AQUEL SANTO DÍA EN MADRID

AQUEL SANTO DÍA EN MADRID

Imagen: David Diehl

Cuando supe que mi astronave bordearía el planeta Tierra en su viaje de retorno al nuestro, le sugerí al jefe de la expedición la conveniencia de aprovechar la oportunidad para que yo pusiese al día nuestros conocimientos acerca del sentimiento religioso en las zonas terrícolas más adelantadas. La última investigación disponible databa de años atrás, a raíz del concilio ecuménico que se esforzó por modernizar la Iglesia católica y, a la vista de posteriores noticias, la situación había variado bastante por ciertas reformas vaticanas susceptibles de afectar a nuestras intenciones expansivas en la Tierra. Tratándose de catolicismo, y dada la excesiva densidad de la contaminada atmósfera terrestre, que nos impide permanecer en ella más de un día sin equipo adecuado, lo más razonable para mi proyecto era detener la nave en la frontera gravitatoria sobre la vertical de España. Elegir este país resultaba obvio por dos motivos. Primero, porque es bien conocido como máxima encarnación nacional del catolicismo más acendrado y ortodoxo; hasta el punto de que cuando el mencionado concilio recomendaba acabar con intolerancias seculares, el Gobierno español de entonces seguía prohibiendo la libertad religiosa alegando que todos los españoles son católicos de nacimiento y no necesitan otra fe. Segundo, porque posteriormente se ha iniciado en el país una transición política cuyas repercusiones sobre la religiosidad importa conocer como dato para nuestra estrategia futura, pues, no es lo mismo presentarse en la Tierra como colaboradores científicos que montar una aparición mesiánica capaz de asegurar el control ideológico sobre mentes propicias.

Lo que convenció a mi jefe fue que para mis observaciones bastarían pocas horas, pues nuestro acercamiento al planeta coincidía con el día santo de la semana, allí llamado domingo, y el mero comportamiento de las masas populares acudiendo la los templos y practicando el culto permitiría por sí solo actualizar el índice de religiosidad. Así es como aquel domingo terrestre emprendí mi regreso a la Tierra, esquivando los toscos satélites artificiales que los atrasados terrícolas desparraman por su espacio como las latas y botellas vacías de sus playas. ¡Bien ajeno estaba yo en aquellos momentos a la sorpresa del cambio cuyas primicias informativas tengo el honor de someter a nuestras autoridades mediante la presente Memoria?

La verdad es que mi primera impresión, sobrevolando ya la capital, fue más bien confirmar lo que sabíamos, es decir, la intensa religiosidad colectiva, pues mis sensores psicosociales captaban fuertes ondas convergentes orientadas hacia un punto concreto de la ciudad. Hacia esa orientación atendían las mentes ciudadanas en su mayoría, bien meditando sobre el culto, bien preparándose con la lectura de Prensa especializada o cambiando impresiones sobre los actos del santo día. Ya veía yo a los más impacientes empezando a provocar embotellamientos en las calles conducentes al foco de convergencia, sin duda el templo principal. Desde los barrios más lejanos acudían arroyuelos humanos a sumarse en las bocas del metro o llenando autobuses y coches particulares. La creciente ionización psicológica del ambiente daba a entender que se acercaba la hora y para mí no podía existir duda de que aquellas masas, olvidando toda otra preocupación en su día sagrado, no podían concentrarse más que para una sola cosa: la celebración del culto nacional.

Mezclado con la multitud llegué al templo y me quedé estupefacto ante una arquitectura muy diferente de la conocida. Pero aún fue mayor la sorpresa en el interior, donde nada recordaba la liturgia de siempre: ni naves, ni retablos ni altares, sino un inmenso graderío al aire libre, rodeando un gran espacio rectangular cubierto de césped. En suma, algo más parecido a un circo romano que a una iglesia tradicional.

En vano procuré distinguir los consabidos símbolos del cristianismo, pues, aparte una abundante publicidad comercial (tan incompatible con la evangélica expulsión de los mercaderes del templo), los únicos objetos al parecer rituales eran tres maderos ensamblados entre sí y situados en cada uno de los lados menores del rectángulo. Dos postes verticales, algo más altos que un hombre, y un travesaño más largo colocado horizontalmente sobre ellos. Curiosamente, una red sujeta a los maderos parecía cerrar por detrás aquella especie de puertas.

Yo no sabía qué pensar. Por una parte, no podía dudar de que me encontraba ante una ceremonia religiosa, pues no podía tener otro objeto semejante reunión del pueblo en el día santo de una ciudad tan fervorosamente católica. Pero, por otra, ¿era posible tan radical transformación del culto en los pocos años de la transición … ? En esas dudas estaba cuando el clamor de los fieles que abarrotaban el graderío atrajeron mi atención hacia el comienzo del culto.

Unos personajes, sin duda los sacerdotes, emergieron del seno de la tierra por una salida en rampa y avanzaron, en hilera, a grandes saltos elásticos, hasta el centro del campo. Me sorprendió ante todo su juventud, pues yo esperaba, lógicamente, fa aparición de alguna venerable barba. En cuanto a sus ropajes ceremoniales, no eran menos insólitos que lo demás: vestían todos pantalón corto y calzaban fuertes botas. Las túnicas o camisetas diferían en el color: conté hasta 11 oficiantes cubiertos de blanco -símbolo seguramente de pureza, o al menos así era antes en la Tierra-, mientras otros 11 la llevaban de rojo oscuro, sin duda con un significado maligno, a juzgar por los gritos hostiles de la mayoría de los fieles, muy en contraste con la aclamación tributada al aparecer los 11 blancos. Tras esos 22 celebrantes emergieron otros tres, vestidos con chaquetas negras y provistos, dos de ellos, de sendas banderolas. El tercero portaba reverentemente lo que después se me reveló como el objeto fundamental del culto; a saber, una esfera al parecer de cuero y de algo más de un palmo de diámetro.

Los altavoces emitieron sonidos musicales, seguramente himnos religiosos. Se hicieron fotografías de los grupos formados por los 11 sacerdotes de cada color, que al punto se dispersaron por el campo, y se cruzaron secretas palabras litúrgicas entre un celebrante de cada bando, en presencia del portador de la esfera. Este último la depositó cuidadosamente en el suelo, ocupando el centro matemático del espacio sagrado, y extrajo de su bolsillo un argénteo silbato cuya aguda nota, rompiendo el religioso silencio de la muchedumbre, dio la señal para el comienzo del rito.

No voy a describirlo en sus detalles porque es mucho más importante el significado, que no me fue difícil interpretar, a pesar de no comprender algunos gritos de los fieles ni ciertas fases de la ceremonia, prolongada durante dos lapsos de tres cuartos de hora terrestre cada uno, con un intervalo, sin duda prescrito para la meditación, pero que más bien aprovechó la gente para relajarse bulliciosamente. En todo caso, lo esencial de la ceremonia es la constante pugna entre los dos bandos sacerdotales -los puros y los oscuros- para llevar la esfera -de cuero hacia el pórtico del bando opuesto, y lo curioso es que ese objetivo ha de lograrse únicamente mediante hábiles golpes de los pies. En todo ello participan desde el graderío los fieles tremolando banderas con los dos colores enfrentados, gritando jubilosamente el nombre de la capital española, profiriendo imprecaciones imposibles de hallar en los diccionarios e incluso -llevados de su ciego arrebato- lanzando imprudentes ofrendas de latas o botellas y otros objetos arrojadizos. Ciertamente, los españoles podrán haber cambiado de religión, pero no del apasionamiento con que la profesan.

La significación del rito descrito es transparente para cualquiera que haya estudiado algo las distintas religiones terrestres. Obviamente, la esfera sagrada encama la bola del mundo, y el esfuerzo de los oficiantes, impulsándola en opuestas direcciones dentro del rectángulo cósmico, escenifica simbólicamente la lucha entre la fuerza del Bien y del Mal, correspondientes a los dos colores de las vestiduras. La reiterada invocación a Madrid por los espectadores, animando a los sacerdotes blancos, puede ser supervivencia de un antiguo culto local, así como las redes que retienen la esfera cuando falla el guardián de la puerta son quizá reminiscencia del oficio del pescador ejercido por el apóstol Pedro en el relato evangélico. Pero esos restos del pasado no deben inducirnos a error. La religión hispánica actual supone una revolucionaria transformación del catolicismo hasta casi hacerlo irreconocible, pues adopta una orientación geocéntrica, más interesada en glorificar las secretas fuerzas de la naturaleza que en cultivar la vida del espíritu o las virtudes ascéticas: nada más lejos del espíritu y la ascesis que la jaranera catarsis de los fieles durante la ceremonia.

Ese culto telúrico explica muchos aspectos del rito. Por eso los sacerdotes emergen desde una cavidad subterránea; por eso ofician con el pie, que es la parte del cuerpo en contacto permanente con la tierra. En cambio tocar la esfera con la mano constituye un pecado castigado en el acto, previo un toque del silbato ritual; instrumento, por cierto, con muchos precedentes míticos, desde la siringa del dios Pan y el ney de los derviches danzantes hasta el flautista de Hammelin.

Ese fuerte componente naturalista de la nueva religión no ha de desdeñarse como un atrasado primitivismo, sino que, por el contrario, revela una aguda comprensión del alma humana, basada seguramente en los progresos terrestres del psicoanálisis. Así se explica el rasgo más desconcertante del culto, pues a primera vista parecería aberrante el empeño de los sacerdotes del Bien en llevar la esfera simbólica hacia las redes del Mal. Ciertamente, una religión más antigua e ingenua prescribiría llevar el mundo hacia la propia puerta del Bien, pero tras 2.000 años de experiencia los hombres saben que -salvo casos aislados de santidad- esa buena intención directa no conduce a los deseados fines de amar a los enemigos o desdeñar las riquezas temporales. En cambio, los psicólogos modernos conocen bien la mayor eficacia de las vías indirectas y se aproximan al taoísmo, que, para lograr un fin dado, recomienda perseguir el opuesto. Resultado avalado por la experiencia, como en el caso de los jóvenes rebeldes que acaban integrándose mayoritariamente en su odiada sociedad como ciudadanos bienpensantes, o en el de quienes empiezan siendo revolucionarios para mejor conseguir una cartera ministerial. Así ocurre en la nueva religión hispánica, cuyo camino hacia el Bien pasa por la puerta del Mal, ateniéndose sin duda a la famosa creencia de sus economistas, que esperan alcanzar el bienestar colectivo si cada individuo se comporta con el más agresivo egoísmo. Por eso, los sacerdotes blancos impulsan el mundo hacia la puerta oscura, sabiendo de sobra que, apenas caiga en aquella red, el maestro de ceremonias hará sonar su silbato sagrado y la esfera volverá a su centro, donde se sitúa el perfecto equilibrio humano, entre la luz y la tiniebla.

Queda por explicar el importante problema de cómo ha sido posible tan extremado cambio de la fe religiosa durante una transición de solamente pocos años. La cuestión exige estudios cuidadosos, por la luz que puede arrojar sobre los procesos evolutivos de la sociedad, pero entre tanto el hecho queda en pie, aunque subsistan manifestaciones residuales del pasado en forma de alguna asistencia minoritaria -sobre todo de ancianos- a los antiguos templos, como yo mismo pude observar, y aunque en el país se siga reiterando oficialmente la vigencia del culto tradicional: como es sabido, siempre existe un desfase entre la verdad oficial de cualquier parte y la realidad del momento.

En definitiva, el culto hispánico anterior ha cedido el paso a esta nueva fe naturalista, en la que verdaderamente se vuelca el actual sentimiento religioso de los españoles, hasta el extremo de que, según conversaciones captadas a mi alrededor en el campo, no sólo el domingo es sagrado a la ceremonia, sino que entre semana muchos fieles se dedican piadosamente a llenar de cruces unos impresos especiales, ignoro si como nueva forma de oración o como público examen de conciencia y confesión de pecados cometidos.

En conclusión, y para el caso de decidirse a actuar en la Tierra, mi descubrimiento permite afirmar que el enfoque mesiánicos sería ineficaz, al no despertar apenas interés en un pueblo evidentemente desentendido de la vida del espíritu. Sólo cabría intentarlo -y aun así desconfío de los resultados- renunciando a individualizar el enfoque y ofreciendo en cambio un mesías colegiado, es decir, un equipo de 11 especialistas del puntapié, capaces de asegurar el triunfo en los cultos internacionales.

La táctica acertada sólo puede ser la de presentar nuestro futuro control en forma de una colaboración científica, encaminada a potenciar al máximo los recursos naturales y las fuerzas del planeta. Llevado hábilmente, ese fecundo, planteamiento podría incluso resultar aceptable para la iglesia tradicional, dado que en sus más recientes deliberaciones parece primar también el interés de sus jerarquías por problemas materiales -biológicos, económicos y sociales-, considerados antaño menos importantes que las cuestiones dogmáticas.

Pero cualquier decisión excede del propósito de esta Memoria, limitada a informar verazmente acerca de las actuales creencias en uno de los países terrícolas adelantados, y con ese descubrimiento queda de sobra justificado mi breve descenso de aquel santo día en Madrid.

Jose Luis Sampedro
Artículo de El País del 17 de abril de 1987

COMIENZA EL TOUR DE FRANCIA 2019

COMIENZA EL TOUR DE FRANCIA 2019

Imagen propia del Aire dans Pyrénées, y su particular homenaje al Tour de Francia. Más fotos aquí.

Este año la edición del Tour de Francia batirá récords de montaña pues incluye cinco llegadas de etapa en alto, tres de ellas, a más de 2000 mt de altitud (Tourmalet, Tignes y Val Thorens), lo que sucede por primera vez en toda la historia del Tour. En total se escalarán 30 puertos de distintas categorías. También será una edición especial en cuanto a las pruebas contrarreloj pues tendrá menos kilómetros respecto a otras ediciones, solo dos etapas (una por equipos y otra individual) de 27 kilómetros cada una.

Eugène Christophe, en 1913

Una de esas etapas, la nº 17 en Pau, la de la contrarreloj individual, marcará el homenaje al Maillot Amarillo al coincidir con el mismo día en el que se impuso por primera vez, el 19 de julio de 1919. El ganador en aquella ocasión fue el ciclista francés Eugene Christophe (1885-1970) en una etapa entre Grenoble y Ginebra.

Eugene Christophe y el primer Maillot Amarillo en Gallica (Biblioteca Nacional de Francia)

Finalmente, este año se homenajea al que es tenido por uno de los mejores, sino el mejor, ciclista de la historia Eddy Merckx (17 de junio de 1945), pues se conmemora el 50 aniversario del primero de los cinco Tours que ganó este corredor belga en 1969. Por ello las dos primeras etapas (la de salida y una contrarreloj por equipos) se celebran en ese país, en la ciudad de Bruselas.

Desde hoy, 6 de julio y hasta el próximo día 28 que la serpiente multicolor llega a París, las tardes veraniegas tienen nombre de Tour y color amarillo.

AlmaLeonor_LP

LA BICICLETA, VEHÍCULO DE EMANCIPACIÓN FEMENINA

LA BICICLETA, VEHÍCULO DE EMANCIPACIÓN FEMENINA

Imagen: “Rencontré à bicyclettes” (1918) Federico Zandomeneghi

Guardo un especial cariño por el último artículo que he publicado en la plataforma VAVEL-Historia. Un artículo dedicado a la mujer decimonónica y de los primeros años del siglo XX, que luchó en multiples frentes y con todos los instrumentos posibles a su alcance, para que se reconociera la tan ansiada emancipación femenina y la justa equiparación de derechos entre hombres y mujeres. Uno de esos instrumentos fue la bicicleta, y como este mes, julio, es el mes ciclista por excelencia con la celebración del Tour de Francia, pues me pareció más que oportuno recordarlo.

La bicicleta, vehículo de emancipación femenina.

Ahora que estamos en plena vorágine veraniega del Tour de Francia 2018, vamos a conocer como este vehículo, la bicicleta, se convirtió en el siglo XIX en un instrumento de emancipación femenina, un medio elegido por las mujeres para alcanzar la igualdad de sexos.

En 1817, el barón alemán Karl Drais, inventó un artefacto de propulsión humana, sin pedales aún (estos los incorpora el escocés Kirkpatrick Macmillan, en el año 1839), al que llamó Laufmaschine o máquina andante, que pronto se comercializa con el nombre de Draisiana, en honor de su inventor.

Llegó a contar con modelos diseñados exclusivamente para mujeres desde el principio, el llamado Ladies Hobby Horse, fabricado entre 1818/1819. Este artefacto aún necesitó “andar” mucho camino para convertirse en un velocípedo, pero se hizo tan popular, que poco pudo imaginar el barón que con él las mujeres decimonónicas iban a conseguir poner en marcha sus anhelos de libertad e igualdad tantos siglos negados.

Hacia el tercer cuarto de siglo XIX, el velocípedo era ya muy parecido al que conocemos ahora como bicicleta y se había popularizado de tal manera que se editaron hasta revistas especializadas, como la francesa Le Vélocipède Ilustré, que en la portada de su primera edición ya exhibía a una mujer en bicicleta como símbolo de progreso. En España, el equivalente fue El deporte Velocipédico (1895).

En 1896 los hermanos Wright, de Dayton (Ohio), antes de dedicarse a la aviación, crearon un modelo de bicicleta especial para mujeres, la Van Cleve for woman (sin el travesaño central que permitía a las mujeres montar sin alzar la pierna), y se desató la locura.

… el artículo continúa en… VAVEL-Historia.
Recuerdo que desde la barra lateral del blog se puede acceder a todos los artículos míos en VAVEL-Historia, así como a otros espacios y publicaciones. Desde la plataforma VAVEL-Historia también se pueden ver todos mis artículos, pinchando aquí.

AlmaLeonor_LP

EL TOUR DE FRANCIA

EL TOUR DE FRANCIA

Le Tour de France dans le Pyrénées, de Jean-Barnad Métais. Imagen propia (sept.2013)

Tenía solo ocho años, pero todavía hoy me acuerdo perfectamente de la hazaña. También de mi emoción, el peligroso éxtasis que me sacudió, del estremecimiento que inunda el cuerpo y la mente cuando tus héroe se convierten en dioses. Era jueves, ocho de julio de 1971, y Luis Ocaña se encontraba tan sólo a un segundo del líder del Tour, Joop Zoetemelk. La undécima etapa, entre las localidades de Grenoble y Orcières Merlette, constaba de un corto recorrido de 134 km, y no se esperaba gran cosa de ella. Al menos, hasta que el conquense se empeñó en llevar la contraria a todo el mundo. El sol abrasaba y dibujaba una diamantina caligrafía de fuego cuando Ocaña decidió desplegar un brutal ataque en el col de Laffrey. Le secundaron, durante unos kilómetros, Zoetemelk, Van Impe y Agostinho, pero Luis Ocaña aceleró, apretó los dientes, abrió la boca con violencia y se tumbó sobre el manillar, quedándose finalmente solo al pie del col de Noyer. Perseguía con furia obstinada tanto el maillot amarillo como una hazaña sólo reservada a los dioses. Quizá también buscase que  el gran Eddy Mercks, por primera vez en su vida deportiva, conociese el amargo sabor de la derrota. Por detrás, el pelotón venía destrozado mientras él seguía pedaleando bajo un sol estremecedor en el que los perros de la canícula ladraban sobre las montañas. En la meta de Orcières Merlette sacó un puñado de minutos a todos los favoritos y dejó fuera de control a medio pelotón. El intratable Eddy Mercks sufrió la mayor humillación de su carrera deportiva llegando a ocho minutos y cuarenta y dos segundos y sus palabras, al acabar la dantesca etapa, no tuvieron desperdicio: “Hoy Ocaña nos ha matado, como El Cordobés mata en la plaza de toros”.

Vicente Álvarez de la Viuda
El Tour de Francia y las magnolias del doctor Jekyll” (2010).

Más fotografías del sitio, pinchando en la imagen.

HOY, 7 DE JULIO DE 2018, DA COMIENZO LA 105 EDICIÓN DEL TOUR DE FRANCIA, LA MÁS GRANDE CARRERA CICLISTA DEL CIRCUITO MUNDIAL Y LA ÚNICA CAPAZ DE DESPERTAR SENTIMIENTOS COMO LOS AQUÍ DESCRITOS. ES, ADEMÁS, EL ÚNICO ACONTECIMIENTO DEPORTIVO CAPAZ DE PEGARME AL TELEVISOR DESDE LA PRIMERA ETAPA.

ALMALEONOR.

PALIZAS DE AÑO NUEVO

PALIZAS DE AÑO NUEVO

Imagen: Takanakuy – Ilustra

Ya hemos visto como en Japón la Nochevieja reciben la visita de unos ogros peculiares que azuzan a los niños perezosos, pero no es la única costumbre, cuanto menos raruna, que podemos encontrar en estas fechas. Vamos a ver otra

En Perú no son ogros los que asustan, sino los propios convecinos. Allí, por las fechas de Navidad y Año Nuevo, sobre todo en Año Nuevo, se mantiene una antiquísima tradición, la Takanakuy. Consiste, nada más y  nada menos, que en zurrarse de lo lindo para librarse de todo tipo de odios e inquinas y empezar el Año Nuevo desde cero. Como propósito no es malo, pero podrían resolverlo de alguna manera menos dolorosa, digo yo.

Claro que todo este festival está aderezado con música (llamada waylilla o wayliya, una especie de “canción protesta”, popularizada desde los años 60) y baile frenético, comida abundante (y la peruana es de las más variadas, copiosas y espectaculares del mundo) y bebida más abundante todavía, lo que contribuye a que los porrazos se sientan menos… supongo. Aunque los moratones, cortes y sangrados son totalmente reales y dolorosos, ya que está  permitido utilizar desde punteras metálicas en las botas mineras (habituales en muchos lugares en Perú) hasta cinturones para propinar golpes. Lo que no se permiten son anillos… que cosas. Incluso hay un árbitro que controla que las cosas no se desmadren demasiado. A lo mejor se lleva algún sopapo sin quererlo… Lo que no hay es policía ni jueces en estos distritos, de ahí que se terminaran por buscar la forma de solucionar las rencillas por sí mismos.

Al finalizar la pelea, los contrincantes, siempre en parejas, deben abrazarse y volver a la normalidad… hasta la próxima afrenta. Es una especie de catarsis social anual en las comunidades indígenas peruanas, que últimamente ha traspasado este estatus para realizarse, pese a la prohibición gubernamental, en zonas urbanas de la propia capital, Lima.

También es posible encontrar una costumbre muy parecida en Canas, en Perú, cerca de Cuzco. Se trata de Ch’ijar Jaqhi o Tupay (significa “colisionar”)  un festival que se lleva a cabo el 20 de enero y en el que las peleas son entre grupos de diferentes comunidades. Se considera una batalla ritual. Otra pelea similar, la Tupay Tuqtu  (“choque de gallinas”, más o menos) se celebra el 2 de febrero y ha sido declarada Patrimonio Cultural Nacional en el 2008. Bolivia, en la zona de Potosí (también minera e indígena, por cierto), llamada Tinku, pero que se celebra en mayo, y prácticamente solo masculina.

El nombre Takanakuy  deriva del quechua y está formado por la palabra “Taka”, que significa “golpe” y “nakuy”, que podría traducirse por “hacerse mutuamente algo”. Es una “celebración” popular en distritos peruanos como Santo Tomás, Llusco y Quiñota, pero la más famosa es la de la provincia de Chumbivilcas, cerca de Cuzco. Allí se toma como una fiesta esperada todo el año y una tradición que se toma muy en serio, pues está interiorizada como una popular autoadministración de justicia, a la vez que una muestra pública de valentía y coraje para defender la propia causa, que proporciona prestigio a sus protagonistas, ya sean hombres o mujeres, pues ambos por igual participan de este evento.

Takanakuy, la película (tres partes)

Y a mi que me recuerda otras cosas… ¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

AlmaLeonor_LP

 

 

 

ALMAS PARA EL RECUERDO: ROBERT MILLAR

ALMAS PARA EL RECUERDO: ROBERT MILLAR

Ahora que estamos en plena vorágine del Tour de Francia 2017, la vuelta ciclista con más historia y con más reconocimiento mundial, es un buen momento para recordar a un ciclista, una figura fulgurante de los años ochenta y noventa, más o menos cuando yo empezaba a aficionarme al ciclismo en ruta, y que hoy vuelve a ser recordado, aunque no por sus logros en la bicicleta, que tuvo muchos y muy importantes, sino por su cambio de sexo. Me estoy refiriendo a Robert Millar, hoy de nombre Philippa York. Vamos a conocer su historia.

Tengo guardada esta fotografía de la izquierda desde el año 2007 (según consta en mi ordenador, guardada junto con el enlace a una noticia que leí entonces) y es una de las que seleccioné hace unos meses cuando decidí iniciar esta serie de artículos titulados ALMAS PARA EL RECUERDO. No es que esta sección vaya a estar dedicada solamente a deportistas, pero lo cierto es que hasta ahora son los protagonistas de ella. No obstante me alegro de no haber hecho un artículo sobre Robert Millar/Philippa York hasta ahora, porque hubiese parecido una entrada tal vez poco apropiada, chismosa.

Hoy es diferente porque hace unos días, el pasado día 6 de julio, Philippa York decidió hacer pública (se sabía desde hace tiempo en el mundo del ciclismo) su historia: “Durante mucho tiempo he vivido como Philippa”. Lo hizo con una carta abierta en la web Cyclingnews.com, un espacio especializado en ciclismo, donde además colabora asiduamente desde el año 2010 con su nombre masculino, “Robert Millar Blog”:

“Creo que se trata del momento adecuado. Hace diez años aún fui objeto de arcaicos prejuicios e insultos por mi condición. Hago pública mi imagen, ya que vivimos en una época más tolerante, libre de ignorancia, y me dedicaré a analizar el ciclismo en televisión (ITV4)”.

Philippa York el pasado 6 de julio

Para hacer más visible su imagen y su voz, Philippa York ha aceptado la propuesta de la cadena británica ITV4, para ser comentarista en el presente Tour de Francia: “Estoy realmente encantada con este desafío. Creo que es el momento adecuado para volver a un papel más activo en el ciclismo, el deporte que siempre he amado”. 

Así que creo que hoy es un buen momento para conocer a Philippa York y también para recordar al ciclista Robert Millar. 

Robert Millar, en el Tour de Francia de 1993

Empecemos por saber algo más de Robert Millar. Nacido en Escocia el 13 de septiembre de 1958, pronto empieza a correr como amateur. Primero lo hará en Escocia, luego en carreras británicas y hasta en Francia. En esta primera etapa de su carrera llegó a estar clasificado en 4º lugar en el Campeonato del Mundo Amateur. En 1980 pasó al ciclismo profesional (con el equipo Peugeot). Desde entonces se le conocen varios éxitos en las principales carreras ciclistas mundiales: quedó varias veces entre los diez primeros en carreras del estilo de la Dauphiné Libéré (que ganó en 1990), como la París-Niza, le Grand Prix du Midi Libre, el Tour Midi-Pyrenees, Tour de Suisse, Tour del Mediterraneo o el Tour de Romandía; obtuvo la victoria en la Volta a Catalunya del 85 y en el Tour de Gran Bretaña del 89; en el Tour de Francia, participó en once ediciones, ocho de ellas terminadas por completo, y quedó entre los veinte primeros en seis ocasiones; fue segundo durante dos años en la Vuelta a España (1985 y 1986); en 1987, de la mano del equipo Panasonic, corrió su único Giro de Italia, quedando en segunda posición y ganando una etapa y la clasificación de la montaña.

Siempre fue un magnífico escalador. Participó en el Tour de Francia por primera vez en 1983, consiguiendo una victoria de etapa. Fue una victoria importante, ya que le arrebató el triunfo a Perico Delgado en una etapa de montaña pirenaica, la décima, celebrada un 11 de julio, que era además la primera del Tour en la que se subía a los col de Ausbisque, Tourmalet, Aspin y Peyresourde. Obtuvo seis segundos de ventaja sobre Perico, algo que el segoviano parece que no olvidó nunca. Millar quedó en el puesto 14 a veintitrés minutos del ganador del Tour de ese año, Laurent Fignon y Perico Delgado quedó en el puesto 15, después de haberse llegado a colocar en segunda posición.

Al año siguiente, en 1984, Robert Millar quedó en 4º lugar en el Tour (Perico Delgado tuvo que abandonar por una caída cuando se había colocado el 5º en la general), ganó una etapa y fue el primero en la clasificación de la montaña, algo que no había logrado ningún ciclista inglés y que no se repetirá en 20 años, concretamente hasta el año 2009, cuando Bradley Wiggins resultó tercero en el Tour. Había nacido el gran ciclista profesional.

Bernard Hinault y Robert Millar

Su palmarés no recoge ninguna victoria en las grandes vueltas, pero siempre estuvo entre los primeros haciendo grande el ciclismo de los años ochenta y noventa, la mejor etapa, creo yo, de este deporte, cuando descollaban muchas y grandes figuras, como Bernard Hinault (es, por cierto, el último francés que ha ganado un Tour, en el año 1985), Laurent Fignon, Greg LeMond, Stephen Roche, Jan Ullrich, Lucien van Impe, Joop Zoetemelk, Alex Zülle, Freddy Maertens, Laurent Jalabert, Mario Cipollini, Francesco Moser, Giuseppe Saronni, Sean Kelly, Richard Virenque, Tony Rominger, Giuseppe Saronni, Marco Pantani…   y tantos y tantos otros, además de algunos de los mejores ciclistas españoles de todos los tiempos, como por ejemplo (y a riesgo de dejar muchos, muchísimos, en el tintero): José Luis Laguía, Melchor Mauri, Álvaro Pino, Marino Lejarreta, Vicente Belda, Chava Jiménez, Lucho Herrera, Fernando Escartín, Laudelino Cubino, Anselmo Fuerte, Peio Ruiz Cabestany, Julián Gorospe… y los enormes Miguel Indurain y Perico Delgado, el gran rival de Millar.

Miguel Indurain

En la mente de todo aficionado español al ciclismo quedó aquella mítica Vuelta a España de 1985, cuando en la penúltima etapa, una etapa durísima de puertos “rompepiernas” (los tres puertos de la etapa fueron: La Morcuera, Cotos y el Alto del León), por la sierra de Madrid, entre Alcalá de Henares y las Destilerías Dyc en Palazuelos de Eresma (Segovia), Perico Delgado (no olvidar tampoco la impagable labor de Pepe Recio) le disputó el liderazgo a Robert Millar (en estos momentos líder con maillot amarillo) con una escalada espectacular, digna de los mejores ciclistas del mundo y haciendo vibrar a todos los aficionados que no nos despegábamos del televisor.

 Pepe Recio y Perico Delgado

Descendiendo Navacerrada, Perico Delgado, que estaba a más de seis minutos del líder, Millar (era segundo Pacho Rodríguez a 10” y tercero Peio Ruiz Cabestany del MG-Orbea, el equipo de Perico, a 1’15”), acabó con las aspiraciones del escoces para terminar triunfante en una de las grandes vueltas. Perico Delgado le sacó una ventaja de siete minutos alzándose con el triunfo de la etapa y de la vuelta.

Para la afición inglesa fue una “vuelta robada”, un acuerdo de connivencia entre los equipos españoles. Philip Bouvet, del diario francés L’Équipe, declaró que Millar fue “la víctima de una formidable coalición española”. Toda la prensa y hasta el director deportivo del equipo Peugeot, Roland Berland, estaban convencidos de que se les había tendido una trampa urdida por todo el pelotón de la vuelta: “Está todo podrido, todo el pelotón estaba contra nosotros, parece que un español tenía que ganar a toda costa”. Millar aseguró que no volvería a correr la vuelta española. Pero si que lo hizo. Al año siguiente, con el equipo Panasonic, se colocó la camiseta amarilla en la etapa seis (coronando los Lagos de Covadonga), pero de nuevo, en la etapa once, esta vez un trial de 29 km en Valladolid, la pierde en favor de Álvaro Pino, quien se hizo con el triunfo de la Vuelta, con Millar en segunda posición a un minuto y seis segundos.  En 1988, con el equipo francés Fagor, volvió a la Vuelta quedando sexto. Perico Delgado ganó el Tour de Francia de ese año y Robert Millar lo abandona en la etapa 17.

Robert Millar y Perico Delgado

Durante la década de los noventa, Robert Millar ya no parecía ser el ciclista descollante de la década anterior. En 1991 terminó el Tour de Francia en el puesto 72, la única vez de las ocho que lo terminó que no se situó entre los 25 primeros. El año siguiente fue su Annus horribilis, cuando llegó a ser positivo por testosterona en la Vuelta a España de 1992. Perdió su tercer puesto y le sancionaron con 10′, una multa pecuniaria y una suspensión durante tres meses, algo que en su profesión no se olvida fácilmente y pasa factura, como le ocurrió tristemente a Marco Pantani (el año pasado se supo que su análisis estuvo manipulado por la mafia a causa de las apuestas clandestinas).  Aun así, obtuvo algunos buenos puestos en esta década: completó el Tour de Francia en 1992 (18ª posición) y 1993 (24ª); la Vuelta en 1992 (20ª) y 1993 (15ª); fue segundo y tercero en algunas carreras y campeón de Gran Bretaña de fondo en carretera en 1995. En ese mismo año su equipo, Le Groupement, se disuelve por quiebra y Millar abandona el ciclismo profesional.

Robert Millar en el Alpe D’Huez en el Tour de Francia de 1991.

Su vida privada era poco conocida. En la todavía clasista España de los ochenta, se le criticaba su coleta y su pendiente en la oreja, y entre sus compañeros de equipo era tenido por un personaje retraído y poco dado a comentar sus cosas. La prensa le calificaba de “taciturno” e impopular por sus repetidas negativas a ser entrevistado. En 1985 se casó, casi en secreto, con la francesa Sylvie Transler (hermana del ciclista Jerome Simon), de la que se separó a finales de los noventa y con la que tuvo un hijo.

En 1994, dos años después del disgusto del dopaje en la Vuelta a España, se hizo vegetariano manifestando a menudo su aversión a los productos químicos. En el año 2000 los rumores sobre su condición sexual hicieron que redujera drásticamente sus apariciones públicas, siendo su participación en los Juegos de la Commonwealth del 2002 la última ocasión en la que se dejó ver como Robert Millar. Al parecer, en el año 2003 inicia su camino de cambio de sexo y pasa por primera vez por el quirófano: “Ya sabía que era diferente desde los cinco años.”

Siguió, no obstante, ligado al ciclismo como preparador y director deportivo, pero al iniciarse el nuevo siglo no se sabe nada de él, desaparece. En el año 2003 fue incluido en el Salón de la fama del Deporte en Escocia y ni siquiera acudió a la ceremonia. Tan notoria fue su desaparición que el Daily Mail decidió profundizar en el tema y se llegó a realizar un documental titulado “En busca de Robert Millar”, basado en el libro del periodista Richard Moore. Entonces, en el año 2007, se publicó la imagen de la que hablaba al principio, una imagen en la que borrosamente se identificaba a una mujer de larga melena, de nombre Philippa York, como Robert Millar. El Daily Mail adelantaba entonces que Philippa vivía en Dorset con su pareja, una mujer llamada Linda Purr.

“Por mucho que he intentado mantener mi privacidad intacta durante el curso de los años, creo que hay varias razones obvias por las que no había tenido un perfil público desde que hice la transición. Por suerte, los tiempos han cambiado desde hace 10 años, cuando mi familia amigos y yo misma estábamos anclados en la vista arcaica y llena de prejuicios que mucha gente y algunos tabloides han mantenido sobre esto.”

Robert Millar, hoy ya Philippa York, es el primer ciclista profesional que ha manifestado públicamente su cambio de sexo. No es el único deportista que lo ha hecho, pero hay deportes en los que parece mucho más difícil hablar abiertamente de ello. Bienvenida de nuevo al mundo del ciclismo Philippa.

AlmaLeonor

Fuentes: WikipediaCyclinews; As; El MundoEl Mundo DeportivoEl Español; Diario Público; MarcaEl Periódico; ABCAS ; Il Corriere; El Mundo Deporte; Web oficial de Perico Delgado; Web oficial del Tour de Francia.

Hoy, 11 de julio, justo cuando acabo de terminar de escribir este artículo, toda la historia de Robert Millar ha sido contada en los comentarios de la décima etapa del Tour por los periodistas de Eurosport.

ALMAS PARA EL RECUERDO: SWIMMING BRIGHTON CLUB

ALMAS PARA EL RECUERDO: SWIMMING BRIGHTON CLUB

TopHatBTNSwimClub1860s
Imagen: Swimming Brighton Club y East Sussex Record

Hoy traemos para nuestras ALMAS PARA EL RECUERDO no a un hombre sino a varios, los intrépidos nadadores ingleses que fundaron, en 1860, el Brighton Club Natación y Mar de Baño para Hombres, que es la denominación completa que adoptó en un principio el que hoy está considerado el más antiguo club de natación de todo el Reino Unido. Unos años después de su fundación, en 1863, se tomaron esta fotografía y tiene su curiosidad. Para conocerla en su total dimensión, hay que ir por partes.

EL CLUB

Frederick Cavill

Un pequeño grupo de amigos, aficionados a la natación, que se solían reunir en las cercanías del Lion Mansions Hotel desde el año de 1858, deciden formalizar su afición con la creación de un club de natación que se oficializa el 4 de mayo de 1860. Principalmente fueron los señores George Brown, J. Nyren, W. Patching, George Worsley (1835-1911), de 25 años, R. Ward Charles Hindley (1818-1893), de 40 años, que era el secretario y John Henry Camp (1826-1875), presidente. Al año siguiente se unió el conocido nadador de 23 años, Frederick Cavill (1839-1927). Cavill, natural de Kensington (Londres), emigraría a Australia una década más tarde (imagen de la derecha), donde fundó una escuela de natación, dando lugar a una muy conocida familia de nadadores profesionales.

Era un club modesto, de precios bajos, pero con mucho entusiasmo. Los socios que quisieran unirse debían pagar una cuota de entrada de un chelín y una suscripción semanal de dos peniques. En un principio no tenían ni un lugar donde cambiarse y las competiciones, que comienzan a celebrarse en 1861, eran igualmente poco significativas. Poco a poco se dotan de vestuarios y empiezan a organizar eventos con más premios que, aunque modestos (algunas veces constaban de una libra de té, o un jamón o una prenda de vestir… o pequeñas cantidades de dinero), pronto van a ser un acertado reclamo para atraer gente al club. En 1863, cuando se tomaron esa fotografía de la cabecera, el número de socios había pasado de 13 a 59.

John Henry Camp en 1872

Además de Cavill, de todos estos primeros miembros del Club de Natación de Brighton, el más famoso fue su primer presidente, John Henry Camp, toda una celebridad en la ciudad y que era conocido como “el capitán Camp”. Su particularidad es que pese a que su pierna izquierda había sido amputada, no le impedía ser un excelente nadador. Además de ser el primer presidente del Club fue instructor de natación y socorrista, llegando a salvar a no menos de 20 personas durante su pertenencia al club.

Una de las actividades más populares promovidas por el Club de Natación Brighton, fue el “Tea Party Acuático” celebrado en el muelle oeste de Brighton sobre una balsa de madera (la imagen inferior es de El Gráfico de 1881, pero se celebró desde los inicios), que se hacía acompañar de “caballitos” hechos de toneles de madera para diversión de los asistentes. La popularidad de John Henry Camp sirvió como acicate para la prensa local que en agosto de 1868 publicaba: El Capitán Camp, el nadador con una sola pierna, preparará y participará del tea party en el agua esta tarde.”

Camp padeció una larga y dolorosa enfermedad al final de sus días que le hizo gastar todos sus ahorros, llegando a vivir casi en la indigencia de no ser por la ayuda del resto de miembros del club. En su lápida, el club hizo poner una inscripción que decía: “Esta lápida fue erigido por el Brighton Club de Natación a la memoria de su antiguo Steward, John Henry Camp, el célebre nadador con una sola pierna, Nacido el 26 de julio de 1826, Murió en Brighton, 28 de diciembre de 1875, a los 49 años…. Su lema fue: me atrevo con cualquier ola para salvar una vida.”

Desde la muerte de John Henry Camp, al mejor nadador y líder del Club Brighton, se le otorgaba el título de “capitán” en su honor. El primero en ostentarlo fue George Harding, un excelente nadador que mantuvo el título durante los cuatro años siguientes, un importante logro ya que el número de socios había aumentado hasta los 115 miembros.

El Club Brighton se vinculó al condado de Sussex y junto a otros clubes de natación promovieron y fundaron la Asociación de Natación Amateur del condado de Sussex. La mayor parte de la información de este artículo se ha extraído de su página web.

LOS BAÑOS

“Swimming Hole”, de Thomas Eakins 1884-85 (existe también una fotografía).

En estos años existían algunas particularidades respecto al baño en las playas. La primera, es que muchos señores acostumbraban a bañarse desnudos; y la segunda, es que para bañarse en las playas públicas estas tenían que contar con las llamadas “máquinas de baño”, una especie de “carricoche” que entraba en el agua y que servía para cambiarse y disfrutar del agua sin ser vistos por otros. Lo utilizaban tanto hombres como mujeres, aunque los espacios playeros estuviesen restringidos y separados por sexos.

Así que las reuniones de los socios del Brighton Club, quizá para escapar a estas restricciones, tenían lugar a las 6 de la mañana, excepto si eran competiciones con público, en cuyo caso cumplían la normativa y se cubrían para bañarse.

Pero a algunos no les gustaba nada esa costumbre de utilizar “ropa de baño”. Uno de ellos fue el reverendo (de la Iglesia de Inglaterra) Robert Fancis Kilvert (1840-1879), un personaje controvertido del que, pese a su temprana muerte a los 38 años, se conservan varios diarios que escribió con gran información acerca de la vida rural inglesa de la segunda mitad del XIX. Gran entusiasta del nudismo, consideraba que era una práctica natural y saludable.

Decía el reverendo en distintas fechas de 1872:

“Durante el baño de la mañana temprano, antes del desayuno, muchas personas fueron despojándose abiertamente de sus ropas sobre la arena.  Que deliciosa sensación de libertad correr desnudos hacia el mar, donde las olas se vuelven espuma y el sol de la mañana, de color rojo brillante, cae sobre los miembros de y corrían hacia el mar. Yo habría hecho lo mismo. […] Un muchacho me llevó a la puerta de la máquina de baño lo que pensaba eran dos toallas, pero luego me di cuenta de que uno de los trapos que me había dado era un par de calzoncillos a rayas rojas y blancas muy cortos para cubrir mi desnudez [se llamaban “caleçons”]. No acostumbrado a este tipo de cosas y costumbres que tenían, y en mi ignorancia, me bañé desnudo desdeñando los convencionalismos del lugar y escandalicé a la playa. […] En Shanklin uno tiene que adoptar la costumbre detestable de bañarse en calzones. Si a las señoras no les gusta ver hombres desnudos. ¿Por qué no se mantienen fuera de la vista? hoy he tenido un par de calzones prestados que no me han dejado seguir nadando. Las fuertes olas les arrancaron y les enredaron alrededor de mis tobillos. Mientras tanto, yo estaba encadenado agarrado y tirado por un golpe de mar, que se retiraba de repente y me dejó desnudo sobre la arena. Después de esto tomé el trapo miserable y peligroso y lo arrojé fuera de mí y por supuesto había allí algunas señoras preguntándose qué me ocurrió en el agua.”

Esta costumbre masculina originó en la época varios reglamentos y normas destinadas a guardar el debido decoro y no escandalizar a las señoras (de lo que se quejaba Kilvert amargamente), y así, era fácil encontrar medidas como que entre las 8 de la mañana y las 9 de la noche, había que utilizar un traje de baño para hacer uso de las playas. En las competiciones públicas se introdujo la costumbre de utilizar los llamados caleçons, una especie de “calzones” masculinos para el baño. No fue hasta la desaparición de las “máquinas de baño” y después de permitirse las playas mixtas, cuando se empieza a utilizar el traje de baño decimonónico que nos es familiar, y que para los señores cubría hasta las rodillas.

A la izquierda, un nadador masculino con su “bañador” emergiendo del mar en una caricatura dibujada hacia 1900 por el ilustrador inglés Everard Hopkins (1860-1928). A la derecha, otro nadador masculino de Inglaterra, pero en una playa pública de Francia, en 1877, según dibujó George Du Maurier (1834-1896).

LAS MÁQUINAS DE BAÑOS

Máquinas de Baños en 1870. Caricatura satírica de George du Maurier sobre “un encuentro inesperado”. Observese que el señor utiliza calzones y no bañador completo.

Lo cierto es que bañarse tras las “máquinas de baños” impedía que desde la orilla alguien pudiera estar observando al bañista, ya fuesen señoras con ropajes imposibles para el baño, ya fuesen señores tal y como vinieron al mundo.

Esta especie de casetas-carro de cuatro ruedas, que estaban realizadas en madera y cubiertas con lonas, se desplazaban hasta el agua tiradas por caballos. En el extremo que entraba en el agua, tenían una especie de “parapeto” a ambos lados que impedía que un bañista viera a otro al descender del carro.

La “máquina” parece que fue inventada por un cuáquero, el Sr. Benjamín Beale, en 1750 en Kent (Inglaterra), para preservar la modestia de las mujeres en el baño, y no verse enfrentadas a la vergüenza de contemplar a los señores que disfrutaban desnudos del agua. Antes, hacia 1735 se conocen las “campanas de la modestia”, un artilugio un tanto envarado e insuficiente, que pretendía cumplir la misma misión.

Máquinas de Baño en Brighton, según una caricatura de William Heath de 1829.
Máquinas de Baño en Brighton en una fotografía de 1891. Los dos hombre en primer término llevan “calzones” de baño en lugar del bañador de una pieza que ya se acostumbra a utilizar en estos años.

Desde el siglo XVIII este tipo de artilugios se hicieron populares en muchas playas segregadas de Europa (sobre todo en Inglaterra, pero también en Francia o Alemania) y también fuera de ella (en EEUU y México), pero con el inicio del siglo XX, la utilización de bañadores de cuerpo entero (tanto para ellas como para ellos) y la popularización de las playas mixtas, acaban desapareciendo.

LA FOTOGRAFÍA 

La fotografía se dio a conocer en septiembre de 2011 cuando el Club Brighton montó una exposición de carteles, fotografías, películas, archivos y otros elementos de su historia, entre los que se encontraba esta imagen con 19 de sus miembros, aunque no han sido identificados. En un principio resultó algo intrigante porque todos estamos acostumbrados a la imagen de los típicos bañistas victorianos con un excesivamente largo “traje de baño”, normalmente a rayas horizontales. Pero lo cierto, como venía diciendo, es que hasta la segunda mitad del XIX era más corriente que se disfrutara desnudo de los baños de mar.

Los archivos del club indican que la fotografía fue tomada en el año 1863, durante la reunión de Comité del Club, celebrada el 2 de junio de ese año, cuando se admitió como miembro al fotógrafo Benjamín Botham, a quien se le conminó a tomar “un boceto fotográfico de los miembros del Club”, según consta en las actas de dicha reunión.

El fotógrafo Benjamin William Botham (1824-1877), que había sido pañero en Suffolk, llegó a Brighton alrededor de 1860. Tenía unos 35 años y se instaló en la ciudad con su esposa, Ellen Bedwell,  y sus cuatro hijos, ejerciendo de fotógrafo ambulante. Un par de años más tarde, ya tenía un estudio fijo en el 43 de Western Road, justo en la parte trasera de su domicilio en Brighton (el 33 de Clarence Square), donde trabajó como fotógrafo profesional hasta 1868, cuando vendió su estudio y se dedicó a algo totalmente diferente: fue el titular del The New Oxford Teatro de Variedades en New Road, Brighton, hasta su fallecimiento el 18 de diciembre de 1877.

Benjamin fotografió a los 19 miembros del Brighton Club en los alrededores de las instalaciones, cerca del agua, trasladando todo su equipo allí para la ocasión.

Es una fotografía del tipo impresión de albúmina en papel, un formula muy corriente en los años sesenta del siglo XIX y que consistía en cubrir el papel con clara de huevo, un excelente revestimiento, pero que tendía a amarillear con el tiempo (hacia la década de 1880 ya se utilizan otros sistemas para evitar este problema, como por ejemplo, la albúmina fermentada). El desenfoque de los bañistas de las filas traseras sugiere también que la cámara utilizada era de tipo “caja deslizante”, que requería un tiempo de exposición más largo, y revelada con el proceso de “placa húmeda” (y el uso de collodion wet plate”), lo que dificultaba mucho el revelado. Además, habría que añadir las dificultades de tomar una fotografía al aire libre y no en el estudio, donde tendría todos los elementos necesarios a mano. Bien pensado, fue todo un prodigio fotográfico.

Pero no fue la única fotografía de los primeros nadadores del Club, aunque sí la única de la que no se ha logrado identificar a ningún miembro. Norman & Co. hizo esta otra fotografía, que fue tomada a las 8:00 de la mañana de un día indeterminado de marzo de 1891, y es también muy interesante. Los seis hombres más mayores del centro fueron algunos de los primeros miembros del club.

De esos hombres, el segundo empezando por la izquierda (con abrigo claro, bigote y sombrero) es George Brown, uno de sus fundadores; el que está inmediatamente a su lado a la derecha parece ser Leonard Reuben Styer (1843-1932), un dentista que fue presidente del Brighton Club desde 1880 hasta 1931 y una de las personalidades más descollantes del mismo; y el que le sigue a la derecha es John Hawgood (1844-1896), un vendedor de muebles, nacido en Londres, que fue campeón de natación y Secretario Honorario del Club entre 1886 y 1888.

Al contrario que en nuestra fotografía protagonista, los nadadores de esta última ya utilizan traje de baño largo y posan con él. En dicha prenda ya aparece bordado el escudo del club, “dos delfines” que, a su vez, es un símbolo asociado tradicionalmente con la ciudad de Brighton. En la imagen de Botham llevaban los típico caleçons, introducidos desde Francia, que se veían obligados a utilizar cuando competían en público y no podían nadar desnudos, según normas establecidas en la década de los años sesenta, cuando se tomó la fotografía. Según una nota periodística aparecida en “The Spectator” el 6 de agosto de 1864, en la competición de los “Quintos Juegos Anuales de Natación del Club de Natación de Brighton”, se dictaron unas normas de “decoro” que incluían el uso de esta prenda y el uso de gorro de baño.

Los caleçons se sujetaban con una cuerda atada a la cintura que con los embates del mar tendía a desatarse y hacer que los calzones se movieran (de lo que también se quejaba Francis Kilvert ¿recuerdan?), por lo que unos años después, a finales de la década de los setenta, es cuando se empiezan a introducir los famosos bañadores de una pieza hasta la rodilla que nos son tan familiares. Estos evitaban “accidentes” y resultaban más cómodos y prácticos para el nadador.

Otro detalle curioso son los sombreros de copa que lucen los fotografiados de nuestra imagen . Ni es un atuendo necesario para el baño, ni una fotografía de esta guisa requiere tal cortesía en la indumentaria (ni tampoco anteojos, pipas…). Sin embargo también ofrecen alguna pista sobre la correcta datación de la fotografía, pues hay alguno, dos de la fila superior concretamente, que eran llamados en esos años (en la década de los cincuenta y principios de los sesenta) de “tubo de estufa”, por ser muy altos y echados hacia un lado. A mediados de los años sesenta ya se dejan de usar.

Pero nuestra fotografía amarillenta nos dice algo más. Es sabido que las fotografías de grupo, digamos mejor las fotografías “formales” de un grupo deportivo, no son habituales hasta más tarde (un buen ejemplo sería la fotografía anterior, de 1891) y son bastante infrecuentes en la década de los sesenta. Así que ¿qué sentido tenía esta fotografía, por otro lado “tan informal”? Es difícil saberlo, pero lo que sí es seguro es que esta imagen no fue tomada para ser exhibida en el club a la vista de todo el mundo, ni para pasar a la posteridad como una fotografía oficial de grupo del Club de Natación de Brighton.

La utilización de los minúsculos caleçons era algo demasiado privado como para aparecer en una imagen pública, y tanto las posturas de los fotografiados como los sombreros de copa sobre los cuerpos desnudos (incluso uno de los hombres hace un gesto como de sujetar sus dedos entre un imaginario chaleco), solo pueden apuntar a una broma particular entre los asistentes a la que se prestó el fotógrafo ambulante para poder entrar en el club, aun sabiendo que su obra no podría ser públicamente conocida sin despertar escándalo.

También se ha apuntado que la fotografía podría haber sido un guiño hacia uno de sus miembros más conocidos, John Henry Camp, el nadador de una sola pierna, por la postura de una de las figuras centrales de la fotografía, la del mencionado hombre que se lleva los pulgares al cuerpo como sujetando un imaginario chaleco, pero que se sostiene sobre una sola pierna ¿se trataba de una reunión de homenaje al capitán John Henry Camp, en esos momentos director del Brighton Club Natación? Tal vez nunca lo sepamos.

Prácticamente toda la información de este artículo se ha extraído de la magnífica web Photohistory-Sussex.

AlmaLeonor.

ALMAS PARA EL RECUERDO: JIM THORPE (1888-1953)

ALMAS PARA EL RECUERDO: JIM THORPE (1888-1953)

Voy a empezar a escribir una serie de historias de personas que unas veces serán extraordinarias y otras a lo mejor no tanto, pero cuya vida pienso que merece ser contada. Por eso he pensado llamar esta serie de artículos ALMAS PARA EL RECUERDO. Voy a empezar por alguien cuya vida es más que extraordinaria, pero que se vio sumido en el más cruel de los ostracismos, el provocado por el racismo y la xenofobia.

Me dirán ustedes que son muchos los deportistas, hombres y mujeres, que se vieron eclipsados por una cuestión racista en algún momento. Es verdad. Muchos han sido discriminados a lo largo de la historia por una cuestión de sexo, raza, religión, origen y condición. Pero hoy vamos a contar la historia de uno de los más grandes, la historia de Jim Thorpe (1888-1953). Conozcámosle.

Jim nació un 28 de mayo en el seno de la nación india Sac y Fox en Oklahoma (EEUU). Su nombre en idioma kikapú, la de su tribu, era Wa-Tho-Huk (algo así como Sendero Luminoso), pero fue bautizado por su madre, que era católica, como Jacobus Franciscus Thorpe, Jim Thorpe. Sus padres eran ambos mestizos: su padre era hijo de irlandés y madre nativa Sac y Fox; y su madre hija de padre francés y madre nativa de los potawatoni. La vida de Thorpe no fue fácil con estas circunstancias, pero además, se vio bastante afectado por el fallecimiento de su hermano gemelo, Charlie, a los nueve años,  y el de sus padres, en diferentes momentos, varios años después. Cursando estudios en la Carlisle Indian Industrial School de Pensilvania (una escuela concebida para la “americanización” de los indios, modelo para otras muchas,  acusada de abusos y violencia en su día y que fue clausurada en 1918), inicia su carrera deportiva. Era el año de 1907.

Equipo de Fútbol de los Carlisle Indian en 1911, con Jim Thorpe (tercero por la derecha en la fila del medio)

En unos años se convirtió en un excelente atleta, además de competir con éxito en fútbol americano, béisbol, baloncesto, lacrosse, natación, hockey sobre hielo, boxeo, tenis, tiro con arco… Llegó incluso a ganar un campeonato de baile de salón en 1912. Era un superdotado. “Nadie va a derribar a Jim”, le dijo a su entrenador de entonces.

Ese año consigue clasificarse para las pruebas de Decatlón y Pentatlón, prueba esta que se incluía por primera vez en los Juegos Olímpicos que se celebrarían en Estocolmo (la prueba de Decatlón se instauró en Saint Louis 1904, pero en los siguientes Juegos de Londres 1908 no se celebró).

OLIMPIADAS DE ESTOCOLMO 1912

Thorpe fue considerado en estos Juegos Olímpicos de Estocolmo 1912, el mejor atleta del mundo de su tiempo, tal y como se lo y así se lo dijo el propio rey Gustavo V de Suecia (1858-1950) cuando le colocó las dos medallas olímpicas de oro en Estocolmo 1912, ganadas en las pruebas de Pentatlón y Decatlón, disciplina ésta con la que estableció un récord olímpico de 8.413 puntos, que no sería sobrepasada en casi dos décadas.

Además, Thorpe, compitió en Suecia en Salto de Longitud y Salto de Altura. Sus logros son aún más sorprendentes si se tiene en cuenta que en estas competiciones tuvo que utilizar un par de zapatos y calcetines viejos (y dispares, un zapato era más grande que el otro y tuvo que utilizar varios calcetines en uno de sus pies) que encontró en un cubo de basura, pues alguien le había robado los suyos (posó así en las fotografías del evento olímpico).

Más tarde, jugó a nivel universitario y profesionalmente, a fútbol americano (entre 1920 y 1921, fue el primer presidente de la Asociación Profesional de Fútbol Americano, APFA, que al año siguiente sería renombrada como Liga Nacional de Fútbol Americano NFL), béisbol y baloncesto (jugó con varios equipos formados únicamente por indios americanos), obteniendo grandes triunfos en todas las disciplinas.

La vida deportiva de Jim Thorpe tampoco fue nada fácil, pese a sus logros. El Olimpismo de inicios del siglo XX era totalmente amateur, y eso significaba que únicamente quien dispusiera de recursos económicos podía participar en los Juegos (o realizando extremos sacrificios personales). Y esto era válido tanto para atletas como para países. Thorpe era un indio nativo norteamericano y sus éxitos no eran bien vistos ni por la exclusiva sociedad elitista del deporte internacional de entonces, ni por el racismo imperante en los EEUU.

Pasado un año de las Olimpiadas de Estocolmo, alguien descubrió que había cobrado unas dietas (cantidades míseras, unos 35 dólares por semana) por unos partidos de béisbol, algo prohibido por las normas amateurs del Olimpismo, y fue desposeído de sus medallas. Sin embargo, se llegó a aducir que fue un caso de racismo por el origen étnico de Thorpe.

OCASO Y RECUPERACIÓN DE UNA ESTRELLA

Desdichadamente no fue el único caso de racismo ocurrido en un evento olímpico. Se tiene por los juegos más racistas de la historia del olimpismo los celebrados en  St. Louis (EEUU) en 1904, donde se celebraron pruebas paralelas y hasta un desfile dedicado a “razas inferiores” (en el Anthropological Day), para los que se reclutó, sin ningún criterio deportivo ni nacional, participantes buscados entre los miembros de los stand de la Exposición Universal que se estaba celebrando en la misma ciudad, entre ellos, indios de varias tribus, como sioux o cocopas mexicanos, sudafricanos, sirios, zulúes, pigmeos, filipinos y gentes de varias otras nacionalidades asiáticas y de medio-oriente.

En las Olimpiadas de Tokio de 1964, otro indio nativo norteamericano obtuvo una medalla de oro y un reconocimiento internacional. Fue en la prueba de los 10.000 m donde resultó ganador William Mervin “Billy” Mills (n.1938), conocido en su tribu (los Oglala Lakota de la reserva india de Pine Ridge) como Makata Taka Hela, convirtiéndose así en el segundo indio nativo americano después de  Jim Thorpe, en conseguir una medalla de oro en unos Juegos Olímpicos. Ningún estadounidense había ganado nunca esta prueba olímpica, ni volverá a suceder un logro así hasta Londres 2012 (donde ganó  Galen Rupp). Mills participó también en la Maratón quedando en el puesto 14. En 1983 la película Running Brave (de D.S. Everett) protagonizada por Robby Benson recrea su vida.

Pero el agravio hacia uno de los más grandes deportistas del siglo XX será recordado por siempre. Su grandeza deportiva le sitúa hoy junto a deportistas de la talla de Muhammad Ali, Babe Ruth, Jesse Owens, Wayne Gretzky, Jack Nicklaus, y Michael Jordan. Pero no llegó a ser reconocido como tal en vida. La humillación que sufrió Thorpe no fue reparada hasta pasados 30 años de su muerte, cuando en 1983, el COI, presidido entonces por Juan Antonio Samaranch, restituyó su nombre haciendo entrega de dos medallas de oro a sus descendientes. En realidad no fueron “sus” medallas, ya que aquellas fueron robadas del Museo Olímpico y nunca se hallaron.

Numerosas estatuas, placas y reconocimientos figuran desde entonces en todo el mundo en su honor. Una ciudad en Pennsylvannia fue renombrada con su nombre y el presidente Richard Nixón declaró el día 16 de abril de 1973 como el día de Jim Thorpe para reivindicar su nombre y su legado.  Todo ello, en realidad, demasiado tarde para él.

Desde el fin de su carrera deportiva, a los 41 años, vivió ejerciendo trabajos dispares, incluso como extra de cine, y murió sumido en el alcoholismo, el olvido y la pobreza a los 65 años, sin dejar de reivindicar siempre la validez de sus triunfos olímpicos. Toda la historia de su vida fue recreada en el cine en 1952 (un año antes de su muerte) con la película Jim Thorpe. All-american, dirigida por Michael Curtiz e interpretada (magníficamente) por Burt Lancaster.

Para ampliar todos los datos sobre los Juegos Olímpicos remito a los artículos que sobre ellos ya publiqué en HELICON, hace unos meses, empezando por el artículo TIEMPO DE OLIMPIADAS (I), desde donde se puede acceder a los siguientes.

AlmaLeonor.

 

MUHAMMAD ALÍ Y MI PADRE

MUHAMMAD ALÍ Y MI PADRE

Muhammad Ali surprised Sylvester Stallone – and the audience at the 49th Academy Awards – when he appeared on stage. The two men briefly engaged in a good-natured spar. Stallone, who was also nominated for acting and writing took home an Oscar as producer of Best Film "Rocky."
Muhammad Ali y Sylvester Stallone en la 49th Academy Awards de 1977

“Sólo un hombre que sabe lo que se siente al ser derrotado puede llegar hasta el fondo de su alma y sacar lo que le queda de energía para ganar un combate que está igualado”. Muhammad Ali.

En la imagen, el boxeador sorprende a Sylvester Stallone (y al resto de la audiencia de la ceremonia) en la 49th edición de los Academy Awards, cuando éste se disponía a leer las nominaciones del Oscar a la mejor actriz femenina. El personaje de Apollo Creed, de la película “Rocky”, de Stallone, estaba inspirado en el famoso boxeador.

Muhammad Ali fue un ídolo para mi padre. En una ocasión, después de trabajar en las obras de acondicionamiento de las nuevas instalaciones de un diario en Valladolid (creo que fue en el Diario Regional, inauguradas el 16 de marzo de 1975, tengo que confirmarlo), fue entrevistado junto a todos trabajadores de la reforma, y al día siguiente apareció una columna con su fotografía y sus palabras. En ellas, mi padre, elogiaba a Muhammad Ali (ya estaba bautizado con ese nombre tras su conversión al islam, aunque no estoy segura de si mi padre le llamaba así en la entrevista) y criticaba que le hubiesen retirado la licencia para practicar el boxeo por negarse a luchar en la Guerra de Vietnam.

Hoy, cuatro de marzo, mi padre hubiese cumplido 78 años.

AlmaLeonor

 

TIEMPO DE OLIMPIADAS (IX)

TIEMPO DE OLIMPIADAS (IX): AÑOS 90 HASTA HOY.

 

Tras los fallidos Juegos Olímpicos Populares que se intentaron celebrar en Barcelona justo cuando se inicia la Guerra Civil española en julio de 1936, en el año de 1992 los Juegos de la XXV Olimpiada, se celebran, por fin, en Barcelona, siendo presidente del Comité Olímpico Internacional (lo fue entre 1980 y 2001) el barcelonés Juan Antonio Samaranch (1920-2010). Tras la conclusión, se celebraron en los mismos escenarios los IX Juegos Paralímpicos, que hasta la fecha solo se habían celebrado en la misma ciudad en los Primeros Juegos, los de Roma (incluso cuando se celebraban en el mismo país, el escenario era en otra ciudad diferente), y a partir de Barcelona, ya se celebrarían en los mismos Estadios que los Juegos Olímpicos. También fue la primera vez en la que un atleta paralímpico, el arquero Antonio Rebollo (n.1955), encendía el pebetero. Lo hizo lanzando una flecha encendida tras el último relevo de la Antorcha Olímpica (que había entrado en el Estadio de la mano del piragüista Herminio Menéndez), el del baloncestista Juan Antonio San Epifanio (n.1959), “Epi”.

1343133404240

En estos Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, los Juegos de la Mascota Cobi (del diseñador Javier Mariscal) la participación fue muy numerosa, pero su novedad no radicó en este aspecto, sino en la ausencia de boicots de todo tipo desde los Juegos de Melbourne de 1956. Es en Barcelona donde se levanta la sanción impuesta al Comité Olímpico de Sudáfrica (vetada desde 1960), tras producirse el final de la política de apartheid (dos años después Nelson Mandela sería nombrado Presidente del país) y también la de Cuba, que no participaba desde Moscú 1980. Después del derribo del muro y la unificación de las dos alemanias, la participación de los atletas alemanes se produce, también por primera vez, bajo una sola bandera nacional (recordemos que desde Melbourne 1956 hasta México 1968, habían participado bajo una bandera unificada con los anillos olímpicos, y después cada una con la suya nacional), mientras que las Repúblicas ex soviéticas lo hicieron, estas por última vez, bajo la misma bandera, que no fue la de la ya extinta URSS, sino bajo la bandera Olímpica con el nombre de Equipo Unificado. Las Repúblicas bálticas de Estonia, Letonia y Lituania participaron como países independientes por primera vez desde 1936. Todo ello dio lugar a unos de los Juegos Olímpicos más emocionantes de la historia.

MTZSP

En este año de los Juegos Olímpicos de Río 2016, dos nuevas banderas olímpicas reúnen, por un lado, nueve deportistas que compiten como Atletas Olímpicos Independientes (código IOA), seis en pruebas de tiro, uno en esgrima y dos en natación, todos ellos de Kuwait, país que actualmente se encuentra sancionado por el COI. Y por otro, deportistas de varios países, que han conformado el Equipo Olímpico de Atletas Refugiados (código ROT), que fue aprobado por el COI en marzo de este mismo año. Este equipo, en el que cuatro miembros son mujeres, está conformado por diez atletas (dos de Siria en natación, cinco de Sudán del Sur en atletismo, dos de la República Democrática del Congo en judo y uno de Etiopía, también en atletismo) cuya preparación, equipación, y gastos, serán costeados por el COI en lugar de por un Comité Nacional. En la ceremonia inaugural los Atletas Olímpicos Independientes marcharon en primer lugar y el Equipo Olímpico de Refugiados en penúltimo, justo delante de la delegación de Brasil.

Deportistas de la ex-Yugoslavia bajo la Bandera Olímpica con la denominación Participantes Olímpicos Independientes (IOP) en Barcelona 92.

En realidad no es una novedad de esta edición, al menos la figura de los Atletas Olímpicos Independientes (código IOA), que ya se había utilizado alguna vez aunque con diferente denominación (recordemos también el caso de Arnold Jackson, corredor amateur británico, que participó de forma independiente en los Juegos Olímpicos de Estocolmo 1912). Por ejemplo, bajo esa denominación (código IOA) y bandera olímpica, ya compitieron los deportistas de Sudan del Sur en Londres 2012 (junto con los de Curazao, de la extinta Antillas Neerlandesas). En las Olimpiadas inmediatamente anteriores, en las de Sidney 2000, participaron como Atletas Olímpicos Individuales cuatro deportistas de Timor Oriental, y en las que nos ocupan ahora mismo, en las Olimpiadas de Barcelona 1992, fue Yugoslavia el país que se encontraba sancionado por las Naciones Unidas a causa de las sucesivas Guerras Balcánicas (no podían participar en competiciones internacionales), por lo que deportistas de la República Federal de Yugoslavia y de la República de Macedonia, compitieron bajo la Bandera Olímpica con la denominación Participantes Olímpicos Independientes (IOP). Fueron, por cierto, los únicos de todos estos mencionados aquí que obtuvieron medallas, una de plata y dos de bronce en Tiro (dos de ellas ganadas por mujeres).

Juegos_Olimpicos-Refugiados-Independientes_MDSIMA20160311_0095_21

Pero nos habíamos quedado en Barcelona. El 25 de julio de 1992, la Ceremonia de Inauguración de los Juegos Olímpicos contó con la presencia del Príncipe de Asturias (hoy el rey de España Felipe VI) como abanderado de la delegación española (su hermana Cristina había sido la abanderada en los Juegos de Seúl 1988). Competía en Barcelona como miembro de la tripulación de yate en la modalidad “Soling” (junto a Fernando León y Alfredo Vázquez), aunque no llegaron a obtener ninguna medalla. Su padre, el rey Juan Carlos I, compitió en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972, en Vela, clase “Dragón”, y su madre, la reina Sofía, en este mismo deporte fue suplente en el equipo griego durante los Juegos de Roma de 1960.

COJ´91.-Logo-oficial-y-sedes-Burgos-13-a-21-de-julio-1991.

Por cierto, hablando de Príncipes, existió en España otra “modalidad” olímpica llamada Concentración Olímpica de la Juventud Príncipe de Asturias, cuya primera edición tuvo lugar, precisamente, un año antes de estos Juegos, en julio de 1991, siendo el Estadio de El Plantío de Burgos el escenario de la ceremonia inaugural. Fue el antecedente español de los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se vienen celebrando (en sus ediciones de verano e invierno) desde el año 2010 (Juegos de Verano de Singapur), como unos Juegos Olímpicos reservados para atletas de entre 14 y 18 años. Les siguieron: Innsbruck 2012 (Juegos de Invierno), Nanjing 2014 (Juegos de Verano), Lillehammer 2016 (Juegos de Invierno, en febrero de este año) y los siguientes se celebrarán en Buenos Aires en el año 2018 (Juegos de Verano) y en Lausana en el 2020 (Juegos de Invierno).

Sin título

Recordemos que en ediciones anteriores de los Juegos Olímpicos, varios deportistas (mujeres y hombres) compitieron y hasta obtuvieron medallas en esa franja de edad. Por ejemplo, el nadador húngaro Alfréd Hajós tenía 18 cuando ganó en 100 y 1200 m estilo libre en los Primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna en Atenas 1896; el esgrimista Ramón Fonst de tan solo 17 años fue campeón olímpico en los Juegos de París de 1900 (recordemos que también en esta edición un desconocido parisino de 10 años formó parte accidental del equipo de remo campeón olímpico); la nadadora Greta Johansson también tenía 17 años en Estcolmo 1912; Luigina Giavotti, tenía 11 años y 302 días cuando ganó la medalla de plata en gimnasia por equipos en Ámsterdam 1928, y en los Juegos de Invierno de esta edición en Sankt-Moritz, Sonja Henie ganaba la competición de patinaje con 15 años; en Berlín 1936 Inge Sorensen, de 12 años, ganó la medalla de plata en 200 m braza en natación; Kusuo Kitamura de 14 años fue campeón olímpico en los 1.500 m de natación libre en los Juegos de Los Ángeles de 1932… Y así, podríamos llegar hasta las gimnastas de las últimas ediciones olímpicas entre las que se encontraría Nadia Comăneci, quien contaba con 15 años en Montreal 1976 y es, quizá, la más conocida, pero hubo muchas entre los 14 y 18 años.

i165_1

Otra vez nos hemos despistado. Más o menos como la Antorcha Olímpica de Barcelona (por cierto, diseñada por el catalán André Ricard Sala) que a punto estuvo de ser “despistada” de las manos de un relevista olímpico cuando un grupo de piragüistas zamoranos quería llevársela para denunciar la ausencia de su ciudad en el recorrido olímpico. Era el 6 de Julio de 1992 cuando unas once personas, a la altura de Valladolid, asaltaron al asustado relevista de turno con el fin de, al menos, apropiarse de la “llama”, pues llevaban varias réplicas de antorchas para poder llevar el “fuego olímpico” a Zamora. La protesta se quedó en una mera anécdota, pero la Guardia Civil no se lo tomó a broma (el terrorismo de ETA había amenazado los Juegos Olímpicos, y por ello las medidas de seguridad fueron amplísimas) y redujo y detuvo a los “asaltantes” zamoranos. En el recorrido de la Antorcha Olímpica por las ciudades españolas participaron en total 9.500 relevistas.

Freddie-Mercury-Montserrat-Caball-freddie-mercury-10920979-1012-793

Y llegó el día de la Ceremonia Inaugural. Una ceremonia en la que participaron, entre otros, la soprano Montserrat Caballé (quien había grabado en 1988 la canción Barcelona  junto al fallecido Freddie Mercury), además de Teresa Berganza y Victoria de los Ángeles. También los tenores José Carreras, Plácido Domingo y Alfredo 47634545Kraus, la bailaora Cristina Hoyos, grupos de tambores de Calanda (y otros del bajo Aragón) y el grupo de teatro La Fura dels Baus. Entonces el rey Juan Carlos I declaraba inaugurados los Juegos Olímpicos.

Fueron unos Juegos muy elogiados, Hasta el mismo presidente del COI, Juan Antonio Samaranch, declaró que los de Barcelona 1992 habían sido los “mejores Juegos Olímpicos de la historia”. Y en esa eficacia organizativa tuvo mucho que ver el gran movimiento voluntario realizado en España. La participación de miles de voluntarios olímpicos (se dice que cerca de 60.000) fue esencial para la buena marcha de toda la organización de los Juegos y, además, impulsó sobremanera el movimiento del voluntariado social en España.

Barcelona-92

Pizza-and-Beer-NBA-USA-Basketball-NBA-TV-The-Dream-Team-sports-documentary-June-13-Olympics-Barcelona-1992-1

Deportivamente hablando una de las actuaciones más destacadas fue la del Dream Team norteamericano de la NBA, ya que en estos Juegos se permitió la participación de sus jugadores profesionales. Y así, el mundo entero pudo ver jugar en Barcelona a Magic Johnson, Michael Jordan y al mítico Larry Bird.

cacho--644x362

El deporte español estuvo de enhorabuena en estos Juegos de Barcelona 92, sobre todo el día 8 de agosto, cuando el soriano Fermín Cacho (n.1969) gana la medalla de oro en lacarolina-1 prueba de los 1500 m. Esa día, España logró, nada más y nada menos, que cinco medallas olímpicas. Lo cuenta muy bien en su blog Juan Manuel Surroca: además de la medalla de Cacho, España obtuvo la medalla de oro en Fútbol, la de plata en tenis individual para Jordi Arrese, la de plata en la final de dobles en tenis para Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez, y la plata para la gimnasta Carolina Pascual (n.1976).

lopez-zubero

Pero no fueron las únicas, de hecho, España obtuvo un total de 22 medallas, 13 de ellas de oro en Barcelona 92, la mejor actuación de nuestra historia olímpica. Una de estas medallas de oro fue para el nadador español Martín López Zubero (n.1969 en Florida, EEUU) que consiguió la primera medalla olímpica de oro en natación para España, al ganar la prueba de los 200 m espalda. No fue, sin embargo, la primera medalla olímpica en natación, ya que en los Juegos de Moscú 1980, David López-Zubero (n.1959), hermano de Martín (y también nacido en USA con doble nacionalidad), ya consiguió para España la medalla de bronce en los 100 m mariposa, siendo, esta si, la primera para nuestro país. Tampoco fue la única, ya que en Seúl 1988, Ninael nadador barcelonés (afincado en los USA) Sergio López Miró (n.1968) ganó la medalla de bronce en los 200 m braza. Y en belmonte-cuatro--575x623Sidney 2000 la nadadora nacionalizada española Nina Zhivanevskaya (n.1977) conseguía otra medalla de bronce en la final de 100 m espalda para España. En estos Juegos de Barcelona, Nina competía con el llamado Equipo Unificado ruso con el que obtuvo una medalla de bronce en 4×100 estilo.  Ypara terminar de comentar el palmarés español en natación, hay que mencionar, por supuesto, a Mireia Belmonte, que está logrando para la natación española lo que nunca hubiésemos imaginado. Con dos medallas de plata (en 200 mariposa y 800 libres) en Londres 2012, en Río 2016 ha conseguido una magnífica medalla de oro en 200 mariposa y una de bronce en 400 m combinadoRIOEC8D03XC6B_768x432 individual. Da la casualidad, además, de que el mencionado Sergi López es actualmente el entrenador de natación del equipo nacional de Singapur, con el que ha conseguido la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, para Joseph Schooling, nada más y nada menos, que por delante de Michael Phelps (medalla de plata), a quien admiraba de niño. El mundo de la natación en un pañuelo.

maxresdefault

Es de destacar la actuación de la estadounidense Gail Devers (n.1966) quien había sufrido una grave enfermedad (el llamado “Mal de Graves”, que afecta al sistema inmunológico), que la postró en una silla de ruedas durante casi dos años, pero de la que se recuperó y pudo ganar la carrera de los 100 m. lisos (y aún pudo repetir su éxito en Atlanta 1996). Sobre su vida existe un telefilme titulado Run for the Dream: The Gail Devers Story (1996), interpretado por Charlayne Woodard (como Gail Devers) y Louis Gossett Jr. (como su entrenador Bob Kersee).

Otro atleta con tesón presente en Barcelona 1992 fue el británico Derek Redmond (n.1965), campeón británico y de los europeos de atletismo y favorito para la prueba de los 400 m lisos en Barcelona. Pero la fatalidad quiso que en la semifinal se lesionara seriamente el talón de Aquiles. Pese a todo, Redmond quiso acabar la carrera. Entonces, su padre acudió en su ayuda y apoyado en su brazo completó el recorrido bajo el atronador aplauso del Estadio Olímpico de Montjuic. Fue un ejemplo de tesón y superación personal, pero tuvo que retirarse de la competición a causa de esa lesión.

chusovitina-media--620x349

No podemos dejar de mencionar a una gimnasta que debutó olímpicamente en estos Juegos de Barcelona 92, Oksana Chusovitina (n.1975) de  Uzbekistán. Oksana empezó a competir en 1989 y hoy es la única gimnasta en activo que ha participado en 7 Juegos Olímpicos y bajo tres banderas diferentes, además: con la bandera del Equipo Unificado ruso en Barcelona 1992; con la de su país Uzbekistán en Atlanta 1996 y hasta Atenas 2004; y bajo la bandera de Alemania en Pekín 2008. En Londres 2012 vuelve a representar a su país y también en Río 2016 donde, ya con 41 años, es la gimnasta más longeva de todos los tiempos. No será la única deportista con este particular récord como veremos más adelante, pero sí quien lo ostenta en una disciplina tan exigente como la gimnasia.

jason-statham-1406262663

Y ya que hemos visto competir en unos Juegos Olímpicos, a actores de la talla de Johnny Weissmüller (París 1924 y Ámsterdam 1928), o Bud Spencer (Carlo Pedersoli, en Helsinki 1952, Melbourne 1956 y Roma 1960), ambos en natación y waterpolo (aunque solo conseguiría medallas olímpicas el primero), no podemos dejar de mencionar a otro actor con un pasado deportista, en este caso, un actor que compitió en estos Juegos Olímpicos de Barcelona. Se trata de Jason Statham (n.1967), quien consiguió una honrosa doceava posición en Salto de Trampolín. Statham era entonces un experto buceador antes de llegar a los Juegos, habiendo participado de forma profesional en importantes campeonatos como los Juegos de la Commonwealth de 1990. Además, es un experimentado paracaidista (por sus años en el Ejército Británico) y un reconocido experto a nivel mundial en diversas artes marciales mixtas: Kickboxing, Taekwondo, Muay Thai, Ninjutsu, Eskrima, Krav magá y Jiu-Jitsu.

hqdefault

España no ha vuelto a ser organizadora de unos Juegos Olímpicos, como todo el mundo sabe, aunque a punto estuvo de serlo como 13921084_1263764120324188_2526375806115298582_nla anfitriona de los Juegos en la pasada edición de 2012, cuando aquello de «A relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor», fue la triste culminación de una pésima organización y gestión de las opciones españolas, que dieron al traste con la candidatura olímpica de Madrid. Tampoco fue la primera vez que salía derrotada la capital de España. Ya intentó ser sede olímpica en 1972 (finalmente en Múnich, como sabemos) y logoMadrid2020tampoco ha conseguido la organización de los Juegos Olímpicos de 2016, que se acaban de inaugurar en Río de Janeiro, en Brasil. Madrid tampoco ha conseguido la nominación como sede olímpica para la edición de 2020 para la que también se había postulado, y que finalmente se celebrará, por segunda vez en la historia de los Juegos Olímpicos, en la ciudad japonesa de Tokio (Beijing).

OLIMPIADAS DE ATLANTA 1996

huypioDe este modo, después de Barcelona 92, las Olimpiadas vuelven a América para los Juegos de la XXVI Olimpiada de Atlanta en 1996. Es significativo que estos Juegos americanos fuesen la última Olimpiada del II Milenio, del siglo XX y de la convulsa década de los años 90, de tanta y tan amplia importancia en la vieja Europa (caída del Muro de Berlín, reunificación alemana…) y en la extinta URSS (disgregación de la unión de Repúblicas socialistas soviéticas, nacimiento de nuevos países, pérdida de influencia en los países europeos de su órbita tras el reparto de la Segunda Guerra Mundial…). En cierto modo, fue un evento que incorporó el continente americano al protagonismo mundial de los dos anteriores. En 1996 se cumplían, además, los cien años de la celebración de las Primeras Olimpiadas de la Era Moderna, recordemos, celebradas en Atenas en 1896, y Grecia aspiraba a celebrar de nuevo los Juegos en su territorio. Al final, el gobierno demócrata de Bill Clinton, firme apoyo de la candidatura de Atlanta, se llevó la organización de los Juegos.

6147eb4b-ca9e-4fad-b9dd-b240a340f6f8_749_499

Pues bien, a estos Juegos tan emblemáticos por no faltar, no les faltó ni la inseguridad provocada por un atentado terrorista. Fue el 27 de julio, en el Parque Olímpico del Centenario, que había sido ya prácticamente desalojado cuando un vigilante de seguridad, Richard Jewell, vio un maletín sospechoso, por lo que la detonación solo llegó a causar la muerte de dos personas, aunque más de cien resultaran heridas de diversa consideración. El autor del atentado resultó ser el estadounidense Eric Robert Rudolph, un fanático religioso cristiano que se oponía al aborto, a la homosexualidad y a los ideales olímpicos que, según él promovían el socialismo y quería que fuesen cancelados, lo que no sucedió. Luego se descubrió que había sido el autor de otras explosiones en clínicas abortistas y bares gays, por lo que fue condenado a varias cadenas perpetuas continuadas y hoy sigue en prisión.

g_lesion_576x324

Si en los Juegos Olímpicos de principios del siglo XX el mundo descubrió a los “Finladeses Voladores” (recordemos algunos nombres: Paavo Nurmi, Ville Ritola, Albin Stenroos y Hannes Kolehmainen, todos ellos mencionados en artículos anteriores) y sus magníficas marcas en atletismo, en esta edición de Atlanta 1996 se dieron a conocer las Magnificent Seven en gimnasia femenina. Pese a que Mary Lou Retton consiguió el primer oro para los USA en Los Ángeles 84, lo hizo en una edición en la que el equipo ruso no participó. Por eso, este equipo de Atlanta, es tan recordado y aplaudido, porque ganó la primera medalla de oro para los EEUU en gimnasia, por delante de las rusas. Ellas, entre las que también algunas consiguieron medallas individuales, fueron: Shannon Miller, Dominique MoceanuDominique DawesAmy Chow, Amanda Borden, Jaycie Phelps y Kerri Strug (n.1977).

2382262-8592-rec (1)

De hecho el equipo es también conocido por la aparatosa y dolorosa lesión que sufrió esta última en el ejercicio de salto de potro. Kerri Strug saltó, pero cayó mal. Se dobló el tobillo que ya había sufrido una importante lesión en0cf072d2e23425cce9c6184b80a598c1 1994 durante un ejercicio en las barras asimétricas. Su entrenador, Bela Karoly (el hombre que había entrenado a Nadia Comaneci), le dijo que tenía que repetir el ejercicio, un salto llamado el yurchenko, pese al dolor. Lo hizo y cayó sobre un solo pie en un ejercicio memorable. Su pierna fue vendada provisional y aparatosamente en el mismo estadio para que Kerri Strug pudiera recoger su medalla de oro llevada en volandas por su entrenador.  

Estella-Warren.-Atlanta-1996_ampliacion

Un par de curiosidades que podrían denominarse “extra e intro” deportivas, las protagonizaron, por un lado, la canadiense Estella Warren (n.1978), que más tarde sería la actriz de películas exitosas como “El planeta de los simios” y “Driven” en el 2001, o “Canguro Jack” en el 2003, y que participó en estos Juegos de Atlanta en el dúo de natación sincronizada de Canadá, sin obtener medalla. Y por otro lado, también fue a Atlanta como miembro de la f00f2890c63dca9f6b4e7aa17206208e51139cfcdelegación olímpica estadounidense el actor sueco Dolph Lundgren (n.1957), pero no compitió. Su papel fue el de coordinador y planificador de la estrategia del equipo de Pentatlón Moderno estadounidense. No obstante Lundgren es un consumado deportista (además de políglota, habla seis idiomas, y es Máster en Ingeniería Química) y ostenta el grado de cinturón negro (sexto Dan) en karate estilo Kyokushinkai (ganó los Campeonatos de Contact europeos de 1980 y 1981), cinturón negro (segundo Dan) en judo y boxeador amateur (ganó un torneo de peso pesado en Australia en 1982).

BN-OI422_ALIATL_P_20160605171712

Por último, no se pude olvidar el emotivo momento del encendido de la Antorcha Olímpica de Atlanta 1996. Estuvo a cargo de Mohamed Alí, todo un símbolo del deporte nacional estadounidense y un icono social del siglo XX, que se encontraba ya bastante aquejado del Alzheimer que padecía. Su presencia fue un momento muy emocionante.

lillehammer

Una novedad que afectó a los Juegos en estos años es que los Juegos Olímpicos de Invierno pasaban a celebrarse, según disposición le COI, “en el tercer año de la Olimpiada” (la olimpiada es el periodo de cuatro años que transcurre entre cada edición de los Juegos Olímpicos, aunque en castellano y otros idiomas está aceptado como sinónimo de los propios Juegos Olímpicos), con lo que a los Juegos de Invierno de 1992 (celebrados en Alberville, Francia), les sucederán los XVII Juegos Olímpicos de Invierno de 1994 de Lillehammer (Noruega). Y a partir de ahí, ya cada cuatro años, siendo los siguientes los de Nagano (Japón) en 1998, Salt Lake City (EEUU) en 2002, Turín (Italia) en 2006, Vancouver (Canadá) en 2010 y los últimos, los XXII Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi (Federación Rusa) en el año 2014 (la siguiente edición, la del año 2018, se celebrará en Corea del Sur).

rs_560x415-140106192800-560.Nancy-Kerrigan-Tonya-Harding-Olympics.ms.010614

Los Juegos Olímpicos de Invierno de Lillehammer, que contaron con el Príncipe Haakon de Noruega, como el encargado de encender el pebetero olímpico de invierno (por cierto que hubo dos Antorchas Olímpicas, una oficial, que llegó desde Atenas y una “no oficial” que se utilizó posteriormente en los Juegos Paralímpicos), fueron el escenario de la pugna entre dos patinadoras estadounidenses que representaban dos mundos contrapuestos. Nancy Kerrigan (n.1969) y Tonya Harding (n.1970) rivales en varios torneos, terminaron en los tribunales cuando el ex-marido de Tonya confesó haber atacado con un bastón (golpeándola en el muslo y la rodilla) a Nancy para perjudicarla en el campeonato estadounidense. Nancy obtuvo la medalla de plata en Lillehammer (había obtenido un bronce en Albertville 1992) y Tonya quedó relegada al 8º puesto (cuarta en la anterior cita olímpica). Tonya Harding se dedicó posteriormente al boxeo y a la lucha libre, además de presentadora ocasional de televisión. Nancy Kerrigan se dedicó al espectáculo sobre hielo y a intervenir esporádicamente en la televisión. El documental “30 for 30: The Price of Gold”, sobre su historia, fue emitido por la NBC durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi de 2014.

Olympic_Park_2014

Estos Juegos, los de Sochi, que fueron los Juegos Olímpicos más caros de la historia (las instalaciones aparecen hoy enbuendiario-Sochi-2014-medallas-olimpicas-con-trozos-de-meteorito2 estado de abandono), estuvieron envueltos en multitud de controversias que incluían corrupción, terrorismo y homofobia. Por otro lado, los medallistas de Sochi pudieron lucir una medalla de oro realizada con fragmentos del meteorito de Cheliábinsk, caído en la región rusa de los Urales en el año 2013.

OLIMPIADAS DE SIDNEY 2000 Y ATENAS 2004

Sin título

Grecia tuvo que esperar a que se celebrasen los Juegos de la XXVII Olimpiada de Sidney en el año 2000 (por cierto Juegos de Verano celebrados en otoño, entre septiembre y octubre), para poder volver a albergar en su país unas Olimpiadas. Fueron los Juegos de la XXVIII Olimpiada de 2004 en Atenas. El Estadio Olímpico recibió en este año de los Juegos el nombre de Estadio Spiridon Louis, homenajeando al que, recordemos, fue el primer campeón olímpico griego, en la Maratón de 1896. Hoy, tras los años de crisis económica que tanto afectó a Grecia, las instalaciones olímpicas también aparecen en estado de semiruina. En realidad, son muchos los escenarios olímpicos que hoy se encuentran en un estado ruinoso, como se puede apreciar en este vídeo.

En Sidney tuvo una emotiva participación el atleta Eric Moussambai (n.1978) de Guinea Ecuatorial, que representó a su país en la prueba de natación en los 100 m libres. El problema es que Eric no sabía nadar, aprendió unos meses antes de su participación y a punto estuvo de perder la vida en la piscina olímpica. Bastante tuvo con no perecer, como para importarle haber acabado la prueba en casi el doble de tiempo que el ganador de la final (el neerlandés triple campeón olímpico, Pieter van den Hoogenband). Pero es que logró clasificarse ¡nadando solo! Sus rivales fueron descalificados por salida nula. Pese a los aplausos atronadores del público cuando al fin concluyó su recorrido, la pregunta que cabría hacerse es que cómo fue posible que una persona con tan poquísima experiencia en natación pudo llegar a participar en unos Juegos Olímpicos. Pues muy sencillo. En este tiempo estaba en vigor un sistema por el que se potenciaba la participación de atletas de países en vías de desarrollo y así es como Guinea Ecuatorial pudo conseguir una plaza. Moussambai aún consiguió otra clasificación para las Olimpiadas de Atenas 2004 y posteriormente (en marzo de 2012) fue nombrado entrenador del equipo nacional de natación de Guinea Ecuatorial. El deporte todo lo puede…

tumblr_mwa4j8GUfq1re9gg7o2_540

También en Sidney fue muy emocionante la participación de la estadounidense Marla Runyan (n.1969), aunque no obtuviera ninguna medalla, de hecho, quedó octava en la prueba de los 1500 m de atletismo. La particularidad de Marla es que es parcialmente ciega (legalmente ciega) desde los nueve años, a causa de la enfermedad de Stargardt (enfermedad considerada “rara”, de carácter hereditario que crea una especie de mácula en la retina impidiendo ver en detalle). Ya había ganado cuatro medallas de oro en los Juegos Paralímpicos de Barcelona 1992 y otras dos medallas (una de oro y otra de plata) en los Paralímpicos de Atlanta 1996, pero en Sidney 2000 era la primera vez que participaba en unos Juegos Olímpicos de Verano.

medium

Recordemos de nuevo que ya habíamos visto como en anteriores Juegos Olímpicos participaron personas con algún tipo de discapacidad en el pasado. Por ejemplo, el alemán George Eyser (en el medio en la imagen, con pantalón largo), quien participó, y obtuvo hasta seis medallas, en los Juegos Olímpicos de Saint-Louis 1904; o un atleta que no hemos mencionado, Károly Takács (1910-1976), medalla deKaroly_Takacs_at_Melbourne oro en los eventos de Tiro con pistola en los Juegos Olímpicos de Londres 1948 y Helsinki 1952 (estuvo también en Melbourne 1956, aunque no obtuvo medalla), que sufría de la amputación de su brazo derecho y disparaba con el izquierdo; o la danesa Lis Hartel, ganadora de dos medallas de plata (Helsinki 1952 y Estocolmo 1956) en doma individual, cuando sufría una lesión producida por la polio que le hacía necesitar ayuda para subir y bajar del caballo; y también 001aa018ff9c0813a1113fla neozelandesa Neroli Susan Fairhall (1944-2006), parapléjica desde la cintura por un accidente, que compitió en Tiro con Arco en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 (noIran_delegation_in_Rio1 obtuvo medalla, quedó en el puesto 35), y que también estuvo presente en los Paralímpicos de Verano de 1972, 1980, 1988, y 2000. No son los únicos ejemplos, hay una larga lista que incluye a la iraní Zahra Nemati, medalla de oro en Tiro con Arco en los Paralímpicos de Londres 2012 y que esta presente en los Juegos Olímpicos de Verano de Río 2016 en la misma modalidad y como abanderada de su país. Pero veremos un atleta discapacitado muy significativo un poco más adelante.

1381178809047

En un sentido completamente contrario, muy penosa fue la actuación del equipo paralímpico español de baloncesto en Sidney 200o que, contraviniendo totalmente el espíritu deportivo y con toda la desvergüenza del mundo, incluyó en el seis inicial a varios deportistas sin ninguna discapacidad para incrementar sus posibilidades de medalla. Ganó la ansiada medalla de oro, pero tuvo que devolverla ante el escándalo que se organizó cuando se descubrió que únicamente dos de los jugadores estaban afectados por una discapacidad. Además de tener que devolver el oro, el Presidente de la Federación Española de Deportes para Discapacitados Intelectuales (FEDDI), Fernando Martín Vicente, fue condenado a pagar una multa y a devolver el dinero subvencionado.

Rio_Olympics_De_Lima-41326_20160806060748-kOoF-U403735849174ssE-992x558@LaVanguardia-Web

La prueba de Maratón de Atenas 2004 tuvo un “espontáneo” no invitado, el sacerdote irlandés Cornelius Horan, conocido exaltado activista del fin del  mundo, que a punto estuvo de amargarle la carrera al que fuera finalmente medalla de bronce (perdió por este incidente la posibilidad de conseguir mejor resultado), el brasileño Vanderlei de Lima (n.1969), quien ya había intentado obtener medalla en Atlanta 1996 y en Sidney 2000. Este suceso ha cobrado una inusitada actualidad al ser Lima el encargado de encender el pebetero olímpico de los Juegos de Río de 2016.

Birgit_Fischer

En Atenas 2004 se produjo también un récord singular cuando la piragüista alemana Birgit Fischer (n.1962), que hasta 1990 competía con la delegación de la República Democrática Alemana (RDA, la Alemania Oriental), ganó la medalla de oro en la prueba de kayak K-4 500 metros y la plata en el K-2 500 m. Con este logro, obtenía un total de doce medallas olímpicas (ocho de oro y cuatro de plata), pero en seis Juegos Olímpicos diferentes (Moscú-80, Seúl-88, Barcelona-92, Atlanta-96, Sidney-2000 y1130886012_850215_0000000000_sumario_normal Atenas-2004), siendo la primera mujer en obtener este récord, al que se suma el de obtener medalla de oro con una diferencia de 24 años entre la primera y la última. Fischer fue la mujer más joven (con 18 años en los Juegos de Moscú 1980) y la de más edad (con 42 en Atenas 2004) en ser campeona Olímpica de canoa. Recordemos que Oksana Chusovitina compite en Río 2016 con 41 años.

Un detalle más. En estas dos ediciones, Sidney y Atenas, los atletas de las dos Coreas desfilaron juntos por primera vez en la ceremonia de inauguración (aunque luego compitieron por separado). Y por último, en Atenas se permitió el regreso a la máxima competición de Afganistán tras serle retirada la prohibición que se le impuso en 1999 por el trato denigrante a las mujeres del régimen talibán.

17446C1A000005DC-0-image-m-14_1457171012331

Los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City (EEUU) del 2002 (por cierto, afectados también por casos de dopaje y salpicados por un monumental escándalo de corrupción cuando se supo que los miembros del COI aceptaron regalos por votar por esta candidatura) contaron con la participación de un deportista muy peculiar, Eddie Edwards (n.1963) alias “el águila”, el primer británico en toda la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno que ha participado en las pruebas de salto de esquí. Sobre su vida y hazaña, se estrenó recientemente la película de Dexter Fletcher titulada Eddie el Águila(2016) con Taron Egerton como Eddie y Hugh Jackman como su entrenador.

OLIMPIADAS DE PEKIN 2008 Y LONDRES 2012

Sin título

A los Juegos de Atenas le siguieron los Juegos de la XXIX Olimpiada de Pekín 2008 (ya iniciada la mayor crisis económica global, y con el mundo convulsionado por el terrorismo de extremistas islámicos) y los Juegos de la XXX Olimpiada de Londres 2012 (la ciudad que ganó a la candidatura española de Madrid), que fueron los terceros celebrados en la capital británica.

usain-bolt

En estas ediciones de los Juegos Olímpicos el mundo descubrió a dos deportistas de excepción. En Pekín 2008 hizo su debut olímpico el velocista jamaicano Usain Bolt (n.1986)  gran campeón mundial que obtuvo un total de seis medallas de oro (tres en Pekín, y otras tres en Londres) en las pruebas 100 m, 200 m, y relevos 4×100 m. En estos Juegos de Río acabaCp3HMYKWgAAF74H de sentenciar su leyenda con, de nuevo, tres nuevas medallas de oro en los 100 m, 200 m y relevos 4×100 (triple-triple), siendo de este modo el primer atleta de la historia que conquista tres títulos olímpicos consecutivos en la mítica carrera de los 100 m (por cierto, Bolt entró en la meta sonriendo a la cámara del photo-finish… sin palabras).

US swimmer Michael Phelps reacts after he competed in the men's 200m butterfly final during the swimming event at the London 2012 Olympic Games on July 31, 2012 in London. He finished second. AFP PHOTO / FABRICE COFFRINI (Photo credit should read FABRICE COFFRINI/AFP/GettyImages)

Y en los Juegos de Londres 2012 se consagra el nadador estadounidense Michael Phelps (n.1985), al superar en esta edición el récord de medallas del emblemático Markolimpicos-3 Spitz. Tras su actuación en Río 2016, Phelps es el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos, habiendo conseguido un total de 23 medallas de oro, tres de plata y dos de bronce.

Como se ha mencionado, ambos están presentes en los Juegos de Río 2016, donde Michael Phelps ha sido el abanderado estadounidense, mientras que Usaín Bolt ni siquiera estuvo en la Ceremonia de Inauguración. Se le puede permitir hasta este capricho…

CDA128. LONDRES (REINO UNIDO), 27/07/2012.- La judoka Wodjan Ali Seraj Abdulrahim Shaherkani de Arabia Saudí desfila con su delegación hoy, viernes 27 de julio de 2012, durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos Londres 2012 en el Estadio Olímpico en Londres, Reino Unido. EFE/JONATHAN BRADY

Por cierto que Londres 2012 albergó el mayor número de delegaciones nacionales hasta la fecha, un total de 204 federaciones que presentaron más de 10.500 deportistas, el más alto de la historia de los Juegos… hasta Río 2016, con 11.000 atletas de 206 Comités Nacionales. Londres 2012 también será recordada por ser el evento wojdan-shaherkani-debuto-con-su-hiyabolímpico en el que todas las delegaciones contaban con participación femenina. Arabia Saudita (con la yudoca Wojdan Shaherkani), Catar y Brunéi, enviaron mujeres deportistas por primera vez en su historia. También son los Juegos Olímpicos donde por primera vez se realizaron pruebas de boxeo femenino, por lo que fueron los primeros Juegos donde las mujeres participaron en todos los deportes olímpicos. Curiosamente la organización de los Juegos decidió repartir unos 150.000 preservativos entre los deportistas alojados en la Villa Olímpica. Curioso.

Badminton-china-Londres-2012-EFE

Como curioso también fue la nueva modalidad de “trampa” pergeñada en unos Juegos Olímpicos para conseguir un mejor puesto en el medallero. Un total de ocho integrantes de la competición de Bádminton fueron expulsadas de los Juegos después de someterse a una audiencia disciplinaria por parte de la Federación de Bádminton, por dejarse ganar para poder tener mejores emparejamientos en la siguiente eliminatoria. Fueron las representantes de Corea del Sur, China e Indonesia. Por cierto que nuestra campeona Carolina Marín (n.1993) fue eliminada en la fase de grupos en Londres y este año 2016, tras una temporada excepcional, ha sido campeona olímpica con medalla de oro en Río de Janeiro.

También se dio la circunstancia de que estos juegos incluyeron, de nuevo, a una persona con una discapacidad manifiesta, el sudafricano Oscar Pistorius (n.1986), quien sufría una doble amputación de sus extremidades inferiores desde la infancia y que suplía con unas prótesis novedosas que llamó “Cheetahs”. Su situación era un tanto extraña. En los Juegos Paralímpicos obtenía una clara ventaja respecto a los demás deportistas, pero a la vez, se albergaban serias dudas sobre si sus prótesis no constituían una importante ventaja incluso en los Juegos Olímpicos. Al final, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le permitió competir en los Juegos Olímpicos de Pekín, pero no llegó a clasificarse. Lo logró para los Juegos de Londres 2012 y llegó a las semifinales de los 400 m lisos, pero no consiguió medalla. Pese a ello, para Pistorius fue todo un logro de superación.

1467794675_053007_1467798833_sumario_normal_recorte1

Todo lo conseguido para el deporte y como ejemplo de superación personal, se fue al traste cuando el 14 de febrero del año 2013 fue acusado de asesinar a su novia Reeva Steenkamp, de un disparo en su propia casa y con su propia arma. La justicia, finalmente ha dictado la culpabilidad del deportista y se le sentenció a un mínimo de 6 años de cárcel por asesinato. Su estancia en prisión parece haberle afectado hasta el punto de efectuar un intento de suicidio  del que parece ya se ha recuperado.

OLIMPIADAS DE RÍO DE JANEIRO 2016

JJOO-Río-2016-e1430958055924

El periplo que hemos iniciado en 1896 culminará con los Juegos de la XXXI Olimpiada de Río de Janeiro que se están celebrando desde el día 5 y hasta el próximo día 21 de agosto de 2016. Toda la polémica que ha rodeado esta edición, iniciada con la inestabilidad económica y política del país (que impedirá que ni Lula Da Silva ni Dilma Rousseff, impulsores del evento, estén presentes en ellos, y originó una sonora pitada al actual presidente Michel Temer), las protestas sociales por los costos de las obras olímpicas, continuando con el peligro sanitario de la presencia del virus del Zika y los altos niveles de contaminación, además de la seria amenaza de seguridad a causa del terrorismo islámico internacional, y a la propia violencia endémica de la región de Río (que han hecho que las medidas de seguridad se hayan extremado hasta la saciedad, causando incluso la muerte a un jaguar que acompañaba a la antorcha olímpica), se ha complicado con el escándalo de dopaje que salpicó a la delegación rusa.

Los Juegos Olímpicos de Río han dado comienzo con una de las Ceremonias de bragado_pInauguración más espectaculares que se recuerdan. El tenista español Rafa Nadal, que finalmente ha podido estar presente en estos Juegos y es el abanderado español, además, protagonizó una de las imágenes más vistas de toda la ceremonia y una final de dobles memorable que le ha valido, junto a Marc López, la medalla de oro. También ha sido muy emocionante el homenaje que la delegación olímpica española le ha dedicado a Jesús García Bragado (n.1969), el gran especialista español de marcha atlética que alcanzaba su séptima convocatoria olímpica. Fue cuarto en los Juegos de Atenas 2004 y en los de Pekín 2008.

RIOEC8C1BPJIV_768x432

Deportivamente hablando, además de la presencia de los Equipos de  Independientes y de Refugiados de los que ya se ha hablado, hay que mencionara el retorno del Golf como deporte olímpico desde que lo fuera en París 1900 y Saint Louis 1904. El Rugby, por su parte, se estrena como deporte olímpico. En ambos deportes se disputarán pruebas individuales en las modalidades masculino y femenino.

No obstante, todo esto no ha hecho olvidar todos los problemas (extradeportivos) del evento, como las denuncias sobre las malas condiciones de la villa olímpica, y algunos sucesos violentos (robos, asaltos, acoso sexualtiroteos, engaños…) sufridos por deportistas y miembros de las delegaciones olímpicas, tanto dentro como fuera de la Villa. Incluso sorprendentes cambios de color de las piscinas olímpicas (ya resuelto) y poco ortodoxas maneras de ganar una competición de atletismo: tirándose en plancha hacia la meta (legal, pero poco ortodoxo). Pasando por comportamientos muy poco acordes con el espíritu olímpico y, afortunadamente, mucha deportividad y una más que meritoria actuación de la delegación española.

Pero los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 nos seguirán deparando nuevas e interesantes anécdotas olímpicas y logros deportivos de gran calado mundial, porque pese a todo, o gracia a todo ello, los Juegos Olímpicos siguen siendo únicos… O tal vez no.

LOS OTROS JUEGOS OLÍMPICOS

The Olympic Flag flying over the Markopoulo Equestrian Center at the Athens 2004 Olympics in Greece.

Para terminar este amplio recorrido por los Juegos Olímpicos de la Era Moderna que empezamos ya hace unas semanas, hay que hacer mención de unos cuantos Juegos más. De hecho, los Juegos Olímpicos que nacieron como un evento multideportivo y multinacional único,  como un foro donde el deporte sería el elemento común de unión entre los pueblos en un solo evento deportivo de competición, ha ido derivando con el tiempo en una multiplicidad de Olimpiadas que, sin embargo, no llegan a cuestionar la importancia y protagonismo de los Juegos Olímpicos de Verano.

PrlC56tw

Porque esa es la primera diferenciación: Juegos Olímpicos de Verano y Juegos Olímpicos de Invierno, además de la misma división en los Juegos Paralímpicos y en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Y así, ya son seis los eventos deportivos  olímpicos mundiales.

f1848362400aafede63fa52d0854fb2702a7f86a

Por cierto, el impulsor de los Juegos Paralímpicos fue Sir Ludwig Guttmann (1899-1980), médico judío originario de la Alta Silesia (Alemania), que tuvo que huir de su país durante la Segunda Guerra Mundial yLudwig_Guttmann2 se instaló en Inglaterra donde llegó a ser un famoso y aclamado neurólogo en el Hospital de Stoke Mandeville (Buckinghamshire). Fue allí donde organizó, el 29 de julio de 1948 (coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Londres de ese año) el primer evento deportivo para personas con discapacidad (todos ellos con lesión medular) invitando a pacientes de otros hospitales (la primera edición “internacional” tuvo lugar en 1952 con la participación de pacientes de hospitales holandeses). Los primeros deportes fueron Tiro con Arco y Lanzamiento de Jabalina, donde también compitieron dos mujeres. Estos Juegos de Stoke Mandeville fueron transformados finalmente en los Juegos Paralímpicos de Verano en la edición de Roma 1960, y en Suecia 1976, en los Juegos Paralímpicos de Invierno. Es muy interesante la información que al respecto de este tema (y de otros atletas con algún otro problema, no solo físico), se puede encontrar en la web Nonsei SGM.

ily

Hemos visto en estos artículos las Olimpiadas Populares de Barcelona y las Olimpiadas Obreras (Espartaquiadas) rusas y, aunque estos eventos ya no se celebren, si que siguen celebrándose otros que también hemos mencionado, por ejemplo, los Juegos Macabeos (Maccabiah), cuya próxima edición será en Julio de 2017. Pero es que también existen otra variedad de Juegos, digamos, con carácter olímpico, que se celebran cada cuatro años y gozan, así mismo, de una popularidad y prestigio casi similar.

Technicolour-vomit

Como pueden ser los Juegos de la Mancomunidad (Commonwealth Games), que también se han mencionado en este mismo artículo, y en el que participan deportistas de los países que forman la Mancomunidad de Naciones o Commonwealth, la organización vinculada al antiguo Imperio Británico. La primera edición se celebró en 1930 y la última, la XX edición, se ha celebrado en Glasgow (Escocia) en el año 2014 (la siguiente convocatoria, la XXI edición, se celebrará en Australia en el año 2018).

1280px-Pan_Flame_Rio_2007

Con la misma estructura y espíritu olímpico se celebran cada cuatro años (en el año anterior a los Juegos Olímpicos de Verano) los Juegos Panamericanos en los que participan deportistas del continente americano. Para remarcar su vinculación con el movimiento olímpico, cuentan con los anillos olímpicos en su bandera, llama olímpica (encendida por primera vez en Olimpia, Grecia, en 1951, y posteriormente por aztecas en  Teotihuacán, México) y el encendido ceremonial del pebetero. Están organizados por la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) que existe desde el año 1955 (la Primera edición tuvo320px-Emblem_of_PASO.svg lugar en 1951 porque el movimiento deportivo panamericano tiene una historia más larga, desde 1932), momento en el que su presidente era el carismático y controvertido Avery Brundage (de quien ya hemos hablado, el hombre que tuvo que “lidiar” con los problemas olímpicos en los años de 1936 y 1972). La sede del organismo está en México y sus idiomas oficiales son el inglés y el español. Solamente existió una edición de Juegos Panamericanos de Invierno, en 1990, celebrados en Las Leñas (Argentina), pero si que existen los Juegos Parapanamericanos, destinados a atletas con discapacidad, cuya primera edición tuvo lugar en México en 1999. Los últimos Juegos Panamericanos se celebraron en Toronto (Canadá) en el año 2015 y los siguientes, la XVIII edición (la VI edición de los Parapanamericanos), tendrá lugar en Lima (Perú) en el año 2019.

OdesurPara ampliar más la diversificación, también se celebran cada cuatro años y con el mismo espíritu olímpico los Juegos Suramericanos (Juegos ODESUR), que se vienen celebrando desde 1978 (la primera edición tuvo lugar en noviembre en La Paz, Bolivia). La última edición, los X Juegos Suramericanos, tuvieron lugar en Santiago (Chile) en el años 2014 (año en el que también se organizaron los Primeros Juegos Parasuramericanos), y la siguiente, la XI edición, tendrá lugar en Cochabamba (Bolivia) en el año 2018.

Pero no se vayan todavía, aún hay más… Más antiguos que los Juegos Panamericanos, existen los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se celebran desde 1926 (la edición XXII se celebró en México en el 2014 y la siguiente está prevista en Colombia en el 2018).

Emak-Schooling-1111e_2x

Cada cuatro años se celebran, así mismo, los Juegos Asiáticos (Asiada), con el Far_Eastern_Championship_Games_logomismo espíritu olímpico y para deportistas de todos los países de Asia. Tienen su origen en los llamados  Juegos del Lejano Oriente que se disputaron por primera vez en 1913 en Manila (Filipinas), y que permanecieron activos hasta la X edición de 1934 (estaba previsto que se celebrasen en 1938 en Japón, pero se suspendieron por razones obvias). Los Juegos Asiáticos se vienen celebrando desde 1951 hasta la última edición, los XVII Juegos Asiáticos de Incheon 2014, en Corea del Sur (la siguiente convocatoria está prevista en Indonesia para el año 2018). Por cierto, que en esta edición de 2014 brilló con luz propia el joven nadador Joseph Schooling (contaba aquí con 19 años), imponiéndose con claridad en los 100 metros estilo mariposa (fue además plata en los 50 m y bronce en los 200 m, todo en la modalidad mariposa), y eclosionando, como ya sabemos, en los Juegos Olímpicos de Río 2016 con una medalla de oro en los 100 m mariposa, por delante de Michael Phels.

New_Caledonia_Sports_Flag.svg

Los Pacific Games (Juegos del Pacífico Sur en su origen), organizados igualmente cada cuatro años, son unos Juegos en los que participan exclusivamente las naciones de Oceanía, con excepción de Australia y Nueva Zelanda. La primera edición tuvo lugar en Suva (Fiyi) en 1963 y la última, la edición XV, se celebró en Papúa Nueva Guinea en el año 2015 (la siguiente edición está prevista que se celebre en Tonga en el 2019). Curiosamente, estos Juegos también han contado con controversias que casi originan un boicot a la edición de 1995 en Papeete, pues varios países estuvieron a punto de no participar en protesta por las pruebas nucleares que Francia realizaba en estos territorios.

Anoca-logoLos Juegos Panafricanos (organizados por la ANOCA, la asociación de Comités Olímpicos de África), reúne, cada cuatro años, a deportistas de todos los países africanos. Los primeros Juegos Panafricanos se celebraron en 1965 en Brazzaville (Congo), 800px-Alexandria_Mediterranean_Games_1951_logocuriosamente el mismo escenario donde se han celebrado los últimos hasta la fecha, la XI edición de 2015.

Los Juegos Mediterráneosorganizados por el Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos, se engloban igualmente dentro del Movimiento Olímpico (en los llamados Juegos Regionales, junto con todos los demás mencionados en este apartado), para disputarse entre atletas de los países con costa en el mar Mediterráneo. Se vienen celebrando desde 1951 (en Alejandría, Egipto) y en el próximo año 2017, los XVIII Juegos Mediterráneos, se celebrarán en Tarragona siendo la tercera vez que España es sede de estos Juegos: Barcelona en 1955 y Almería en 2005.

No sufran, ya solo nos quedan un par (o tres) de “otros” Juegos Olímpicos.

sara-martin-660x330

Las primeras Olimpiadas para personas con Síndrome de Down, los conocidos como Trisome Games, se han celebrado este mes de julio en Florencia. Fueron creados por Marco Borzacchini, presidente de la Federación Italiana de Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual (FISDIR) y han contado con el exitoso concurso de 36 países. España ha conseguido 17 medallas en esta edición, siendo la gimnasta Sara Martín, la deportista con mayor éxito al obtener cinco medallas de oro (en cinta, mazas, aro, pelota y categoría general). ¡¡FELICIDADES!! 2016-08-11_Выпущены_серии_почтовых_марок

Los World Nomad Games, son una competición internacional dedicada a ciertos deportes étnicos de Asia Central. Participan principalmente: Turquía, Kazakhstan, Kyrgyzstan, Azerbaijan, Uzbekistan, Turkmenistan, Mongolia, Tajikistan, algunas repúblicas de la Federación Rusa (Saja, Bouriatia, Altay, Kalmukia, Bashkortostan, etc.) y Afganistán. Se completa con un programa de actividades culturales además de las competiciones deportivas, que cuentan con disciplinas tan particulares como el Salburun (un tipo tradicional de caza que incluye cetrería, tiro con arco, todo ello montado a caballo, o con perros Taigan, etc), o el peculiar Kok-Boru, un deporte donde los participantes luchan a caballo por una carcasa de cabra (y que conocemos todos gracias a la película Rambo-III).

vii-micronational-olympic-games

Ya solo queda un evento, lo prometo, pero les va a gustar. No, no me estoy refiriendo a la Olimpiada Internacional de Matemáticas, o a los Juegos Olímpicos de Office, que también existen (anuales, no obstante), sino a otros Juegos Olímpicos muy curiosos, los Juegos Olímpicos de las Micronaciones. En HELICON y abordamos el tema de las Micronaciones, mencionando la existencia de este evento deportivo desde el año 2009, cuando se celebraron los Primeros Juegos. Su idea es juntar a estas pequeñas “Naciones” en una suerte de competiciones internacionales ya que sus representantes no tienen cabida en ninguna otra competición deportiva, al menos con sus banderas micronacionales. La edición del 2009 se celebró entre los días 18 y 31 de diciembre del año 2009, en la ciudad de Sofópolis, en los Estados Federados de Asgaria.

Sin título

Su periodicidad es anual y el pasado mes de Junio tuvieron lugar los VII Juegos Olímpicos Micronacionales en la ciudad de Kempinski, parte de la Micronación de El Dorado, de la que, precisamente, no hablamos en los artículos mencionados de HELICON. La “Gaceta de El Dorado” incluye toda la información del evento, además del enlace a su página web.

Y hasta aquí llega nuestro recorrido por las curiosidades de los Juegos Olímpicos de la Era Moderna. Seguramente… mejor dicho, con toda seguridad, son muchas las anécdotas y curiosidades que no han entrado en esta relación de IX artículos que llevamos compartidos, pero es que eso resultaría casi imposible en un evento de tantísima magnitud como son los Juegos Olímpicos.

Sin título

Muchos son los deportes en los que se compite en las Olimpiadas, algunos ya han dejado de ser olímpicos (como el tiro al pichón o el tiro al ciervo), y las Artes ya no son parte de las competiciones de los Juegos. Otros deportes se irán incorporando con el paso del tiempo, aunque ya hay quien afirma que algunos no lo serán nunca por rarunos, pero la historia nos ha demostrado que eso nunca puede afirmarse con rotundidad. Lo que si puedo asegurar es que si alguna vez se nos permite opinar a los mortales, este deporte, el Extreme Ironing, que por lo visto existe y se practica con verdadera fruición en un Campeonato Mundial (el primero se celebró en 2002 en un pequeño pueblo cerca de Múnich, entre diez naciones y en cinco modalidades) y cuya última edición tuvo lugar en el año 2015, no contará nunca con mi aprobación para ser incluido… ¡¡planchar nunca puede llegar a ser deporte olímpico!! 🙂

…Y fin.

AlmaLeonor
(Fuentes: Las indicadas en los enlaces)

TIEMPO DE OLIMPIADAS (I): ATENAS 1896

TIEMPO DE OLIMPIADAS (II): PARÍS 1900

TIEMPO DE OLIMPIADAS (III): SAINT-LOUIS 1904

TIEMPO DE OLIMPIADAS (IV): 1906 Y 1908

TIEMPO DE OLIMPIADAS (V): ESTOCOLMO 1912

TIEMPO DE OLIMPIADAS (VI): ENTREGUERRAS

TIEMPO DE OLIMPIADAS (VII): LOS AÑOS TREINTA

TIEMPO DE OLIMPIADAS (VIII): LA GUERRA FRÍA

TIEMPO DE OLIMPIADAS (IX): AÑOS 90 HASTA HOY