tras salir este de la cárcel el 20 de diciembre de 1924,cuyo lema era «Mi honor se llama lealtad». 

Un 9 de noviembre de 1938los nazis de las milicias del NSDAP, los llamados “camisas pardas” de la «sección de asalto», detienen y destruyen las propiedades de más de 35.000 judíos en la que fue llamada “Noche de los Cristales Rotos” uno de los mayores progromos ocurridos en Alemania y Austria dirigido contra ciudadanos judíos en todo el país.

Pues vaya, como para celebrar entonces el 9 de noviembre la reunificación alemana… 

Con todos estos antecedentes, salvo por la proclamación de la República de Weimar,  y también se produjo en medio de grandes convulsiones sociales y políticas, y tras el final de la Gran Guerra, cuya derrota supuso un mazazo para Alemania, el 9 de noviembre no parecía ser un día para muchas celebraciones en Alemania. Sin embargo aún  hubo otro 9 de noviembre para la esperanza, el de 1989, cuando la RDA decide la apertura de sus fronteras a Occidente y los ciudadanos de uno y otro lado consiguen derribar por fin, material y espiritualmente, el Muro de Berlín, el “muro de la vergüenza”. 

Solo por ese hecho el día 9 de Noviembre podía haber sido el día de la Fiesta Nacional Alemana, pero el resto de acontecimientos de ese día, tan relacionados con un pasado nazi impedía moralmente elegirlo. Tal vez demasiadas conciencias se hubiesen alzado en contra.Pero hay otro acontecimiento el día 9 de Noviembre… 

¿Cuál? 

Ese día se celebra a escala mundial el Día del Inventor (bueno, hay otras fechas que también lo conmemoran, como el «Día de los Inventores Nacionales» que se conmemora el 11 de febrero en los EEUU, aniversario del nacimiento de Thomas Alva Edison, pero como dice el título, es una conmemoración “nacional”). La celebración del Día del Inventor el 9 de noviembre fue una propuesta de un inventor y empresario alemán (Gerhard Muthenthaler) en honor a la actriz e inventora austriaca Hedy Lamarr (1914-2000), que nació un 9 de noviembre de 1914 y era Ingeniera de Telecomunicaciones. 

Pero lo llamativo de este acontecimiento es que Hedy Lamarr (de nombre Hedwig Eva Maria Kiesler) era de origen judío. Desde pequeña fue considerada una superdotada y empezó con 16 años sus estudios de ingeniería, estudios que abandonó en 1931 cuando entró a trabajar en el Teatro Berlinés con el director austriaco Max Reinhardt(1873-1943), uno de los más importantes directores e innovador del teatro moderno, que emigró a los EEUU en 1933 por su rechazo al nazismo. Hedwig Kiesler (aún no se llamaba Hedy Lamarr) se hizo famosa cuando con solo 17 años, fue la primera actriz que exhibió un desnudo integral de 10 minutos en la pantalla y además interpretó un orgasmo con el rostro en primer plano. Ocurrió en la película “Extasis”, rodada en Praga por el director Gustav Machaty, en 1932. Al parecer Mussolini disfrutó de un pase privado y cuando se exhibió en Viena su marido Friedrich “Fritz” Mandl, un magnate de la industria del armamento, entró en cólera loco de celos. Intentó comprar todas las películas existentes y sometió a su esposa a un encierro casi inhumano, pues se dice que hasta la ataba a la cama cuando él no estaba en casa. Tuvo que abandonar el cine hasta que escapó rumbo a Nueva York donde conoció a Louis B. Mayer, de la Metro Goldwyn Mayer, quien se ocupó de relanzar su carrera y la bautizó con el nombre que la haría más famosa que antes, Hedy Lamarr. 

Pero durante su encierro continuó sus estudios de Ingeniería a la vez que actuó muy ingeniosamente sonsacando a clientes y proveedores de su marido los pormenores de la tecnología armamentística de su época, dicho de otra forma, actuó de espía y puso más tarde dichos conocimientos a disposición de las autoridades de los EEUU. Pero ella trabajó en su campo y también ideó y patentó junto al compositor George Antheil en los años 40, algo que llamó “Técnica de Conmutación de Frecuencias” que le devolvería notoriedad en los últimos años de su vida. Este invento, que no sé muy bien lo que es, permitió a la Marina de Estados Unidos transmitir señales secretas sin que éstas fueran interferidas en lugares como Vietnam o durante el bloqueo a Cuba, en 1962. Y también fue una contribución importante para ampliar enormemente el sistema actual de telecomunicaciones inalámbricas, como las redes WiFi y los dispositivos móviles. 

La curiosidad de este apunte, para mí, estriba en que al final, Alemania tiene algo que celebrar el 9 de Noviembre, una conmemoración aunque sea compartido con el resto del mundo, pero curiosamente, gracias al impulso de un empresario alemán, por reconocer los méritos de una mujer austriaca de ascendencia judía. 

La vida, y la historia, dan muchas vueltas, indudablemente.

AlmaLeonor

1798082_343563865825041_1363937805365310223_n

Quiero recomendar especialmente este programa de Tempus Fugit que no contó con una HISTORIA CON ALMA, pero que resultó muy, muy interesante. Javier Arries nos ofreció una magnífica puesta al día sobre un tema de actualidad, los vampiros, tema que desarrolla ampliamente en su libro.  El resto de contenidos también merecen la pena, como siempre: Alvaro Anula Pulido nos contará una maravillosa historia de amor… Óscar Fábrega nos presentará a un chino que es china o viceversa y acabaremos de fiesta con el grupo Blondie. ¿Te lo vas a perder? Para escucharlo pinchar en la imagen o aquí, en el Podcast.

AlmaLeonor