LAS VÍRGENES SIN NOMBRE

LAS VÍRGENES SIN NOMBRE

Virgen de la Consolata (Turín). Se dice que fue pintada por San Lucas (detalle).

¿Se habían dado cuenta de que todas las advocaciones de la Virgen María en nuestro país, carecen, en realidad, de nombre alguno? Ni siquiera María, tan popular como nombre propio en el mundo entero, puede ser un nombre, sino un apelativo. De hecho, de los personajes principales del relato Bíblico, solo Jesús tiene un nombre propio como tal, que derivaría del Yeshúa arameo, transformado en el Iesoús griego para finalizar con el Iesus latino. Hay quien lo hace derivar del hebreo Josué, que es el mismo que en arameo se diría Yeshua, pero eso sería otra historia. El caso es que él sí que tiene nombre, mientras que por mucho que busquemos, a Dios padre no se le conoce otro nombre que el de Dios, que puede ser un título tan genérico como el de Espíritu Santo, el otro vértice de la Trinidad, y de quien tampoco conocemos el nombre… ¿el espíritu santo… de quién?

Pero hablaba yo de María… La Biblia reconoce como María a varios personajes, empezando por la Madre de Jesús, pero también María la hermana de Moisés y Aarón, que acabó siendo reconocida por el nombre original en hebreo, Miryam (origen del Maryam en árabe), mientras que para la Madre de Jesús se utiliza simplemente María. Pero es que María, según alguna de las muchas interpretaciones que se han realizado sobre esta palabra, significa “señora”, un título. No debemos desdeñar esta interpretación porque fue realizada por los mismísimos Padres de la Iglesia (siglos I-VIII), partiendo del arameo mra, con ese significado de “señora” o también “excelsa”. Incluso en algunas versiones posteriores, María es relacionado también con “luz”. Yendo más allá, una interpretación de ese nombre de María, bajo la óptica egipcia, haría derivar el vocablo de mry, que significa “amada”. La Iglesia reconoce los apelativos de Santa María, Madre de Dios o María, Madre de la Iglesia… pero no quiere decir que sea un nombre.

 

Para concluir… no importa tanto encontrar el auténtico origen de este vocablo, como constatar, con todo ello que, en todo caso, María, bien puede ser un título o un tratamiento: la excelsa y amada señora que dio a luz a Jesús…  la Santa Señora,  madre de Dios; o la Señora que es Madre de la Iglesia. O sea, una mujer sin nombre.

Piensen en sus nombres, o en los de sus esposas, madres e hijas… Curiosamente, en España hubo un tiempo en el que era de cumplimiento obligado incluir María delante de todo nombre de niña (una amiga mía, de nombre Susana y cuya madre se negaba a tal norma, acabó incluyéndola por obligación, pero al final: Susana María), y ahora pienso que, además de un absurdo precepto religioso (que, por otro lado, era más alienante que absurdo), tenía una razón lógica. Les cuento, verán. Mi madre se llama Pilar, solamente Pilar. A mí me bautizaron como María del Pilar por mor de ese precepto que mencionaba antes, pero es que ahora veo que el nombre de mi madre no tiene ninguna lógica… Pilar… mi madre lleva el nombre de ¡una columna de piedra! No es un nombre, ¡es una columna! En cambio, el mío, María del Pilar, significa, implícitamente al menos, un apelativo femenino: “la señora del pilar de piedra”… no es que me lleve un nombre propio tampoco, pero al menos no me quedo solamente con la piedra.

Virgen del Pilar (1780), de Ramón Bayeu (1746-1793)

Si pensamos en prácticamente todos los nombres marianos de España, encontramos ejemplos similares: La Inmaculada Concepción, que son dos nombres femeninos, no son nombres, son los atributos que le asignó la Iglesia de Roma a la Madre de Jesús, a la que nombró Virgen por decreto conciliar; Lo mismo podríamos decir de la Virgen de la Asunción, en realidad, una mujer que es llevada al cielo (asunción) en cuerpo y alma tras su “durmimiento”; o Dulce Nombre de María, que nos queda con las ganas de saber cuál es ese nombre, el de esa “señora excelsa” cuyo nombre es tan dulce… Pero es que hay más…

  • María del Mar… la señora del mar.
  • La Virgen de Lourdes… una aparición mariana en la localidad francesa de Lourdes, como la Virgen de Fátima lo es por la localidad portuguesa del mismo nombre, o como la Virgen de Loreto lleva ese apelativo por la ciudad italiana de la que es originaria, un vergel de laureles (lauretum en latín). Y lo mismo pasa con la Virgen del Rocío, una imagen hallada en la aldea almonteña del mismo nombre, o las rivales vírgenes sevillanas de distintos barrios, la Macarena y la de Triana… llevan el nombre del barrio, no un nombre propio.
  • La Virgen del Camino… una señora en el Camino de Santiago.
  • La Virgen del Pino… una imagen encontrada en un pino en la bella localidad de Teror en Gran Canaria.
  • Nuestra Señora de los Ángeles… ni siquiera es María…
  • Nuestra Señora de la Esperanza… de la Fe, o de la Caridad, todos ellos nombres femeninos hoy en día, pero que son solo virtudes teologales.
  • María Auxiliadora, o la Virgen del Perpetuo Socorro, o Nuestra Señora de la Purificación o de la Consolación… explican muy bien cuál es su función, pero no es nombre.
  • Nuestra Señora del Rosario… pues eso, lo que lleva la señora en la mano.
  • Nuestra Señora del Carmen… curioso, porque deriva del Monte Carmelo, en Israel, o de la palabra Carmen, que es un canto extraño, un conjuro, un hechizo, un poema cantado con un ritmo determinado y cadencioso.
  • Nuestra Señora de los Dolores… no hace falta decir lo que son los dolores…
  • Nuestra Señora de la Almudena… la señora de la “ciudadela”, al-mudayna, o madina, un diminutivo árabe de “ciudad”, como la ciudadela árabe que existía en Madrid, la Almudena, o la antigua medina musulmana, en cuya muralla se encontró la que hoy es la patrona de Madrid.

… Piénsenlo.

Busquen una advocación mariana y se encontrarán con que en realidad no dice el nombre de la mujer de la imagen, sino un atributo, un lugar de origen, un elemento sobre el que se posa, un objeto que porta… pero no un nombre, porque ni siquiera María lo es… significa “señora”.

En cambio, los nombres propios los encontramos fácilmente en el pecado (Eva, Magdalena) o en el santoral: Santa Isabel, Santa Ana, Santa Lucía, Santa Águeda, Santa Bárbara, Santa Brígida, Santa Catalina, Santa Clara, Santa Cristina, Santa Elena, Santa Eulalia, Santa Genoveva, Santa Inés, Santa Juana, Santa Lucrecia, Santa Margarita, Santa Micaela, Santa Matilde, Santa Mónica, Santa Rosa, Santa Teresa, Santa Úrsula, Santa Tecla, Santa Felicidad… una santa que bien podría ser virgen, pues su nombre es un estado emocional en realidad.

LA VIRGEN DE SAN LORENZO

La Virgen de San Lorenzo de Valladolid (Fuente: Domus Pucelae)

Me he desviado un poco bastante del tema, porque yo, de lo que quería hablar es de la patrona de mi ciudad, la Virgen de San Lorenzo. Pero cuando me he dado cuenta de que, en realidad, nuestra Virgen no tiene nombre, me he puesto a pensar y he descubierto que, como he explicado, no lo tiene ninguna. Así que nuestra patrona no es un caso extraño. Es, eso sí, la única de la península (creo, tampoco he realizado un estudio exhaustivo) que lleva el apelativo de un señor, de un santo.

La historia de nuestra Virgen pucelana es prácticamente igual a la de todas las de los hallazgos de tallas de imágenes marianas contadas en casi todas partes. La mayoría de esas historias derivan de que, por temor a la invasión musulmana, muchas imágenes de cristos, santos y vírgenes fueron ocultadas, apareciendo “milagrosamente” tiempo después y originando su propia leyenda (aunque se tallase realmente en siglos posteriores). Esta Virgen nuestra fue hallada por unos aguadores vallisoletanos a la orilla del río, en la parte donde se solían abastecer desde el río Pisuerga para venderla por la ciudad, justo donde la historia sitúa la “Puerta de los Aguadores”, fuera de las murallas vallisoletanas.

Talla de la Virgen de San Lorenzo de Valladolid (Fuente: El Norte de Castilla)

Esa imagen, no tan pequeña como otras de su época y con un niño en brazos, originaria, hoy lo sabemos, de la segunda mitad del siglo XIV y de autor anónimo, fue llamada en un principio, la Virgen de los Aguadores, lo que viene a corroborar dos cosas: que ninguna Virgen lleva nombre propio y que esta nuestra siempre tuvo un nombre masculino.

La imagen fue entregada al párroco de la vecina Iglesia de San Lorenzo, la más cercana al río en esos momentos, y allí permaneció durante mucho tiempo, siendo tenida por la patrona de los aguadores del río y, más tarde, de todo Valladolid.

En 1917 es canonizada y el Ayuntamiento la nombra oficialmente Patrona de la ciudad de Valladolid (además de alcaldesa perpetua, lo que hoy causaría estupor) con lo que este año se celebra el centenario de ese nombramiento.  Como no se sabe a ciencia cierta en qué día fue hallada, para la celebración de la patrona se fijó la fecha de su festividad, el 8 de septiembre, día en el que el santoral católico celebra el nacimiento de la Virgen María, la madre de Jesús.

Y desde entonces se celebra en Valladolid la fiesta de su patrona en este 8 de septiembre, una fiesta y una patrona que, contrariamente a lo que sucede con la mayoría de las vírgenes de nuestro país, no tiene su santuario propio y ni siquiera recibió nunca un nombre. Se quedó como “la virgen que se encuentra en la Iglesia dedicada a San Lorenzo en Valladolid”, o sea, la Virgen de San Lorenzo, la patrona de Valladolid.

AlmaLeonor

¡¡Felices Fiestas!!

Anuncios

SEPTIEMBRE INFINITO

SEPTIEMBRE INFINITO

El mes que empezó siendo el séptimo en el calendario romano, de ahí su nombre, terminó en el noveno puesto por mor del rey  Numa Pompilio (716-674 a. C.), sucesor de Rómulo, que añadió dos al principio del año: enero y febrero.

Hemos llegado a Septiembre. Es un mes que evoca desde siempre dos grandes acontecimientos: la vendimia y el comienzo del colegio. Para mucha gente son momentos de gran trabajo, de añoranza, de tristeza y del inicio del frío otoñal.

Para la historia, el mes de septiembre trae otras evocaciones. Es el mes en el que dio comienzo el suceso bélico más devastador de la historia de la humanidad, la Segunda Guerra Mundial. El día 1 de septiembre de 1939 las tropas alemanas invaden Polonia y comenzó el horror. Después, una casualidad quiso que también terminara en septiembre: el acto protocolario de la rendición japonesa tuvo lugar el día 2 de septiembre de 1945, a bordo del Acorazado USS  Missouri  (BB-63) anclado en el puerto de Tokio. Ese momento tiene su anécdota y también fue contada en HELICON.  El gobierno nipón se había rendido el 14 de agosto, después de los bombardeos atómicos aliados sobre Hiroshima y Nagasaki, y las tropas japonesas establecidas en China se rindieron formalmente el 9 de septiembre.

“Memorial 11S”, Corinne Vioneet

Si el día 1 trae esos recuerdos a la memoria de la historia, el día 11 no lo es menos. Ese día, del año 2001, será recordado ya para siempre como el nefasto día del atentado de la organización Al-Quaeda de Bin Laden, sobre las Torres Gemelas de Nueva York, en los Estados Unidos, el ataque terrorista más devastador de la historia. Y casi da miedo decirlo, pero… hasta el momento. Las Torres Gemelas formaban parte del complejo World Trade Center, un conjunto de siete edificios administrativos en pleno centro de Nueva York, que fue construido en los años setenta.  El Museo y Memorial situado en la “zona cero” de Nueva York fue inaugurado el 11 de septiembre de 2011.

Hay otros sucesos importantes que tuvieron lugar ese 11 de septiembre, que parece ser un día elegido por la historia. Por seguir un orden cronológico hacia atrás en el tiempo, un 11 de septiembre de 1973 se produce el golpe de Estado más conocido en el mundo entero, el que derrocó a la democracia chilena de Salvador Allende (1908-1973), el presidente socialista que murió durante la defensa de la Casa Rosada frente a los golpista de Augusto Pinochet, quien terminó por imponer un duro y represivo régimen militar que duró hasta 1990. Parece ser, que el golpe estaba previsto antes incluso de que un electo presidente marxista pudiese hacer realidad su mandato. El golpista murió en el hospital en diciembre de 2006, aún están pendientes de juicio más de 400 querellas contra su persona.

Algunos países sudamericanos celebran su fiesta de independencia en este mes. Constituyeron su independencia, por ejemplo, las Provincias Unidas de Centroamérica (el día 15 de septiembre de 1821) que más tarde configurarían los países de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. El día 16 de septiembre de 1810, con el Grito de Dolores, México inicia su guerra de independencia (el 27 se celebra su consumación). Los días 18 y 19, Chile celebra sus Fiestas Patrias, el aniversario de la Primera Junta Nacional de Gobierno de Chile (1811). En Estados Unidos se celebra el Mes de la Herencia Hispánica desde el 15 de septiembre hasta el 15 de octubre. Este año no sabemos cómo lo celebrará Donald Trump, o si lo celebrará siquiera. También hablamos de ello en HELICON. De momento, en Los Ángeles (California) se ha cambiado el Columbus Day, el día de Cristóbal Colón, celebrado tradicionalmente el segundo lunes de octubre, una fiesta federal que se celebra en todo EE.UU. desde 1937, por el de Indigenous People’s Day o Día de los Pueblos Indígenas. El nombre de Colón ya se había eliminado del calendario festivo en otras ciudades norteamericanas, concretamente en Seattle, Minneapolis, Berkeley, Santa Cruz, Phoenix, Denver y estados como Vermont y Dakota del Sur. No está de más recordar que esta celebración, loable por otro lado, se realiza en uno de los países donde menos población indígena queda viva y, paradojicamente, donde más se rechaza la inmigración. Espero que algún día los estadounidenses sepan conciliar ambas herencias.

“L’onze de setembre de 1714” (1909), de Antoni Estruch Bros (1872-1857)

En 1714, la Barcelona del archiduque Carlos de Austria, cae vencida ante las tropas borbónicas de Felipe V, después de 14 meses de asedio. Fue una de las últimas operaciones militares del conflicto internacional conocido como Guerra de Sucesión Española, pero que fue mucho más que eso. Cada año, el 11 de septiembre, Barcelona celebra la derrota con su Diada, su fiesta grande.​ Este año 2017 su día festivo tendrá, sin duda, un carácter algo diferente. Me la imagino con la tristeza puesta en el pasado atentado terrorista islamista del 17 de agosto, y la incertidumbre del futuro de la región-CCAA-nación que se abrirá tras la convocatoria del Referéndum de independencia del próximo 1 de octubre.

Y entre el 21 y el 23 comienza la primavera en el hemisferio sur y el otoño en el hemisferio norte. Aquí, el otoño de 2017 comenzará el 22 de septiembre a las 22h 2m, hora oficial peninsular, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional, Ministerio de Fomento). Esta estación finalizará el 21 de diciembre con el comienzo del invierno.

Es un mes de retornos, de comienzos, de bucles infinitos, de deshacer maletas y de hacerlas, de la vuelta de vacaciones para muchos y del inicio para otros. Es el mes en el que HELICON se renueva y un mes en el que nace la nueva página de Facebook, Alma Leonor López Pilar. Un Septiembre Infinito.

Bienvenidos al nuevo renacimiento del otoño.

AlmaLeonorLP

MES DE LA HERENCIA HISPÁNICA

MES DE LA HERENCIA HISPÁNICA

Sin título

Pues buscando una información sobre septiembre me he encontrado con esta celebración que al parecer es muy conocida en los USA, el Mes de la Herencia Hispana, o Hispánica que de las dos formas lo he encontrado, o Mes de la Hispanidad. Se celebra desde el 15 de septiembre hasta el 15 de Octubre. Durante este mes, Estados Unidos celebra la cultura y las tradiciones de aquellos residentes que tienen sus raíces en España, México y los países hispanos de América Central, Sudamérica y el Caribe.

Fue el 17 de septiembre de 1968 cuando el Congreso de los EEUU autorizó al entonces presidente Lyndon B. Johnson a que aprobara la celebración de esta conmemoración para evocar los aportes hispanos a la cultura de los Estados Unidos de América, así como recordar las primeras exploraciones españolas en el hoy territorio norteamericano. En principio era una semana de celebraciones, que incluía desde el 15 de Septiembre, cuando varios países del continente americano celebran su día de la Independencia, como Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua; el día 16, que es la conmemoración en México y el 18 que se celebra el mismo evento en Chile.

En 1974 el presidente norteamericano Gerald R. Ford, volvió a emitir una proclama que instaba a las instituciones educativas del país a participar con ceremonias y actividades alusivas en esta semana. Pero fue el 17 de agosto de 1988 cuando el presidente Ronald Reagan, reiteró este reconocimiento ampliando la celebración a un mes por medio de la aprobación en el Congreso de la Ley Pública 100-402 del Mes Nacional de la Herencia Hispana. En ella, Reagan hacía un llamamiento a toda la población estadounidense a sumarse a las celebraciones del origen hispano, con un reconocimiento no solo a la cultura española sino también a las tradiciones de países como México y los países de habla hispana de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe.

La población hispana de los EEUU ha cobrado más importancia con el paso del tiempo. Se calcula que hay cerca de 37 millones personas en Estados Unidos que hablan español y según la Oficina del Censo de los EEUU, las personas de origen hispano forman la minoría con mayor crecimiento en el país. Hasta el 1 de julio de 2012, se estima que aproximadamente 53 millones de hispanos viven en los Estados Unidos, lo que representa el 16.7% de la población total del país, con un crecimiento importante entre el 1 de julio de 2011 y el 1 de julio de 2012, que supuso cerca de la mitad de las personas que se sumaron a la población total del país en el mismo periodo. Este crecimiento hace estimar que la población hispana alcance los 128.8 millones de personas en el año 2060, lo que representaría un 30% de la población total de Estados Unidos.

Para rendir honores a los logros de los latinos e hispanos en los Estados Unidos, el Congreso enmendó la ley autorizando y requiriendo que el presidente emita anualmente una proclama para designar el “Mes Nacional de la Herencia Hispánica” del 15 de septiembre al 15 de octubre de cada año.

busEl President George W. Bush solicita una canción más a la cantante latina Ana Cristina en honor del Mes de la Herencia Hispana 6 de octubre, 2006 en Washington. DC.  Getty Images

 Así En su proclamación del Mes de la Herencia Hispana del año 2004, dijo el Presidente George W. Bush:

“En el Mes Nacional de la Herencia Hispánica, reconocemos a los hispániconorteamericanos por ayudar a configurar nuestro carácter y fortalecer a nuestras comunidades. La cordialidad y vitalidad de la cultura hispánica son grandes dones para Estados Unidos y son parte del tejido único de nuestro país.

Los hispániconorteamericanos han enriquecido a nuestra nación con contribuciones en muchos campos y profesiones, entre ellas la educación, las leyes, el gobierno, los negocios, la ciencia, los deportes y las artes. Desde la fundación de nuestra nación los hispániconorteamericanos han servido con valentía en las fuerzas armadas de Estados Unidos, ganando más de tres docenas de Medallas de Honor e innumerables condecoraciones militares de distinción por su liderazgo, valentía y patriotismo.

Hoy, los hispániconorteamericanos en nuestras fuerzas armadas, Guardia Nacional y unidades de reserva mantienen ese legado de orgullo cuando siguen vigilantes en las líneas del frente de la libertad. El trabajo duro, los valores y la devoción a la comunidad de los hispániconorteamericanos establecen un ejemplo positivo para todos los estadounidenses.”


Obama_Hispanics

Y En su proclama del año 2009, dijo el Presidente Barack Obama:

“La historia de los hispanos en Estados Unidos es la historia del propio Estados Unidos. Los valores de la comunidad hispana —el amor a la familia, una fe profunda y constante, una sólida ética de trabajo— son valores estadounidenses. Los hispanos reúnen las ricas tradiciones de comunidades con raíces en Estados Unidos que datan de hace siglos y la energía y empuje de inmigrantes recientes. Muchos asumieron grandes riesgos para comenzar una nueva vida con la esperanza de forjar un futuro mejor para sí mismos y sus familias.

Los hispanos han desempeñado una función vital en los sucesos y los movimientos que han moldeado nuestro país. Han enriquecido nuestra cultura y aportado creatividad e innovación a todo, desde los deportes hasta las ciencias, desde las artes hasta la economía.

Los hispanos han servido con honor y distinción en todo conflicto desde la Guerra de la Revolución, y han hecho aportes invalorables por medio de sus servicios a nuestro país. Dirigen corporaciones, entidades sin fines de lucro, instituciones educativas y movimientos sociales. Trabajan en todos los niveles del gobierno, desde las juntas escolares hasta los capitolios estatales, y desde los concejos municipales hasta el Congreso. Y por primera vez en la historia de la nación, una latina ocupa un escaño entre los nueve jueces de la Corte Suprema.

A medida que los hispanos continúan enriqueciendo el carácter de nuestra nación y perfilando nuestro futuro común, afianzan la promesa de Estados Unidos y confirman la narrativa de unidad y progreso estadounidense.”

¡¡FELIZ MES DE LA HERENCIA HISPANA!!