DE TOROS Y DIOSES YA EN PREVENTA

DE TOROS Y DIOSES YA EN PREVENTA

Desde hoy, 5 de marzo, mi libro DE TOROS Y DIOSES está disponible en PREVENTA a través de la web de la Editorial Guante Blanco (pinchando aquí o en cualquiera de las imágenes), y con un descuento incluido. A partir del lunes 8 de marzo, ya estará en las librerías.

Muchas gracias por el seguimiento que habéis estado haciendo de mi obra desde que se dio a conocer la portada el pasado día 12 de febrero, primer día del Año Nuevo Chino, el año del Buey.

AlmaLeonor_LP

DE TOROS Y DIOSES: LA PUERTA DE LA PIRÁMIDE

DE TOROS Y DIOSES: LA PUERTA DE LA PIRÁMIDE

Ayer, día 22 de febrero, TOROS Y DIOSES fue uno de los protagonistas del programa de Radio Valencia, LA PUERTA DE LA PIRÁMIDE, conducido por Jorge Arijón. No logramos entender porqué no se podía ver la imagen en directo, pero el equipo del programa lo solucionó enseguida para la versión en YouTube, que podéis ver y escuchar a partir del minuto 4:17:30 pinchando aquí.

No dejéis de escuchar el resto del programa de LA PUERTA DE LA PIRÁMIDE, que aunque un poco largo (ocupa una franja horaria que va desde las seis de la tarde a las doce de la noche), aborda siempre un abanico de temas curiosos e interesantes. También os podéis hacer seguidores de su canal de YouTube para futuros programas, que seguro que seguirán gustando y abordando curiosidades, misterios y libros, muchos libros.

Quiero dar las gracias a Jorge Arijón por esta oportunidad y por haber sido la primicia de lanzamiento de mi libro, que ahora ya se, estará disponible en librerías a partir del próximo 8 de marzo, una fecha, también muy significativa, el Día de la Mujer, y en la que quiero contaros algunas cosas de mi libro relacionadas con las mujeres. De momento, LA PUERTA DE LA PIRÁMIDE se abrió a los TOROS Y DIOSES de mi libro y este es el resultado (también se puede acceder al audio pinchando en la siguiente imagen).

AlmaLeonor_LP

DE TOROS Y DIOSES

DE TOROS Y DIOSES

Me es muy grato mostrar la portada de mi nuevo libro, DE TOROS Y DIOSES, que la Editorial Guante Blanco pondrá muy pronto en preventa en su pagina web. De momento, hoy 12 de febrero de 2021, ha hecho pública la preciosa portada realizada por el equipo de la editorial. Y me alegra mucho que lo haya hecho en este día por dos razones. Primero, porque hoy es un día con una grafía numérica muy especial, una grafía que puede leerse de derecha a izquierda y viceversa de la misma forma, un capicúa perfecto o un palíndromo numérico: 12 02 20 21. Y la segunda razón, es porque hoy, día 12 de febrero de 2021 es el primer día del Año Nuevo Chino, el Año del Buey, por lo que mi libro no puede nacer con augurios mejores. Pronto más noticias.

AlmaLeonor_LP

DELIRIO DE LAS GRANDEZAS

DELIRIO DE LAS GRANDEZAS

Imagen: “The Visionary” (1989), retrato de Donald Trump por Ralph Wolfe Cowan .

Por último, hablemos de una forma de locura que Morel coloca entre las idiopáticas de su clasificación y que desde algún tiempo a esta parte parece llamar la atención de los alienistas con tanta preferencia, como ha sucedido entre los toxicólogos respecto del arsénico. Aludo a lo que se llama la parálisis general progresiva o delirio de las grandezas. Esta forma de locura es, en efecto, singular, bastante común en nuestros tiempos, notable por las perturbaciones que producen los movimiento ya generales, ya parciales, en la marcha, en la actitud, en la palabra, etc. y por la exageración de la personalidad del loco, que se cree fuerte, más sano que nunca, capaz de todo, y se entrega a las ideas y proyectos grandiosos en esta o aquella forma, sintiendo progresivamente una debilidad muscular que le conduce a menudo con rapidez a la resolución completa de las fuerzas físicas y a la demencia, para terminar con la muerte.

Mas, por notable que sea esa forma de locura, y por más que bajo el punto de vista terapéutico y alienista, tal vez convenga considerarla aparte y como una forma especial de su género, muy diferente de las demás del mismo, no por eso deja de ser una manía, que tiene todos los caracteres esencial de este género, las ilusiones y las alucinaciones, con exaltación de las facultades psíquicas y de la personalidad, tanto en lo físico como en lo intelectual y moral. Que el delirio sea de grandezas, de ambiciones, de proyectos estupendos, regeneradores, etc., que el loco se crea sano, vigoroso, fuerte, capaz de todo, etc., eso no quita que sea víctima de ilusiones y alucinaciones, como los demás maníacos, siendo la primera la de la potencia muscular, acaso origen de todo lo demás. Luis explica la parálisis general por una enfermedad del cerebelo, y son tan sólidas sus razones que no titubeo en suscribir a su opinión. Su teoría da cuenta cabal de todos los síntomas que presenta esa forma de manía, ya prodrómicos [señal o malestar que precede a una enfermedad], ya constituyentes del mal en su apogeo, ya terminativos.

Bajo el punto de vista del diagnóstico, por lo tanto, no hay razón para no comprender en el género manía la parálisis general; no hay que formar un tipo radical aparte, porque no lo es. Es una especie de keromanía en muchos caos, o por lo menos en ciertos periodos. Gressinger la coloca y describe entre las formas de exaltación mental y con el nombre de manía exaltada. En muchas ocasiones, en efecto, el loco más parece monomaníaco que maníaco, y yo no vacilaría en muchos casos en calificar así esa forma. De todos modos, ora sea una manía, ora una monomanía, siempre resulta que el delirio de las grandezas no es un tipo radical, no es un género, es una especie, sea de la manía o de la monomanía y que por lo mismo está comprendido en el cuadro de nuestra clasificación.

Por lo demás, esa variedad de la manía, conforme sea el período en que se encuentre o en que se examine, puede presentar tan pronto la exaltación como el abatimiento, y dar lugar a que se la tome, ya por manía, ya por demencia. Recordad dos casos prácticos que hemos referido en la lección anterior, relativos a la demencia, tomados de Esquirol, en los cuales hemos visto ejemplos evidentes de esta verdad. Aludo al caso del comerciante y al de ese joven que acompañó a París a cierto doctor, y que lo entregó a Esquirol como atacado de una exaltación ligera. En uno y otro caso, después de periodos de exaltación y arrebato maníacos, se terminó la locura por una demencia.

Pedro Mata
Tratado de la razón humana en estado de enfermedad: o sea de la locura y de sus diferentes formas” (1878).

ESTUPIDEZ

ESTUPIDEZ

Imagen: Enrico Robusti

Otra de las variedades de la manía y de la cual forman también algunos autores una locura especial diferente de las demás, es la que los franceses, sobre todo, han designado con el nombre de estupidez. Pinel empezó a llamar la atención sobre esta forma de la enajenación mental, tomándola por una variedad del idiotismo; Esquirol, más bien, la consideraba como una variedad de la demencia; Georget como una suspensión de las facultades intelectuales; Delorc-Demary como una complicación de la monomanía y de la manía; Buslain opinaba a poca diferencia lo mismo; Bayllarget la tiene por una variedad del delirio melancólico; y si fuéramos siguiendo la opinión de otros muchos alienistas modernos, veríamos igualmente modos de considerar la estupidez, diversos y contradictorios. Todo eso nos prueba que la estupidez no es realmente ninguna forma de enajenación mental, ni sobre todo ninguna entidad morbosa de esa especie, consistiendo más bien, en un síntoma o aparato sintomático capaz de presentarse, no solo en la demencia, manía y monomanía, sino también en otras enfermedades que no son mentales, siquiera den lugar a locuras sintomáticas.

Siquiera ofrezca la estupidez un aparato de síntomas especial, con un aspecto de inmovilidad general y a veces cataléptica, con una facies particular, no solo estúpida, sino tan pronto expresando el terror, tan pronto la opresión o abolición de todo sentimiento; siquiera sea interesante su estudio bajo el punto de vista, como creen algunos, del pronóstico y de la terapéutica; ello es lo cierto que relativamente al diagnóstico no vemos ninguna necesidad de tomarla por una forma diferente de la manía, pues podemos considerar que muchas veces presenta el maníaco la estupidez con todos sus caracteres, ya en el principio del mal, ya en otros periodos ya en su terminación.

Muchas veces acontece que un maníaco se presenta estúpido, como si se encontrase en el último extremos de la demencia, caracterizado con una abolición completa de todas las facultades anímicas, y sin embargo, no existe semejante abolición, la actividad psíquica del maníaco es completamente interior, no sale del radio íntimo de su conciencia y si ofrece la estupidez al exterior, es que hay una idea delirante que motiva la ausencia absoluta de toda manifestación anímica. Recordemos lo que hemos dicho respecto de un caso práctico citado por Esquirol, al tratar de la demencia, confundida por algunos con la manía, ese maníaco que cuando recobra la razón, dijo que había estado al corriente de todo lo que ocurría alrededor de sí, pero que no se movía, ni hablaba, ni daba muestras de sensibilidad alguna, porque oía una voz interior que le estaba diciendo “no te muevas, si no, estás perdido”.

Pedro Mata
Tratado de la razón humana en estado de enfermedad: o sea de la locura y de sus diferentes formas” (1878).

DIGO VIVIR

DIGO VIVIR

Imagen propia.

Porque vivir se ha puesto al rojo vivo.
(Siempre la sangre, oh Dios, fue colorada.)
Digo vivir, vivir como si nada
hubiese de quedar de lo que escribo.

Porque escribir es viento fugitivo,
y publicar, columna arrinconada.
Digo vivir, vivir a pulso, airada-
mente morir, citar desde el estribo.

Vuelvo a la vida con mi muerte al hombro,
abominando cuanto he escrito: escombro
del hombre aquel que fui cuando callaba.

Ahora vuelvo a mi ser, torno a mi obra
más inmortal: aquella fiesta brava
del vivir y el morir. Lo demás sobra.

BLAS DE OTERO

¡Feliz día de San Blas!
¿Ya has visto cigüeñas?

Alma

¡ALMA!
Tenía que traerme a HELICON esta preciosidad 🙂

LUCES Y SOMBRAS

Aposentada su fisionomía
su fiereza domesticada.
Observando sus ojos
notarás su alma momificada
su belleza taciturna
moribunda su alma.

Exhala pesadumbre
nostálgica firmeza castrada
convirtiéndose en imperecedera
la desazón que la agasaja.

En un torreón dorado mora
cuatro paneles de plata
y escalinatas escarlatas.

Telarañas decorando esquinas
goteras cristalinas dibujan
la tormenta de sus ojos
su mirada perdida
la mueca hostil
de su añorada sonrisa
… Recordatorio férreo
de una muerte en vida.

Sumisa.
Apagada.
Buscando respuestas
que nadie redacta
… Inonecia desquiciada.
Preguntas sencillas
esquivas por quien a su lado pasa.

Sentirás su tristeza
en su semblante crucificada.
Estalactitas rojas
que su interior ahoga.

Ruega… Amor.
Una luz
una sombra
un sinónimo que libere su ansia.
No exige…
Únicamente inhala esperanza.

O.

Ver la entrada original

DESPEDIDA AL PIE DE UN ROSAL

DESPEDIDA AL PIE DE UN ROSAL

Imagen de Internet sin datos (Painting Art).

Si no hay conocimientos en las cenizas
dejémoslas caer en la belleza frágil
de este rosal que tiembla en el otoño.

¿Amar, qué significa, si nada significa?
Huésped del tiempo esquivo, desnudo ya de mí,
retener el raído esplendor de la existencia
que una vez creí mía,
antes que, apresurado,
me ciegue en el reverso de esta luz.
Y aguardar esta espera sin alguna esperanza,
sentir la fe de nada, pues soplé en las cenizas
y nada hay fuera de ellas:
tan sólo amar, sin pensamiento alguno,
el declinar pausado del Engaño.

Arde extraña la vida, como si contemplase
en mi extinción la ajena,
y no puedo apartar los ojos de su fuego.

Canta en el aire un pájaro,
el pájaro invisible de mi infancia,
el que entonces cantaba ya sin vida.

Arde una brasa aún al pie de este rosal
y no quema mi mano.
Cuánto olor en el aire, y el aire se lo lleva.

FRANCISCO BRINES

El día Azul
(30 de enero de 2021)

HEATH LEDGER

HEATH LEDGER

Heath Ledger (Heathcliff Andrew Ledger era su nombre completo) murió el día 22 de enero de 2008. El día 27 de ese mismo mes y año, le dediqué en HELICON estas palabras que hoy vuelvo a reproducir. Una enorme pérdida…

El actor australiano (de Perth) se encontraba en Manhattan (Nueva York) cuando fue encontrado muerto por su ama de llaves. Las primeras impresiones parecían apuntar a una sobredosis de pastillas, pero su padre asegura que fue una muerte accidental. No importa, en realidad. El caso es que nos ha dejado para siempre y ya no podremos volver a amar sus actuaciones impagables. Heath Ledger ha muerto.

Había empezado su carrera de actor en 1.999, con la película “Las 10 cosas que odio de ti”, participando después en películas como “El Patriota” o “El secreto de los Hermanos Grimm”. En el 2001 logró su lanzamiento mundial con la película “Destino de Caballero”, a la que seguirá la afamada “Brokeback Mountain”, con la que obtuvo el espaldarazo definitivo a su carrera, varios premios (como el Globo de Oro) y una nominación como mejor actor en los Oscar de Hollywood del 2005.

Recuerdo haber visto varias veces “Las 10 cosas que odio de ti” en televisión. Recuerdo su interpretación, aún inmadura, pero recuerdo sobre todo un especial magnetismo en su mirada, algo que te hacía contemplarle siempre que aparecía en pantalla, y que te hacía sonreír cuando él sonreía (algo que sucedía en pocas ocasiones). He encontrado una adaptación de esas “10 cosas” que odiaba Kat Stratford en aquella película:

“Odio como me hablas, y tu corte de cabello.
Odio tú forma de conducir. Y lo que llegue a sentir.
Odio tus espantosas botas, y que me conozcas bien.
Te odio hasta vomitar; Que bien va a rimar.
Odio que sepas pensar, y que me hagas reír.

Odio que me hagas sufrir.
Odio tanto estar sola, que no hayas llamado aún,
Pero más odio que no te pueda odiar
aunque estés tan loco, ni siquiera un poco, lo he de intentar”

No, no se podía odiar a Heath Ledger, no había forma de resistirse a su profunda mirada.

De “Brokeback Mountain” recuerdo sobre todo las escenas finales cuando Ennis del Mar, era ya muy mayor. Casi se podía respirar la misma melancolía que él respiraba. Me gustó mucho su actuación en esa película y confirmó lo que yo había pensado de él la primera vez que lo vi actuar (en “Destino de Caballero”) que se convertiría en un actor de culto, en un gran actor. He encontrado la nota de un crítico norteamericano (Peter Travels) con respecto a su actuación en esta película:

La magnífica actuación de Ledger es un milagro cinematográfico. Parece arrancarlo de sus entrañas. Ledger no sólo sabe cómo Ennis se mueve, habla y escucha, sabe cómo respira. Verle aspirar el aroma de la camisa colgada en el armario de Jack es medir el dolor del amor perdido.”

Pero ya no podremos verle más respirar sobre una camisa por su amor perdido. No podremos verle más que en el recuerdo de sus películas. Acababa de terminar “The Dark Knight“, de la secuela de Batman, donde encarnaba al malvado Joker, una de sus mejores actuaciones y quizá el mejor Joker hasta el momento; y estaba rodando “The Imaginarium of Doctor Parnassus”, donde parece será sustituido por Johnny Depp en las escenas que aún faltaban por rodar.

Destino de Caballero” fue la primera película de Heath Ledger que yo vi. Y fue en una sesión de DVD alquilado y palomitas en casa de unos amigos en Canarias. Nos lo pasamos pipa, literalmente. Ninguno de los que allí estábamos teníamos ni idea de qué iba la película, pero tuve la mala fortuna de romperme el tobillo en aquellas vacaciones y, en lugar de seguir con las visitas turísticas, tuvimos que pasar esa tarde en casa viéndola. Fue una magnífica tarde.

Destino de Caballero”, es una película australiana, aunque pudiera pensarse que es norteamericana, y fue rodada íntegramente en Praga, en el 2001, en los estudios Barrabdow. Los extras eran personas sin hogar de la capital checa. “A Knight’s Tale”, su titulo original, fue escrita y dirigida por Brian Helgeland (“L.A.Confidential“). Ambientada en la Europa Medieval del siglo XIV, cuenta la historia de William Thatcher, un muchacho al que su padre envía como paje a un afamado caballero, con el encargo de “buscar su estrella y cambiar su destino”. Ese fue todo el legado que su padre pudo ofrecerle, pero fue suficiente para el joven William, quien ocupo el lugar de su amo al morir éste y se convirtió, por obra y gracia de la providencia y con ayuda de un grupo de amigos con los que se va juntando, en el caballero Sir Ulrich von Lichtenstein. Con esta nueva identidad entra en el torneo de Justas que se celebra en Europa y gracias al entrenamiento y sobre todo a su valor y buen corazón, va situándose como favorito para ganar la final del campeonato.

Con este engaño a sus espaldas va a conocer al amor de su vida, a la joven noble Jocelyn (una bellísima Shannyn Sossamon), y se va a enfrentar al caballero Adhemar de Anjou, tanto en el campo de justas como por el corazón de Jocelyn. El final, claro está, es que consigue vencer al malo, llevarse a la chica, y obtener un real certificado de nobleza. Pudo al fin encontrar su estrella y cambiar su destino.

Pero esta trama, que puede resultar simple y sencilla, no es el principal atractivo de la película. Su originalidad reside en la combinación de acción, humor y amor, a través de los impensables sonidos de algunas de las mejores canciones rockeras clásicas, como “We Will Rock You” de Queen o “Golden Years” de David Bowie.

No importa si el film no resulta fiel a la época, o si incurre en fallos con los personajes (por otra parte algunos pueden ser reales), lo que importa es que consigue transmitir el ambiente medieval de torneos, justas, caballeros, lealtad, honor, homenaje, fidelidad, origen y amor filial. Porque al final William llega a Londres (muy buena la recreación del Londres medieval, por cierto), de donde salió siendo niño, para encontrarse con que su padre (tejador) está ciego y anciano, solo y olvidado. Sir Ulrich von Lichtenstein le lleva un recado de su hijo: William ha seguido su estrella y ha encontrado su camino… hacia él. Y ambos se funden en un conmovedor abrazo. Y al final también es el amor de Jocelyn el que triunfa, y el valor de William el que resulta premiado. Un final digno de las mejores películas.

Pero ahora mismo es para mi, una película triste. Es una película que me resulta profética, porque Heath Ledger ha encontrado por fin su estrella, aunque no fuese la de la Avenida de las Estrellas de Hollywood, ni la más recomendable. Sin embargo él la ha escogido para seguirla y ha marcado con ella su camino…. diciéndonos adiós. Triste Destino de Caballero.

¡¡Hasta siempre Heath Ledger, descansa en paz!!

AlmaLeonor_LP